Rajoy inaugura la Oficina que refuerza la lucha contra la corrupción y recupera los bienes procedentes del delito

Madrid, viernes 23 de octubre de 2015

​El jefe del Ejecutivo ha recordado, en el transcurso del acto de inauguración, que una de las medidas más destacadas en el ámbito de la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción es la nueva regulación del comiso que habilita los instrumentos para obtener la rápida recuperación de todos los bienes que el delincuente esté obligado a devolver.

La Oficina de Recuperación y Gestión de Activos, según ha explicado Rajoy, tiene como finalidad "luchar más eficazmente contra el delito evitando que el delincuente pueda preservar el patrimonio que ha obtenido como consecuencia de su actividad delictiva" y disfrutar de él en el futuro. Asimismo, permite la investigación del patrimonio relacionado con la actividad criminal para proceder a su incautación y a la localización de bienes. Además, pretende disminuir los costes derivados de la gestión de los bienes embargados y decomisados revirtiendo la situación para hacerla rentable.

El presidente ha añadido que esta Oficina permitirá descongestionar los juzgados y los tribunales y "revertirá el producto del delito en fines sociales y en el fortalecimiento de instituciones dedicadas a la lucha contra la delincuencia organizada". Entre ellas, ha citado a las oficinas de asistencia a las víctimas, a las comunidades autónomas y a las ONG para que ejecuten programas de atención a los afectados, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, al Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, a los Institutos de Medicina Legal y a los organismos internacionales.

Rajoy ha argumentado que se crea la Oficina "para que ningún delincuente pueda disfrutar de lo que le ha robado", para buscar los bienes, incautarlos y ponerlos a disposición de la propia Oficina, y "dedicar los recursos que se incauten, es decir, el producto de la actividad delictiva a fines sociales".