Está usted en:

Intervención del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy

La Valeta, miércoles 29 de marzo de 2017

Presidente.- Muchas gracias, Joseph. Muy buenas tardes a todos.

Quisiera comenzar esta intervención diciendo que es para mí un gusto el estar presente aquí, con mi colega el primer ministro de Malta. Hemos tenido muchas ocasiones en el Consejo Europeo y en algunas reuniones que hemos celebrado; pero nunca habíamos estado juntos bilateralmente. Es mi primera visita a Malta. Yo he invitado ahora al primer ministro a visitar Madrid y estoy absolutamente convencido de que lo hará pronto.

Solo quisiera hacerles cuatro comentarios. Fundamentalmente, hemos hablado del tema que hoy ocupa y preocupa al conjunto de la opinión pública europea, que es el "Brexit", pero antes quisiera decir lo siguiente:

Primero, las relaciones bilaterales entre Malta y España son magníficas, y tengo la total y absoluta convicción de que así van a seguir siéndolo en el futuro. Si fuera posible, que no sé si lo es, aunque en la vida casi todo lo es, yo estoy convencido de que, incluso, podremos mejorarlas en las próximas fechas. Por tanto, no hay ningún problema de tipo bilateral; al contrario, lo que hay es colaboración en muchos asuntos y simplemente quisiera dejarlo bien claro en esta intervención.

En segundo lugar, quiero felicitar al Primer Ministro porque la presidencia maltesa de la Unión Europea, en una situación que no es fácil, porque se han producido muchos acontecimientos de gran importancia política en este primer semestre del año 2017, está siendo un éxito. Creo que la Declaración que aprobamos en Roma el pasado sábado ha sido muy positiva. Pone en valor, en primer lugar, lo que ha sido la Unión Europea desde 1957, cuando se aprobó el Tratado de Roma; hace una apuesta clara por ser más eficaz a la hora de resolver los problemas de las personas y, por último, dice con claridad a todo el que quiera oírlo que Europa cada vez está más unida y que hay una voluntad de todos de ir a una mayor integración en el futuro. Ha sido muy importante el trabajo que se está haciendo para intentar avanzar en el Mercado Único, sobre todo en materia digital y en materia energética; dos temas que son fundamentales para mejorar la competitividad de nuestras economías y para crear empleo y puestos de trabajo que, al fin y a la postre, es de lo que se trata. Y coincide también este esfuerzo que está haciendo la Presidencia maltesa con algo que es una prioridad muy importante para España: completar el Mercado Único, en concreto, la Agenda Digital y la Unión de la Energía.

En tercer lugar, el próximo día 10 de abril celebraremos una reunión en Madrid, que es continuación de las que se han celebrado en Atenas y en Lisboa; esta última en Lisboa, a finales del próximo mes de enero. Ahí estaremos los jefes de Estado o de Gobierno de Portugal, España, Francia, Malta, Italia, Chipre y Grecia, con dos objetivos fundamentales: en primer lugar, hacer un seguimiento de todos los trabajos que se están haciendo de cara a una buena negociación del "Brexit" y, en segundo lugar, hacer también un seguimiento de lo que va a ocurrir o de lo que está ocurriendo después de la Declaración de Roma a la que antes he hecho referencia. Le he pedido al primer ministro, como presidente en este momento de la Unión Europea, que haga un planeamiento a todos los países del Mediterráneo de cómo están los temas del "Brexit" en ese preciso instante.

Por último, quisiera hacer algunos comentarios sobre el "Brexit".

Como todos ustedes saben, y acaba de recordar el señor Muscat en su intervención, el Gobierno británico ha notificado oficialmente a la Unión Europea, de acuerdo con el artículo 50 del Tratado de la Unión Europea, su intención de abandonar la misma. Yo quiero recordar lo que ya dije en su momento: yo respeto esa decisión, pero lamento mucho que se haya producido. Creo que no es buena para el Reino Unido, especialmente; pero creo que tampoco es buena para el conjunto de la Unión Europea.

En cualquier caso, la Unión Europea es una comunidad de derecho; la notificación manifestando la voluntad de abandonar se ha producido, tal y como establecen los Tratados, y, por tanto, hoy se pone en marcha el procedimiento previsto en esos Tratados. Hoy comienza ya el proceso de negociación, que en teoría debe estar terminado en el plazo de dos años; es decir, el 29 de marzo del año 2019. Al día siguiente, tal y como prevén los Tratados, estos dejarán de aplicarse al Reino Unido, salvo que por unanimidad de todos los países de la Unión Europea se decida prolongar la negociación.

Quiero decir que el Gobierno español, al igual que las instituciones europeas, está preparado para esta negociación. Hemos constituido una comisión ministerial que ya lleva mucho tiempo trabajando. Y yo quiero aprovechar este momento para mandar un mensaje de tranquilidad, de confianza y de serenidad a todos los ciudadanos españoles que viven en el Reino Unido; también, a todos los ciudadanos británicos, que son más, que viven en España; a todas las empresas españolas que invierten en el Reino Unido o que comercian con el Reino Unido --les recuerdo que el primer destino de las inversiones españolas en el mundo es precisamente el Reino Unido--, y también un mensaje a las empresas británicas que comercian o invierten en España.

Nuestra primera prioridad, la primera, en estas negociaciones será minimizar la incertidumbre creada por la decisión del Reino Unido para nuestros ciudadanos, empresas y Estados miembros. Creo que la Unión Europea sabe muy bien lo que se hace y, por tanto, quiero aprovechar esta oportunidad para dar un mensaje de tranquilidad a todos.

Quiero decir también que el Gobierno defenderá, como es natural, los intereses de España en esta negociación. Queremos un acuerdo equilibrado, pero también queremos, y lo hemos dicho en Roma, seguir avanzando los demás, los Veintisiete, en el proceso de integración europea que, sin duda, ha sido una de las más importantes operaciones políticas que se han hecho en nuestro continente en siglos.

Como decía Joseph Muscat en su intervención, vamos a preservar en la negociación la unidad de los Veintisiete. Estamos bien representados por el señor Barnier y él y su equipo gozan de nuestra confianza y de nuestro apoyo, y trabajaremos en estrecha coordinación. También seguiremos avanzando en el proceso de integración europea, como les decía antes.

Por último, quisiera hacer tres comentarios finales. El próximo día 29 el señor Tusk nos ha convocado a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea a una reunión para elaborar las directrices que van a servir y se van a utilizar, por tanto, en esa negociación, y poco tiempo después se dará un mandato de negociación a Barnier para que inicie de manera efectiva los trabajos.

Segundo, en España hoy mismo se ha reunido, esta mañana, la Comisión del "Brexit" para estudiar el documento presentado por el Reino Unido y esta tarde comparecerá en las Cortes el ministro de Asuntos Exteriores para dar a conocer la posición española.

Finalmente, quiero decir que todos tenemos la voluntad de hacer un esfuerzo para mantener unas relaciones lo más estrechas, provechosas y fructíferas entre España y el Reino Unido en beneficio de nuestros ciudadanos.

Reitero, una vez más, mi agradecimiento por su acogida al primer ministro de Malta y también reitero mi invitación a visitar formalmente nuestro país.