Conferencia de prensa de la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, y de la vicepresidenta tercera y ministra para Asuntos Económicos y Transformación Digital, después de la reunión del Consejo de Ministros

La Moncloa, martes 11 de febrero de 2020

MINSTRA DE HACIENDA Y PORTAVOZ DEL GOBIERNO: María Jesús Montero

VICEPRESIDENTA TERCERA, ASUNTOS ECONÓMICOS Y TRANSFORMACIÓN DIGITAL: Nadia Calviño

Portavoz.- Muy buenas tardes a todos y a todas, y muchas gracias, como siempre por vuestra asistencia.

Me acompaña en esta mañana la vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital que nos va a trasladar las previsiones macroeconómicas que dan amparo a la Senda de Estabilidad. Y si os parece haremos, como habitualmente hacemos en este tipo de presentaciones que, en primer lugar, ella situará el contexto macroeconómico, y, posteriormente, yo, en calidad de ministra de Hacienda tomaré la palabra para explicar los pormenores de la Senda que se apruebe.

Por desgracia, tengo que empezar esta rueda de prensa lamentando, de nuevo, en nombre del Gobierno, la muerte de dos mujeres, en las últimas horas; dos mujeres asesinadas por sus parejas, en Granada y en Lugo, por violencia de género, por violencia machista.

Queremos transmitir toda nuestra solidaridad y nuestro afecto a los familiares y amistades de estas dos mujeres. Y toda nuestra repulsa a quienes amparan, justifican o permiten de una o de otra manera, que la violencia de género siga teniendo espacio en nuestro país.

Vamos a seguir dando apoyo a las instituciones y a los movimientos asociativos que son clave en el acompañamiento de las mujeres, para que sepan que cuentan con ayuda y que no están solas.

Vamos a seguir denunciando la irresponsabilidad de algunas formaciones políticas que con discurso ambiguo e incluso negacionistas están dando alas a que se produzcan retrocesos en debates ya superados como sociedad. Se trata de avanzar, y, por tanto, se trata de hacerlo con la unión de todos y todas.

Necesitamos que no haya ni una sola fisura que permita que la violencia o el maltrato de género se siga cobrando víctima en nuestro país.

Necesitamos que algunas formaciones políticas de España se den cuenta de que es hora de abandonar la foto de Colon y recuperar el consenso del Pacto de Estado contra la violencia de género. Y, por tanto, avanzar, y seguir avanzando.

En segundo lugar, refiriéndome a la situación del coronavirus quiero trasladar de nuevo un mensaje de prudencia y de tranquilidad tanto en el plano de saludpública como en el plano empresarial.

Desde el punto de vista sanitario, el Ministerio de Sanidad está informando puntualmente y con total transferencia sobre las últimas novedades. Volvemos a insistir en que nuestro sistema sanitario está absolutamente preparado para hacer frente a cualquier tipo de contingencia y que los dos casos que se han registrado en nuestro país se encuentran bien, están asintomáticos, pero en aislamiento, como establece las precauciones y las medidas preventivas.

En ambos casos, el contagio se produjo fuera de nuestro país y seguimos monitorizando y vigilando la situación de esta persona y de aquellos que tuvieron un contacto con estos pacientes. En este extremo, quiero una vez más, agradecer la labor de todos los profesionales sanitarios, de todos los rincones de nuestro país que tienen una formación excelente. Están coordinados con el Ministerio de Sanidad, y, por tanto, conocen la forma de proceder los protocolos de actuación y las medidas preventivas que en cada caso hay que aplicar.

Y, también, cómo no, hacer un reconocimiento al Centro de Emergencia Sanitaria, a su director, porque durante todo este tiempo el contacto y la coordinación con las autoridades internacionales y con las comunidades autónomas ha sido muy estrecho y creo que pone de manifiesto la solvencia y la seguridad que proporcionan al conjunto del país.

También, en las últimas horas, estamos conociendo la decisión de algunas multinacionales de no acudir a nuestro país a un importante evento tecnológico, el Mobile, como medida preventiva para sus empleados. Desde aquí queremos transmitir un mensaje de confianza.

La organización del Congreso ya ha anunciado que ha aumentado las medidas de seguridad para prevenir cualquier tipo de riesgo entre los asistentes. Y, también queremos poner de manifiesto que tenemos uno de los mejores sistemas de salud pública del mundo y por supuesto, de la Unión Europea, y, por tanto, tenemos que dimensionar adecuadamente la realidad de lo que sucede para no alentar una situación en la que la desinformación nos impida hacer un adecuado diagnóstico y se termine provocando daño colaterales no necesarios.

Como siempre, en materia de salud pública hay que seguir las directrices que marcan las autoridades sanitarias que en cada momento adecuan sus orientaciones a la situación que la Organización Mundial de la Salud está dictando para la coordinación internacional.

En otro orden de cosas, saben que la semana pasada el presidente Sánchez mantuvo una intensa agenda de trabajo en Cataluña reuniéndose con agentes sociales, con la alcaldesa de Barcelona, y con el president Torra. Encuentros que, como ustedes comprobaron, transcurrieron con absoluta normalidad y en las que el presidente Sánchez tuvo oportunidad de trasladar a la Generalitat una completa agenda para el reencuentro.

Y quiero decir que el Gobierno va a continuar dando pasos para favorecer el diálogo político que permita llegar a una solución al conflicto en Cataluña. Pero también vamos a seguir avanzando con el conjunto de Administraciones territoriales. En este sentido, durante los últimos días, hemos mantenido reuniones en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, y en la Comisión de Administración Local donde se han aprobado la nueva Senda de Estabilidad que propone el Gobierno. Una Senda que proporciona un marco mucho más realista y prudente que la que tenemos vigente.

Pero antes de entrar en el detalle, de los temas tratados en el Consejo de Ministros, me gustaría hacer un último apunte que tiene relación con este tema. La semana pasada contamos con la presencia en nuestro país del representante de la ONU sobre Extrema Pobreza y Derechos Humanos. Y esta persona alertó no sólo de la gravedad de la situación de los colectivos más vulnerables, sino también de las serias dificultades económicas que padecen familias de clase media. Familias que no están percibiendo la recuperación, a quienes el crecimiento económico no les está ayudando a superar su situación de pobreza.

Y quiero volver a decir, que este Gobierno tiene el firme compromiso de hacer compatible el crecimiento económico inclusivo con la justicia social, porque la estabilidad y el progreso del país necesita de ambas.

La desigualdad y la pobreza no son sólo una injusticia de tipo social, son un lastre para nuestra economía, en cuanto limitan nuestro potencial del desarrollo tal y como vienen advirtiendo los organismos internacionales. Por eso, nuestro compromiso con contra la desigualdad, por intentar que los ciudadanos no tengan, no padezcan situaciones de pobreza, sigue siendo firme, y vamos a trabajar en esa dirección con todos los Departamentos ministeriales.

Y, ahora sí, entrando en el orden del día quiero resaltar que la semana pasada nos dejaba uno de los más grande cineastas españoles, José Luis Cuerda. Deben saber que es verdadera devoción lo que siente este Consejo de Ministros por José Luis Cuerda, y, por eso, hoy, hemos acordado concederle la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio a Título Póstumo. Se le reconoce con este galardón la inestimable colaboración a la cultura española como cineasta y como creador.

En la motivación se distingue al cineasta con la Gran Cruz señalando que su obra ha sido reconocida y respetada unánimente por la ciudadanía. 'Amanece, que no es poco' es una película que hoy se reivindica como uno de los grandes títulos de la historia de nuestro cine. Entre televisión y cine realizó cerca de 20 películas, creó obras literarias y supo descubrir e impulsar el talento de otros. Nuestra memoria y nuestro cariño hacia su familia.

En otro orden de cosas, el Consejo de Ministros ha aprobado la renovación del Acuerdo entre España y la Unesco para que nuestro país continúe albergando en Barcelona el Centro Internacional de Reserva de la Biosfera Mediterránea. Tras cuatro años de funcionamiento de este Centro, se han obtenido resultados muy positivos, y, por tanto, se procede a renovar la concesión que finalizaba en este año 2019. De esta forma, el Gobierno de España apuesta por avanzar en promover la sostenibilidad de los ambientes mediterráneos y coordinar la red de reserva de biosfera mediterránea, algo importante, si tenemos en cuenta que somos el primer país del mundo en números, de estos espacios declarados como un total de 52 reservas de la biosfera.

Asimismo, el Consejo de Ministros ha conocido el informe periódico sobre la situación del 'Brexit'. Las principales conclusiones que se han extraído en el día de hoy ha sido la estimación de la Conferencia de Asuntos relacionados con la Unión Europea para estrechar la cooperación con las comunidades autónomas. Y del mismo modo, se ha procedido a que la ministra de Asuntos Exteriores inicie una ronda de contacto con todo los grupos políticos para ponerlos al corriente de los resultados, en este momento, de nuestra intervención. Y, también, la de contigencia, y situaciones de coordinación con el conjunto de la Unión Europea. No hay ninguna novedad destacable en relación con esta materia, más allá de estos dos acuerdos que se han formalizado.

Por otro lado, el Consejo de Ministros también ha autorizado en el día de hoy un Acuerdo para la compra centralizada de distintos medicamentos, por un valor de 391 millones de euros. Es un tipo de compra agregada de principio activo que permiten reducir los costes a las comunidades autónomas, contribuyendo al refuerzo de la eficiencia y la cohesión del Sistema Nacional de Salud.

Los medicamentos estarán destinados a las 10 comunidades autónomas que decidieron sumarse a este Acuerdo Marco, además, del Ministerio de Defensa, y el Instituto Nacional de Gestión Sanitaria. En concreto, se van a adquirir inmunosopresores para enfermedades autoinmune como el artritis o el cáncer de mama. Y, también hormonas destinadas a niños con baja talla, y medicamentos para reducir aspectos adversos de la quimioterapia y los antianémicos.

Otro punto que hemos abordado en el día de hoy, ha sido el estudio de un informe que se ha elevado por la Vicepresidencia primera, y el Ministerio de Asuntos Exteriores que proponen una mejora del proceso de incorporación del derecho de la Unión Europea al ordenamiento interno de nuestro país. Un tema que siempre ha ocupado un primer lugar en la agenda de trabajo de la Comisione de Secretarios y Subsecretarios. De hecho, desde junio de 2018, España ha conseguido reducir el número de directiva, el riesgo de multa, pasando de 29 a 19. Y, también, quiero manifestar que nuestro compromiso sigue siendo prioritario con esta materia, no sólo por ponerlos al corriente en la transposición de directiva, sino por nuestra contribución como país al Derecho Europeo. Con esta perspectiva, y en el ánimo de mejorar y agilizar este campo, España quiere disponer de mayor anticipación en las negociaciones de actos legislativos de la Unión, y en la evaluación de su posible impacto en nuestro país. Esto nos permitirá en una mejora en la eficiencia de transposición, reduciendo los plazos, un camino en el que vamos a seguir trabajando y en el que seguro que en los próximos Consejos de Ministros seguiremos trayendo normativas que nos permitan estar al día con nuestros compromisos por la Unión Europea.

Y en aras del compromiso, también de este Gobierno, con la financiación de CCAA, el Consejo de Ministros ha autorizado a cinco Gobiernos autonómicos la emisión de pagarés, en unos casos, o emisión deuda y formalización de préstamos a largo plazo, en otra de las ocasiones.

El importe total de todas estas operaciones asciende a 7.197 millones de euros. Entre ellos se encuentran, y lo verán en la Referencia, autorizaciones a Andalucía, en la ampliación del Programa Emisión de Pagarés, o de la Comunidad de Madrid que se ha dado el visto bueno para formalizar un programa de emisión por un máximo de 500 millones. Igualmente ocurre con el País Vasco, con Navarra o con la Comunidad Valenciana, todas ellas, como digo, operaciones de distinta naturaleza que la encontrarán en la Referencia del Consejo de Ministros.

Y ahora sí, le paso la palabra a la Vicepresidenta de Asuntos Económicos y Transformación Digital que nos va a hablar sobre las nuevas previsiones macroeconómicas.

Sra. Calviño.- Buenas tardes, como en ocasiones anteriores, comparezco hoy para compartir con ustedes el cuadro macroeconómico que fundamenta la Senda de Estabilidad a la que se va a referir la ministra de Hacienda. Se trata del punto de partida del proceso del ciclo presupuestario que, como saben, comienza con esta elaboración del macroeconómico, el informe de la situación económica de nuestro país.

La economía española cerró 2019 de forma positiva. Según el avance del Instituto Nacional de Estadística, el crecimiento, el Producto Interior Bruto se ha ido acelerando en la segunda parte de 2019, posiblemente al aclararse o a moderarse algunos de los riesgos e incertidumbres procedentes del exterior, y como resultado de esta aceleración la economía española sigue manteniendo un claro diferencial positivo de crecimiento frente a la Zona Euro y a los principales países de nuestro entorno.

Eso se produce dentro de una senda de moderación del crecimiento, desde el máximo alcanzado en 2015, a medida que ha ido madurando el ciclo económico, y hemos ido convergiendo hacia la tasa de crecimiento potencial de nuestro país.

Gracias al repunte de la actividad económica a final de año, como decía, y, según el avance que publicó el Instituto Nacional de Estadística la semana pasada, el crecimiento medio en 2019 alcanzó el 2%. Y más allá de las cifras, es importante recalcar que se trata de un crecimiento más robusto, más equilibrado que anteriores fases expansivas y, por tanto, ilustrado por el hecho de que a lo largo de todo el año, tanto la demanda interna como la demanda externa han estado contribuyendo positivamente al crecimiento económico. Es decir, que los fundamentos de la economía española son más sólidos que en el pasado.

Una de las ilustraciones de esta mayor solidez, como decía, es el equilibrio entre demanda interna y demanda externa. En el gráfico que se presenta pueden ver como antes de la crisis, España crecía a tasas elevadas para una economía desarrollada, pero generaba un abultadísimo déficit de balanza de pagos por cuenta corriente. Este fue uno de los desequilibrios, uno de los elementos que hizo que la crisis fuera particularmente intensa en nuestro país. En la actualidad se crece, se reduce el paro, pero con un superávit de cuenta corriente.

Continuando con la ilustración de este crecimiento más sólido, y en línea con este superávit de balanza de pagos por cuenta corriente, lo que observamos en esta diapositiva, es que unos mercados cada vez más competitivos, las exportaciones españolas han mantenido, han, incluso ganado, cuota de mercado gracias a las ganancias acumuladas de competitividad de nuestras empresas, que se han mantenido durante el año 2019 como indica hoy mismo, un Informe del Ministerio de Industria.

La creación de empleo, por su parte, se ha mantenido a un ritmo robusto, en línea con el ciclo económico, y el dinamismo del mercado laboral, durante el cuarto trimestre de 2019 ha permitido cerrar el año con cerca de 20 millones de ocupados, lo que supone un millón más de ocupados en el mercado laboral, con respecto al nivel de hace 10 años.

Es interesante resaltar que en aquel momento, en el primer trimestre de 2008, había 2,7 millones de ocupados en el sector de la construcción. El número de ocupados en este sector ha bajado en 1,4 millones de personas y, sin embargo, estamos alcanzando cifras de ocupación comparables a las de antes de la crisis.

Tampoco podemos obviar, por supuesto, que la creación de empleo se está desacelerando, como nos han mostrado los datos afiliados a la Seguridad Social del mes de enero, pero dentro de unos niveles francamente señalables. Este crecimiento y esta creación de empleo se están dando sin que se generen presiones inflacionistas. La estabilidad de precios es fundamental para el mantenimiento de la competitividad de la economía española a la que me refería anteriormente.

Son muchos los elementos positivos, pero persisten legados de la crisis. Estoy hablando del alto nivel de desempleo. Estoy hablando del déficit y la deuda pública. Estoy hablando de la desigualdad, a la que se ha referido la ministra de Hacienda hace un momento, que aumentó significativamente, como consecuencia de la crisis y que todavía no se ha recuperado. Nos encontramos todavía lejos de los niveles de igualdad que tenía nuestra sociedad antes de la crisis. Y esto explica que estemos firmemente comprometidos con la reducción del déficit y de la deuda pública lo más rápidamente posible, pero sin poner en riesgo el crecimiento económico y la creación de empleo. Y, por supuesto, siempre dentro de las normas comunitarias.

Este es el contexto en el que hemos elaborado un cuadro macroeconómico que, desde el punto de vista internacional, viene marcado por un escenario de relativa incertidumbre, similar al que nos aliado o al que nos ha acompañado durante todo el año 2019.

Algunos de los riesgos y de las incertidumbres que identificábamos hace un año han ido cambiando, han ido evolucionando, por ejemplo, el Brexit, al que se ha referido también la ministra de Hacienda o las guerras comerciales entre las distintas potencias en el ámbito internacional. Han surgido nuevas amenazas de tipo geopolítico, o incluso de tipo sanitario, a las que también nos hemos referido en esta rueda de prensa. Pero, en general, el contexto internacional, relativamente, volátil, nos hace abordar el escenario macroeconómico nacional siguiendo un principio fundamental, que es el principio de prudencia.

En este contexto es en el que hemos elaborado, como decía, un escenario macroeconómico 2020-2023 prudente, en el que la previsión es que la economía española mantendrá una senda de crecimiento. El escenario macroeconómico recoge las distintas medidas de ajuste de ingresos y gastos previstas por la arquitectura básica presupuestaria que va a explicar la ministra de Hacienda, así como una agenda de reformas estructurales que tendrá un impacto también positivo, sobre todo, en los años finales de este periodo de previsión.

Voy a terminar refiriéndome a las previsiones de crecimiento del Gobierno que, en particular, para el año 2020, como ven en el gráfico, preemos un crecimiento del 1,6%, absolutamente en línea con la de los organismos, y analistas nacionales e internacionales.

Esta misma semana, el jueves, la Comisión Europea publicará sus previsiones correspondientes al año 2020.

En definitiva, el mensaje con el que cierro esta introducción al cuadro macroeconómico es la necesidad de compaginar el crecimiento inclusivo y la sostenibilidad de las Cuentas Públicas, la idea clara de que nuestra acción está guiada por los principios de prudencia, responsabilidad y realismo. Esta es la línea que hemos seguido hasta ahora, y que nos ha permitido reafirmar la confianza de los inversores y organismos internacionales en la economía española. Confianza que he podido confirmar una vez más, ayer mismo. Que nuestras previsiones están alineadas con las de los analistas y organismos nacionales e internacionales. Todos apuntan a que España seguirá creciendo por la media de la Unión Europea en los próximos años, y que nuestro objetivo es reducir lo más rápidamente posible el déficit y la deuda pública, sin poner en riesgo el crecimiento económico y la creación de empleo, con el fin de que la ratio de deuda con respecto al PIB se sitúe por debajo del 90% al final de la legislatura.

Y doy la palabra ya a la ministra de Hacienda para explicar la senda de estabilidad.

Portavoz.- Muchas gracias vicepresidenta. Y, efectivamente, como se recordaba al inicio, el pasado día 21 se publicó ya en el BOE la Orden de elaboración de los Presupuestos por lo que hoy damos un paso más adelante para llevar al Congreso de los Diputados lo más rápidamente posible, un Proyecto de Presupuesto absolutamente necesario para nuestro país. Un Proyecto de Presupuesto que esperemos cuente con el apoyo de la gran mayoría de las formaciones políticas y que nos permita acometer los grandes retos, las grandes transformaciones que tenemos por delante, porque es evidente que la capacidad de seguir exprimiendo los Presupuestos prorrogados ya no es posible. Y tenemos que alimentar unas nuevas Cuentas Públicas que estén alineadas con el conjunto de los retos de la Unión Europea y los propios que el Presidente marcó en el discurso de Investidura.

Por eso, en el proyecto de senda, que se presenta hoy para su presentación en el Congreso de los Diputados, hemos intentado reflejar, condensar prioridades económicas, políticas sociales y, también, fiscales del Gobierno. De alguna manera, la Ley de Presupuestos es la que el Ejecutivo plasma de una forma más clara el contenido del proyecto de país, que tiene este Gobierno de progreso y, también, la identidad que queremos trabajar para el futuro.

Los Presupuestos que vamos a remitir al Congreso y votan sobre el refuerzo del Estado del bienestar, la apuesta por la transición ecológica justa, la reducción de desigualdades y la defensa de los intereses de clase media y clase trabajadora. Por eso, se aborda todo con la perspectiva de estabilidad presupuestaria, teniendo muy claro lo que decía la vicepresidenta económica, que la corrección del déficit y la deuda pública es una condición necesaria para mantener y defender un Estado del bienestar fuerte y, a su vez, cohesionado.

Pero también sabemos que la credibilidad de un Gobierno pasa por establecer objetivos realistas y, si me permite la expresión, no vender humo.

La senda de estabilidad vigente es la que aprobó el anterior Gobierno de Mariano Rajoy en 2017, carece de principio de realidad. De hecho, nada más aprobarse, los organismos internacionales y nacionales, ya alertaron que los objetivos eran completamente inasumibles. Por este motivo, en julio de 2018, el anterior Gobierno, liderado por nuestro presidente, llevó al Congreso de los Diputados, una nueva senda realista y en sintonía con la situación económica. Recordarán que, lamentablemente, Partido Popular y Ciudadanos vetaron la aprobación de esta senda en el Congreso y en el Senado, perjudicando claramente a CCAA y a la propia Seguridad Social.

Por eso, hoy, apenas un mes de la formación de este Gobierno, volvemos a aprobar un nuevo objetivo de estabilidad que garantizan que España siga reduciendo su déficit, siga haciéndolo también la deuda pública a un ritmo que, como decía la vicepresidenta, no dañe ni el crecimiento ni la creación de empleo.

La senda de estabilidad que les presentamos y que confiamos aprobar en el Congreso de los Diputados son la garantía de que España sigue alineada en el respeto a las reglas fiscales de la Unión Europea. Por eso, como pueden ver en la presentación, el Consejo de Ministros ha aprobado objetivos del año 2020; es decir, transformación o reforma del actual senda vigente que incorporaba este ejercicio presupuestario, y ya, la senda de estabilidad para el periodo 2021-2023.

De hecho, para el año en curso, el objetivo para el conjunto de la Administración Pública queda fijado en el 1,8%. Para la Administración Central, el límite es el 0,5%, CCAA, 0,2%; Seguridad Social, 1,1%, y los Ayuntamientos seguirán con el objetivo del 0,0%.

Y si bien, aún no tenemos todos los datos de cierre del año 2019, sí que puedo lanzarles que estos objetivos marcan una pendiente más suave para las CCAA y la Seguridad Social, de la que se autoimpone la Administración General del Estado.

El mayor esfuerzo que se contempla en esta senda corresponde a la Administración Central, algo que se va a repetir a lo largo de los siguientes años. Y como les digo, aunque no conozcamos los datos del cierre hasta finales del mes de marzo, cuando publiquemos y remitamos a Bruselas el cierre presupuestario puedan ustedes comprobar que el esfuerzo anual que se exige a cada subsector pone también de manifiesto la prioridad política de apoyo a CCAA y a la sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones.

Si tomamos como referencia los últimos datos de cierre, que corresponden a 2018, se ve de forma clara que la Administración Central es la que asume un mayor esfuerzo; en concreto, tiene que reducir su déficit del 1,32 del año 2018 al 0,5 en el año 2020. Supone un esfuerzo de 8 décimas.

La Seguridad Social, por su parte, tiene la obligación de bajar su déficit en tres décimas. El esfuerzo también a CCAA es menor, y entre 2018 y 2020 es suficiente que reduzcan en una décima su déficit para cumplir con el objetivo de estabilidad. Por tanto, 0,8 décimas; Seguridad Social, 0,3, y CCAA, 0,1.

Obviamente, estamos hablando en el subsector conjunto, aunque la situación, por ejemplo, en cada Comunidad Autónoma es diferente, cuando se comparan o cuando tienen contrastes internamente. No citamos Ayuntamientos, porque como sabéis, se encuentran en situación de superávit, pero comprobarán que su beneficio, con motivo de esta senda, procede del incremento de la regla de gasto, a lo largo de los próximos años.

El pasado viernes, el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que es el órgano que reúne a los responsables de Hacienda de Comunidades, dio el visto bueno y votó favorablemente a la senda de estabilidad para este subsector. Y, también, ayer mismo, la Comisión Nacional de Administración Local avaló para los Ayuntamientos y Entes Locales, la hoja de ruta presupuestaria que ha diseñado este Gobierno.

Como pueden ver, en esta presentación, nuestro compromiso es ir bajando anualmente el déficit público hasta alcanzar un déficit inferior al 1% del PIB, en el año 2023. Por eso decía que se trata de una senda creíble y realista que demuestra el compromiso del Gobierno con el saneamiento de las Cuentas Públicas.

Yendo ya a la senda proyectada de 2021 a 2023, el déficit público se prevé que baje 3 décimas, pasando del 1,8 al 1,5 en 2022, reduciendo otras 3 décimas hasta el 1,2; y en 2023 cae nuevamente 3 décimas, alcanzando el 0,9%. En este periodo, insisto, el mayor esfuerzo en la corrección de este desequilibrio corresponderá a la Administración Central.

Respecto a la deuda pública, el objetivo, como no podía ser de otra manera, es seguir reduciendo la ratio sobre el PIB. La deuda pública cerrará este año por debajo del 96%, y el compromiso es rebajar nuestro deber de endeudamiento a lo largo de los próximos cuatro años. Al final de nuestra legislatura, pretendemos y esperamos que la deuda pública esté por debajo del 90%.

La senda de reducción para 2020 y para 2023 es la que pueden ver en esta transparencia. El pasivo bajará al 94,6%, en 2020; a 93,4, 2021; 91,7, en 2022; y al 89,8, en 2023.

Y, por último, el parámetro de la regla de gasto, compatible con estos objetivos, se sitúa el 2,9, en el año 2020, una décima más que la senda que, actualmente tenemos vigente. Para los siguientes años, el límite será del 3%, 3,2% y 3,3%, respectivamente.

Por último, el Consejo de Ministros también ha dado en el día de hoy el visto bueno al techo de gasto no financiero para el año 2020 que, como saben, es un elemento determinante en la elaboración de los Presupuestos Generales del Estado. Este Gobierno está demostrando que con una gestión responsable es posible compaginar la reducción del déficit con la aprobación de medidas en beneficio de los ciudadanos. Así lo pondrá de manifiesto el incremento de las pensiones, de los sueldos de los funcionarios, del Salario Mínimo Interprofesional o la subida de las prestaciones por hijo a cargo. Entre otras muchas medidas, de calado social, que como saben, hemos ido adoptando a lo largo de los pasados meses.

En esta misma línea, el límite de gasto no financiero 2020 es suficientemente adecuado para mantener nuestra apuesta por el fortalecimiento de políticas sociales, al mismo tiempo que compatibilizamos una senda de estabilidad en línea con la Unión Europea, como acabo de anunciar.

Por eso, el techo de gasto va a quedar fijado en 127.609 millones, un 3,8% más que el Presupuesto base del año 2019.

Como recordarán, el año anterior no fue posible aprobar unas nuevas cuentas públicas y, por eso, ha sido necesario calcular un presupuesto base que recoja la realidad del Presupuesto prorrogado 2019 y que, además, nos permita una comparación homogénea.

Como decía al principio de mi intervención, el techo de gasto hará que España avance en temas prioritarios como la reducción de la desigualdad, la apuesta por la transición ecológica justa, el reto digital, la lucha contra la pobreza -especialmente la infantil- y la mejora de los pilares de nuestro Estado del bienestar.

Confiamos, desde el Gobierno, en que el Congreso de los Diputados y el Senado den el visto bueno a estos nuevos objetivos de estabilidad y, por tanto, avancemos en la tramitación de los Presupuestos Generales del Estado para el 2020.

Como decía, España no puede permitirse seguir con unas Cuentas prorrogadas que perjudican al conjunto de los ciudadanos, que lastran la inversión pública. Y, por tanto, a las empresas y a los proveedores del servicio público.

Confío en que todos los partidos políticos estén a la altura de las circunstancias y podamos lograr que España tenga el Presupuesto que merece.

Y ahora sí, quedamos a vuestra disposición para cualquier pregunta que se plantee.

P.- Carina Verdú, de Antena 3. Gracias, ministra portavoz yo quería preguntarle ¿qué previsión tienen para esos presupuestos cuando prevén llevarlos al Congreso? ¿Cuál es el calendario? Y sobre el Mobile World Congress el viernes se decide si se aplaza o no. ¿El Gobierno cree que es mejor que se aplace hasta que pase la crisis del coronavirus para evitar que se celebre ese congreso con menos empresas de las que estaban previstas? ¿O cree que es mejor celebrarlo igualmente? Gracias.

Portavoz.- En relación con la primera cuestión la previsión es que los Presupuestos Generales estén aprobados, como dijo el presidente Sánchez, en el verano a lo largo del verano, y por tanto lo antes posible lo llevaremos al Congreso de los Diputados para que se inicie su tramitación, pero esos son los tiempos que en este momento se barajan y nuestra intención es que cuando lleguen al Congreso de los Diputados, al menos con aquellas fuerzas políticas que tienen que permitir el inicio de su tramitación, hayamos tenido los contactos previo para poder garantizarlo y asegurarlo.

No obstante, desde que aquí, como ministra de Hacienda, yo hago un llamamiento al conjunto de las formaciones políticas porque este país no puede continuar con unos Presupuestos prorrogados y esto es un criterio unánime. de todos los expertos, de todos los analistas y, por tanto, desde el Partido Popular hasta el partido de la oposición con menor representación en el Congreso de los Diputados, conocen de la urgencia y de la necesidad de dotarnos de un nuevo marco presupuestario que nos permita afrontar los retos de este país. Podrán gustar más o menos las que presente este Gobierno pero lo que sin duda tenemos que permitir es que se tramiten para que se incorporen vía proyecto de enmienda aquellas que cada formación política legítimamente desee.

Y en relación con la segunda cuestión, tengo que comunicarle que no ha habido ningún cambio en la situación de riesgo de nuestro país, que sigue siendo baja. Por tanto. seguimos estando en contacto con las autoridades sanitarias y con la organización del propio Mobile.

La Organización Mundial de la Salud como saben ustedes, dentro de sus recomendaciones no ha hecho ninguna restricción al viaje o al tráfico de personas ni tampoco de mercancías y, por tanto, los eventos internacionales se pueden celebrar con normalidad.

P.- Mercedes Serraller, de Expansión. A la ministra Calviño. Le quiero preguntar, que estaba previsto que se aprobara la derogación del despido procedente por baja, por absentismo continuado. Usted dijo en el Financial Times que se estaban consultando con la patronal, los agentes sociales. No sé ¿por qué no se ha aprobado hoy?, si están en estas consultas y si está reforma va a ser total, se va a derogar totalmente o va a haber algún tipo de control de absentismo en un marco laboral después de la reforma?

A la ministra Calviño y ministra Montero. Quería saber la semana pasada, no quedó muy claro si la senda ya la habían hablado o pactado con Bruselas y cómo lo veían allí, y bueno no sé si tiene que haber ahora algún tipo de comunicación oficial de plan presupuestario, que estamos fuera de fechas, si estará antes de la fecha del 30 de abril de todos los años.

También quería saber, ha nombrado unas rebajas de previsiones de crecimiento para este año de 1,8 a 1,6 de empleos, de 2 a 1,4. Y tenemos este techo de gasto creciente, y otras medidas que han aprobado de gasto y demás. No sé si esto va a tener algún impacto en los Presupuestos. Si va a haber unas medidas impositivas o de impuestos, o si podían acelerar las que estaban previstas como la tasa Google y demás, para que entre en vigor lo antes posible.

Y por último, hay una reforma que ha entrado en vigor de la Constitución, el artículo 135.2, por el que se impide un agujero presupuestario en España. No sé si no estamos todavía llegando a la estabilidad. No sé si les preocupa que haya algún partido que inste algún tipo de cuestión inconstitucionalidad con estas previsiones, gracias.

Sra. Calviño. Con respecto a la normativa laboral, el mensaje que hemos lanzado desde el Gobierno es clarísimo. Por una parte, hay algunas modificaciones que tienen que han de ser abordadas de forma urgente, entre ellas la de considerar procedente, un despido debido a las bajas médicas. Este es un tema en el que hay un amplio consenso social y por tanto, que vamos a abordar de forma urgente. Otro tipo de cuestiones serán encauzadas a través del diálogo social Nuestro gobierno está firmemente comprometido con el diálogo, diálogo con las personas, diálogo con los territorios, diálogo con los representantes sociales. Y como muestra baste señalar que la primera medida que puso en marcha nuestro Gobierno, la ministra de Trabajo, fue el establecimiento de las mesas de negociación para que estuvieran adecuadamente representadas las empresas, tanto las grandes como las pequeñas, y los representantes de los trabajadores que ya dio su fruto en términos del salario mínimo interprofesional.

Otras cuestiones que pueden requerir más maduración y un trabajo en el que se implique también a expertos orientadas a la elaboración de un Estatuto del trabajo del siglo XXI pueden llevar más tiempo. Pero digamos que actuamos con los canales adecuados y el ritmo adecuado para abordar cada una de las cuestiones. Desde este punto de vista el mensaje es claro con respecto a nuestra intención de eliminar esta posibilidad de considerar procedentes ese despido debido a las bajas médicas, y es un proyecto que está siguiendo su trámite dentro del Gobierno y que entrará dentro del calendario del Consejo de Ministros en el momento adecuado.

Y querría añadir un tercer punto, y es que en paralelo por supuesto, tenemos que seguir abordando las distintas causas del absentismo. También algunas de algunas de ellas deben ser tratadas en el marco de la negociación colectiva y del diálogo social, y otras pueden requerir una serie de actuaciones de las autoridades competentes tanto nacionales como de las Comunidades Autónomas, etcétera. Se trata de un asunto complejo y que será abordado también siguiendo los cauces y los ritmos adecuados.

Portavoz.- Y en relación con las otras dos cuestiones, decirle que, evidentemente, en el techo de gasto se contempla el efecto de la mayor recaudación debido al ciclo económico y también con las medidas fiscales que se incorporan al Proyecto de Presupuesto de la que tendrán ustedes cuenta y notificación en el momento en que se presenten.

Ahora mismo estamos trabajando sobre este techo de gasto del 3,8, que es bastante razonable, para permitir lo que decíamos al principio: que por una parte podamos garantizar nuestro compromiso con la estabilidad presupuestaria, pero por otra parte podamos imprimir a nuestras cuentas públicas nuestra seña de identidad, de este Gobierno de progreso que, por supuesto, tiene que ser el combate contra la desigualdad, el crecimiento sostenible y el blindaje de nuestros servicios públicos que son garantía de seguridad para todos los ciudadanos.

En relación con la segunda o la última cuestión que usted planteaba, ya hace algunos meses que el Gobierno se interesó con la Abogacía del Estado para ver si, efectivamente, el texto constitucional planteaba algún tipo de limitación a la aprobación de los presupuestos de este año y la respuesta fue clara no hay ningún tipo de limitación y, por tanto, tenemos capacidad plena de presentar esta agenda en línea absoluta con lo que marca nuestro texto constitucional y no hay ningún riesgo de que el establecimiento de la propia agenda pudiera ser impugnada o pudiera ser puesta en entredicho por alguna formación política o llevarla a algún tipo de tribunal. Tenemos un informe contundente y sólido en relación a que nuestra agenda de estabilidad es compatible con el texto constitucional.

P.- Juande Portillo, Cinco Días. Quería retomar una pregunta que ha dejado la compañera en el aire que era si esta nueva senda fiscal se ha negociado ya con la Unión Europea, quería saber un poco qué opinión le han trasladado de las cifras que les han pasado, y si Bruselas les ha orientado ya, ya que no estamos dentro del procedimiento de déficit excesivo y no se fijará tanto en umbrales concretos ¿cuál será el ajuste estructural que sí que sí que piden que se haga sobre el déficit.

En cualquier caso, quería preguntarle a la ministra de Hacienda si tiene ya alguna estimación del cierre de déficit de 2019 para que podamos estimar cuál es el ajuste, cuál es el esfuerzo que están pensando en realizar este año. Más allá de eso si prevé que en esa reforma fiscal que quieren llevar a cabo en paralelo al plan presupuestario de este año se plantean que algunas de las medidas tengan efecto retroactivo para aumentar la recaudación que puedan tener y el efecto positivo en los ingresos, o si todas se pondrán en marcha después de su aprobación, previsiblemente, a partir de la segunda mitad del año. Gracias.

Sra. Calviño.- Sí, con respecto a esa pregunta está claro el compromiso de nuestro Gobierno con el cumplimiento de las normas europeas. Como usted mismo ha señalado, nuestro país salió del brazo correctivo del Pacto de Estabilidad y Crecimiento la primavera pasada y eso cambia los parámetros fundamentales de evaluación orientando el énfasis no tanto hacia el déficit nominal sino hacia cómo, tanto como el ajuste estructural y, por tanto, las tendencias de medio plazo.

En este sentido, quiero poner en valor el hecho de que el Gobierno hoy presente una senda de estabilidad plurianual y, por tanto, una perspectiva y una y una senda realista de consolidación a medio plazo.

Estamos en un diálogo constante con las autoridades europeas que no se tienen que pronunciar en este momento, ya lo harán en el momento oportuno y, en particular, cuando presentemos el proyecto de Presupuestos Generales del Estado.

Portavoz.-Sí, efectivamente, y en relación con la cuestión que planteaba, ninguna de las medidas fiscales tendrá efecto retroactivo. Por eso, estamos agilizando y espero que podamos traerlo a este Consejo de Ministro en breve algunas de esas figuras fiscales, que saben ustedes que ya pasado la audiencia pública y ha tenido toda la tramitación como es el impuesto sobre transacciones financieras y el impuesto sobre determinados servicios digitales, que son las dos medidas que ya han tenido todo su procedimiento, así como la Ley de lucha contra el fraude fiscal.

Para nosotros es importantísimo el que se agudicen todos los sistemas de control para que cada uno haga frente a sus obligaciones tributarias y el resto de los ciudadanos no se tengan que perjudicar porque algunos no lo elaboron.

Todavía no conocemos las cifras, las cifras se conocerá, como ustedes bien conocen, a lo largo del mes de marzo, a finales del mes de marzo. Se está cerrando todavía la contabilidad nacional.

Quiero desde aquí volver a reiterar que el conjunto de administraciones tiene que remitir la totalidad de su información que aún queda algunos Ayuntamientos y Comunidades Autónomas o remitir la totalidad de su información.

Lo que sí quiero poner de manifiesto es que el esfuerzo que durante estos dos últimos años desde que llegó al Gobierno el presidente Sánchez, se ha hecho un esfuerzo muy superior, un esfuerzo bastante intenso por la Administración General del Estado para el control del déficit y, por tanto, para permitir más margen de gasto a las Administraciones Territoriales. Yo diría que esa es la seña de identidad que van a ver ustedes cuando se conozcan los datos de déficit, incluso, descontando el efecto del IVA, como tuvimos ocasión de comentar en la rueda de prensa del Consejo de Política Fiscal y Financiera.

P.-Belén Carreño, de Reuters. Buenas tardes, ministras. Creo que es una pregunta para cada una. La primera, hay una reducción de dos décimas en el pronóstico del crecimiento del PIB, como a la vez dicen que este nuevo margen fiscal es precisamente, para favorecer el crecimiento, quería saber entonces qué habrían descontado si no tuvieran este colchón fiscal, porque estamos subiendo. Osea, el margen mejora muchísimo, y, sin embargo, ustedes reducen la previsión de crecimiento económico y sobre todo, también entender cómo puede ser que como ha dicho la ministra en el último trimestre del año pasado ha habido una aceleración y, sin embargo, es compatible con esta reducción del pronóstico.

Y para la ministra Montero, o para las dos ministras. La Seguridad Social se lleva prácticamente todo el déficit, este año 2020 un poco menos, pero según van sucediendo los años es prácticamente el 80, el 90% del agujero de las cuentas del Estado va a corresponder a la Seguridad Social. Esto me hace pensar que han hecho ustedes las cuentas sin cambios en una reforma de pensiones o hipotéticamente parece. Ahora mismo, esto implica que no se cambiarían en absoluto una reforma de pensiones, en caso de que hubiera una, que creo que sí que está en el ánimo del Gobierno, pues a ver cómo variarían estas cifras. Muchas gracias.

Sra. Calviño.- Sí, dos elementos determinan las previsiones de crecimiento para este año. En primer lugar, el cierre o el avance de cierre que nos ha dado el Instituto Nacional de Estadística para el ejercicio 2019, que cambia por supuesto, el punto de referencia para la preparación de la previsión de crecimiento del PIB durante el año 2020. Y en segundo lugar. el principio de prudencia. Teniendo en cuenta los datos que tuvimos del mercado laboral en el mes de enero y a pesar de que, en general, los organismos internacionales están previendo un repunte, una recuperación de la actividad económica y del comercio internacional en la segunda parte del año, nosotros hemos preferido ser prudentes y hacer una previsión que, como decía, está absolutamente alineada con las de los organismos y los analistas nacionales e internacionales.

Portavoz.- En relación con la última cuestión que, además, me parece muy adecuada porque efectivamente la voluntad del Gobierno es justamente que como fruto del diálogo en el marco del Pacto de Toledo se puedan acometer o se puedan dictar recomendaciones respecto a la sostenibilidad de nuestro sistema de Seguridad Social, que recuerdan que en el período anterior estuvimos a punto de cerrar un acuerdo en el marco del Pacto de Toledo, que no fue posible materializar, pero que estamos confiados y ojalá que a la mayor brevedad posible, podamos tener el compromiso y el consenso de la gran parte de las fuerzas políticas para que podamos tener una hoja de ruta clara sobre la sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones, que es un empeño de este Gobierno.

Esto significa que en este escamo mes que llevamos en el Gobierno, hemos planteado una agenda que la previsión sigue digamos una comparación homogénea con lo que venían siendo las sendas anteriores, pero que en ningún caso se descarta que la determinación del déficit entre el Estado y la Seguridad Social pueda a lo largo de los próximos meses, o cuando toque nuevamente renovarla, sufrir variación en los términos de que el Estado asuma un mayor déficit y, por tanto, descargue a la Seguridad Social de algunos gastos que se pudieran entender que son más propios de los Presupuestos Generales del Estado que del sistema o del subsector de Seguridad Social.

Por tanto, en todo caso, se plantearían variaciones entre los subsectores de Seguridad Social y Administración general, pero todavía sin haberse dictado cuál es el importe y el volumen de esos recursos que pasarían a la Administración General del Estado, hemos preferido hacer una agenda homogénea comparable en relación con las sendas anteriores para que se pueda apreciar por parte de Bruselas y de ustedes mismo, el esfuerzo que como país vamos a realizar. Pero decía que era oportuna la pregunta porque en el futuro y en función de esas recomendaciones, podría haber algún tipo de variación, siempre entre esos dos subsectores.

P.- Juan Antonio Nicolay, de Nius diario. Yo quería preguntar a la ministra portavoz. Quedan apenas unos días para que termine el plazo que se han dado para constituir la mesa de gobiernos, entre el Gobierno central y la Generalitat, quería saber si tienen ya la fecha. Sí podemos saber la composición concreta una vez que Pablo Iglesias ya ha anticipado que él sí va a estar, es lo único que sabemos seguro, aparte de Sánchez que va a estar. Si nos pueden contar si tienen algún plan para acabar y zanjar de una vez la polémica del mediador. Y si también tienen algún plan previsto para anticipar una coordinación con Unidas Podemos, dada la diferencia de criterio sobre ajuste territorial que han tenido habitualmente los socialistas con la formación de Pablo Iglesias.

Portavoz.- Varias preguntas en una, pero todas relativas a la continuidad del diálogo que este Gobierno mantiene con todas las Administraciones y, concretamente, en Cataluña.

Yo creo que ustedes fueron testigos de la satisfacción que manifestó el Gobierno por las primeras reuniones mantenidas en la visita del presidente Sánchez, tanto la reunión con el president Torra como con la alcaldesa Ada Colau y con el conjunto de la Diputación de Barcelona, y el conjunto de agentes sociales que tuvieron ocasión de poder manifestar su expectativa al presidente del Gobierno. Y seguiremos con esa vocación inequívoca de avanzar en lo que creemos que es la única posibilidad que tenemos para volver a ese reencuentro en el marco de España y Cataluña, como simboliza el hecho de que el propio presidente dejara una serie de puntos a la consideración del Govern que tienen que ver con las infraestructuras, con la recuperación del derecho, con cuestiones muy importantes para Catalunya que en los últimos años los diferentes presidente de la Generalitat así habían hecho llegar al Gobierno de España.

Por eso, quiero insistir en que la vocación de diálogo de este Gobierno sigue siendo firme y que por tanto la mesa se convocará en breve, todavía no tiene fecha, será el propio presidente del Gobierno quien determinará las personas que van a componer esa delegación o esa representación del Gobierno de España en esa reunión. Y creo que durante estos días la falsa polémica sobre el tema del mediador ha quedado perfectamente zanjada: no es necesaria la figura de un mediador porque como dijo el propio presidente, la totalidad de los ciudadanos españoles son los que son testigos de estas conversaciones que se están transmitiendo con absoluta transparencia, con luz y taquígrafo y que por tanto lo que nos tiene que permitir es seguir profundizando en aquellos puntos de encuentro en donde podamos encontrar elementos que sean satisfactorio para el conjunto de Cataluña y que también lo sean para el conjunto del país.

Esta es nuestra hoja de ruta, y una hoja de ruta que intensificaremos y que seguiremos trabajando en los próximos meses. Y antes de que me pregunten, a pesar de las convocatorias electorales que en este momento están en el horizonte porque el diálogo no puede esperar. El diálogo es obligatorio, es urgente, es necesario y por tanto, continuamos con esa agenda que se había iniciado por parte del Gobierno el pasado día con la visita del presidente Sánchez a Cataluña.

P.- Paula de las Heras, de Colpisa. Sí, Portavoz. yo le quería preguntar el presidente del Gobierno dijo que además de reunirse con el presidente Quim Torra iba a hacer una ronda de contactos con todos los presidentes autonómicos. Quería saber si esa agenda está ya diseñada, quién será el próximo presidente autonómico con el que se reúne.

Y por otro lado, el Gobierno celebró este fin de semana una reunión en la que entre otras cosas se analizó las prioridades legislativas del trimestre. Me gustaría que nos pudiera contar cuáles son esas prioridades y si la reforma del Código Penal estará entre ellas, gracias.

Portavoz.- En relación con la primera cuestión, rotundamente sí. El presidente tiene previsto continuar su ronda de contactos con los presidentes autonómicos y, por tanto, los calendarios y las agendas se pondrán en común para posibilitar que se puedan producir esas reuniones, insisto necesarias, reuniones que versan fundamentalmente, sobre lo elementos, los aspectos que los presidentes autonómicos quieran trasladar para que todas las Administraciones rememos en la misma dirección.

Saben que este Gobierno es un convencido de la necesidad de la coordinación interinstitucional porque los ciudadanos son únicos. Los ciudadanos, en muchas ocasiones, no distinguen quiénes son las administraciones responsables de cada una de las competencias. Lo que sí tienen claro es que eligen a los políticos para que realmente sus tareas sean útiles, nos permitan avanzar en una misma dirección y como decía antes ponernos de acuerdo en aquellos elementos que son nucleares y que obligan a que todos rememos en esa misma dirección.

En relación con las prioridades que se marcaron en la agenda que se desarrolló en la jornada de Quintos de Mora durante el fin de semana, tengo que decir que todas apuntan a las líneas estratégicas que marcó el presidente en los cinco ejes que desarrolló en su discurso de investidura. Dentro de esas normas, se encuentra medidas del ámbito social muy especialmente en el ámbito educativo. En el ámbito de la transición ecológica saben que estamos pendientes y que, en breve, llevaremos al Consejo de Ministros la presentación de la Ley de Cambio Climático, la estrategia de transición justa y de energía y clima. En definitiva, todo el paquete normativo que compone, que compone la transición ecológica.

Igualmente, en materia de reto digital donde tenemos en nuestra agenda perspectivas de aportar normativa que permita mayor seguridad y que permita una mejor eficiencia en el uso de la tecnología y en la conquista de que España siga siendo una vanguardia en una materia en la que somos realmente competitivos y de la misma manera en materia de derechos sociales, con la aprobación de unos presupuestos que nos permitirán revitalizar el Estado del bienestar.

Fueron unas jornadas realmente satisfactorias para todos los que participamos que nos permitió poner a punto a todos los departamentos ministeriales para que todos empecemos a trabajar en las líneas que el presidente marcó como prioritarias.

P.-(inaudible)

Igualmente, como decía todas las materias que han sido objeto de anuncio previamente o que el presidente enmarcó dentro de su discurso de investidura los cinco ejes se van a atraer y entre ellas también la reforma del Código Penal, en materia de igualdad, en materia del consentimiento de las mujeres. Todo ello van a formar parte de la agenda del próximo semestre que, como digo se irá presentando en la medida en que el Consejo de Ministros, en su planificación, vaya dando visto bueno a cada una de esa normativa.

P.- Laia Fores, de Ara. Gracias, buenas tardes a la ministra Portavoz quería preguntarle sobre el Mobile World Congress y que si el Gobierno está llevando a cabo algún tipo de gestión para evitar que se cancele. Y si nos puede y se confirmar una información que publicaba El Confidencial, que decían que se había abierto una ronda de contactos, que el Gobierno había abierto una ronda de contactos con las Embajadas para saber qué impacto podría tener una eventual cancelación.

Y luego, a la ministra de Economía, insistir una pregunta que han hecho compañeros sobre la derogación del artículo 52.d. ¿Por qué ese retraso? ¿Por qué no se ha aprobado hoy?, y si se confirma que se va a aprobar la semana que viene. Gracias.

Sra. Calviño.- Si empiezo yo mientras que alguien le trae un caramelito a la ministra portavoz. Es que no hay ningún retraso. Es un proyecto normativo que está dentro del proceso de elaboración dentro del Gobierno y que está pasando sus trámites. No hay ningún retraso en este sentido.

Portavoz.- Y en relación con la otra cuestión, decirle que como he comentado anteriormente el Gobierno está en contacto con las autoridades sanitarias y con los organizadores del Mobile. Pero insistir en lo que he dicho al principio, que no hay ningún cambio en la situación sanitaria o de riesgo de nuestro país. El ministro de Sanidad ha presentado, como viene siendo habitual, en los últimos Consejos de Ministros, nuevamente el informe de situación, tal y como he comentado al principio de mi intervención, no ha habido ni la aparición de ningún caso nuevo y todos los casos que se han diagnosticado en nuestro país, los dos únicos casos diagnosticados han sido personas contagiadas en otra parte que han venido a nuestro país y que desde el momento en que llegaron fueron sometidos a la monitorización y a la vigilancia que marca el procedimiento. Y no tengo ninguna información. Por tanto, no hay ningún dato que transmitir en relación con contactos con las Embajadas, ni ninguna cuestión de este tipo.

Nosotros lo que queremos y lo que deseamos es que este evento tan importante para España y tan importante para Barcelona se celebre en condiciones de normalidad y podamos compartir nuestra experiencia y sigamos teniendo a España como un referente en materia de avance tecnológico, en materia de avance digital como se viene demostrando en las ferias que se han ido celebrando en los años anteriores. Esa es nuestra intención y colaboraremos con el conjunto de administraciones y, por supuesto, estaremos a las directrices de la administración sanitaria que es la que marca, en cualquier momento, si hay cambio en la situación o si hay recomendaciones adicionales que hay que incorporar bien, por dictado de la Organización Mundial de la Salud o bien porque el Centro de Emergencia Sanitaria en España así lo decida por motivo de alguna cuestión.

En este momento como digo, ningún cambio, ninguna situación de riesgo añadida para nuestro país, y por tanto, situación de tranquilidad respecto a la información que ha proporcionado el Ministerio de Sanidad.

P.- José Eulogio López, de hispanidad.com. Buenos días. En primer lugar, insisto en lo que ya han comentado dos compañeros antes es en el aspecto fiscal de este gasto. Vamos a ver, pasar del 2 a 1,6% PIB. Reducir el déficit público a 1,8, y acabar el ciclo en 2023 con el 0,9. Además, ampliar el Estado del bienestar, y aumenta el índice ya de gasto en un 3,8%. Hombre, eso, aunque todavía no esté concretado cuál va a ser la subida de impuestos, parece exigir así, a ojo de buen cubero una subida muy robusta de la presión fiscal. Si no, no sé cómo se pueden conseguir esos objetivos.

Luego, también, quisiera preguntarle. El proyecto de Ley de eutanasia, ministra portavoz, ¿garantizará la objeción de conciencia al personal sanitario, queda eso claro?

Y para la vicepresidenta Calviño, bueno, el Gobierno, ya sé que se lo hemos preguntado muchas veces, pero una vez que el Gobierno está en marcha, ¿tiene claro ya qué va a pasar con Bankia? ¿Qué va a hacer el Gobierno como primer accionista de Bankia?

Portavoz.- En relación al techo de gasto, verán ustedes que este techo de gasto que presentamos en este Proyecto de Presupuestos es inferior al que se presentó en el año anterior, justamente por motivos de la desaceleración económica y, por tanto, por la previsión de PIB, que ha marcado y que ha transmitido la vicepresidenta económica. Es un techo de gasto que está elaborado con esa previsión de recaudación que aporta el ciclo, y, también, con las nuevas medidas, con las figuras fiscales que estarán contabilizadas desde su puesta en marcha. Porque como hemos comentado anteriormente, se tramita ahora en los Proyectos de Ley que recogen esas figuras fiscales. Algunos no necesitan normativa propia, porque la fiscalidad ya existente se articulará a través de modificación en los Presupuestos Generales del Estado. Pero justamente las resultantes de la situación económica y de la recaudación esperada de esa nuevas figuras fiscales, insistiendo en que el techo de gasto es inferior al que se planteaba el año anterior, donde había una previsión de crecimiento por encima de la que, para el año 2019, como se ha demostrado al final, por encima de la que se arroja para el año 2020.

Dicho de otra manera, esa precaución que usted traslada está contenida intrínsecamente dentro de nuestras Cuentas Públicas y, por tanto, la comparativa se ha hecho con un Presupuesto base que permite incorporar los aspectos del Presupuesto prorrogado, porque no exactamente el Presupuesto prorrogado contiene los mismos ítems y las mimas cuestiones que contemplaba el Presupuesto del señor Montoro.

No obstante, sí es obvio que el punto de partida es un punto de partida que se asimila más al año 2018, en el presupuesto base. O dicho de otra manera, ese techo de gasto no está hecho sobre un presupuesto aprobado el año anterior, está hecho sobre un presupuesto prorrogado el año anterior. Y eso implica el que sus datos fundamentales están alimentados por el presupuesto del año 2018. Es decir, que hay un salto de dos ejercicios presupuestarios, aunque con un tránsito de un presupuesto base que permite comparar de forma más homogénea la cifra.

Por tanto, es un techo de gasto razonable que creemos que cumple con las exigencias fiscales, que se plantean por Europa, y, por otra parte, darán capacidad para atender las prioridades que marcan el Gobierno, en las diferentes materias que usted ha comentado, y que he hecho hincapié al principio de mi intervención.

En relación con el proyecto de Eutanasia, que se discute en el Congreso de los Diputados saben que este Gobierno es un Gobierno absolutamente partidario de seguir avanzando en los derechos de última generación que tienen que tener los ciudadanos en España. Es, además, un proyecto de Ley en los estudios sociológicos cuenta con una importante aceptación por parte de la población española, una sociedad madura para afrontar debates tan importantes como el respeto a la voluntad de las personas en el momento final de su vida.

Se trata, en todo caso, de enfermedades claramente invalidantes, que no tienen cura, que no tienen solución y que provocan una importante carga de sufrimiento a las personas en términos de movilidad o en términos de sufrimiento personal, de sufrimiento psicológico por la irreversibilidad de estas enfermedades.

De lo que se trata es de propiciar un paraguas sanitario, por tanto, una situación de seguridad, una situación de confortabilidad, para este tipo de personas, que permita el cumplimiento de esa voluntad. Y, en este sentido, reconocer el trabajo y la aportación de los profesionales sanitarios, del trabajo que ha sido tenido en cuenta en el proyecto legislativo. Y que, por supuesto, contempla la posibilidad de la objeción de conciencia. Un elemento que estará regulado en el proyecto de Ley, los supuestos. Ahora, eso sí, se tendrá que garantizar a la persona que se encuentre en ese trance o en esa situación que cuando su médico o su personal de referencia objete o plantee la objeción de conciencia, el sistema sanitario proporcionará los recursos, en este caso, humanos, necesarios para el cumplimiento de la voluntad del paciente.

O dicho de otra manera, se compatibilizará el derecho a la objeción de conciencia, con el derecho a la persona a que se respete su voluntad y se cumpla la ley. Y para ello, se plantearán mecanismos de garantía para que se le asigne a otro personal sanitario, cuando el responsable de los cuidados de esta persona ejerza legítimamente la objeción de conciencia.

Sra. Calviño.- Con respecto a la otra pregunta, en la participación mayoritaria del Estado en Bankia es una de las incidencias de la crisis que arrastramos desde hade años y que nuestro Gobierno ha heredado. Y, respecto a este tema, la posición del Gobierno ha sido muy clara desde el primer día. Y es más, yo la he expresado públicamente de forma consistente durante los últimos 20 meses, y es guiarnos por el objetivo de proteger el interés general. Y, por tanto, maximizar la recuperación de las ayudas públicas que se invirtieron en la institución.

Se trata de un banco que está gestionado con criterios de profesionalidad, que tiene unos rendimientos y unos ratios en indicadores correctos, en línea con el resto del sector. Y, en este ámbito no se trata de correr, sino de tomar la decisión adecuada, es decir, la que maximice el rendimiento y el bienestar de los contribuyentes españoles que es el objetivo que tiene que perseguir nuestro Gobierno.

Y no tengo nada más que decir al respecto. Estaba dudando, si decir no tengo nada más que decir al respecto, porque es que no voy a decir nada más al respecto. Estamos hablando de entidades cotizadas y sería absolutamente irresponsable decir nada más que lo que he dicho desde el primer día. Gracias.

P.- Carlos Cué, de El País. Sí, ministra, perdone, pero es que el verano es muy largo. Acaba el 21 de septiembre. Entonces, antes del final de verano, lo que ha dicho siempre la vicepresidenta, pero yo quería si podía concretar algo más, sobre todo, en la parte que corresponde abiertamente a ustedes, que es la presentación. Si están en condiciones de garantizar que los Presupuestos se van a presentar en marzo. O se podía retrasar. En este sentido, alguna pregunta que le han hecho los compañeros, no cambia nada también, a la vicepresidenta, no cambia nada; han rebajado ustedes las previsiones dos décimas, y, sin embargo, dicen que no va a haber que tocar nada del tema impositivo, que todo más o menos sigue. Que van a tener los ingresos igual previstos sin tener que subir más los impuestos. No cambia absolutamente nada el hecho de que hoy hayan anunciado la rebaja de esas dos décimas. Pero lo que le quería preguntar, sobre todo, es ¿cuándo lo van a presentar y si van a estar esperando al desarrollo de esa mesa, que no nos quiera detalles, para presentar los Presupuestos o los presentan en marzo, pase lo que pase?

Y le quería también preguntarle vicepresidenta, ministra, si van a desclasificar el Consejo de Ministro el Plan de 2010 sobre la limpieza de Palomares como le acaba de pedir la Audiencia Nacional que les ha pedido que desclasifique esa información. Y si este Gobierno va a descontaminar toda la zona de Palomares. Gracias.

Portavoz.- Sí, en relación con la primera cuestión, siento no poder afinar más los plazos que presentó el presidente que, efectivamente, antes de que finalice el verano pretendemos tener aprobados nuestros Presupuestos, pero fundamentalmente porque este Gobierno de progreso no tiene mayoría absoluta para garantizar que la presentación del Presupuesto da lugar a su tramitación. Esto significa que mantendremos contactos y reuniones con los Grupos parlamentarios para asegurar que se produce una aceptación del trámite de la continuidad de la presentación de los Presupuestos. Es decir, que se van a rechazar esas enmiendas a la totalidad, que puede que algún grupo político presente. Y tendremos relación con esos contactos, con esas reuniones preliminares antes de que el Presupuesto entre en el Congreso, serán las que marcarán las fechas en la que podremos presentar el Proyecto de Presupuesto.

Si el Gobierno contara con una mayoría suficiente para su tramitación, podríamos comprometer, de alguna forma más atinada el calendario de llegada, pero tenemos que trabajar en el entorno plural que los ciudadanos han votado, y que obliga a ponerse de acuerdo con las formaciones políticas, incluso para que se le dé vía libre al inicio del trámite. Más allá que luego estas formaciones políticas puedan presentar o no enmiendas a lo largo de su tramitación. Así que siento no poder atinarlo más, pero seguro que estará para que a lo largo del verano se puedan aprobar y este país pueda contar ya con unas Cuentas Públicas, insisto, que son urgentes, que son oportunas, que son necesarias y que nadie cuestiona de la necesidad de poder tener unos nuevos números para poder afrontar los retos que tenemos como país.

Yo creo que la exposición que tanto la vicepresidenta como yo misma hemos intentado transmitir, sí hemos dado cuenta de la adaptación que ha hecho el Gobierno a la nueva realidad económica, a la nueva realidad en relación con las diferentes prioridades que el Gobierno de progreso tiene que acometer, porque hay elementos significativos en relación con la presentación que hemos hecho hoy. Se disminuye el techo de gasto, respecto al proyecto de Presupuestos que se había presentado, cuando tuvimos la tentativa de aprobar en el mes de febrero nuestros Presupuestos para el año 2019. Un techo de gasto marcado básicamente por la desaceleración económica.Y, por tanto, por una previsión a la baja del PIB, que no coincide con la que se tenía proyectada para el año 2019.

Eso significa que nuestra capacidad de gasto va a ser algo inferior a la que se presentaba en el Proyecto de Presupuesto del año 2019 que resultó, finalmente, fallido. De la misma manera, se presenta una senda de estabilidad realista y también adaptada a esta nueva realidad económica, y a esta nueva situación para impedir que un objetivo de déficit, demasiado ajustado. O dicho de otra manera, unos deberes en relación con la estabilidad presupuestaria demasiado duros nos lastren el crecimiento económico y la creación de empleo, que son cuestiones a preservar por parte de cualquier actividad política, y cualquier orientación política que haga este Gobierno.

Por tanto, nuevo techo de gasto y nueva senda de estabilidad. Y eso significa adaptación a un nuevo entorno económico, y adaptación a las cuestiones que hemos transitado en nuestra economía en los últimos meses.

Las medidas fiscales que se plantearán para este Proyecto de Presupuesto, insisto se presentarán en el momento en que podamos ya determinar cuáles son las componentes, cuáles son las fuentes de todos esos ingresos, que se presentan en el día de hoy, y que, como ustedes saben, forman parte del Acuerdo Programático que suscribió este Gobierno y en donde se marca nuestra hoja de ruta en muchos aspectos, incluido también el aspecto fiscal.

Es obvio que para nosotros las líneas rojas, que se establecen claramente en este sentido, es que no se va a afectar a la fiscalidad de clase media y de clase trabajadora que son, como siempre hemos dicho, como el presidente ha anunciado el colectivo y grupos de población que tienen que recuperar el poder adquisitivo. Y tienen que recuperar parte de los derechos que los ciudadanos perdieron durante la crisis.

Y, en relación con el último tema que usted me pregunta, evidentemente, el Gobierno colaborará con la Justicia en aquellas cuestiones que esta demande para intentar hacer un correcto trabajo por parte de ese poder del Estado, y, por tanto, me permiten que una vez que podamos saber y conocer con precisión cuáles son los elementos que se esperan de nosotros, podremos ponerlos a disposición de las autoridades judiciales para completar o culminar los procedimientos de investigación, en relación con esta materia.

Muchas gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)