Está usted en:

Respuestas del presidente del Gobierno en la sesión de control parlamentario

Congreso de los Diputados, miércoles 11 de marzo de 2015

Respuesta del presidente del Gobierno a la pregunta formulada por don Alfred Bosch, del Grupo Parlamentario Mixto

Sr. Bosch.- ¿Considera el Gobierno adecuado para erradicar la pobreza infantil los 2,25 euros por niño pobre que dedican en Cataluña mediante el fondo correspondiente?

Presidente.- Si esa cifra, señor Bosch, fuera cierta, me parecería absolutamente inadecuada. Por suerte, es falsa y yo puedo decir que, a pesar de las dificultades que hemos vivido en Cataluña y en el conjunto de España a lo largo de estos tiempos, somos un país que hemos logrado que los españoles pudieran llevar una vida digna; en ocasiones, difícil, pero siempre digna.

Sr. Bosch .- ¿Sabe lo que pasa, Presidente? Que no se lo digo yo, se lo dice todo el mundo. Todo el mundo le da tirones de orejas. Se lo dice UNICEF, que dice que más de una cuarta parte de la población infantil está en situación de pobreza, y que no se hace lo suficiente, y que hay necesidad de un sistema de protección como tienen otros países que sí que han conseguido reducir la pobreza infantil.

Se lo dice la Comisión Europea, hace cinco días, en su informe, en el cual dice que los diecisiete millones de euros --la cifra que dan ellos-- que destinaron a la pobreza infantil en 2014 es claramente, netamente, insuficiente. Y le dice que son políticas regresivas, que penalizan o castigan a las familias con unas renta más bajas. Eso es lo que le dicen. Y le dicen también que la sociedad española es líder, desgraciadamente, en pobreza infantil en la Unión Europea. Ése es el tema, ése es el problema.

¿Se puede comprometer usted realmente a luchar contra la pobreza infantil? Por ejemplo, propuesta: ¿este ejercicio puede dedicar el Fondo de Contingencias a la pobreza infantil, en vez de dedicar, como hacen cada año, 1.700 millones de euros, cada año, a comprar armas, a gasto militar? ¿Pueden dedicarlo a pobreza infantil? Eso es posible. Se hace en otros lugares.

Señor Rajoy, le pido que hable con el corazón en la mano. Le pido que sea sincero, que diga lo que piensa, que diga lo que siente. ¿Le parece que se está haciendo lo suficiente contra la pobreza infantil? ¿Le parece que se está haciendo bien o le da igual? ¿O le entra por una oreja y le sale por la otra? ¡Qué triste pena!, señor Rajoy. ¡Qué triste pena!

Presidente.- Puestos a citar frases, señor Bosch, la campaña Pobreza Cero, que agrupa a más de 4.200 organizaciones del ámbito de la acción social en Cataluña, emitió el pasado mes de enero un comunicado en el que decía que no ve en los presupuestos de la Generalitat para el año 2015, ningún avance en la lucha contra la pobreza y las desigualdades. Esos presupuestos fueron apoyados por su grupo político.

Yo le voy a decir lo que estamos haciendo en un tema, en el que, precisamente porque puede ser dramático, conviene ser ecuánime y actuar con sensatez y dejar de lado la demagogia.

Quiero hacer las siguientes consideraciones. La primera es que el principal factor que explica la pobreza infantil es el paro de los padres y, por tanto, la política más importante en esta materia, como en tantas, es hacer un esfuerzo para generar empleo en nuestro país y terminar con el paro. Por suerte, se han producido avances sustanciales en el año 2014 y yo espero que entre el año 2014 y 2015 se creen un millón de puestos de trabajo en nuestro país.

Dicho esto, lo que acabo de señalar no es, en absoluto, suficiente y, por eso, hemos hecho más cosas y estamos dispuestos a hacer todo aquello que sea necesario para mejorar la situación de los niños.

Hemos aprobado un Plan de Inclusión Social y este plan, al que usted se refiere, está dotado este año con 32 millones de euros; un plan concertado dirigido a los servicios sociales y a las Corporaciones Locales por importe de veintisiete millones de euros; subvenciones de programas sociales del IRPF, más de seiscientos millones en esta Legislatura; fondo de pago de alimentos, cuarenta millones de euros, y también el FLA y el Plan de Pago a Proveedores sirven para atender la sanidad, la educación y los servicios sociales de los Ayuntamientos y de la Comunidades Autónomas.

Hemos creado un nuevo mecanismo de financiación, que es el fondo social, para que las atenciones que los municipios dedican a fines sociales mediante convenio con Comunidades Autónomas, efectivamente los cobren. Hemos aprobado un fondo específico para familias en situación de especial dificultad. Hemos prorrogado el PREPARA y hemos firmado con los sindicatos un programa extraordinario para formar a la gente, para que pueda trabajar. Hemos aprobado programas de urgencia social, ayudas al fondo social de la vivienda y se ha hecho un gran esfuerzo en el Impuesto de la Renta.

¿Se puede hacer mucho más? Haremos cuanto sea necesario, pero no es justo decir que no se aborde este problema.

Respuesta del presidente del Gobierno a la pregunta formulada por don Pere Macías, del Grupo Parlamentario Catalán de Convergència i Unió

Sr. Macías.- Quisiera, en primer lugar, expresar nuestra emocionada solidaridad con el pueblo de Madrid, siendo hoy, el día 11 de marzo, de triste recuerdo.

Señor Presidente, para salir de la crisis hace falta política industrial. Europa quiere que todos los países tengan un 20 por 100 de su PIB generado por la industria. Nosotros hemos perdido un millón de puestos de trabajo. Usted sabe, señor Presidente, el efecto arrastre que tiene sobre los otros sectores económicos la industria. La recuperación sólo será sostenible con industria. Esto, en otras palabras, se lo formuló nuestro portavoz en el Debate sobre el Estado de la Nación, un Debate, en el cual, oímos muchas descalificaciones y oímos, ciertamente, pocas propuestas. De hecho, ninguna respuesta a nuestro portavoz en materia de política industrial.

Por esto, le reformulamos algunas de las cuestiones más relevante que a nuestro juicio debe presidir la política industrial y vamos a tratar cuatro temas: vamos a hablar de impulsar la innovación, de ser competitivos en energía, de minorar costes logísticos de transporte y una política fiscal que traiga la inversión industrial. Hay algunos sectores industriales, por ejemplo la industria química, la de Tarragona y de otros polígonos en toda España, muy preocupados por estos aspectos.

Señor Presidente, en primer lugar, política energética. Nuestras industrias no son competitivas con una reforma energética que sólo se ha hecho por motivos presupuestarios.

En materia de innovación, entre los años 2010 y 2015 los presupuestos han disminuido en un 50 por 100 la inversión pública en innovación. Esto no es de recibo en estos momentos.

Si hablamos de logística y transporte, dos temas: autorización de vehículos de más capacidad de carga. En Portugal, sesenta toneladas; en España, cuarenta. ¿Cómo vamos a ser competitivos, señor Presidente? Si hablamos de logística, el Corredor del Mediterráneo, según usted debía de estar en funcionamiento en febrero de 2015 y aún tienen que empezar las obras.

Y si hablamos de política fiscal, acabamos de retirar las ayudas a la inversión en modernización medioambiental. Europa nos exige aplicar mejores técnicas disponibles.

¿Qué hacemos para ayudar a la industria? Le retiramos las ayudas. Las industrias, señor Presidente van a irse. Por esto, le pido, señor Presidente, que afine su puntería en materia de política industrial.

Presidente.- Me sumo a sus palabras iniciales, señor Macías, y a la iniciativa del señor presidente de la Cámara.

Quiero decirle que coincido con usted en la importancia de la política industrial para generar crecimiento económico y empleo. Estamos hablando, además, de un sector que, como todo el mundo conoce, genera empleo estable; genera empleo cualificado; concentra la mayoría de nuestras exportaciones, el 80 por 100; es muy importante la actividad de I+D+i que el sector privado lleva a cabo y está asociado a un importante volumen de actividad del sector servicios.

Por tanto, tiene usted toda la razón; es decir, que la política industrial es muy importante en nuestro país.

¿Qué hemos hecho a lo largo de todo este tiempo? En primer lugar, todas las reformas necesarias, y también las que haremos en el futuro, tienen como objetivo fundamental la política industrial. La reforma laboral es útil para la política industrial, también lo es la reforma energética, también lo es la reforma financiera y la vuelta al crédito, también el programa de unidad de mercado y también la reforma tributaria que hemos puesto en marcha.

Podría citarle otras muchas; pero, además de esto, por su carácter específico, quiero hacer referencia a la Agenda para el Fortalecimiento del sector industrial español. Son medidas más específicas que contribuyen a la mejora del entorno empresarial en el que el tejido productivo industrial desarrolla su actividad. Hay muchas medidas concretas: medidas de apoyo financiero, medidas de inversión industrial y programas para sectores como el automóvil, como el naval o como el aeroespacial.

Se han puesto en marcha el PIVE, el PIME, la Ley de la Cadena Alimentaria, normas en materia de financiación de buques, de construcción naval, ayudas a I+D+i y el sector aeronáutico.

Por tanto, se han tomado decisiones importantes para un sector industrial que está creciendo ahora y está siendo útil para crear empleo en la economía española.

Respuesta del presidente del Gobierno a la pregunta formulada por don Pedro Sánchez, del Grupo Parlamentario Socialista

Sr. Sánchez.- Señor Rajoy, ¿considera usted adecuada su gestión por los efectos de la riada del Ebro?

Presidente.- Quiero empezar trasladando mi solidaridad y mi apoyo, y el de todo el Gobierno, a todas las personas afectadas por los acontecimientos que se produjeron la pasada semana, como ya hice el último viernes en la ciudad de Zaragoza.

Creo que desde el primer momento hemos trabajado de forma coordinada con las Comunidades Autónomas y con los Ayuntamientos, la Guardia Civil, la UME, la Policía, los bomberos de la Diputación y el personal de la Diputación General de Aragón. Todos han estado a la altura de las circunstancias. Creo que los técnicos también han hecho una labor esencial en materia de laminación de los embalses.

El Gobierno ha estado ahí. Ya el 11 de febrero, antes de que se produjeran los acontecimientos, estuvo la Vicepresidenta reunida con varios delegados del Gobierno. El viernes día 27 la presidenta de la Diputación General de Aragón estuvo en el puesto de mando avanzado y visitó todos los municipios. Hablamos con el Gobierno de Aragón a lo largo del fin de semana. El domingo estuvo presente el secretario de Estado de Medio Ambiente; el lunes, el ministro del Interior y el martes, la ministra de Agricultura. A lo largo de la semana preparamos el Real Decreto Ley para resarcir los daños.

Yo estuve en contacto en distintas ocasiones con la presidenta de la Comunidad y el viernes presenté a los alcaldes de los municipios afectados las medidas acordadas en el Real Decreto Ley que estudiamos en el Consejo de Ministros del mismo día, y planteamos también el empezar a tomar decisiones para tratar de evitar, cosa que no es fácil porque no es la primera vez que sucede, que estos graves acontecimientos se vuelvan a producir en el futuro.

Por tanto, lo ideal sería, como es natural, que no se hubiera producido este tipo de acontecimientos; pero creo que se hizo lo que había que hacer.

Sr. Sánchez.- Señor Rajoy, usted, el pasado 6 de marzo, cuando visitó de una forma precipitada la ciudad de Zaragoza, resumió en una sola frase su filosofía de acción política; usted dijo: "Yo voy donde me llevan". Usted dijo textualmente eso: "Yo voy donde me llevan".

Señorías, éste es el problema. El problema es que tenemos un presidente que no empatiza con el sufrimiento de la gente. Tenemos un presidente del Gobierno que no sabe dónde va y, lo que es más grave, Señorías, tenemos un presidente del Gobierno que ni está, ni le interesa, ni le importa, el sufrimiento de la gente. Por eso, usted todavía no se ha reunido ni con los agricultores, ni con los ganaderos, ni con los vecinos y vecinas afectados de la Ribera del Ebro, que no solamente están en la ciudad de Zaragoza; están en toda la provincia de Zaragoza, señor Rajoy, y están también en Navarra, están en La Rioja y están también en Castilla y León. Y le están esperando a usted y a su Gobierno, señor Rajoy.

El hecho cierto es que hay algunas cosas que su Gobierno podía haber evitado: por ejemplo, la inexactitud en el caudal del río; por ejemplo, los recortes sistemáticos en todo lo que tiene que ver con las inversiones públicas en el mantenimiento del cauce del río, y también en el pago de las indemnizaciones que todavía ustedes tienen pendiente pagar a todos los afectados por las riadas del año 2013. Aunque eso debe de ser la tónica habitual por parte de su Gobierno, porque eso ocurre también en otras indemnizaciones: por ejemplo, en Puerto Lumbreras o, por ejemplo, también en la catástrofe de Lorca, señor Rajoy.

Y ahora ustedes presentan un Real Decreto deprisa y corriendo que es, a todas luces, insuficiente; insuficiente. Yo les diré una cosa, señorías del Grupo Parlamentario Popular, presidente del Gobierno, señor Rajoy: ustedes, en esa riada, se han dejado muchas cosas por delante. Una de ellas, su credibilidad como presidente del Gobierno, señor Rajoy; sí. Usted se esconde cada vez que hay un problema y, por eso, usted ha negado aquí responder a las preguntas que tienen que ver con la trama "Gürtel" y que le implican a su partido directamente, señor Rajoy; sí.

Pero el problema ¿sabe cuál es? El problema es que, mientras usted calla, tenemos un ministro de Justicia que amedranta y amenaza al juez instructor de la "Gürtel" y tenemos a un ministro de Hacienda que lo que hace es no colaborar con la justicia y utilizar de manera partidista a la Agencia Tributaria.

Y yo le digo una cosa, señor Rajoy: como presidente del Partido Popular, ¿ha pagado usted los 245.000 euros de fianza que le exige la Audiencia Nacional por la trama "Gürtel"? Deje usted de esconderse, acuda, aquí, al Congreso de los Diputados y asuma sus responsabilidades como presidente del Partido Popular que…

Sr. Posada: Señor Presidente, le recuerdo que usted sólo tiene derecho a responder a la pregunta que figura en el orden del día.

Presidente.- Así lo haré, señor Presidente, y no le pediré al señor Sánchez explicaciones por los 850 millones de los EREs de Andalucía, que todavía no hemos conocido en esta Cámara a que lo destinaron, ni sobre los más de 250 imputados que se han producido, ni por la falta de explicaciones por parte de la presidenta de la Junta de Andalucía.

A ello no me referiré. Me referiré a lo que hizo usted cuando fue a Zaragoza. Fue allí cuando el Gobierno ya había ido. Fue allí a criticar a todos: al presidente del Gobierno, a la ministra de Agricultura, al ministro del Interior y al secretario de Estado de Medio Ambiente. Dio la sensación de que fue allí a ver si pescaba algo. Quiso retirar la pregunta que me hizo hoy aquí, porque veía que ya no podía hacer nada. Olvidó decirle al conjunto de la Cámara que pararon las grandes obras, como Yesa y Biscarrués, que, probablemente, hubieran evitado muchos de estos problemas.

Realmente, la sensación que yo tengo, señor Sánchez, es que no debería hacer usted campañas a costa del sufrimiento de la gente, ni debería desautorizar a los técnicos.