Conferencia de prensa del ministro de Educación, Cultura y Deporte, y portavoz del Gobierno y de los ministros de Hacienda y Función Pública, y de Economía, Industria y Competitividad, después de la reunión del Consejo de Ministros

La Moncloa, Madrid, martes 27 de marzo de 2018

Portavoz.- Buenas tardes. Disculpen el retraso. Hay una letra de una zarzuela que dice: "Hoy las ciencias se adelantan que es una barbaridad", pero de vez en cuando, el powerpoint se nos estropea y no ha llegado a todavía (¡ah!, ya ha llegado). Perdonen ustedes el retraso.

Comparecemos ante ustedes para informarles de los acuerdos adoptados por el Consejo de Ministros en la sesión celebrada en el día de hoy, 27 de marzo, bajo la presidencia de don Mariano Rajoy.

Como saben ustedes, hoy hemos dado el visto bueno para que inicie su tramitación parlamentaria en las Cortes al Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado, que detallará el ministro de Hacienda y Función Pública, que también hará referencia a otro de los asuntos acordados hoy en Consejo de Ministros, el Real Decreto por el que se aprueba la Oferta de Empleo Público en los ámbitos de Personal Docente No Universitario, de la Administración del Estado. En este caso, se trata de Ceuta y Melilla (que a mí me concierne como ministro de Educación), con 162 docentes. De la Administración del Estado, Fuerzas Armadas, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y de Estabilización de Personal Docente No Universitario de la Administración del Estado para el año 2018.

Asimismo, el ministro de Economía, Industria y Competitividad, a quien quiero dar la bienvenida, por primera vez a esta rueda de prensa, presentará el cuadro macroeconómico y las previsiones de crecimiento que acompañan a este Presupuesto.

Antes de dar la palabra a los ministros, y aunque el pasado viernes, hace sólo cuatro días,  comparecí en rueda de prensa ante ustedes, permítanme hacer una breve referencia a los acontecimientos políticos de estos últimos días, y a la importancia que el Gobierno concede al Proyecto de Presupuestos que hoy hemos aprobado y que hoy vamos a presentar.

En estos últimos días, parte de la actualidad política ha estado centrada en Cataluña. Como saben ustedes, después de que el pasado jueves se celebrara una sesión de investidura fallida en el Parlamento de Cataluña, el Tribunal Supremo dictó un auto de procesamiento contra 13 dirigentes, incluido el expresidente Carles Puigdemont. A su vez, reactivó la orden europea  de detención y entrega contra los investigados que se encontraban huidos de la Justicia fuera del territorio nacional. 

Como consecuencia de esa euroorden, el pasado domingo el señor Puigdemont fue detenido al Norte de Alemania por la Policía del Land de Schleswig-Holstein, puesto a disposición judicial, y posteriormente se decretó su ingreso en prisión.

Sobre esta cuestión, el Gobierno mantiene la posición conocida, y que ha expresado una y otra vez: la situación del señor Puigdemont, como la del resto de personas procesadas está exclusivamente en manos de la Justicia. Las personas procesadas, tanto las que están huidas de la Justicia, como las que se encuentran en prisión preventiva, no están siendo investigadas ni privadas de libertad, por sus ideas, sino por sus graves actuaciones contrarias al Estado de derecho. Antes de ser procesadas por el Tribunal Supremo, todos ellos fueron advertidos de forma reiterada de que sus actuaciones eran delictivas, y que podrían tener consecuencia ante los tribunales. 

En cuanto a los partidos políticos o las agrupaciones de electores a las que pertenecen, los presentaron como candidatos a las elecciones del pasado del 21 de diciembre a sabiendas de su situación procesal. Por tanto, no pueden presentarse ahora como víctimas de una situación que ellos mismos conocían y propiciaron.

Del mismo modo, hay que recordar que ninguna circunstancia judicial tiene que ver con la situación política que en estos momentos atraviesa Cataluña, donde tres meses después de las elecciones autonómicas no se ha elegido un nuevo Gobierno. Siguen a cargo del Gobierno central, en aplicación del artículo 155 de la Constitución, las competencias que le atribuye el Estatuto de Autonomía.

En estos tres meses sólo ha habido un candidato que se haya presentado a la investidura y no ha sido capaza de reunir los votos necesarios para ser investido como presidente.

A lo largo de estos meses de estancamiento político en Cataluña, la Justicia en España es igual para todos, la Justicia ha seguido actuando, y nadie, nadie, recalco, puede pretender situarse por encima de la ley. Y lo mismo que decimos para España puede decirse del conjunto de la Unión Europea, de la que forma parte nuestro país, donde además existen mecanismos de cooperación judicial internacional específicos que configuran un espacio jurídico y judicial común.

De este modo, la cooperación judicial dentro de la Unión Europea, por estar basada en la confianza mutua, ha eliminado el control político, y ha procurado el entendimiento directo entre las autoridades judiciales.

Ya en el Tratado de Amsterdam en 1997, y merced a la iniciativa del entonces presidente del Gobierno, señor Aznar, se suprimió el asilo entre países miembros de la Unión Europea, en un protocolo anexo, que se llama, además, el 'protocolo español anexo al Tratado de Amsterdam'. 

El segundo paso fue la euroorden de detención y entrega, que también es una iniciativa española, que contó y quiero recalcarlo aquí, con la ayuda de la Comisión Europea, especialmente, el comisario Antonio Vitorino, y que fraguamos, también, en el Parlamento Europeo los partidos nacionales españoles. Especialmente quiero recordar al Partido Socialista, y a su entonces dirigente Rosa Díez, y a quienes entonces participamos en el Parlamento Europeo en su tramitación. Fue aprobada, también, siendo ministro del Interior, don Mariano Rajoy, en el Consejo de junio del año 2002. 

Esta figura de la euroorden suprime la extradición y facilita que la decisión de detener, integrar a un reclamado, se ejecute entre autoridades judiciales sin intervención de los Gobiernos. Insisto, se ejecute entre autoridades judiciales sin intervención de los Gobiernos.

Para la emisión de una euroorden es preciso que en el país emisor del delito, el delito esté castigado con una pena superior a los 12 meses de prisión, condición que se cumple sobradamente en el caso del señor Puigdemont en Alemania.

La ley prevé que el detenido pueda consentir su entrega inmediata, en cuyo caso, el plazo sería de 10 días, como es el caso del señor Puigdemont. En caso de que no lo consienta, (el señor Puigdemont no lo ha consentido), el plazo máximo para la resolución será de 60 días tras la detención. Se prevé también, en su caso, un plazo extraordinario de 30 días adicionales. 

La Ley alemana parte de la presunción de ejecución. Es decir, la norma general es la entrega, la no entrega es excepcional. Alemania fue, de hecho, el país europeo que más procesos de entrega de personas reclamadas inició en el año 2015, el último año del que se tienen datos, con 1.610 entregas.

En cuanto a los delitos por los que se investiga al señor Puigdemont, Alemania castiga el equivalente a rebelión, o alta traición, con pena privativa de  libertad no inferior a 10 años. Puede ser incluso, reclusión de por vida. Alemania  considera que comete alta traición quien subordina su libertad, la libertad de la República Federal de Alemania, al dominio foráneo, elimine su unidad nacional o separe una región que le pertenezca. Por tanto, no se trata de una cuestión  española: saltarse la ley, y atacar los cimientos es también atentar contra la Unión Europea de la que forma parte.

Europa no es solo un espacio económico sino que está fundada sobre unos principios básicos que incluyen la libertad, el respeto a los derechos de todos,  para salvaguardarlos, la ley, la democracia y el Estado de derecho.

Déjeme en este punto y cambiando de asunto, que felicite a los Mossos d'Esquadra por la detención de la señora Varela, que era la mujer más buscada por Europol, fugada desde el año 2011 por blanqueo y tráfico de drogas, y, también haga extensiva esta felicitación a la Policía Nacional por el arresto en Alicante del llamado 'Carbanak', un ciudadano ucraniano considerado el ciberladrón más importante del mundo.

Al margen de estas consideraciones que se circunscriben al ámbito de la justicia, esta semana la actualidad política pasa por los Presupuestos Generales del Estado, cuyo Proyecto de Ley hemos aprobado en la reunión del Consejo de Ministros celebrada esta mañana. Con este Proyecto, cuyo contenido detallará el ministro Montoro, el Gobierno cumple su compromiso, y también añado su deber constitucional de presentar unas Cuentas Públicas. Además, da continuidad a la política económica que ha venido desarrollando el Gobierno desde que Mariano Rajoy llegó a la Presidencia del mismo, a finales del año 2011. 

Se trata del séptimo Presupuesto de ciclo de Gobierno, y como en las ocasiones anteriores, se trata de un Presupuesto realista basado en el equilibrio financiero y creíble, que cumple, además, con nuestros compromisos con la Unión Europa. Unas Cuentas para continuar la recuperación económica y la creación de empleo. Unas Cuentas para alcanzar nuestro objetivo estratégico de déficit público para que llegue al 2,2 por 100 del PIB, de acuerdo con nuestros compromisos europeos.

Las previsiones, que explicará el ministro de Economía, son que el crecimiento económico continúe, una tendencia que sólo podría verse quebrada por una situación de inestabilidad en España o en el ámbito internacional.

Al crecer la actividad económica, se producirá un aumento de la recaudación fiscal, lo que hará posibles toda una serie de medidas y mejora de las condiciones de vida de las personas que no pudieron adoptarse durante la crisis económica.

El Gobierno tiene como objetivo que la recuperación llegue a todos los españoles, que nadie se quede al margen, manteniendo y mejorando nuestra sociedad del bienestar. Los Presupuestos Generales del Estado son un claro exponente de lo que hemos denominado, el crecimiento integrador. Integrador porque descansa sobre firmes bases presupuestaria para la creación de empleo, en primer lugar. 

El primer objetivo, lo repite siempre la ministra Báñez, es que 20 millones de personas estén trabajando en el año 2020. Y quiero recordar aquí, como en los últimos años, han sido un millón y medio de puestos de trabajo los creados.

En segundo lugar, el mantenimiento y la mejora de los servicios públicos: la sanidad, la educación, la atención a la dependencia y las pensiones. A propuesta del presidente del Gobierno, tal y como anunció en el Congreso, los Presupuestos de 2018 incluirán una subida de las pensiones más bajas y de las de viudedad. El ministro de Hacienda lo explicará.

Y también la cohesión territorial. Estos Presupuestos vienen aumentando y van a aumentar la financiación de las Comunidades Autónomas, para que estas puedan prestar con mayor eficacia los servicios públicos esenciales. 

Y, también, como aprobamos el pasado viernes, con el Real Decreto-Ley, las Corporaciones Locales también podrán contribuir a ese crecimiento integrador y a que nadie quede apartado de la mejora de las condiciones económicas.

En definitiva, el gran esfuerzo nacional que los españoles hemos desarrollado en los últimos años está dando sus frutos, y el Gobierno quiere que la mejora de la situación económica revierta en todos los ciudadanos. Por ello, aprobar los Presupuestos beneficia a todos, y no perjudica a nadie. A sensu contrario,  no aprobarlos, perjudica a todos y no beneficia a nadie.

Aprobar los Presupuestos Generales del Estado fortalecerá la confianza en la economía española, y, por lo tanto, acelerará la recuperación económica; impulsará la creciente credibilidad internacional de España (recordemos que la Agencia de Calificación de Riesgos Standars & Poor's acaba de subir la nota de España hasta A -. Y, también, la prima de riesgo de esta mañana se movía en torno a los 71 puntos básicos, muy lejos de aquellos 600 y pico que conocimos hace unos años).

Fortalecerá además, esta aprobación de los Presupuestos Generales del Estado, nuestra estabilidad. Ello significa que mejorarán las expectativas de crecimiento, de creación de empleo, de reducción del déficit. Porque el primer fruto de la estabilidad es el incremento de la confianza.

Por todo ello, en consecuencia de lo expuesto, el Gobierno apela a la responsabilidad de todas las fuerzas políticas, de cara al debate parlamentario y pide expresamente que por encima de cualquier otra consideración defendamos todos el interés general. No es el momento ni de renunciar al diálogo -renunciar al diálogo es renunciar a la política-, ni de mantener contra toda lógica, posiciones preconcebidas e inamovibles. 

La aprobación de los Presupuestos es hoy una responsabilidad compartida en unos Presupuestos que lo son, del empleo, de los pensionistas, de los jóvenes y de las familias.

Por tanto, este debate sobre los Presupuestos es una buena oportunidad para pensar en España, dejando atrás oportunismos y electoralismos. Todas las fuerzas políticas van a tener la oportunidad de ser útiles a la ciudadanía sirviendo a los intereses de todos. Porque como hemos dicho en más de una ocasión, y lo reitera el presidente del Gobierno, el proyecto del Gobierno es mejorar día a día las condiciones de vida de todos los españoles. 

Dichas estas consideraciones, cedo la palabra al ministro de Economía para que nos explique el cuadro macroeconómico.

Sr. Escolano.- Muchas gracias por cederme la palabra para presentar, como ha dicho, el escenario macroeconómico, el cuadro macroeconómico en el que están basados la presentación del Proyecto de los Presupuestos Generales del Estado en 2018.

Para comenzar, déjenme que les haga unos breves comentarios sobre los supuestos de tipo económico sobre los que está basada la elaboración de las previsiones que contiene este cuadro macroeconómico. 

Estos supuestos internacionales están esencialmente basados en las previsiones de organismos internacionales que muestran el marco económico en el que se desenvuelve la economía española, y son, en general, como siempre suele ser en estos casos, escenarios basados por la prudencia. En general, se toman bajo este criterio. Y permítanme sobre todo que haga referencia a algunos de ellos, que me parecen particularmente importantes en tanto y cuanto tienen una traslación importante en los datos, que posteriormente veremos, del cuadro macroeconómico español.

Probablemente el dato más importante, y me van a permitir que lo señale así, es el de crecimiento de la zona euro. Como verán, ustedes saben bien que la zona euro es nuestro principal socio comercial, es nuestro principal socio financiero, es en el ámbito en el que la economía española se desarrolla. Pues bien, en estos momentos, como pueden ver en relación a los últimos datos, tenemos un incremento importante de las previsiones de crecimiento para el año 2018 en la zona euro. Me referiré a ello más adelante, porque  yo creo que este es un dato de contexto particularmente importante para ver en qué ámbito nos movemos.

En lo que hemos destacado como mercados españoles a la exportación, (es la media ponderada de aquellos mercados donde las exportaciones españoles se dirigen), también se está produciendo un incremento de cuatro décimas, hasta el 4,5 por 100, que es particularmente importante, porque muestra un entorno exterior de la economía española más favorable que el que estimábamos en las últimas previsiones, en el mes de octubre, y que hace que el entorno exterior con el que contamos sea, sin duda, más favorable.

En los demás datos hay pocas variaciones, recogiendo los datos tanto de la Comisión Europea, como en algún caso del Banco Central Europeo, y así en las rentabilidades de la deuda pública a largo plazo, en las estimaciones del tipo de cambio o en las estimaciones del euríbor no se incluyen especiales variaciones. Ahora sí, me gustaría destacar, una vez más, este entorno favorable que enmarca un contexto de la economía española que, a continuación paso a destacar.

Por lo tanto, ya entrando en lo que es el escenario macroeconómico que el Gobierno introduce en estos momentos, quizá me gustaría destacar un elemento fundamental, que es el alza, el aumento en las estimaciones de crecimiento de cuatro décimas del Producto Interior Bruto, en relación con lo que se planteó en los últimos datos publicados, que ustedes conocen, que refleja el pasado mes de octubre. Estas cuatro décimas de aumento son cuatro décimas de aumento que llevarán la previsión de crecimiento económico del año 2018 al 2,7 por 100. Se trata de un crecimiento fuerte, de un crecimiento, como ahora veremos, equilibrado, y que, sin duda sitúa a España en cabeza, un año más, del crecimiento económico entre los grandes países de Europa.

¿Qué hay detrás de este aumento, de esta previsión de cuatro décimas más de crecimiento económico que hoy les planteamos? Fundamentalmente, tres cuestiones. En primer lugar, la mejora del marco económico exterior -ya he hecho referencia a ello-. Como han visto, también, en el conjunto de Europa se está produciendo una estimación al alza, y, en el conjunto de la economía mundial, recientemente el Fondo Monetario ha hecho también sus previsiones, estamos previendo una economía internacional al alza. 

En este contexto, sin duda, este es uno de los elementos importantes que apoyan esta revisión al alza del crecimiento español.

En segundo lugar, como ustedes bien conocen, la estimación de la recuperación y la normalización de la actividad económica en Cataluña que, sin duda, es un factor importante que está detrás de esta estimación, como recordarán que también lo fue en la revisión a la baja de las previsiones que se presentaron en otoño.

Y, finalmente, un tercer elemento importante, que es la mejora de la formación bruta de capital, o sea, de la inversión. Y, permítame, que les diga, que en particular de la inversión empresarial.

Estamos viendo un tono muy fuerte de la inversión en los primeros meses del año, y esto es un factor particularmente importante. La inversión de las empresas es lo que crea el empleo; la inversión de las empresas crea demanda, pero también crea capacidad de oferta y hace que la actividad económica y que la expansión económica dure más en el tiempo. Factor importante que no me gustaría dejar de destacar. Estos tres elementos son los que yo creo que están detrás, fundamentalmente, en esta revisión al alza, de esta importante revisión al alza que hoy les planteamos. 

Este es un escenario macroeconómico que estimamos, como suele ser habitual, prudente. Está perfectamente en línea, como ustedes conocerán bien, con las previsiones que están saliendo de la economía española para este año, con la previsión que recientemente ha hecho el Banco de España, y, también con las previsiones del conjunto de analistas privados que, últimamente, están reflejando datos sobre la economía española, lo que a veces llamamos "el consenso económico", "el consenso del mercado", tanto de analistas nacionales como de analistas internacionales. Perfectamente en línea, por lo tanto, una previsión de alza y de revisión al alza importante, pero pensamos que claramente en línea y claramente dentro de los márgenes de prudencia que habitualmente consideramos.

Un elemento importante que no me gustaría dejar de destacar, porque supone la continuación de una tendencia de los últimos años, que es un cambio histórico para la economía española, es que, por primera vez, en un proceso largo ya de expansión económica tenemos un crecimiento de la demanda interna (ya lo he dicho, el consumo, la inversión empresarial, muy importante) pero también un crecimiento de la demanda externa.

En el pasado, uno iba en contradicción con el otro; ahora, la economía española ha cambiado y los dos motores, podemos decirlo, los dos reactores de la economía española están funcionando a la vez. Este es un elemento muy importante porque lo que nos dice es que esta expansión es una expansión sostenible, y que tenemos datos, digamos, para estar confiados en esta capacidad de expansión.

Un elemento también importante y que es un contraste en cómo se comportaba la economía española en el pasado, es que esta expansión económica, importante, equilibrada, se produce también en un contexto de estabilidad de precios.

Si vemos los datos previstos tanto para el precio de consumo, como el conjunto de precios del Producto Interior Bruto, lo que podemos ver es que la previsión está en una cifra francamente razonable del 1,5 por ciento que, como ustedes conocen, está perfectamente en línea con la definición europea normalmente utilizada de estabilidad de precios. Por lo tanto, crecimiento: crecimiento equilibrado y crecimiento consistente con la estabilidad de precios.

Otro elemento distintivo de este proceso de expansión, ustedes lo conocen bien, es la capacidad de financiación de la economía española. Esta expansión no está basada en la captación y en la captación excesiva de recursos del exterior, sino en una posición cómoda de financiación de la economía española frente al exterior. No estamos acumulando deuda frente al exterior; es más, la economía española está gradualmente reduciendo su endeudamiento frente al exterior, lo cual nos sitúa en una posición cómoda para que este proceso de expansión continúe en el futuro. 

Déjenme que les diga tres elementos que me parecen importantes detrás de este cuadro macroeconómico. En primer lugar, ya lo he comentado, este cambio importante en el comportamiento y en el patrón de la economía española. 

En los últimos años, y ya para el quinto año, la economía española crece en los datos positivos, en el eje positivo, crece de forma continuada, crece de forma diferencialmente importante con respecto a Europa, y lo hace, además, manteniendo esa capacidad de financiación frente al exterior, sin acumular vulnerabilidades frente al exterior. Este es un elemento particularmente importante, y me oirán repetirlo, a partir de ahora, en el futuro. Aquí hay algo que ha cambiado en la economía española, y ha cambiado de una forma positiva.

Un segundo dato importante, y también muy importante de cara al futuro, y para analizar quizás con más detalle cuán sostenible es en el futuro esta expansión económica es el desampalancamiento del sector de la economía española y, particularmente, del sector privado. Desde los momentos peores de la crisis en los años 2008-2009, la economía española ha reducido su endeudamiento en el sector privado en 60 puntos del PIB. Este proceso de desapalancamiento es lo que nos da una posición cómoda, mucho más cómoda de lo que era en el pasado frente a cualquier cambio en la actualidad económica, y es un elemento particularmente importante, sobre todo, si tenemos cuenta, y lo pueden ver en la evolución del otro gráfico (la línea roja) que se está produciendo también en un contexto de crecimiento del nuevo crédito y, sobre todo, en las operaciones de crédito de menos de un millón de euros que es lo que habitualmente se considera el crédito a las pymes.

Pues bien, en estos momentos, el sector privado se está desapalancando mientras que al mismo tiempo se está produciendo un crecimiento importante del crédito a las pymes que, en definitiva, como ustedes saben, son las que crean empleo.

Y, finalmente, un último gráfico que me parece particularmente importante, si me permiten. Yo creo que aquí tienen una radiografía muy interesante de la economía española, y de cómo está cambiando la economía española. ¿Qué es lo que vemos en este gráfico? En este gráfico vemos cómo ha cambiado la economía española y el patrón de crecimiento en los últimos años. Por un lado, tienen las exportaciones; por otro lado, en la línea roja el crecimiento y la inversión en construcción.

Pues bien, si vemos desde el año 2008, en el comienzo de la crisis financiera, se ha producido una transformación muy importante del patrón de la economía española. Tenemos en estos momentos, aproximadamente (déjenme que hable en números redondos), 10 puntos más de exportación, hasta un 33 por 100 del Producto Interior Bruto. Es decir, España, hoy es una gran potencia exportadora. Este es un tema que yo creo que tiene que ser valorado en lo que supone. Es decir, España es, en estos momentos una de las grandes potencias exportadoras del mundo, y se ha producido una caída de, aproximadamente, esos mismos 10 puntos de la construcción.

El crecimiento actual ya no se basa en lo que se denominaba antes la economía de ladrillo, se basa en la economía de la competitividad, y en la economía del sector exterior. Esto es una economía ya muy distinta de la que era antes. Y esta es una economía que tiene una capacidad de seguir manteniendo este crecimiento a partir de ahora en el futuro.

Y permítanme que cierre esta presentación del cuadro macroeconómico haciendo referencia al elemento quizás más importante de todos los que voy a presentar hoy, evidentemente junto a la actualización de la tasa de crecimiento, que es la traslación de esta recuperación y esta expansión de la economía española al empleo.  Como bien se ha dicho, la mejor política social es siempre la creación de empleo, y este proceso está siendo particularmente intensivo en creación de empleo. Ya se han dicho algunos datos. 

El año 2018 va a ser también un año de fuerte creación de empleo. Fuerte creación de empleo, que estimamos, según la Encuesta de Población Activa y de las previsiones, en fin, un total de 475.000 nuevos empleos creados que llevarán la cifra de ocupados a fin de año, en el cuarto trimestre según los datos de la EPA, a 19 millones y medio de ocupados. Esto hace que, cuando lleguemos a este final de año, al cuarto trimestre del año 2018, que la cifra de 20 millones que se ha repetido sea perfectamente creíble, y yo creo que es muy importante tener en cuenta que estamos sólidamente en esa senda de alcanzar los 20 millones de ocupados al final de la legislatura, en el año 2020.

En este sentido, verán que en los últimos dos años se ha creado un millón de empleos, estamos, por lo tanto, en una recuperación muy intensiva en empleo. Este es otro cambio importante. Recordarán, que hace años, 15, 20 años la economía española, incluso creciendo fuertemente, le costaba crear empleo. Hoy, el umbral ha bajado y esta recuperación está siendo particularmente efectiva creando empleo.

Calculamos que según los datos de la Encuesta de Población Activa la cifra de desempleados, medido de esta forma, bajará en 340.000 personas al final de año, y terminaremos el año en cifras del último trimestre, en un 15 por 100 de tasa de desempleo. Esto supone una bajada claramente histórica del desempleo desde el peor momento de la crisis financiera y situará la tasa de desempleo como no la veíamos desde el año 2008.

Déjenme que diga que este es quizá el elemento más importante, porque supone que todo el proceso de expansión se está traduciendo en lo que es socialmente más importante: la creación de empleo.

Concluyo simplemente con los datos, quizás estilizados, más importantes de la presentación y de la actualización del cuadro macro, diciendo que la economía española está creciendo y está incluso acelerando su crecimiento en el último trimestre y eso nos lleva a esta actualización de cuatro décimas más de crecimiento económico. En segundo lugar, que es un crecimiento sostenible en el tiempo y equilibrado; es el quinto año de crecimiento equilibrado sostenible, por lo tanto, estamos ya entrando en un periodo largo históricamente de expansión, y es un periodo que, particularmente, se traduce en creación de empleo.

Con estos datos, España, y déjenme que con esto concluya mi presentación, se coloca, una vez más, en cabeza de la Unión Europea, en crecimiento económico y en creación de empleo.

Muchas gracias.

Portavoz.- Muchas gracias, señor ministro de Economía. Señor ministro de Hacienda y Función Pública.

Sr. Montoro.-  Gracias, portavoz, ministro de Economía. 

Estamos ante unos nuevos Presupuestos Generales del Estado, los correspondientes al año 2018, que tienen las siguientes grandes características:

La primera, el Gobierno cumple los acuerdos alcanzados con los agentes sociales y los beneficiarios son los funcionarios, los empleados públicos. No se trata de reconocer del mérito sólo frente a la crisis, sino de identificar que, gracias al compromiso, al buen trabajo hecho por los funcionarios públicos, hoy España está creciendo y creando empleo. Es un elemento fundamental, una palanca fundamental. Y, por tanto, eso es lo que estamos plasmando en términos de subidas salariales para los funcionarios públicos de todas las Administraciones, de acuerdo con los compromisos alcanzados por el Gobierno con las grandes centrales sindicales.  También, en términos del aumento de la oferta de empleo público, y en la equiparación salarial de Policía y Guardia Civil que tiene que tener, como tienen, el reconocimiento de toda la sociedad española a la hora de actualizar esos salarios.

En segundo lugar, lo que hacemos es cumplir con los compromisos que adquirimos nosotros mismos, como Gobierno, y en concreto, el presidente del Gobierno, cuando en el pleno del Congreso sobre las pensiones, propuso y comprometió una subida de pensiones, porque hoy podemos hacerlo, cuando hemos cerrado el ejercicio de 2017 con un déficit público perfectamente controlado porque hoy podemos tener esa recuperación económica que estaba basada  -ha explicado el ministro-, y que, por tanto, tenemos como Gobierno el compromiso y la obligación de trasladar los beneficios de ese crecimiento a las rentas públicas, que son, también, las rentas públicas más bajas de nuestro sistema, como ocurre con las pensiones, con las pensiones no contributivas, con las pensiones mínimas y, también, la actualización de las pensiones de viudedad y de clases pasivas. 

Y es, también, el momento de cumplir con nuestros compromisos políticos en forma de bajada del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas que, también, beneficia a otro millón de pensionistas, pero lo hace también a trabajadores, a millones de personas que están recibiendo hoy una renta entre 12.000 y 18.000 euros, y, por tanto, este es un Presupuesto que contiene esa rebaja, expresión del acuerdo político.

Y este es también un Presupuesto que contiene una actualización de la financiación de nuestras Administraciones Autonómicas, por valor de más de 4.000 millones, 4.300 millones de euros, que deben ir a financiar la sanidad, la educación y la prestación social. Los servicios públicos fundamentales. Porque ese es el presupuesto que tiene mayor dotación histórica para la financiación de nuestras Comunidades Autónomas, y es el presupuesto que cumple con los compromisos adquiridos con los Ayuntamientos -que ya tuvimos ocasión de aprobar el Real Decreto-Ley de la pasada semana-, pero que también garantiza que los Ayuntamientos puedan aplicar superávit a la hora de facilitar el acceso a servicios públicos fundamentales y mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos en esta recuperación económica.

Por tanto, estos son los Presupuestos que, insisto, y resumo: de los funcionarios, de los pensionistas y, también, de los trabajadores de rentas medias, y rentas medias bajas. Y son los Presupuestos de nuestras Administraciones, que debemos tener el compromiso de, a través de nuestras políticas públicas, hacer llegar los beneficios del crecimiento económico a la gran parte de la población que depende de esos servicios públicos, y por tanto, son Presupuestos que habilitan presupuestariamente esos recursos. 

Y son los Presupuestos, también, que como estoy seguro de que vamos a tener ocasión de hablar, voy a expresarlo desde el principio, el agradecimiento a los apoyos, si quieren, un agradecimiento apriorístico, porque el Gobierno para aprobar estos Presupuestos pretende los apoyos de los mismos grupos políticos que dieron lugar a la aprobación de los Presupuestos del año 2017, y, por tanto, el Gobierno agradece que públicamente haya tenido ya el apoyo de Ciudadanos y va a buscar, también, para que ellos mismos sean los que lo expresen públicamente, los apoyos correspondientes al Partido Nacionalista Vasco, a Coalición Canaria, a Foro, a UPN, a PAR, a Nueva Canaria, en su momento, y, por supuesto, nuestro agradecimiento al Partido Popular que también tiene mucho que decir y mucho que aportar en términos de contenidos a los Presupuestos Generales del Estado.

Ahora vamos a ver las cifras, pero esto, como siempre ocurre en las presentaciones, tendremos más concreción cuando el proyecto de Ley entre en el Congreso de los Diputados. Esta es una ley preferente en el año, y, por tanto, debemos también atender a ello, no es un trámite. Realmente la obligación compete que sean los representantes políticos, el resultado de la soberanía popular, los que conozcan los contenidos concretos, y saben que eso se producirá con la entrada en el Congreso el próximo martes, pasada la Semana Santa, el 3 de abril. 

Por tanto, ahora lo que vamos a hacer es una presentación, pero sólo de las grandes líneas, los grandes conceptos, aunque sí, que, por supuesto, avanzaremos en algunos de los que la opinión pública tiene mayor interés.

En primer lugar, en términos de efecto económico, ya lo ha explicado muy bien el ministro de Economía, lo que necesitamos es reducir el déficit público de España, precisamente, para que tengamos capacidad de financiación frente al resto del mundo. Si no empezamos por este gráfico no somos nadie. El gráfico estará siempre presente en nuestras presentaciones públicas, y este es el gráfico de la recuperación económica de España. Fundamentalmente, el gráfico del desapalancamiento está detrás de ello. Pero este es el sentido de por qué hay que seguir el déficit público en nuestro país, para que España asiente su recuperación económica en la capacidad de financiación frente al resto del mundo, siendo ya prácticamente este año, el sexto año en el que tendremos esa capacidad de financiación frente al resto del mundo.

Bien, este ya es el cuadro recordatorio que presentamos ayer en rueda de prensa, en relación con la consecución del objetivo de déficit, que ya ha sido suficientemente divulgado por los medios de comunicación, y, en todo caso, la última de las filas se refiere a la deuda pública sobre PIB, que también en el año 2017 ha tenido una reducción sustancial. Estamos en el 98,4 por ciento, bajando la proporción de deuda pública sobre el Producto Interior Bruto, que también es para lo que tiene que seguir reduciéndose el déficit público en nuestro país. Porque no sólo es importante cumplir compromisos europeos, que ya lo es en sí mismo, también es muy positiva la bajada de la deuda pública, precisamente para favorecer la continuidad de la recuperación económica.

Igualmente, pueden ver la relación entre cómo vamos en España, no ahora, sino históricamente, reduciendo el déficit y creciendo. España cuando ha crecido de manera sostenida es cuando ha reducido el déficit de sus Administraciones Públicas. Ahí tienen todo el gráfico, comenzando en el año 1995, y ven cómo, efectivamente, se produce esta correlación muy clara entre reducción del déficit público y crecimiento de la economía de nuestro país y la consiguiente creación de empleo.

Los ingresos. La previsión de ingresos que está incluido en el anteproyecto de Ley de Presupuestos viene a ser como la están refiriendo ahí. Obviamente, hacer uno proyecto de Ley de Presupuestos avanzado el año significa que ya tenemos cerrada la liquidación de los ingresos del año 2017. Y ahí tienen la previsión presupuestaria, Presupuestos 18 sobre Presupuestos 17, que es como se presentan formalmente los Presupuestos y que tendría unos ingresos tributarios creciendo al 4,5 por 100. Y ahí tienen el detalle de las grandes figuras tributarias, también de los ingresos no tributarios, que son lo que tendrían mayor crecimiento, pero en términos de lo que ha sido sobre el ingreso real, porque tienen la columna de la recaudación de 2017, también comparada para ver que, efectivamente, la previsión de ingresos sobre la que se asienta, tanto los tributarios como los no tributarios, el nuevo Presupuesto es una previsión de ingresos muy en línea con lo que fueron los ingresos del año del Presupuesto anterior, del año anterior, del Presupuesto de 2017. Muy, muy en línea. Como ven, son cifras prácticamente iguales de incrementos previstos. Esto es muy importante porque quiere decir que lo que acabo de anunciar verbalmente, las subidas, caben perfectamente financiadas en unos ingresos que permitirán seguir reduciendo el déficit público en nuestro país. Y por tanto, esos ingresos, la viabilidad y la fiabilidad de esos ingresos, es absolutamente fundamental. Siempre lo es en la elaboración de cualquier Presupuesto, pero como ven, la evolución está muy en línea con lo que ya se ha alcanzado en el cierre de 2017.

En términos de gastos, es lo que ya aprobamos en el mes de julio, que fue sometido a las Cortes, (en realidad no la aprueban las Cortes, sino que son informadas las Cortes). Congreso y Senado, porque lo que aprueban las Cortes son los objetivos de déficit, ya formalmente, pero este es el límite de gasto que se sometió a la consideración de las Cortes Generales, Congreso y Senado. Y ahí ven cómo realmente las subidas caben dentro de un total de gasto, de límite de gasto del Estado, que es asumible. Perfectamente asumible.

Y pasamos. Aquí ya están las medidas en favor de las familias, que serían 3.000 millones para favorecer a las rentas bajas y medias y a las familias. Procederían de una reducción de periodicidad anual de 2.000 millones de euros por la bajada del IRPF, y por el incremento de pensiones que podemos cifrar en 1.000 millones, el que contendrá el proyecto de Ley, (que ya tiene incorporado el proyecto de Ley de Pensiones).

Son también, eso se contempla o se detalla, en el caso del IRPF, con deducciones: con deducciones de la cuota, por gasto de guardería, 1.000 euros anuales; deducción por cónyuge con discapacidad, 1.200 euros anuales; y deducción por familia numerosa, que se incrementa en 600 euros anuales por cada hijo que exceda el número establecido, con carácter general a partir del cuarto hijo inclusive.

En la reducción del IRPF para rentas de trabajo, se eleva el umbral de tributación de 12.000 a 14.000 euros, y se incrementa la reducción para rentas de trabajo hasta los 18.000 euros de salario o de renta bruta. Ya les digo que la medida beneficia a 3,5 millones de contribuyentes y un millón de pensionistas -sería la primera vez, también, que aparecen en la presentación-. El primer millón de pensionistas que estarían, en este caso, beneficiados de la bajada del Impuesto sobre la Renta a las Personas Físicas.

Y el incremento de pensiones previsto va entre el 1 y el 3 por 100, en función del tipo de pensión y nivel. El número de beneficiarios se acerca a seis millones de pensionistas, que es adicional al millón anterior de beneficiados por la bajada del IRPF, y son las pensiones mínimas, pensiones no contributivas, pensiones sin derechos a complementos a mínimos, y pensiones de viudedad. Este es el cuadro de la subida de pensiones, con independencia de que, a continuación, el Ministerio de Empleo y Seguridad Social dará la información pertinente y permitirá, cuando presentemos el proyecto de Ley en las Cortes, las explicaciones relativas, pero ahí las tienen adelantadas. 

La subida es para las pensiones mínimas de un 3 por 100; para las pensiones no contributivas, un 3 por 100 igualmente. El número de beneficiarios son 2.400.000 personas, las primeras; las segundas, 450.000 y, luego, hasta 700 euros, que serían 9.800 euros de pensión al año, la subida sería de un punto y medio, y beneficiarios, otro millón y medio. El otro rango de renta, 700 a 860, que son 12.040 euros, que están exentos de IRPF, (porque hasta ahí llega el mínimo exento del IRPF actual), que tendrían una subida del 1 por ciento, de manera, que lo que enlazamos es con la bajada del IRPF para el otro millón de pensionistas, como les decía.

De manera, que la reducción que la tienen ahí al final, junto a la base reguladora de la pensión de viudedad, que aumentaría dos puntos, pasando del 52 al 54 por ciento. El proyecto del Gobierno es que en los años sucesivos sigamos avanzando en esa mejora de la base reguladora de viudedad, pues también beneficiaría a 500.000 personas ese aumento, y el total, como les decía, estamos en 6.730.000 pensionistas, que son de las pensiones más bajas de nuestro sistema. El resto de los pensionistas tendrán las subidas que se deriven de los acuerdos del Pacto de Toledo y de su concreción, (porque el Pacto de Toledo no determina las subidas, lo que determina son las actuaciones, las medidas para que en los años sucesivos se pueda mejorar el Sistema Público de Pensiones, como es la voluntad del Gobierno).

En Función Pública, reproducimos los acuerdos de subida de funcionarios, no sólo para el Presupuesto 2018, sino para los años siguientes. Es la novedad, que ya la explicamos, pero es una novedad muy importante, porque el sueldo de los funcionarios queda ligado al propio crecimiento económico y a los objetivos de estabilidad presupuestaria. De manera que, por primera vez en la historia de la Función Pública española, en vez de hacerlo con inflaciones, con poder adquisitivo, lo hacemos con el propio crecimiento económico y con la consecución de los objetivos de estabilidad, de forma que la subida de funcionarios mejorará cuando se consigan los objetivos de estabilidad presupuestaria, y en ese sentido se refuerza el compromiso de la Función Pública con el equilibrio presupuestario en todas nuestras Administraciones Públicas.

Igual pasa con Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Igual pasa no, esta es una actualización diferente, de una naturaleza diferente: es un compromiso y un compromiso político, completamente diferente, pero absolutamente merecido. Y el Gobierno lo que quiere es estar a la altura del trabajo que realizan las Fuerzas de Seguridad del Estado, y, por tanto, nuestro compromiso, como les decía, es que en tres años haya una equiparación completa en las nóminas de guardias civiles y policías nacionales con policía autonómica, y en concreto, esa equiparación se habría establecido con Mossos d'Esquadra. Por tanto, eso ocurrirá en tres ejercicios, y este es el primer ejercicio donde está la primera dotación presupuestaria específica en el Ministerio del Interior.

Y en Función Pública, también, la Oferta Pública de Empleo que aparece también ligada, como les decía. Es la consecuencia de los acuerdos con los sindicatos, también lo conocen, pero lo vamos plasmando y son acuerdos de tasa de reposición del 100 por 100. O de tasas de reposición incluso superiores, en los casos en que se identifiquen esos servicios públicos absolutamente básicos, necesarios y se cumplan los criterios de los objetivos de estabilidad presupuestaria.

En el caso de las Fuerzas de Seguridad, es el 115 por ciento, porque también hemos aprobado hoy un Real Decreto que muy brevemente se lo resumo ahora en cifras.

Luego, en financiación territorial, lo que se hace, o lo que contiene el Presupuesto, como es su obligación, es la actualización, derivada del actual sistema de financiación, de los recursos que se destinan a nuestras Comunidades Autónomas y Corporaciones Locales.

En el caso de las Comunidades Autónomas, como ven, el avance es de más de 4.000 millones de euros, 4.300 millones de euros y que, por tanto, eso es lo que son nuevos recursos que deben ir prioritariamente a la financiación de los servicios públicos fundamentales. 

Una vez que ya, como tuvimos ocasión de presentar, y he recordado esta mañana, las Comunidades Autónomas están alcanzando unos niveles de equilibrio presupuestario bastante buenos. En esto, en fin, ya no quedan no creyentes, portavoz, porque quedaban no sé cuántos creyentes de que las Comunidades Autónomas estaban en otro universo. Ya no queda ninguno, después de la presentación de las cifras, y por tanto, tenemos que celebrar que las Comunidades Autónomas, efectivamente, estén tan comprometidas con la estabilidad presupuestaria.

Y, por último, política de gasto, inversión e infraestructuras, que también crece mucho, políticas de I+D+i; políticas también de becas y ayudas de estudio, que son máximos históricos, que nunca se había alcanzado semejante nivel de becas en nuestro país. Y luego, el refuerzo de la política de dependencia, semana adicional de permiso de paternidad. Pero todo esto lo tendremos más detallado en el contenido que tendrán todos acceso, a partir del martes 3 de abril.

Y, luego, por último, el Real Decreto de la Oferta de Empleo Público, que es el ámbito de docencia no universitaria, de la que dependen las Fuerzas Armadas, porque la parte de docencia no universitaria que depende del Ministerio de Educación es en este caso la referida a Ceuta y Melilla, evidentemente, y el resto son las Fuerzas Armadas. La Oferta Pública de Empleo que se promueve en el Real Decreto -que como tienen ahí las cifras-, 2.173 efectivos en Fuerzas Armadas, de promoción interna, 984; en Policía, 3.200 plazas; 3.000 de acceso libre, y 200 de promoción interna. Y en Guardia Civil, 2.575 plazas de acceso libre, 2095, el resto de promoción interna.

Muy bien, muchas gracias. 

Portavoz.- Muy bien, vamos a empezar con la rueda de prensa, como es de costumbre. Por favor, identifíque el medio al que pertenecen y a quién dirigen la pregunta.

P.- Mercedes Serraller, de Expansión. Al ministro Escolano, quería preguntarle, creo que están ya elaborando el programa de estabilidad que habrá que transmitir a Bruselas, no sé si ya ha comentado con la Comisión algunos de los datos del Presupuesto, y si a lo mejor, pueden poner algún tipo de pega, porque es un Presupuesto demasiado expansivo. 

Al ministro Montoro le quería preguntar si ha habido alguna previsión o puede haberla de que estos Presupuestos incluyeran alguna partida para la reforma de la financiación o si serían los siguientes, en caso que los hubiera. También le quería preguntar cuándo calcula, si podemos fijar, concretamente, cuándo  saldríamos del procedimiento de déficit excesivo, y si el Gobierno tiene previsto en ese momento revertir la subida de los pagos a las sociedades, que cuando se anunció se dijo que se eliminaría en ese momento, si va a ser posible hacerlo. Y, luego, le quería preguntar sobre los impuestos negativos del IRPF que ha detallado, tengo entendido que había otros dos anunciados, uno para familias con mayores a sus cargos, y, también, uno para pensionistas de edad muy avanzada. No sé si al final, no se van a desarrollar, se sabrá más adelante… Gracias.

Sr. Escolano.- En relación con lo que me pregunta me gustaría poner de manifiesto que si ustedes ven las cifras que se transmiten en el cuadro macroeconómico, no estamos hablando de un Presupuesto que sea indebidamente expansivo, se trata de un Presupuesto prudente, el cuadro macroeconómico así lo reconoce, pero se trata de un Presupuesto de una economía que crece, una economía que tiene capacidad en estos momentos, dentro del estricto cumplimiento de la senda de consolidación presupuestaria, de hacer que algunas de las necesidades sociales, y algunas de las prioridades sociales tengan su reflejo en el conjunto de gastos e ingresos públicos.

Los datos que se han anunciado tanto de consumo público, que están incluidos en el cuadro macro económico, como de la previsión de déficit para este año, la senda que tenemos en los últimos años, el cumplimiento en el año pasado, el cumplimiento estricto de los objetivos planteados, la reducción prevista que en el presente y en el futuro del ratio de endeudamiento de la economía española de deuda pública frente al PIB, todo eso hace que estemos en la continuación de una senda de consolidación presupuestaria. Así ha sido recogido, si me permiten, el viernes pasado por las propias agencias de calificación, y, por lo tanto, me permito insistir en que se trata de un Presupuesto de una economía que crece, pero un Presupuesto que fiscalmente continúa con una senda de prudencia y de consolidación fiscal, como ha sido en los últimos años.

Sr. Montoro.- Sí, evidentemente, los Presupuestos no son la reforma de la financiación autonómica y por tanto no van a contener ninguna variación a ese respecto. Lo que sí aprovecho la pregunta es para insistirles en que la preocupación del Gobierno es qué hacemos con la deuda acumulada por los mecanismos especiales de financiación, qué hacemos con las liquidaciones negativas pendientes de otras Administraciones en relación con la Administración General del Estado, y, por tanto, he de decir que estaremos abiertos en la tramitación parlamentaria, para que también, ver qué tipo de iniciativas de los grupos políticos, y demás, respecto de ello. Pero ya tenemos solicitudes de Comunidades Autónomas que progresivamente desean acceder a mercados. Eso es positivo para todos, pero eso lo que tenemos que hacer es enmarcarlo, porque algunas de esa solicitudes de Comunidades Autónomas lo que nos dicen, formalmente, en sus escritos, es que vienen a decir, "reestructuren la deuda, y verá que bien salgo al mercado". Claro, si ya, ya… Eso es lo que estamos tratando, insistiendo desde hace ya no sé cuánto tiempo, pero para eso necesitamos el concurso del Partido Socialista y de las Comunidades Autónomas gobernadas por el Partido Socialista, porque si no, no sé cómo podemos seguir avanzando en este tema, pero bueno, esta es una invitación para que el Partido Socialista entre también en estos Presupuestos Generales del Estado. No vamos a renunciar por ello a que, efectivamente, dejemos puertas abiertas.

Después, en reforma de impuestos sobre sociedades, evidentemente, esto no es una ley de impuestos. Sí habrá modificaciones, pero puntuales, del impuesto, que estamos trabajando, como otras modificaciones tributarias que conocerán la otra semana, que seguimos trabajando en ellas, pero son cosas muy concretas. No vamos a hacer unas modificaciones del Impuesto de Sociedades, por ejemplo, no es la naturaleza de la Ley de Presupuestos.

Y en pensionistas, la opción del Gobierno ha sido, digamos, estas subidas hacerlas en términos de lo que es la vía fundamental, que es el Presupuesto de la Seguridad Social. Para ello tendremos, desde el Presupuesto del Estado que apoyar esa subida, con la correspondiente financiación. Esta es la opción, la otra opción hubiera sido pues acudir a otro tipo de instrumento tributario, pero la opción del Gobierno ha sido hacerlo así, creemos que también es más sencillo, más comprensible y, por tanto, hemos optado por ello, sin que en el futuro sigamos pensando y trabajando por otro tipo de formulaciones tributarias que ustedes saben que no son especialmente queridas, en términos de impuestos negativos sobre la renta. Ya los introdujimos, pioneramente en España en el año 2003, era una mujer trabajadora, con hijos a su cargo, y a partir de ahí, pues también seguimos promoviéndolo, y seguiremos, porque tenemos legislatura, todavía, por delante, para seguir desarrollando ese tipo de figuras.

P.- Buenas tardes, Javier Tahiri, de ABC. Yo tenía una pregunta para el ministro de Economía sobre, precisamente, sobre la salida del procedimiento de déficit excesivo, no sé si se va a tratar de negociar con la Comisión que, pese haber superado levemente el 3 por 100, se pueda salir este año, o si no…

Y, luego, también, para el ministro de Hacienda, quería preguntarle al hilo de la reestructuración de deuda que ha sugerido, ¿si el PSOE apoyara al Gobierno se podría plantear un perdón del principal de las deudas de las Comunidades Autónomas?

Sr. Escolano.- En este sentido, déjenme que lo que me parece importante, el Presupuesto que presentamos, es que vamos a tener en el año 2018 una cifra de déficit claramente por debajo del 3 por ciento, en este caso, se les ha comunicado que es el 2,2 por ciento. Me parece un objetivo importante que continúa una senda ya de unos años, después de una reducción particularmente importante durante el año pasado, en el déficit, que ha sido, probablemente, la más alta en términos generales después del comienzo de la crisis financiera. Y, en este sentido, la economía española, con este cuadro macroeconómico y estas previsiones estará perfectamente en condiciones en el año siguiente de abandonar el procedimiento de déficit excesivo, y determinar, con un proceso de consolidación fiscal, que yo creo que ha sido ejemplar, y que está siendo lo que apoya el crecimiento de la economía española, las mejores condiciones de financiación y, en definitiva, el crecimiento de la economía y del empleo que estamos viviendo. 

Por lo tanto, yo creo que estamos en esa senda importante, que va a culminar este año; es un objetivo importante y que yo creo que todos debemos por eso felicitarnos. 

Sr. Montoro.- En relación con el Partido Socialista y las deudas, la expresión  "perdonar deudas", y este tipo de cosas… Las deudas están ahí, y esto no es potestad del Gobierno. Es decir, la deuda es una regla económica, para entendernos. Y no existe esa potestad, por mucho que hagamos legislativamente. Si se perdona una deuda quiere decir que alguien la está sufragando. Y por tanto, no se trata de esto. Se trata de renegociarlas, de reestructurarlas, porque somos administraciones, entonces, ¿cuál es el interés del Gobierno? El interés del Gobierno es que, a medida que las administraciones están en estabilidad presupuestaria salgan al mercado. Para eso tenemos que ir finalizando con los mecanismos especiales de financiación arbitrados durante estos últimos años. ¿Y para eso es positivo que se reestructuren las deudas? Claro que sí. Pues hablemos de eso.

Por eso decía y, evidentemente, con quien tenemos que hablar de esto es con todos, pero prioritariamente con el Partido Socialista, y yo lo que hago es recabar otra vez la voluntad del Partido Socialista, porque creo que es una política que nos conviene a todos y a todas las administraciones.

P.- José Miguel Blanco, de la Agencia EFE, para al portavoz del Gobierno. En relación con Cataluña, ¿qué opinión le merece al Gobierno la convocatoria para mañana de un pleno del Parlament en defensa del señor Puigdemont, si lo considera algo meramente simbólico o temen que los independentistas puedan intentar ir algo más allá?

Y en relación con los Presupuestos, si el Gobierno ve posible conseguir el apoyo del PNV, aunque siga estando en vigor el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

Portavoz.- Respecto a su primera pregunta, como no podía ser de otra manera, el Gobierno respeta la soberanía parlamentaria. Por tanto, es competencia y es responsabilidad del presidente del Parlamento y de la Mesa del Parlamento de Cataluña el convocar ese pleno. Lo que nos gustaría es que fuera un pleno en positivo, y que no hubiera empecinamiento en errores. Está claro que lo que puede hacer el Parlamento de Cataluña y lo que no puede hacer se lo ha dicho el Tribunal Constitucional, y también saben las consecuencias políticas y jurídicas que acarrea el incumplimiento de las sentencias del Tribunal Constitucional. 

Por tanto, nosotros, desde el Gobierno, creemos que el momento hace tiempo que llegó, lo seguimos esperando. Que haya una investidura con una persona que no tenga causas judiciales pendientes y que se convierta, y esto es lo más importante, en el presidente de todos los catalanes, y no solamente en el presidente de "unos" catalanes, y, por tanto, eso es lo que nos parece importante, y eso es lo que nos gustaría ver en los próximos días.

El Gobierno ha cumplido con su obligación presentando unos Presupuestos Generales del Estado, unos Presupuestos que obedecen a ese principio al que me he referido en tantas ocasiones, de crecimiento integrador. Son unos Presupuestos que benefician a todo el mundo, y especialmente a los colectivos a los que ha hecho referencia el ministro de Hacienda. A los pensionistas, a los funcionarios, a los jóvenes. Es un Presupuesto para crear empleo, es un Presupuesto que beneficia a todo el mundo, y que no perjudica a nadie. Por lo tanto, lo que esperamos es encontrar una mayoría. El Gobierno es consciente que tiene 135 diputados, pero como pensamos que son beneficiosos para todos, esperamos, también, que haya una mayoría que los apruebe. Si no lo hacen tendrán que explicar a los españoles por qué no lo hacen, siendo, insisto, unos Presupuestos que tienen importantes beneficios económicos y sociales para todos los ciudadanos.

Por lo tanto, el Gobierno va a seguir intensificando las negociaciones, hablando con todos los grupos políticos, y, sobre todo, hablando directamente con los españoles, explicándoles, como hemos hecho hoy, como va a hacer el ministro de Hacienda el próximo 3 de abril, explicándoles por qué son buenos para la gente, por qué contienen importantes medidas sociales, por qué ayudan a los pensionistas, por qué, cuando, gracias a los esfuerzos de la consolidación presupuestaria, gracias a las reformas, podemos en estos momentos tener más dinero para repartir y hacer extensivo ese crecimiento económico a todos los sectores sociales. Y, por tanto, como esos son los que representan estos Presupuestos, creemos -y antes lo he dicho en mi intervención- que hay que dejar de lado partidismos y cortoplacismos y apostar por algo que beneficia a todos los españoles. Eso es lo que hará el Gobierno, explicar por qué son positivos.

P.- Rosa María Sánchez, del Periódico de Cataluña. Tenía algunas preguntas para el Ministro de Hacienda: en las previsiones de ingresos que nos ha mostrado me sorprende la subida que hay prevista para el Impuesto sobre la Renta, se ha previsto una subida del 6,5 -si no me equivoco, si he podido ver bien-, respecto a lo recaudado el año pasado, eso a pesar de la rebaja de 2.000 millones que se va a poner en marcha en el año que viene. No sé si es que cuentan con una subida de salarios muy fuerte, porque la subida de empleo es similar a la que ha habido este año. No sé qué hay detrás de esa previsión que podría resultar, tal vez, optimista de la recaudación del Impuesto sobre la Renta.

Y sobre el objetivo de déficit, si he entendido bien, se ha establecido un 2,2 por ciento de déficit para el año que viene, que es, incluso, una décima, más ambicioso digamos, que lo comprometido con la Unión Europa, si no me equivoco, del 2,3.  

Sr. Escolano.- 2,2.

P.- El 2,2, bien. Bueno, en todo caso, el Banco de España dijo el otro día, sin conocer todas las medidas que ustedes nos han anunciado hoy, (bajadas de impuestos, subidas de las pensiones…), ya dijo que ese objetivo sería imposible y que se situaría en el 2,5. Hoy, ustedes nos presentan nuevas medidas de rebajas de impuestos y de mayor gasto, con un objetivo,  con una previsión del 2,2.  No sé si no teme el ministro de Hacienda que este objetivo puedo ser valorado como poco creíble por parte de la Unión Europea o de otros organismos. 

Sr. Escolano.- Bueno, la prioridad de los objetivos yo creo que tienen dos elementos fundamentales, en primer lugar, como se ha visto recientemente, --yo creo que se ha visto reflejado internacionalmente-- las previsiones del Gobierno español han adquirido una credibilidad internacional importante, credibilidad que ha sido, a mi juicio, muy subrayada por los datos que hemos conocido del último año, en el cual, insisto, se ha hecho un esfuerzo de reducción muy importante, el segundo esfuerzo más importante desde el comienzo de la crisis, en términos generales, y que han llevado a la economía española a cumplir estrictamente su objetivo.

En segundo lugar, la coherencia entre el cuadro macroeconómico y las previsiones hacen que, como decía, no estemos hablando de un crecimiento indebidamente expansivo, sino que es un crecimiento que está en línea con la capacidad de crecimiento del PIB nominal y las estimaciones, que yo creo que son estimaciones prudentes, de los ingresos. En este sentido, yo creo que hemos sido objeto, hemos sido testigos recientemente de que la credibilidad en términos de previsiones presupuestarias y en términos macroeconómicos de la economía española es muy alta, y esto es lo que nos permite, a mi juicio, que lo que hoy presentamos sea también un objetivo creíble, y yo creo que desde el punto de vista europeo va a ser entendido así. Pero quizás, para darle datos concretos, el ministro de Hacienda podrá elaborar.

Sr. Montoro.- Bien, las previsiones concretas, si le parece, también lo dejamos para el martes 3 de abril. Hemos dado un grado de información que me parece que era obligado en unas circunstancias como las que estamos, y, también, por el efecto, digamos, del retraso de la presentación pública de los Presupuestos Generales del Estado. Pero quiero decirles que también hay que ver lo que es la evolución, la evolución del total, cómo van en esos totales los ingresos comunitarios, como decía el ministro de Economía, respecto de la evolución económica, de como bien marcaba en su pregunta, en este caso, de la evolución salarial.

Lo que hay que esperar, es que a medida que el ciclo económico va considerando una recuperación económica de tanta calidad como la que está alcanzando España, haya una mejora salarial en nuestro país, eso está claro. Y a medida que vaya disminuyendo la tasa de desempleo al ritmo que lo está haciendo, y eso es perfectamente compatible con el mantenimiento de competitividad, de productividad.  Hay un rasgo en la economía española, que no se había producido nunca, que el ministro marcaba claramente. Es la inversión privada la que crea empleo. Esa es la auténtica creación de empleo de un país. Pero es la primera vez que esa inversión privada está completamente autofinanciada en nuestro país. Eso no había pasado nunca en la historia de nuestra economía, autofinanciar empresarialmente, quería decir, pero hasta 2 puntos de PIB, por encima. El ahorro empresarial financia a la inversión empresarial. 

Por tanto, todo ello, lo lógico es que, a medida que va madurando la evolución económica, haya una mejora salarial, y, en ese sentido, también, lo que hemos sabido concertar con los sindicatos, cuando hicimos la presentación, pues estaba seguro de que basta que los acuerdos marco de los agentes sociales vuelvan a lo que fueron en el año 2012. Lo que hemos hecho ahora es traer aquí lo que hicieron los agentes sociales en el año 2012, que era ligar salarios al crecimiento de la economía, a la competitividad de la economía, que es lo que estamos haciendo, y, por tanto, entendemos que es coherente esta evolución con lo que va a ser el incremento de la masa salarial, entendido por nuevos empleos y subida de salarios. 

Pero quiero decirles que, como ven, la credibilidad está en el cuadro anterior, en el año 2017. Es verdad, no aciertas en todos los parámetros, pero ha habido bastantes aciertos, por lo menos reconózcamelo. Reconozca por una vez, reconózcalo que ha habido bastantes aciertos en términos de la previsión de ingreso del Gobierno, de ingresos tributarios, en relación con lo que ha sido la recaudación efectiva de esos ingresos. Y por eso, le decía que confiamos que en este desglose se vuelva repetir el grado de acierto, o ¿por qué no mejorar todavía más el del año 2017? 

El momento de salir del procedimiento de déficit excesivo, eso seguro que ocurrirá este año 2018, como decía el ministro. Eso es con toda seguridad. Entonces, entendámonos que va a ocurrir en el año 2018. Es importante, pero lo importante es que cada vez tengamos menos déficit público, eso es lo que realmente cuenta, y, en ese sentido, nosotros seguiremos aplicando la Ley de Estabilidad Presupuestaria en nuestro país; seguiremos aplicando con el rigor  de estos últimos años la Ley Presupuestaria, y la Regla de Gasto a todas nuestras Administraciones Públicas. Por tanto, que nadie entienda que estamos presentando aquí un Presupuesto completamente distinto. Estamos haciendo un Presupuesto que dentro del rigor lo que hace es distribuir más equitativamente las consecuencias del crecimiento económico de la recuperación económica de España.

P.- María Antonia López, de Telemadrid. Es una pregunta para el portavoz del Gobierno. Quería saber si al Ejecutivo le preocupa que la ONU haya admitido en el Comité de Derechos haya admitido a trámite la demanda que presentó Puigdemont porque ve vulnerados sus derechos políticos, y si el Gobierno está haciendo alguna gestión diplomática para explicar la situación real de Puigdemont detenido en Alemania, y la situación aquí en España.

Portavoz.- Bien, el Comité de Derechos Humanos, como usted sabe, es un Comité, su propio nombre lo indica, no es un órgano jurisdiccional. España cuando se adhirió al Pacto de Naciones Unidas, al Pacto de Derechos Sociales y Políticos en el 76, se adhirió al protocolo, y, por tanto, lo que hará el Comité de Derechos Humanos será enviar una comunicación a España para que esta le cuente de cuál es la situación del señor Puigdemont, y España lo hará, como es lógico, creo que hay un plazo de dos meses para hacerlo -de 6 ó 2, bueno, el que sea, lo cumpliremos-, pero la posición, la situación del señor Puigdemont es muy clara: es una persona huida de la justicia, que se fue a otro país de la Unión Europea precisamente para eludir acudir a los Tribunales de Justicia y que, en virtud de un instrumento judicial, la Euroorden, ha sido, en este momento, está detenido en una prisión alemana, a la espera que las autoridades judiciales alemanas decidan sobre su entrega en España o no.

Por lo tanto, se trata, como he dicho antes al explicar lo que era la Euroorden, de cooperación judicial entre España y entre Alemania, y son los jueces los que deciden. Por lo tanto, la situación, desde un punto de vista judicial, es enormemente clara, y España estará, evidentemente, sin interferir en ningún momento, a lo que digan las autoridades judiciales. 

Yo creo que el Gobierno, porque todo el mundo tiene claro, cuál es la situación en la que se encontraba el señor Puigdemont: huido de la Justicia para no hacer frente a sus responsabilidades. Por lo tanto, igual que otras personas han hecho frente a sus responsabilidades, el señor Puigdemont no lo hizo. Y hoy por hoy, por tanto, está en virtud de un instrumento jurídico de la Unión Europea, un instrumento que demuestra que Europa no solamente es un espacio económico, sino también un espacio de libertades, y, por tanto, también, un espacio judicial, está en estos momentos a la espera de que sean los Tribunales, en este caso, el Tribunal alemán el que decida. Por tanto, el Gobierno dará esas explicaciones con mucho gusto en ese plazo que él ha marcado. 

P.- Buenas tardes. Gabriel Sanz de VozPopuli. Una pregunta para el ministro de Hacienda. ¿Cuál es el plazo que baraja el Gobierno, que se está marcando el Gobierno para negociar -estoy pensando en el PNV, básicamente después del acuerdo al que llegaron con Ciudadanos-- antes del debate de totalidad? ¿Cuándo van a marcar el debate de totalidad? ¿Cuándo quiere el Gobierno ese debate de totalidad que es el que va a marcar la devolución o no de un proyecto de Ley?, Porque se mezcla todo, se mezcla del debate de Cataluña, la situación que hay en Cataluña, la detención de Puigdemont. ¿Exactamente cuál es el plazo, --usted que ha hablado, recientemente, en líneas rojas, en términos temporales--, cuál es el plazo que se marca?

Sr. Montoro.- El plazo es el que marca el Congreso, una vez que entra el proyecto de Ley en el Congreso, que será el 3 de abril, a partir de ahí se producen los siguientes pasos de ese proyecto de Ley, también,  en este caso, es la comparecencia de altos cargos que van pidiendo los grupos políticos y demás, antes del debate de totalidad. Lo presumible es que ese debate de totalidad tenga lugar durante los últimos días del mes de abril, las últimas semanas del mes de abril.

Por tanto, ese es el calendario donde, efectivamente, comprobaremos si el Gobierno cuenta con los apoyos pertinentes, necesarios, para superar lo que estamos entendiendo todos. Yo no sé por qué tiene que haber tantas enmiendas a la totalidad. Hay que presumir que este es un buen Presupuesto y que, por tanto, a partir de que se vaya conociendo, los grupos políticos valoren no sólo el sentido de la oportunidad política de España en sí misma, sino el propio contenido de estos Presupuestos que, fíjense lo que contienen, (esta subida de salarios de funcionarios, de Oferta de Empleo Público, de pensiones, de rebaja de IRPF, de aumento de la financiación territorial, en fin, todo ello). Tendrán que explicar por qué van a presentar enmiendas a la totalidad. Vamos a confiar en que se lo piensen. Vamos a seguir trabajando, y por eso le decía que no es un tema de un grupo político solo. De aquí a finales de abril hay tiempo, estamos, por eso decía, recabando el apoyo de los que nos apoyaron en el pasado, ya lo he dicho de entrada en mi explicación, pero ello no es óbice para que sigamos teniendo las puertas abiertas a los demás.

P.- Jaume Viñas de Cinco Días. Dos preguntas concretas: si los Presupuestos Generales del Estado incluyen la rebaja del IVA a la entrada del cine, y si incluyen la prórroga del Impuesto sobre Patrimonio. Luego, sobre las pensiones, si cuando se apruebe se aplicará con carácter retroactivo, es decir, que desde el mes de enero de este año. Y, luego, una curiosidad, Albert Ribera dijo que las pensiones aumentarían un 2 por 100, ahora ustedes dicen un 3 por 100. No sé si le dieron una cifra distinta y hay una batalla para ver quién se pone la medalla. 

Sr. Montoro.- Yo insistía ayer en que los proyectos los presenta el Gobierno. Entonces, nacen del Gobierno. Todos, excepto los parlamentarios que se presentan en sede parlamentaria. Los grupos políticos tienen capacidad de presentar eso, pero no es el caso de los grupos presentar los proyectos de los Presupuestos Generales del Estado. Eso es una competencia exclusiva del Gobierno. Esto es la democracia, en España y en todos los países que se pueden llamar democráticos. Y otra cosa es que se llegue a la negociación, a los acuerdos. Por tanto, está claro que hemos negociado, y en ese sentido debemos agradecer, por supuesto, el resultado de esa negociación con Ciudadanos, y en esa negociación ya habíamos incluido la bajada del IVA de las entradas al cine que, por cierto, deben ir al consumidor esa bajada.  Aprovecho para decir también a los exhibidores de cine que si se baja el IVA no es para tener más beneficios en el sector, sino para que vaya al consumidor. Igual que la bajada, que ya hicimos del resto del mal llamado IVA cultural, en fin, el IVA de los espectáculos deportivos, el IVA de los conciertos, el IVA del teatro. Espero que todo eso esté en el precio de las entradas, porque eso es intención del Gobierno que esté en el precio de las entradas y no en el margen de beneficio de tantas empresas. El Gobierno celebra por supuesto que haya todo este tipo de actividades y demás, pero, insisto, si se baja el impuesto indirecto es para beneficiar al consumidor. Y en ese sentido siempre nos van a encontrar.

Y la subida de pensiones, claramente está programada desde el 1 de enero, y, en relación con la diferencia es que lo que establecimos eran unas medias, y lo que hemos hecho ha sido desglosar esa media, como ven: pensiones más bajas desde el 3 hasta el uno, ese es el abanico que han visto que contenían, y por tanto, la presentación que hizo Ciudadanos, pues era relativa a una media, pero eso, lo que teníamos nosotros es la obligación de precisar, efectivamente, dónde iban esas cuantías, y ese es el trabajo y la iniciativa que presentamos que, insisto, es proyecto de Gobierno; y por supuesto, bienvenidos nuestros socios parlamentarios a la coincidencia y a la búsqueda de ello. 

Por cierto, esto fue anunciado por el presidente del Gobierno en el pleno; fue el presidente Rajoy el que anunció esta subida; no concretó las cifras, pero sí explicó en ese pleno por dónde iba la subida de pensiones en nuestro país. Y, por tanto, lo que estamos haciendo es concretándolo, una vez que también tenemos ya, insisto, cerrado el ejercicio del año 2017, concretamente, que no lo teníamos a comienzo de marzo y, por tanto, vamos avanzando y vamos viendo dónde están los márgenes y nuestro compromiso para que mejoren las rentas públicas de menor cuantía. Y Patrimonio también se extiende, sí, se prorroga. Sí, claro, es que eso conforma también la financiación autonómica.

Portavoz.- Déjeme coincidir con el ministro de Hacienda en lo que ha pedido. Es que esa rebaja del IVA de las entradas al cine, el tipo va a bajar del 21 al 10 por ciento, se traslade a los consumidores, efectivamente. Y creo que es un buen reflejo de la política de este Gobierno. Este Gobierno tuvo en un momento dado que subir los impuestos, porque la situación que se encontró era catastrófica, y porque había que pagar las pensiones y las prestaciones al desempleo, y mantener la sociedad del bienestar.

A medida que la situación ha ido mejorando, gracias no a los vientos de cola, sino al crecimiento integrador debido a políticas de consolidación presupuestaria y reformas estructurales, hemos podido ir revertiendo la situación, y además haciéndolo creíblemente y con inteligencia. El año pasado, a los espectáculos en directo, y este año hemos dado otro paso, como ya anunciamos hace tiempo -lo anunció el ministro de Hacienda- con las entradas de cine-, porque la filosofía política de este Gobierno es que los impuestos deben bajar, porque el dinero donde mejor está es en el bolsillo de cada español para que se lo gaste en lo que quiera. Y esta es una buena prueba de ello, que cómo un Presupuesto creíble, consistente, sólido cumple con los objetivos que tiene. 

Yo me alegro enormemente, señor ministro de Hacienda, de que los españoles vayamos a disfrutar más de este cine español que está en tal gran momento.

P.- Anabel Medina, de El País. Sí, al ministro de Hacienda. Hace unos minutos, mientras ustedes hablaban, nos han pasado un comunicado de la dirección del PNV diciendo que, de ninguna manera van a apoyar los Presupuestos mientras siga el artículo 155 en vigor, porque creen que afecta a los nacionalistas catalanes, pero también al autogobierno vasco. 

No sé, ¿qué pueden hacer ustedes, señor ministro, para convencer al PNV de que deben aprobarlo? ¿Qué argumentos puede utilizar, que supongo que son, quizás, ajenos, en este momento, al 155, y si van a hacer ustedes una campaña de explicación, un poco lo que nos han relatado ya, de lo que supone y no supone aprobar los Presupuestos, qué diferencia puede haber?

Y al ministro portavoz, por favor, respecto a Cataluña, está habiendo estos días, verdad que minoritarios, desde el viernes, algunos altercados de orden público, desde luego minoritarios, muy minoritarios podría decirse, pero no sé si le preocupa al Gobierno, qué mensaje darían a este respecto sobre estos hechos violentos que están sucediendo. ¿Y si va a haber, si usted cree que ven posibilidades en este momento de que haya algún candidato que pueda acceder a la presencia del Gobierno de la Generalitat, o no descartan, finalmente, que haya elecciones, una vez que pasen estas semanas preceptivas?

Sr. Montoro.- Bien, en primer lugar, como bien decía usted misma, el Gobierno cumple con su obligación de explicar el contenido de los Presupuestos, y, por supuesto, la gran ventaja que supone para España, para su estabilidad política, para consolidar la recuperación económica y la creación de empleo el contar con unos nuevos Presupuestos Generales del Estado, y desde esa perspectiva, entendemos que tenemos tiempo para contar con los apoyos. Estamos hablando todavía de un mes largo para el Debate de Enmiendas a la Totalidad, y, por tanto, en un mes lo que debemos aspirar es a que exista la mayor normalización política de nuestro país, y, luego, podamos ir a contenidos concretos, que siempre son importantes, pero no dejan de ser contenidos concretos del Proyecto de Ley de Presupuestos.

Portavoz.- Es cierto que ha habido incidentes que son muy de lamentar, y queremos apoyar desde aquí a los Mossos d'Esquadra y a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y es verdad que brotes violentos o radicales en modo alguno favorecen la imagen de Cataluña, y, por tanto, eso es algo enormemente negativo, y, sobre todo, negativo para los propios catalanes que ven perturbada su paz social, precisamente, por estos grupos de violentos que quieren alterarlo. Por tanto, ese es un caso, que de continuar adelante sería una mala noticia, pero, insisto, el Gobierno está dispuesto a que eso no suceda así, porque cree que no es en modo alguno una contribución positiva a lo que necesita Cataluña, que es recuperar la convivencia y eliminar las tensiones.  Por tanto, este tipo de actuaciones son absolutamente rechazables.

Pregunta usted si el Gobierno cree que va a haber un candidato. Mire, han estado tres meses de negociaciones los partidos políticos en el Parlamento de Cataluña, que son los responsables en buscar un candidato y, al final, han presentado uno que no reunió los votos necesarios. 

Lo que el Gobierno dice es que el candidato debe ser el presidente de todos los catalanes, y no solamente de una parte de los catalanes. Como el presidente del Parlamento tiene que ser el presidente de todo el Parlamento, no el presidente solamente de una parte del Parlamento. Eso es lo importante.

No hay que olvidar, tampoco, que el presidente de una Comunidad Autónoma es la primera autoridad del Estado en esa Comunidad Autónoma. Por tanto, tiene que ser alguien que esté dispuesto a dialogar, dispuesto a ejercer las competencias que tiene dentro del marco del Estatuto de Autonomía, y dispuesto a preocuparse de los problemas de la gente, de los que preocupan realmente a la gente, y no estar siempre pensando en un proyecto político que no es el de todos los catalanes, sino solo de una parte de ellos. 

Por tanto, el Gobierno, con la tranquilidad de estar ejerciendo el artículo 155, con prudencia, con proporcionalidad, y con eficacia. El viernes pasado hice una lista de todas las acciones que ha llevado a cabo el Gobierno en estos meses, que han redundado en beneficio de todos los catalanes. De todos los catalanes. El Gobierno tiene esa tranquilidad. Está haciéndolo y continuará haciéndolo, por tanto, es una competencia, una responsabilidad para el Parlamento de Cataluña, encontrar un candidato que no esté sometido a procedimientos judiciales, y que pueda emprender esa tarea importante de la búsqueda de la convivencia, y búsqueda del bien común en Cataluña.

Es verdad, también, que hay una situación nueva, y es que, después de la investidura fallida del pasado jueves, ha comenzado a contar el tiempo que establece el propio Reglamento de los dos meses. Por lo tanto, si en dos meses, desde el jueves pasado, no hay investido un presidente, habrá elecciones.  Bueno, eso es también una novedad respecto a ello, pero el Gobierno se mantiene en la situación en la que ha estado y, desde luego, lanza un mensaje de tranquilidad a todos los catalanes: seguirá velando por sus derechos, por sus libertades, y por el ejercicio de los mismos. Lo llevamos haciendo desde hace varios meses; continuaremos haciéndolo en tanto y cuánto el Parlamento de Cataluña no sea capaz de poner sobre la mesa la investidura de un candidato que, insisto, sea el candidato, el presidente de todos los catalanes.

P.- Javier Corín, de El Confidencial.- ¿En primer lugar quería saber si la reforma del IRPF con el aumento de las exenciones afectará a la parte del tramo autonómico de recaudación? En segundo lugar, ¿si los incrementos del gasto que se han anunciado como pago a funcionarios, las pensiones y demás, caben dentro de esos 1.400 millones que aumenta el gasto del Estado? Porque con respecto al plan presupuestario, que ya se contemplaba el aumento de toda la nueva partida que permite el techo de gasto, ¿qué partidas caen para hacer hueco a estas nuevas políticas de gasto?

Y, por último, en el reparto de los objetivos de déficit, para la Administración Central, tendría que acabar el año 2018 en el 0,7 por 100 de déficit, pero bueno, parece que esto es muy complicado, teniendo en cuenta que venimos del 1,9 ¿hasta dónde se estima que pueda bajar el déficit de la Administración Central? 

Sr. Montoro.- En primer lugar, la reforma del IRPF que planteábamos no afecta a la financiación autonómica, aunque sé que despertará, digamos, críticas, seguro, por parte de algunos Gobiernos autonómicos, porque siempre critican. Hay algunos, que, en fin, basta con que lo que haga el Gobierno para que digan: "esto será menos recursos". Bueno, ya, pero la liquidación que hemos venido haciendo durante estos años, cuando hemos bajado fuertemente el IRPF en el año 2015, y en el año 2016, por eso hubo liquidaciones a favor de las Comunidades Autónomas también muy importantes, y, por tanto, no falló la base tributaria que es la que fundamenta esas liquidaciones posteriores para las Comunidades Autónomas. Por tanto, esto irá a cargo de lo que es el IRPF del Estado.

En segundo lugar, caben, en el sentido de que eso es la presupuestación. El Gobierno opta, y, desde luego, el ministro de Hacienda opta claramente por este Presupuesto, en el sentido de que está anunciado por el presidente del Gobierno esa subida, claro. Esa subida está comprometida con los acuerdos con los agentes sociales, sí, pero eso es de lo que hacemos. ¿Qué hay menos dinero para otras cosas? Pues, ¿cómo cabe?, pues gastando menos en lo otro. Gastando menos no quiere decir que se reduzca, sino que su crecimiento podría haber sido mayor. 

Entonces, la pregunta es: ¿no es el momento de hacerlo con los pensionistas? ¿ No es el momento de hacerlo con los funcionarios? ¿No es esa la mejor manera, también, de fundamentar que nuestros servicios públicos ganen calidad, y nuestra distribución de la renta llegue a millones de personas que no tienen otra fuente de renta? Es que el crecimiento económico no les puede llegar de otra manera, que no sea a través de esa renta pública. Por tanto, si queda menos dinero para hacer otras cosas, pues otras, como ven, siguen creciendo, otras podrían haber crecido mucho más, y por tanto, no van a crecer. 

Y estamos en esas prioridades que, insisto, son las prioridades que marca el Gobierno, que marca su presidente, y, desde luego, que este ministro que les habla, es que no puede estar más de acuerdo. Y, en ese sentido me siento muy comprometido con esta política y garantizando que esto es coherente con el límite de gasto del Estado, y es coherente con los objetivos de déficit que nos estamos marcando que ya hemos empezado en la presentación diciendo que son fundamento, razón inexcusable del crecimiento económico y de la creación de empleo.

Y luego ya, el objetivo de déficit de la Administración Central, que tanto les gusta, ya lo hemos explicado no sé cuántas veces. Es muy difícil hacerlo desde estas mesas, es que es muy difícil, estamos a su disposición, pero es que la asignación de objetivos que ustedes conocen, al ser objetivos la Ley de Estabilidad, no nos permite establecer objetivos de superávit presupuestario, pero sabemos que va a haber superávit presupuestario. Lo sabemos por la evolución de las finanzas públicas, y, por tanto, siempre queda el objetivo del Estado, como el objetivo donde se resguardan los potenciales superávits.  Pero hágase la siguiente pregunta, lo digo, para las informaciones. ¿Qué Administración ha bajado más su déficit en el año 2017? Es que es fácil verlo. Algunos lo dicen correctamente, otros no lo dicen correctamente.  Pero permítame también que haga esa parte pedagógica. Es que hay que decirles la cifra. Es que es la Administración General del Estado, la que ha bajado, pero a clara diferencia, el déficit del conjunto de las Administraciones Públicas. 

Entonces, con lo cual, podrá decir, pero no ha llegado al objetivo. Ya, sí, claro, pero ya le he explicado cómo se ha asignado el objetivo. Por eso decía, y ya llevamos unos cuantos años para entender, efectivamente, cómo se asigna ese objetivo. Pero, insisto, además, ¿lo ha hecho con un esfuerzo mayor que los demás? No. Es que nos correspondía en el ejercicio 2017. Nos correspondía hacerlo, y de esa forma, a medida que el resto de las Administraciones van entrando en el equilibrio presupuestario va a ser la Administración del Estado la que va haciendo el mayor recorrido de bajada de déficit. Si eso es clarísimo. Pero eso sí, para eso la Regla de Gasto es fundamental, que tiene que limitar  el crecimiento del gasto de todas, porque si no… No confundamos que hayan llegado al equilibrio presupuestario con que puedan gastar sin más. No, no, están limitadas a la Regla de Gasto, y, por tanto, este es el equilibrio que nos está conduciendo a todos hacia la corrección, pero vamos por partes. Vamos por partes, y en ese sentido le agradezco la pregunta, porque me permite afirmar algo que me dejé ayer en el tintero. Que ha sido la Administración del Estado la que más ha bajado el déficit en el ejercicio 2017, pero a gran diferencia, vamos, en el orden de dos veces, respecto de cualquier otra Administración.

Portavoz.- Seguro que se deja muchas cosas en el tintero, pero como el día 3 va a tener usted ocasión de hablar otra vez, seguro que las saca del tintero.

Hoy, es el Día Mundial del Teatro. El teatro es poesía que se levanta del libro y se hace humana, como decía García Lorca. Les recomiendo que vayan al teatro María Guerrero de Madrid, "El concierto de san Ovidio", una gran obra de Antonio Buero Vallejo. El año pasado fue su centenario. Vayan, no dejen de verla.

En Cuenca, ha comenzado su muy conocida, muy famosa semana de música religiosa, una tradición que tiene ya 60 años de historia.

En el Valle del Jerte extremeño están celebrando las fiestas del cerezo en flor, por tanto, también les recomiendo que vayan ahí. 

Y, si en cambio, quieren ir hacia el norte, esto le gustaría al ministro de Fomento, el Museo de Altamira, en Santillana del Mar, homenajea a la mujer con la exposición de pintura 'Territorio de luz'. 

Y la última recomendación, y ahora me pongo la gorra de ministro del Interior: por favor, los que salgan de vacaciones en Semana Santa, tengan cuidado en las carreteras. Precaución al volante, que es mejor llegar un poquito más tarde, pero llegar sanos y salvos. Disfruten. 

Gracias. 

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)