Está usted en:

Conferencia de prensa del presidente del Gobierno y del presidente de la República Argentina

La Moncloa , Madrid, jueves 23 de febrero de 2017

Presidente.- Señoras y señores, muy buenas tardes y muchas gracias por su asistencia a esta convocatoria, que se produce, como saben, después de la reunión de trabajo que acabamos de tener con el presidente de la República Argentina y a la que seguirá un almuerzo aquí, también en Moncloa.

Quiero decir que para nosotros es un honor recibir en esta visita de Estado al presidente de la República Argentina, Mauricio Macri. Nos conocemos desde ya algunos años. Allí estuvimos, en Buenos Aires, hace también algunos años, menos en este caso. El presidente Macri, siendo alcalde de la ciudad de Buenos Aires, estuvo aquí, en Moncloa, en una visita que hizo a España, y la última reunión había sido una reunión que celebramos en el G-20, en China, hace ya no tan escasas fechas, porque esto creo recordar que fue en septiembre del pasado año.

Para nosotros es, por tanto, un honor su presencia hoy aquí y lo es, además, en su doble condición: la personal y su condición de presidente de la República Argentina, que es un país amigo y hermano. Casi quinientos mil españoles viven hoy en Argentina, muchos en la ciudad de Buenos Aires. La historia la conocen ustedes muy bien, no hace falta que yo la reitere. Muchos argentinos han venido a España, muchos españoles han ido a Argentina. Se han involucrado, tanto en España como en Argentina, han contribuido al progreso de esos países y, por tanto, los lazos de unión están ahí, a la vista, y son absolutamente evidentes.

En cualquier caso, lo más importante es que lo que más une hoy es el futuro. Tenemos, por fortuna, hoy unas relaciones bilaterales magníficas y estoy absolutamente convencido de que lo van a ser mucho mejores en el futuro.

Voy a resumirles cuáles son los asuntos que hemos tratado en la reunión que hemos celebrado esta mañana.

En primer lugar, hemos hablado de la situación política interna en España y en Argentina. Yo quiero resaltar algo que escuchamos muy a menudo en nuestro país y fuera de nuestro país, que es la ambiciosa política reformista que ha llevado a cabo en el tiempo que lleva al frente de la Presidencia de la República el presidente Macri. Ha tomado decisiones importantes, como el levantamiento del cepo cambiario, la eliminación de aranceles a la exportación, la simplificación aduanera o la actualización tarifaria. Ha logrado sacar adelante importantísimas votaciones en el Parlamento y los pronósticos para la economía argentina para este año 2017 son mucho mejores. Además, la consolidación presupuestaria, algo que, como saben, a nosotros nos ha ocupado mucho, y todavía nos sigue ocupando, se está haciendo a muy buen ritmo.

En cuanto a las relaciones bilaterales, tras la elección del presidente Macri hay un fuerte incremento de los contactos bilaterales entre los dos países. El anterior ministro de Asuntos Exteriores fue el primer dignatario en visitar Buenos Aires y volvió a hacerlo el año pasado. También el Rey Juan Carlos ha estado en la toma de posesión del presidente Macri y en la conmemoración del Bicentenario de la Independencia.

Por tanto, podemos decir que nuestras relaciones, con esta visita de Estado también, tras unos años difíciles han recobrado su tradicional vigor y hoy es importante que hayamos firmado un Plan de Acción de la Asociación Estratégica y, también, diversos acuerdos sectoriales muy importantes para nuestro país y también para Argentina.

Quiero señalar, asimismo, que las decisiones que se han tomado en materia económica tendrán, sin duda alguna, un efecto muy positivo sobre las inversiones y, desde luego, para España, que es el segundo país del mundo inversor en Argentina, y para las empresas españolas que han mantenido siempre su compromiso con Argentina. Son importantes porque permitirán que invirtamos más y se puede también generar empleo y riqueza en territorio argentino.

Un aspecto capital en la reunión de hoy ha sido el de MERCOSUR. Como saben ustedes, el Acuerdo de Asociación Unión Europea-MERCOSUR tiene unas negociaciones que se iniciaron en el año 2000, se suspendieron en el año 2004 y se reanudaron en el año 2016, gracias al interés manifestado por los Gobiernos argentinos, brasileños y también el español. Habrá pronto una nueva ronda de negociación en Buenos Aires y creemos que sería muy positivo el que la Unión Europea pudiera hacer un acuerdo con MERCOSUR; sería positivo para la Unión Europea, pero sería también muy positivo para los países que conforman MERCOSUR.

Al final, como la historia demuestra, abrirse al exterior, mejorar las relaciones comerciales y quitar trabas y aranceles siempre redunda en beneficio de las personas, de los ciudadanos, que, al fin y a la postre, es de lo que se trata.

También hemos hablado de la situación en la Unión Europea; fundamentalmente, del "Brexit". Ya conocen cuál es mi posición de la situación económica de la Unión Europea, que es razonable en este momento y las previsiones de crecimiento de la economía española. Pensamos crecer este año un 2,5 por 100 y que, al menos, se creen cuatrocientos mil empleos largos, con lo cual seguiremos con la tónica que ya se ha producido en nuestro país desde el año 2014. En el año 2014 crecimos el 1,4 por 100 y ya en los años 2015 y 2016, por encima del 3 por 100. Se han creado desde entonces algo más de un millón y medio de puestos de trabajo y el gran objetivo es llegar a que haya veinte millones de españoles trabajando. Eso sería muy positivo para el conjunto de la gente, pero sería también muy positivo para el conjunto del país, porque nos permitiría una recaudación fiscal mayor y, por tanto, atender mejor a los servicios públicos fundamentales y a las pensiones.

Quiero decir que, por expreso deseo del Presidente, la visita ha tenido un marcado contenido económico. Creo que las decisiones que se han adoptado en Argentina, y a las que antes he hecho referencia, son muy importantes, creo que pronto los ciudadanos argentinos van a ver los efectos beneficiosos de estas decisiones y creo que se está trabajando muy bien.

Nosotros hemos vivido, como todos ustedes saben, una época compleja, en la que también tuvimos que reducir el déficit público y también tuvimos que hacer reformas estructurales. Pero eso es duro. Al principio puede haber gente que no lo comprenda, pero la Historia demuestra, siempre, y en el caso de España hace muy poco tiempo, que, cuando las cosas se hacen en serio y cuando se hace lo que hay que hacer, al final todo ello repercute en beneficio de todos los ciudadanos.

Yo quiero agradecerle, una vez más, su visita de Estado a España al presidente Macri. Estoy absolutamente convencido de que las decisiones que se han adoptado van a redundar, como les decía antes, y pronto, en beneficio de la gente. Aquí tiene, no un Gobierno amigo, que también; tiene, sobre todo, un país amigo. Lo que somos argentinos y españoles es algo que todos conocemos muy bien.

Muchísimas gracias. Tiene usted la palabra, señor Presidente.