Agricultura

Agricultura, Pesca y Alimentación

Martes 19 de noviembre de 2019

Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación

La negociación y gestión de la Política Agraria Común, la implementación de la nueva Política Pesquera Común y la integración del sector agroalimentario en la revolución digital y en los cambios que se están produciendo son las prioridades de gestión definidas en el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Agricultura

España es el cuarto productor agrario de la Unión Europea, con un 12% del total, por detrás de Francia (17%), Alemania (13%) e Italia (13%). Además, en España se cultivan 23,2 millones de hectáreas (14% del total de la UE).
En 2018, la producción de la rama vegetal alcanzó los 32.000 millones de euros (según la primera estimación), lo que supone el 60% de toda la producción de la rama agraria.
En cuanto a la producción vegetal, España ocupa el segundo lugar de la UE, sólo por detrás de Francia, destacando los siguientes sectores:
• Aceite de oliva y aceituna de mesa: en conjunto, aportan más del 16% de la producción de la rama agraria. Un 50% de la producción mundial de aceite de oliva proviene de España, siendo el mayor productor mundial. En cuanto a la aceituna de mesa, la cuota es del 22%. Se trata de un sector con una clara vocación exportadora, ya que comercializa más del 65% de la producción en los mercados exteriores.
• Frutas y hortalizas: se trata del sector más importante en cuanto a generación de valor y empleo, aportando alrededor de una cuarta parte de todo el valor de la producción agraria. Además, España es el primer exportador de frutas y hortalizas de la UE y uno de los tres primeros exportadores mundiales junto a China y Estados Unidos.
• Viñedo: España cuenta la mayor superficie de viñedo del mundo, y es, junto con Italia y Francia, uno de los mayores productores de vino de la UE. Además, nuestras exportaciones representan el 13% del total de los Estados miembros, ocupando la tercera posición.
• Cereales: la producción española de cereal es la cuarta de la UE. Es el sector con mayor base territorial y con distribución a lo largo de todo el territorio nacional, con más de 6 millones de hectáreas. Entre las producciones, destacan la cebada, el trigo y el maíz.
• Oleaginosas: supone alrededor del 1,24% del valor de la producción vegetal. Destaca el cultivo del girasol, colza y soja.
• Agricultura ecológica: conocida también como biológica u orgánica, es un sistema de gestión y producción que combina las mejores prácticas ambientales con un elevado nivel de protección de la biodiversidad y de los recursos naturales. España mantiene el liderazgo europeo en superficie dedicada a este sistema de producción agraria, continuando la tendencia creciente iniciada en 2012, hasta superar los 2 millones de hectáreas. A nivel mundial, ocupa el cuarto puesto.

Ganadería

El sector ganadero español está orientado a la elaboración de productos de calidad, de acuerdo al modelo europeo de producción basado en el respecto a los más altos estándares de seguridad alimentaria y respeto al medio ambiente y al bienestar animal. En este ámbito, destaca la diversificación de ganado con el que cuenta España (tercer mayor productor en valor ganadero de la UE), en el que sobresale el sector porcino.
• Sector porcino: España es el primer productor europeo, con más de 30 millones de cabezas, seguida por Alemania. No obstante, Alemania nos supera en cuanto a volumen de carne. Asimismo, España es el cuarto productor mundial de carne de porcino.
• Ovino y caprino: el sector ovino es el segundo de mayor importancia. España es el segundo Estado miembro de la UE con mayor censo de ovino (por detrás de Reino Unido) y también es el segundo en censo de caprino, después de Grecia.
• Vacuno: ocupa el tercer lugar en cuanto a censo, por detrás del porcino y el ovino.
• Producción láctea: España posee una industria láctea sólida, que agrupa a más de 1.500 empresas, con un volumen de facturación superior a los 8.800 millones de euros.
• Avícola: a nivel de la UE, España ocupa el cuarto lugar en cantidad de carne de ave producida en algo más de 18.000 explotaciones. Igualmente, España ocupa el cuarto lugar en producción de huevos, con más de 1.000 millones de docenas al año.
• Apicultura: en los últimos años, el sector apícola crece en número de explotaciones de colmenas, con aproximadamente el 16% de las que existen en la UE, y también de apicultores profesionalizados.
• Sector cunícola: España es uno de los principales productores mundiales de carne de conejo.
• Ganadería ecológica: en este ámbito, destaca especialmente la producción bovina.

Pesca

España, como país miembro de la UE, continúa con la adaptación a la última modificación de la Política Pesquera Común (2014), cuyo objetivo principal es la garantía de la sostenibilidad de la pesca y de la acuicultura y que introduce un nuevo reparto de Totales Admisibles de Captura (TAC) y cuotas a partir de enero de 2019.

A finales del mes de diciembre se celebró en el seno del Consejo de Ministros de Agricultura y Pesca de la UE la negociación sobre los Totales Admisibles de Capturas (TAC), siendo una de las más importantes de los últimos años ya que estuvo marcada por la entrada en vigor en 2019 de la obligación plena de desembarcar las capturas de especies no deseadas en los puertos.

Para España, el acuerdo incluye un incremento de numerosas cuotas de interés para su flota, ofrece soluciones a las normas sobre desembarque en los puertos en 2019 y permite alcanzar un año antes el objetivo de Rendimiento Máximo Sostenible (RMS) -explotación de los caladeros a niveles biológicos seguros- de la Política Pesquera Común (PPC) fijados para 2020.

Con el acuerdo, España obtiene cuotas de pesca por un valor de 503,8 millones de euros para 2019, lo que supone un incremento de 26 millones de euros o del 5% respecto a los cupos de 2018, según cálculos teniendo en cuenta el precio del pescado en primera venta en lonjas.

Con una flota de 9.146 buques (que operan en caladeros nacionales, de la UE e internacionales), España es uno de los países de la UE que cuenta con un mayor número barcos pesqueros (3º por detrás de Grecia e Italia), a pesar de experimentar un ligero descenso en los últimos años. España ha realizado un gran esfuerzo para adecuar el tamaño de su flota al potencial de los caladeros de cara a garantizar su sostenibilidad en el marco de actuación descrito.

Asimismo, España es el mayor productor pesquero en términos de empleo (39.900 personas ocupadas) y producción pesquera y acuícola. Además, somos uno de los países que cuenta con un mayor porcentaje de capturas en el entorno de la UE, con una cuota próxima al 19%. Lo mismo sucede con la acuicultura (23,3%), sector que ha experimentado un crecimiento importante y cuya competitividad trata de fomentarse a través de los Planes Nacionales de Acuicultura, en el marco del Plan Estratégico de la Acuicultura Española 2014-2020. Los objetivos más importantes de este Plan son la simplificación del marco legal y administrativo, así como el refuerzo del sector; el incremento de la producción acuícola española; el incremento de la competitividad a través de la I+D+i, así como aspectos vinculados con la transformación y comercialización.

Alimentación

En España, la industria agroalimentaria desempeña un papel clave en el conjunto de los sectores económicos, ocupando un lugar destacado en la rama industrial. Se trata del mayor subsector industrial en términos de facturación, valor añadido y empleo, con cerca de 500.000 ocupados, 100.000 M€ de facturación (24,8% de la industria manufacturera) y 28.450 M€ de valor añadido (2,5% del PIB).

Es una pieza fundamental en la cadena alimentaria, ya que se sitúa como eslabón intermedio, aportando valor añadido a la producción primaria y siendo el principal consumidor del sector agrario. Está en continua innovación, adaptándose a las nuevas tecnologías y costumbres y a las nuevas exigencias de los consumidores, participando en su día a día a través de algo tan cotidiano y tan necesario como es una buena alimentación.

Dado el carácter estratégico del sector alimentario, una de las políticas prioritarias del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación es mantener y fomentar la actividad productiva alimentaria. Nuestros productos no sólo tienen que diferenciarse por su calidad, sabor, seguridad o sostenibilidad, sino también por adaptarse a las demandas de los consumidores y darse a conocer, dentro y fuera de nuestras fronteras.

Para ello, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación está impulsando una estrategia de promoción, bajo el concepto "Alimentos de España", en colaboración y sinergia con otros sectores muy reconocidos en el mundo, como son la moda, el turismo, la gastronomía, el deporte y la cultura.