• Enviar

Rajoy destaca que el comercio bilateral entre España y Portugal alcanzó los 28.796 millones de euros en 2016

Palacio Amarante, Vila Real (Portugal), martes 30 de mayo de 2017

​El presidente Rajoy ha afirmado que España y Portugal son dos "países vecinos y amigos", con una "relación privilegiada" y con unas relaciones comerciales "muy estrechas". El jefe del Ejecutivo ha señalado que "Portugal es para España un país y un mercado muy importante, con el que mantenemos un intenso flujo comercial y de inversiones".

Al respecto, ha afirmado que "la frontera entre España y Portugal es hoy un espacio de intercambio constante y nuestro comercio bilateral constituye una fuente de crecimiento muy importante para las regiones fronterizas de ambos países". Los datos así lo demuestran: en 2016, el comercio entre los dos países alcanzó los 28.796 millones de euros, mientras que ya existen 2.600 empresas mixtas, "que trabajan en ambos mercados".

Como "muchas empresas ya enfocan el mercado ibérico como un todo", la XXIX Cumbre Luso-Española "se ha ocupado de manera especial  de la cooperación transfronteriza", ha afirmado.

Además, Mariano Rajoy también ha expresado el claro compromiso del Gobierno español "para continuar profundizando en las relaciones económicas y comerciales" entre los dos países.

Salida de la crisis

Por otro lado, el presidente del Gobierno ha felicitado "a Portugal, a sus empresas y a los portugueses por el esfuerzo realizado y por las reformas emprendidas", ya que todo eso les ha permitido superar la "dura" crisis económica de los últimos años.

También España, según ha apuntado Rajoy, ha superado "los efectos de una crisis sin precedentes en nuestra historia". "Gracias a la ambiciosa agenda reformista que pusimos en marcha desde 2012", España ahora "crece a la cabeza de las economías del euro y crea empleo a ritmos antes desconocidos".

Rajoy interviene en seminario empresarial luso-españolPool Moncloa / Diego CrespoEn este punto, el presidente Rajoy ha recordado que la economía española creció el 3,2% en el año 2016 y que todo indica que esta tendencia se mantendrá en 2017: en el primer trimestre del año se ha producido un crecimiento del 0,8%, mientras que las previsiones para todo el año son del 2,7%. Según ha dicho, "la economía española rebasará el nivel de PIB previo a la crisis" durante el primer semestre de 2017.

El jefe del Ejecutivo ha señalado que el crecimiento económico va unido a "una intensa creación de empleo", puesto que, según la primera Encuesta de Población Activa, las personas empleadas en España son ya 18.438.300. En su opinión, este cambio de tendencia en el empleo ha sido consecuencia de la reducción del déficit público, el saneamiento del sector financiero, la reforma laboral y la reforma energética.

Buena marcha del sector exterior

Mariano Rajoy ha asegurado que "todas estas reformas han sido cruciales para el sector exterior" porque "han permitido que nuestras empresas sean más competitivas y nuestros productos más atractivos".

En este punto, ha destacado el importante papel que han tenido las exportaciones en la salida de la crisis. Según ha señalado, antes de la crisis, España exportaba la cuarta parte de su PIB nacional, mientras que "hoy exportamos más de un tercio". En marzo de 2017, se alcanzó la cifra de los 26.225 millones de euros, ha apuntado Rajoy.

El jefe del Ejecutivo ha añadido que, "desde los inicios de la crisis, la base exportadora española se ha incrementado en un 50% y hoy tenemos 50.000 empresas que exportan de manera regular fuera de nuestras fronteras".

La buena marcha de las exportaciones, ha explicado el presidente del Gobierno, se ha traducido en que "los últimos cinco años España tenga un saldo exterior positivo", un "hecho insólito" en la historia reciente española. Ha añadido que "la economía española está creciendo sin necesidad de endeudarse y crece porque produce y porque exporta".