Está usted en:

IV Conferencia de Presidentes

Lunes 14 de diciembre de 2009

La celebración de estas conferencias, que reúnen a los presidentes autonómicos y a los de las dos ciudades autónomas, fue una novedad introducida por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en su primera Legislatura.

Las anteriores conferencias se celebraron en octubre de 2004, septiembre de 2005 y enero de 2007.

El Rey y el Príncipe de Asturias han asistido a la Cámara Alta para saludar a todos los mandatarios autonómicos y hacerse junto a ellos la tradicional foto de familia antes de que dieran comienzo las sesiones de trabajo.

Por parte del Ejecutivo, además del presidente del Gobierno, han participado la vicepresidenta Primera, Mª Teresa Fernández de la Vega, la vicepresidenta Segunda, Elena Salgado, y el vicepresidente Tercero, Manuel Chaves.

También, y por primera vez, han sido invitados a esta reunión los agentes sociales.

La cooperación entre el Estado y las Comunidades Autónomas en políticas activas de empleo, la estrategia de desarrollo de la economía sostenible, la presidencia española de la UE a partir del próximo 1 de enero, la violencia de género, y las políticas relacionadas con la agricultura, la ganadería, la pesca y el agua, son los asuntos que han figurado en la agenda de esta jornada.

Falta de acuerdo

De todos los asuntos abordados, sólo se ha alcanzado un acuerdo en dos declaraciones, una sobre la lucha contra la violencia de género y otra sobre las prioridades de la presidencia española de la Unión Europea.

Sin embargo, no ha habido entendimiento en materia económica ni en la propuesta sobre el empleo, pues el PP se abstuvo en la votación, a pesar de que, como subrayó el Presidente en la rueda de prensa que ofreció al término de la Conferencia, se incorporó al documento final el 80% de las propuestas del PP.

La propuesta sí fue respaldada por las comunidades autónomas gobernadas por el PSOE, más las de Cantabria y Canarias.

Tras estos resultados, José Luis Rodríguez Zapatero, reprochó a los presidentes populares el que se hubieran guiado por "interés partidista" en lugar de por el interés de los ciudadanos. Y añadió que la Conferencia de Presidentes no se convoca "para que ganen o pierdan los gobiernos de las comunidades autónomas", sino "para que ganen los españoles".

En este sentido les reclamó "más lealtad y madurez institucional con España" porque, a su juicio, es "lamentable y triste" que los presidentes populares hayan carecido de "altura política" para alcanzar un acuerdo sobre el documento conjunto para impulsar la creación de empleo.

Compromisos

A pesar de esa falta de acuerdo en la propuesta sobre economía y empleo, el presidente del Gobierno se ha comprometido a poner en práctica estas medidas "hasta las últimas consecuencias", desde las reformas laborales hasta la reducción del déficit público, la liberalización de los servicios, el impulso a la política industrial o la modernización de la Administración.

Garantizó que "con más o menos ayuda de los presidentes del PP vamos a ganar la recuperación económica y el empleo" y dijo que buscará el "mayor acuerdo posible" en el Parlamento para la ley de Economía Sostenible y para que todos los grupos "se comprometan y decidan".

Agentes sociales

El jefe del Ejecutivo agradeció la actitud "responsable" de empresarios y sindicatos, y se mostró convencido de que estos "han comprobado la voluntad mayoritaria de mantener el diálogo social como un bien básico y una gran palanca para la recuperación económica y la creación de empleo".

José Luis Rodríguez Zapatero se comprometió a presentar en enero a los agentes sociales su propuesta de reforma laboral que incluye, entre otras medidas, el fomento del uso de la reducción de jornada, la revisión de la política de bonificaciones a la contratación, la reducción de la dualidad y la tasa de temporalidad y medidas para reducir la diferencia salarial entre mujeres y hombres.