Está usted en:

XXV Cumbre Hispano-Francesa

Sábado 18 de febrero de 2017

En paralelo a la reunión bilateral entre ambos presidentes, tendrán lugar las reuniones sectoriales a nivel ministerial y de secretarios de Estado. Participarán en las respectivas sectoriales los ministros de Asuntos Exteriores y de Cooperación; Justicia; Interior; Fomento; Educación, Cultura y Deporte; Energía, Turismo y Agenda Digital (en esta reunión participará la directora de la Oficina de Cambio Climático), y los ministros de Economía. Tras estos encuentros se celebrará un almuerzo plenario entre las delegaciones de ambos países, finalizando la Cumbre con la rueda de prensa conjunta de ambos líderes.

Más allá de los asuntos bilaterales, la dimensión europea tendrá un espacio muy importante en la Cumbre de Málaga, tal y como corresponde a dos de los países con más peso en la Unión Europea y el euro. De cara a la próxima celebración, en Roma, de los 60 años de la firma de los Tratados por los que se constituyó la Comunidad Económica Europea, el presidente del Gobierno y el presidente Hollande hablarán sobre el proyecto europeo, sus indudables logros, los principales retos a los que se enfrenta y su proyección en el futuro.

En estos 60 años, la Unión Europea se ha configurado como un bloque económico de primera magnitud, con un PIB que representa casi el 25% del PIB mundial, y altos niveles de bienestar. Con un 7% de la población mundial, la Unión Europea concentra el 50% del gasto social en el mundo. Es además un bloque comercial abierto y dinámico, primera potencia comercial del mundo por suma de importaciones y exportaciones. Europa ha superado una crisis sin precedentes, pero persisten retos importantes en el ámbito económico, como son consolidar la recuperación económica, profundizar la Unión Económica y Monetaria y avanzar en el mercado común. El presidente del Gobierno y el presidente Hollande tratarán estas cuestiones, así como las reformas a impulsar para responder a las preocupaciones de los ciudadanos y garantizar que la Unión Europea y el euro continúan siendo fuente de prosperidad para todos los ciudadanos.

Relaciones económicas hispano-francesas

Francia es el principal socio comercial de España: primer destino de nuestras exportaciones (15,5% del total en 2015) y nuestro segundo mayor proveedor (10,8% del total de nuestras importaciones). Las relaciones de inversión entre ambos países son también intensas. Francia es el 4º inversor, con un stock de inversión en 2014 de 37.023 M€ (11,2% de la inversión total extranjera en España). Además, Francia es nuestro segundo mayor emisor de turistas (por detrás del Reino Unido). En 2015, visitaron España 11,5 millones de turistas franceses (aumento del 8,9% con respecto al año anterior), constituyéndose España como el destino internacional preferido por los franceses.