Está usted en:

Sánchez sostiene que la prórroga del estado de alarma "salva vidas y defiende la salud pública"

Senado, Madrid, martes 5 de mayo de 2020

Durante su intervención en la sesión de control en el Senado, Sánchez ha afirmado que el estado de alarma es el único instrumento "constitucional" que permite al Ejecutivo mantener el confinamiento y la restricción de movilidad en todo el Estado, y que estas son las medidas que están frenando la propagación del coronavirus y permitiendo "salvar vidas y defender la salud pública del conjunto de ciudadanos".

En su respuesta a una pregunta del portavoz del grupo parlamentario popular en el pleno del Senado, Javier Maroto, el presidente ha invitado al principal partido de la oposición a apoyar, mañana en el Congreso, la prórroga del estado de alarma que va a solicitar el Gobierno.

El jefe del Ejecutivo ha asegurado que, durante la fase de desescalada, el Gobierno de España seguirá haciendo el ejercicio "de diálogo, cooperación, coordinación y colaboración" que ha estado realizando con todas las instituciones, y ha defendido su "voluntad manifiesta de gobernanza de codecisión con las comunidades autónomas".

En este sentido, ha destacado que, en las ocho semanas desde la declaración del estado de alarma, ha celebrado una reunión semanal por videoconferencia con los presidentes autonómicos y que, además, el resto de miembros del Gobierno está llevando a cabo numerosas sesiones sectoriales con los consejeros respectivos. Como ejemplo, ha señalado que solo en el día de ayer se celebraron tres, relativas a la financiación del transporte público, el reparto de 16.000 millones de euros para gasto sanitario y social, y la gestión del plan de desescalada y su evaluación.

El confinamiento está funcionando

El jefe del Ejecutivo ha afirmado que en la elaboración del plan de desescalada se ha contado con el apoyo de expertos multidisciplinares, no solamente científicos expertos y epidemiológicos, sino también economistas, y ha recordado que se ha acordado con las comunidades autónomas una serie de indicadores para evaluar las fases del plan.

El presidente ha subrayado, en respuesta a la senadora de Ciudadanos Lorena Roldán, que hay que dar certidumbre y seguridad a los ciudadanos, por lo que ha pedido que no se juegue con "experimentos" de los que no se sabe cuál es su evolución y su eficacia.

"Lo que pide el Gobierno es que esta desescalada la hagamos bajo el paraguas del estado de alarma y cuando lleguemos a esa nueva normalidad podamos gobernar esta situación, hasta que encontremos un remedio terapéutico o la vacuna, con otros instrumentos que puedan amparar legalmente estas cuestiones", ha dicho.

Sánchez ha recordado que durante el estado de alarma se han convalidado en el Congreso de los Diputados varios reales decretos que tienen como objetivo proteger a las familias, a los trabajadores, a los autónomos y a las empresas.

"El esfuerzo que está haciendo el Gobierno de España en colaboración con los gobiernos autonómicos y con los gobiernos locales es extraordinariamente positivo, y la voluntad que tenemos es no dejar a nadie atrás y crear esa red para proteger a familias a trabajadores a empresas", ha reiterado.

Esta crisis no debe utilizarse para abandonar debates de futuro

El presidente ha afirmado que la crisis provocada por el COVID-19 no puede ser utilizada para abandonar "debates fundamentales para ganar el futuro", como una economía más sostenible y más respetuosa con el medio ambiente o la reindustrialización del país, ni tampoco "para debilitar el Estado de bienestar".

Así se lo ha transmitido al senador del Grupo Parlamentario de Izquierda confederal Eduardo Fernández Rubiño, al que también ha reiterado que el Gobierno sigue comprometido con no dejar a nadie atrás.

En relación con los efectos de la crisis del COVID-19 entre el empleo de los más jóvenes, el presidente ha reconocido que ha sido uno de los colectivos "más damnificados" por la pérdida de empleo y ha enumerado algunas medidas paliativas, como la prestación por desempleo para los contratados fijos-discontinuos, el subsidio al desempleo excepcional por fin del contrato temporal o la prestación por desempleo a los trabajadores despedidos en el periodo de prueba de un nuevo trabajo, además de la imposibilidad de despedir por causas derivadas de la pandemia.