Está usted en:

Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

Intervención de Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte

Viernes 5 de mayo de 2017

Portavoz.- Buenas tardes. Comparecemos ante ustedes la ministra de Empleo y Seguridad Social y yo para informarles de los acuerdos adoptados por el Consejo de Ministros en la reunión celebrada hoy, 5 de mayo, bajo la presidencia del presidente del Gobierno, don Mariano Rajoy.

Antes de ello, y como viene siendo habitual, les haré una valoración política de los asuntos más destacados de la semana. El más destacado, evidentemente, es el resultado de la votación, que tuvo lugar ayer en el Congreso de los Diputados con el rechazo a las siete enmiendas de totalidad al Proyecto de Presupuestos Generales del Estado. El Gobierno quiere agradecer el apoyo que le han dado los Grupos que votaron en contra de ese rechazo: los Grupos Parlamentarios de Ciudadanos, Partido Nacionalista Vasco, Coalición Canaria, Unión del Pueblo Navarro y Foro Asturias.

A lo largo de estos meses que vengo actuando como portavoz del Gobierno me han oído hablar en muchas ocasiones de "la Legislatura del dialogo" y la explicaba por dos razones: en primer lugar, como consecuencia del mandato otorgado por los ciudadanos en las urnas. Tanto el 20-D, como el 26-J, no dieron en esas urnas la mayoría a ninguna fuerza política y, por lo tanto, el objeto de esta Legislatura era resolver a través del debate político y la transacción los problemas de los españoles; sin practicar este principio político, la Legislatura no tendría continuidad. Y, en segundo lugar, por convicción democrática, por el sentido político de responsabilidad que nos debe empujar a todos hacia la defensa de los intereses generales.

Así se han ido produciendo en estos meses acuerdos en distintas materias, que hemos venido comentando, en el ámbito político, en el ámbito económico, en el ámbito social y en el ámbito autonómico que han contribuido a mejorar la situación de la nación y las condiciones de vida de los ciudadanos.

Este rechazo a las enmiendas a la totalidad de los Presupuestos Generales del Estado y, por tanto, la obtención de la luz verde parlamentaria necesaria para continuar la tramitación de los Presupuestos, se traduce en un significado político evidente: estamos --me lo habrán oído decir ustedes también-- en un nuevo ciclo político, económico y social, y la posibilidad de tramitar estos Presupuestos es una expresa manifestación de ese nuevo ciclo político, económico y social; que se caracteriza por varias cosas: en primer lugar, por el creciente prestigio e influencia internacional de España.

Nuestro país es un país serio, solvente, fiable, en el que se puede confiar; un país que tiene y que gana credibilidad internacional; un país que la gana en el plano europeo y en el iberoamericano, como certifica el nivel de interlocución que está teniendo el presidente del Gobierno en sus últimas cumbres internacionales y visitas oficiales. También un creciente papel porque, gracias a nuestro crecimiento económico, España es el país de la eurozona que tuvo mayor crecimiento en el año 2016 y lo va a ser también en 2017, y la recuperación del empleo --del que luego hablará la ministra--, suma de un crecimiento integrador, que es el crecimiento económico con cohesión social. Estos Presupuestos, cree el Gobierno, piensa el Gobierno y defiende el Gobierno que son los mejores para el crecimiento, para la creación de empleo y para el equilibrio social.

Los Presupuestos, como lo han hecho los Presupuestos Generales del Estado desde el año 2012, garantizan, no solo el mantenimiento de los servicios públicos, sino el aumento de los mismos, para mejorar las condiciones de vida de las personas, que es el último objetivo de la política del Gobierno del Partido Popular. Y son también los Presupuestos de la cohesión territorial, puesto que las Comunidades Autónomas recibirán 5.386 millones de euros más que en el año 2016.

También, este rechazo y la tramitación de los Presupuestos son un positivo punto de inflexión de esta Legislatura, que decanta ésta hacia el acuerdo político, hacia la cooperación pluripartidista. La democracia, a fin de cuentas, y me lo han oído decir ustedes muchas veces, consiste en escuchar al otro, en intercambiar argumentos, en proponer proyectos, en negociar y pactar. Hay Grupos que han entendido que ése era su deber, que esa era su responsabilidad, y por ello gana la estabilidad y ganan los partidarios de una legislatura productiva. Hay un conjunto de grupos políticos, y esa es la lectura que hace el Gobierno, que están por una legislatura productiva y no por una infértil, por la estabilidad política y no por la zozobra institucional, por construir y no por bloquear.

Es también un antecedente positivo para los grandes acuerdos que nos hemos propuesto en esta Legislatura, los siete Pactos de Estado que el presidente del Gobierno detalló en el debate de la votación de investidura, como el pacto para la reforma de las pensiones, el Pacto de Estado Social y Político por la Educación, o el pacto para la lucha contra la violencia de género. Esperamos que se vean beneficiarios también de este clima.

Creemos que es un antecedente bueno. Si hemos podido llegar a un acuerdo en un tema tan importante, como son los Presupuestos Generales del Estado, ¿por qué no vamos a llegar a otro?

Por tanto, un paso hacia adelante para dotar de estabilidad, certidumbre, seguridad y confianza, que debilita esos fantasmas de la inestabilidad, de la incertidumbre o de la inseguridad y la desconfianza.

Esta perspectiva de poder ensayar nuevas mayorías, de construir, de articular en torno a temas concretos… Recordarán ustedes que el Gobierno desde el primer momento dijo que no quería un cheque en blanco, que quería negociar en cada momento con las distintas fuerzas políticas que estuvieran dispuestas a ello. Por tanto, este rechazo a las enmiendas yo creo que deja a las claras cuáles son las ventajas del pacto y contribuye también a vencer resistencias, inercias, prejuicios políticos o barreras que parecían infranqueables. Avanza, por tanto, la cultura del pacto y eso nos parece enormemente positivo en esta Legislatura que hemos denominado "del dialogo".

Avances también en el sistema de financiación autonómica. Ya saben ustedes que este Proyecto de Presupuestos Generales del Estado fue posible porque previamente, por una amplísima mayoría, se habían aprobado el "techo de gasto" y las perspectivas para la Unión Europea para el período 2017-2019. Ese "techo de gasto" pasó por un Consejo de Política Fiscal y Financiera, donde hubo una distribución, primero, del déficit y el déficit de las Comunidades Autonómicas quedó fijado en el 0,6 por 100 del PIB; y, además, se acordó el reparto individual para las Comunidades Autónomas sujetas al sistema de financiación del régimen común. Estamos hablando de esos 5.386 millones de euros que han sido distribuidos y que van desde 1.082 millones de euros a Cataluña, a 851 millones a la Comunidad Valenciana, 815 millones a Madrid, 835 millones a Andalucía, etc., etc. Por tanto, ya ha habido, dentro del sistema de financiación, una primera distribución.

Posteriormente, como saben ustedes, y fruto de la Conferencia de Presidentes en el Senado del pasado 10 de febrero, se autorizó la creación de una comisión de expertos que va a revisar el modelo de financiación autonómica. Se ha creado una comisión de expertos, que preside el profesor Manuel González Sánchez, que tiene un plazo de seis meses para probar ese informe que dará lugar al nuevo sistema de financiación autonómica.

En tercer lugar, también dentro de ese dialogo territorial de financiación, hace poco tiempo les informaba del acuerdo que se había producido con el Gobierno canario de la denominada "agenda canaria" y que da continuidad a aquello que ya hizo un Gobierno del Partido Popular anterior, después de que el Tratado de Ámsterdam, en 1997, recogiera la peculiaridad de las Regiones Ultraperiféricas; por tanto, "agenda canaria" que ya trajimos en un Consejo de Ministros anterior.

Ahora mismo se ha producido también, en paralelo, acuerdo sobre los Presupuestos con el Gobierno vasco. Ha permitido desbloquear también determinadas discrepancias sobre la liquidación del Cupo vasco. Hoy el Consejo de Ministros ha tomado el acuerdo de nombrar a los miembros de la Administración General del Estado que formarán parte de una comisión: seis miembros por parte de la Comunidad Autónoma Vasca y seis del Estado. El Consejo de Ministros ha procedido al nombramiento de los mismos para en los próximos meses llegar a un acuerdo sobre esta materia, acuerdo que era necesario porque, como saben ustedes, llevamos varios años de retraso en llegar a ese acuerdo.

Por lo tanto, Presupuestos, como hemos dicho antes, importantes; Presupuestos que, de continuar en la línea de lo establecido y de lo expuesto aquí por los ministros De Guindos y Montoro, nos va a permitir continuar en la senda del crecimiento económico; también en la contención del déficit público. El objetivo ahora, como saben ustedes, es salir del procedimiento por déficit excesivo del artículo 126 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea; dará también una mayor estabilidad a la prima de riesgo española y, notablemente, un aumento de confianza en España, de confianza política en nuestras posibilidades.

Todo ello ha ido permitiendo una recuperación económica equilibrada, una fuerte reducción del endeudamiento privado y una economía más competitiva. El nuevo patrón económico del que estamos hablando es una economía de crecimiento sostenible, sin endeudamientos descontrolados y sin burbujas.

Por tanto, estas perspectivas que tiene en estos momentos la economía española --y luego la ministra hablará de los aspectos de creación de empleo-- tienen una traducción en estos Presupuestos también, unos Presupuestos por su carácter eminentemente social.

Quiero recordar aquí cómo las pensiones representan el 40 por 100 del gasto del Presupuesto consolidado (139.467 millones de euros), más de 4.000 millones de euros que en el año 2016, para pagar las prestaciones a más de 9,4 millones de pensionistas. También Educación incrementa sus Presupuestos y habrá una dotación en becas, un instrumento eficaz para la igualdad de las oportunidades, de 1.523 millones, la dotación más alta de la historia. Además, en protección familiar y lucha contra la pobreza infantil el incremento es del 4,9 por 100, hasta 2.408 millones de euros, y la mayor Oferta de Empleo Público de la democracia: más profesores, más jueces, más policías y más médicos, para poder desempeñar con eficacia los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos. Además, 250.000 interinos pasaran a ser fijos. Por tanto, una certidumbre, un horizonte de esperanza y de tranquilidad a la gente.

Este esfuerzo social reformista está presente en todas las iniciativas del Gobierno y también me gustaría destacar como en esta misma semana el Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital ha remitido a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia el borrador del Real Decreto que desarrolla el bono social de electricidad, y ayer mismo el Ministerio de Fomento presentó el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021, cuyo objetivo es ayudar a los jóvenes al alquiler o a la adquisición de vivienda. Por tanto, una política social hacia la que se dirige todo el esfuerzo del Gobierno y que busca esa prosperidad inclusiva para que la recuperación llegue a todos los hogares españoles.

Asimismo, el Consejo de Ministros ha tratado otros temas. Ha aprobado un Real Decreto con el Plan de Gestión del distrito de cuenca fluvial de Cataluña, por el que se aprueba el Plan Hidrológico de Cataluña con vigencia hasta el año 2021. Es un plan que ha elaborado la Comunidad Autónoma, que se aprueba por Consejo de Ministros, tras obtener el informe favorable del Consejo Nacional del Agua, y que se enmarca dentro de la aprobación de los Planes Hidrológicos del Segundo Ciclo de Planificación 2015-2021.

Este Gobierno --yo recuerdo en mi época de Asuntos Exteriores-- recibió un retraso grande en la aprobación de los Planes Hidrológico y con esto, salvo los de Canarias, nos ponemos ya al día y se da cumplimiento a la legislación en materia de aguas, la Directiva-marco de aguas y la Ley de Aguas, en lo que respecta a la planificación hidrológica. Además, como saben ustedes, estamos en una situación de falta con la Unión Europea y, por lo tanto, con esto vamos a cumplir.

Esta aprobación del Plan Hidrológico del Distrito de Cuenca Fluvial de Cataluña conlleva la ejecución de inversiones por parte de las diferentes Administraciones Públicas, por un total de 974 millones de euros hasta el año 2021. Y --quería dejarlo claro, porque así lo ha hecho la ministra de Agricultura y Medio Ambiente cuando lo ha presentado en el Consejo de Ministros-- con este Real Decreto que aprobamos hoy no hay, en ningún caso, trasvase y no hay ni una gota del Ebro que quede afectada por este Real Decreto. Por tanto, ni trasvases ni una gota del Ebro queda afectada por el mismo.

Igualmente, el Consejo de Ministros --la ministra se referirá a ello más adelante-- ha aprobado el Programa de Acción Conjunta para la mejora de atención a las personas paradas de larga duración; asimismo, hemos escuchado un informe del ministro de Fomento sobre la situación del Real Decreto Ley de la Estiba y, por último, ha procedido también a acordar diferentes nombramientos, de los que les paso a dar cuenta: embajador de España en la República de Paraguay será don Javier Hernández Peña; don Javier Sangro ha sido nombrado embajador de España en la República Oriental de Uruguay; don Cristóbal Valdés, embajador observador permanente de España ante la Organización de los Estados Americanos y don Francisco Montalbán, embajador en misión especial para la Agenda 2030.

Esto es por lo que respecta a los acuerdos del Consejo de Ministros, donde también hemos escuchado un Informe que ha hecho la ministra de Empleo y Seguridad Social. Sin duda, ella se lo podrá contar a ustedes mucho mejor que yo.