Política Exterior

Los nuevos instrumentos de la política exterior

Martes 19 de noviembre de 2019

Cooperación española

La Ayuda Oficial al Desarrollo, gestionada por los organismos de la Cooperación Española, tiene como finalidad última la contribución al desarrollo, la erradicación de la pobreza y el pleno ejercicio de los derechos humanos en los países menos avanzados.

La Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), integrada en la Secretaría de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica y el Caribe del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, es el órgano encargado del fomento, la gestión y la ejecución de las políticas públicas de cooperación internacional para el desarrollo.

En la actualidad está en vigor el V Plan Director de la Cooperación Española, cuya vigencia debe llegar hasta el año 2021, es el elemento básico de la planificación de la política española de cooperación internacional para el desarrollo. AECID trabaja en estrecha coordinación con los órganos autonómicos y locales encargados de la cooperación para el desarrollo, así como con el Consejo de Cooperación, un órgano consultivo en el que están representados la Administración, los agentes sociales, expertos, ONG e instituciones y organismos privados del campo de la ayuda al desarrollo. Con todos ellos colabora en la planificación y la ejecución de las actividades de cooperación.

Además la Cooperación Española ha participado activamente en la elaboración y la aplicación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, sobre todo en la definición de los nuevos 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible que rigen la actuación de todos los países signatarios.

España también ha contribuido en la configuración de la Agenda de Acción de Addis Abeba, encargada de la financiación del Desarrollo. Para coordinar su puesta en marcha el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Euroepa y Cooperación ha diseñado un mapeo de las iniciativas existentes que abarca a todos los ministerios del Estado y los recursos de las CC.AA. Dicho sistema incluye el análisis de sus capacidades y potencialidades, que permitirán establecer mecanismos a la hora de articular la agenda.

La Acción Humanitaria se ha consolidado como un eje clave de la política española de cooperación internacional, bien mediante la respuesta a desastres con el despliegue de profesionales en sectores como el agua, saneamiento e higiene o el de salud, con el equipo START, a través de envíos humanitarios desde los Centros Logísticos Humanitarios de Torrejón de Ardoz (Madrid) y Panamá, pero también a través de contribuciones a los organismos humanitarias como ACNUR, OIM, ECHO y ONG humanitarias. Además, trabaja habitualmente en contextos humanitarios prioritarios como el Sahel o Siria y lleva a cabo una importante labor en el desarrollo y la aplicación del derecho humanitario.

La Cumbre del Clima de París de 2015 supuso un nuevo punto de partida en la negociación internacional sobre cambio climático en Naciones Unidas. España ratificó dicho acuerdo en enero de 2017, lo que significa que somos "parte de pleno derecho" del mayor acuerdo internacional sobre el cambio climático de la historia. Para coordinar la posición española, sin perjuicio del activo papel de la Cooperación Española, se creó la Oficina Española para el Cambio Climático. Con el objetivo de avanzar hacia la plena aplicación del Acuerdo de París y mantener el impulso político para aumentar la ambición global en la lucha por el clima se ha celebrado en diciembre de 2018 la Cumbre del Clima de Katowice, con una activa participación de España.

Ley de Acción Exterior

La Ley de la Acción y del Servicio Exterior del Estado (LASE), aprobada en 2014, además de llenar un vacío normativo que se arrastraba desde la transición, está dotando a la política exterior de mayor coherencia, gracias a sistemas más precisos de coordinación, tanto internos, con otros actores de la Acción Exterior como las Comunidades Autónomas en el ejercicio de sus competencias, como externos, en particular con la UE y el nuevo Servicio Europeo de Acción Exterior

Desde la entrada en vigor de la LASE, se ha aprobado la Ley 25/2014, de 27 de noviembre, de Tratados y otros Acuerdos Internacionales, y la Ley Orgánica 16/2015, de 27 de octubre, sobre privilegios e inmunidades de los Estados extranjeros, las Organizaciones Internacionales con sede u oficina en España y las Conferencias y Reuniones internacionales celebradas en España. Se trata de normas fundamentales para formar un marco legal moderno, completo y coherente adaptado a las relaciones internacionales del siglo XXI.

La Estrategia de Acción Exterior (EAE) es el mecanismo de acción esencial de la nueva ley y constituye uno de los pilares instrumentales de la política exterior. La EAE apuesta por la definición de prioridades globales, en línea con los cambios que está experimentando la comunidad internacional. En el último informe anual de aplicación de la EAE publicado, se pone de relieve que la política exterior española ha mantenido el rumbo con dos claros objetivos en el horizonte. En primer lugar, afirmar y reforzar nuestra posición como potencia media de vocación global, partiendo del anclaje de España en los pilares europeo y transatlántico. Y, en segundo lugar, la orientación de la política exterior española para favorecer y sostener un contexto internacional más pacífico, seguro y próspero.

Secretaría de Estado de la España Global

La Secretaría de Estado de la España Global sucede al Alto Comisionado de la Marca España en octubre de 2018. Mediante una estrategia de gestión consciente de la imagen y de la reputación de nuestro país en el exterior, tiene el objetivo de posicionar a España con atributos de excelencia, tanto de calidad de vida como de servicios.

Una vez superados los efectos negativos de la crisis económica en la imagen exterior y una vez consolidado el proceso de recuperación, la reputación internacional de España ha mejorado desde 2015, creciendo también de forma sostenida nuestro perfil como destino recomendable para trabajar, vivir e invertir.

Las Casas y la Red de Casas como instrumentos de diplomacia pública

La Red de Casas es un original instrumento de la política exterior española para complementar la diplomacia tradicional con instrumentos ágiles de colaboración en diversos ámbitos, entre la Administración General del Estado a través del Ministerio de Exteriores y la Administración autonómica y local, que participa en los Consorcios. La Red está compuesta por seis centros, Casa de América (Madrid), Casa Asia (Barcelona), Casa África (Las Palmas de Gran Canaria), Casa Árabe (Madrid y Córdoba), Centro Sefarad-Israel(Madrid) y Casa Mediterráneo (Alicante). Diseñadas como un instrumento de primer orden de la Diplomacia Pública española, están dedicadas a la organización de actividades de alto perfil dentro y fuera de España, para fortalecer nuestra imagen e influencia en sus respectivas zonas geográficas, a apoyar la internacionalización de nuestras empresas y a fomentar el conocimiento mutuo en todos los ámbitos. Se trata de comunicar y difundir entre representantes de la sociedad civil de terceros países nuestras prioridades en materia de política exterior, de tal manera que puedan forjarse alianzas en sentido amplio, con y entre, representantes de la sociedad civil internacional, para ayudar a cumplir los objetivos de nuestra política exterior.

Instituto Cervantes

El Instituto Cervantes tiene la doble misión de promover universalmente la enseñanza, el estudio y el uso del español y la de difundir el patrimonio lingüístico, cultural, histórico y artístico de los pueblos hispanicos.
El Instituto Cervantes está presente en 87 ciudades de 44 países de los cinco continentes y es reconocido en todo el mundo como una institución de referencia para la mejora del estatus internacional del español, garante de una enseñanza y aprendizaje de calidad. El Cervantes fomenta asimismo el conocimiento de la cultura de todos los países hispanohablantes y de las lenguas cooficiales españolas.