El presidente sostiene que el acuerdo firmado hoy supone "sumar esfuerzos, aunar voluntades y avanzar juntos"

Actividad del presidente - 2.2.2011

Palacio de La Moncloa, Madrid

El jefe del Ejecutivo, en su intervención tras la firma del Acuerdo Social y Económico rubricado hoy en La Moncloa, ha querido subrayar "este es un gran acuerdo que va a ayudar mucho a la confianza, al empleo, a la credibilidad, al estímulo, a la recuperación de la mejor de las energías de la sociedad española", que va a conseguir superar -ha dicho- esta situación y volver a crear empleo.

José Luis Rodríguez Zapatero ha enfatizado: "estamos en ese grupo de grandes naciones que sabe ponerse en pie y volver a caminar después de una seria dificultad".

El presidente ha indicado que el acuerdo firmado hoy es el resultado de "sumar esfuerzos, aunar voluntades y avanzar juntos y porque sindicatos y empresarios han decidido hoy más que nunca comprometerse con el futuro del bienestar de los españoles".

Rodríguez Zapatero añadió que el acuerdo "reafirma la importancia, el valor, la vigencia y la utilidad" del diálogo social, pues es mayor la eficacia de reformas, ha destacado, cuando son consensuadas. "Los mejores resultados se obtienen cuando se trabaja en equipo", concluyó.

José Luis Rodríguez Zapatero recordó que el el diálogo social ha sido una "estrategia esencial" en su modo de gobernar desde el principio de la anterior legislatura.

Por esta razón mostró su satisfacción por haber alcanzado este acuerdo y agradeció a los representantes de CEPYME, CEOE, Unión General de Trabajadores y Comisiones Obreras, su

"buena voluntad, disposición y espíritu constructivo", así como su "altura de miras".

Objetivos del acuerdo

José Luis Rodríguez ZapateroPool Moncloa

Según explicó el presidente del Gobierno, el Acuerdo Social y Económico se fija expresamente un triple objetivo: el crecimiento, el empleo y la sostenibilidad de las cuentas públicas.

Unos objetivos, añadió, que responden a "los tres desafíos de mayor magnitud, que tiene la economía española".

El más inmediato de ellos, a juicio del presidente, es la lucha contra el desempleo. El segundo objetivo fija el avance hacia un modelo de crecimiento más productivo y competitivo y, el tercero se centra en la sostenibilidad a medio y largo plazo de las cuentas públicas para garantizar y defender el sistema de pensiones.

Respecto al desempleo, el presidente se refirió a las las cifras de paro y afiliación publicadas hoy y señaló que, aunque el mes de enero sea estacionalmente malo para el empleo,

no hay "consuelo, ni atenueante", ni "resignación posible" ante estos datos.

Por esta razón, entre otras, dijo, tiene especial sentido el acuerdo que hoy se firma porque el desempleo no es un problema coyuntural de la economía española, sino estructural y

para resolverlo, es imprescindible no sólo volver a crecer, sino crecer mejor.

Políticas de fomento del empleo

José Luis Rodríguez ZapateroPool Moncloa

El acuerdo, subrayó el presidente del Gobierno, aborda la reforma "más ambiciosa hasta el momento" de las políticas activas de empleo.

Unas políticas, prosiguió, que requieren una profunda transformación de los programas actuales, que diversifiquen su oferta y permitan el establecimiento real de medidas específicas en cada Comunidad Autónoma, en función de sus necesidades.

Entre las iniciativas que incorpora el acuerdo en favor del empleo, el presidente citó las dirigidas a los trabajadores más jóvenes y los desempleados de larga duración.

Al respecto, dijo que "nunca habíamos optado entre nosotros por una medida de estímulo a la contratación tan intensa" como la que reduce e incluso, en el caso de las pequeñas y medianas empresas, exime por completo a las empresas del pago de las cuotas de la Seguridad Social cuando creen nuevos puestos de trabajo a tiempo parcial para trabajadores jóvenes o desmpleados de larga duración.

Negociación colectiva

El presidente señaló que el acuerdo contempla también un compromiso de reforma global de la negociación colectiva, "quizá, la de mayor calado de las últimas décadas".

El Gobierno, indicó el presidente, comparte la necesidad de racionalizar y vertebrar mejor la negociación colectiva y espera que se alcance en el tiempo previsto el acuerdo definitivo sobre los principios pactados.

Reforma de las pensiones

José Luis Rodríguez ZapateroPool Moncloa

El presidente quiso en este apartado hacer una declaración de principios destinada a renovar el compromiso del Gobieno con el Pacto de Toledo, dijo, cuyo informe, aprobado por el Pleno del congreso de los Diputados, "ha servido de guía" al antreproyecto aprobado por el Consejo de Ministros el pasado viernes.

Añadió el presidente que "nuestro propósito es que el acuerdo tenga el mayor respaldo posible de los firmantes del Pacto de Toledo, es decir de los grupos parlamentarios. Para nosotos esta cuestión tiene tanta importancia como el Pacto Social", porque, añadió, fortalece la "confianza, la credibilidad y la seguridad en nuestro sistema de pensiones".

Rodríguez Zapatero subrayó que los firmantes del Acuerdo Social y Económico han expresado su convicción en la necesidad de "garantizar la sostenibilidad a largo plazo del sistema público de Seguridad Social, especialmente en materia de pensiones, a través de las reformas que garanticen su papel fundamental en el Estado del Bienestar".

Durante su intervención, el presidente señaló que el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, le ha felicitado por el acuerdo alcanzado con los agentes sociales porque constituye, dijo, un "ejemplo" del modo en que deben acometerse las reformas en la Unión Europea.

Modelo de crecimiento

José Luis Rodríguez ZapateroPool Moncloa

El acuerdo, explicó el presidente del Gobierno, refuerza también las bases del modelo de crecimiento de la economía española, incidiendo en la competitividad de sectores claves como son el industrial, el energético y el que afecta al I+D+i.

En esta línea, las partes se comprometen a adoptar el Plan Integral Industrial 2020 como instrumento central de avance, al que enriquecen con nuevas de propuestas referidas a la reducción de cargas administrativas, la eliminación de disfunciones y solapamientos, el apoyo a la financiación de las PYMEs y la reforma del ICEX.

En materia energética se contemplan actuaciones para garantizar la seguridad de suministro y la reducción de la dependencia energética, la competitividad, y la sostenibilidad medioambiental.

Finalmente, en materia de innovación continúa el avance hacia la consecución de los objetivos de la Estrategia Estatal de Innovación y se acuerda reforzar las medidas en marcha con un conjunto de actuaciones tendentes a la generación de nuevos empleos tecnológicos, la transferencia de conocimiento y la cooperación público-privada, y el impulso a la compra pública como instrumento de internacionalización de nuestras empresas más innovadoras.