Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

Intervención de Íñigo Méndez de Vigo, portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte

12.5.2017

Portavoz.- Buenas tardes. Comparecemos, el ministro de Fomento y yo, ante ustedes para informarles de los acuerdos adoptados por el Consejo de Ministros en la reunión celebrada en el día de hoy, 12 de mayo, bajo la presidencia del presidente del Gobierno, don Mariano Rajoy. Antes de ello, y como viene siendo habitual, les haré una valoración de los asuntos más destacados de la semana.

Europa ha estado en la agenda europea y en la agenda nacional esta semana, no solamente por celebrarse el 9 de mayo el Día de Europa, donde tuvo lugar la entrega del prestigioso premio Carlos V a don Marcelino Oreja, que fue el ministro de Asuntos Exteriores que hace cuarenta años presentó la demanda de adhesión de España a las entonces Comunidades Europeas, con el aval de todos los Grupos Parlamentarios de la Cámara.

Dos días antes había tenido lugar en Francia una elección, que yo califiqué como trascendental en una de las reuniones que he tenido con ustedes: la elección de la Presidencia de la República francesa. Ya saben ustedes el resultado: don Emmanuel Macron es el octavo presidente de la República Francesa. Se trataba de una elección muy importante por varios motivos: en primer lugar, porque Francia es uno de los países fundadores de la Unión Europea; constituye, junto a Alemania, el eje franco-alemán, el motor histórico de la construcción de Europa; por su historia; por su cultura; es la quinta potencia económica del mundo y la segunda de la zona euro; es nuestro vecino y es nuestro país amigo. Hace poco les daba a ustedes cuenta del vigesimoquinto encuentro bilateral España-Francia.

España, junto con Alemania, con Francia y con Italia, está en la vanguardia del proyecto europeo, como lo atestigua la invitación del presidente Hollande al presidente Rajoy para estar en la Cumbre de Versalles.

Además, esa elección se insertaba también en una inercia de los últimos meses: frente al auge de los populismos, que solamente querían alcanzar el poder destruyendo lo que había, y lo que había era el orden político constitucional surgido después de la Segunda Guerra Mundial, estaba también esa recuperación económica, en la que está la zona euro, en la que España está a la cabeza de la misma. Y también había otro tema añadido, un tema que nos va a ocupar en los próximos años, un tema importante, como es la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Les he hablado de ese cambio de inercia, cambio de tendencia. Ya en las elecciones austriacas, en diciembre, el candidato europeísta Alexander Van der Bellen ganó al otro candidato; igualmente, cuando en Holanda parecía que los sondeos daban como favorito al candidato populista, al final es el primer ministro Rutte el que va a formar gobierno; y en Francia también Emmanuel Macron, frente a la candidata del Frente Nacional, se ha impuesto. Y se ha impuesto con Macron el europeísmo y se ha impuesto también el internacionalismo, el multilateralismo, la sociedad abierta. Se ha impuesto el reformismo, la necesidad de continuar haciendo reformas económicas para llevar a cabo la modernización económica. Y se ha impuesto, y el presidente del Gobierno lo resaltó en el mensaje de felicitación que le envió, la moderación. La moderación y las propuestas constructivas han vencido a los extremistas y las soluciones destructivas.

Por tanto, una buena noticia, porque lo sucedido en Francia reduce, a juicio del Gobierno, los niveles de incertidumbre política en Europa y supone un aval --un aval, que no un cheque en blanco-- a las políticas reformistas que necesita acometer el proyecto europeo.

En este sentido, también el 10 de mayo se produjo la entrevista en Madrid, en el Palacio de La Moncloa, del presidente del Gobierno con el negociador jefe del "Brexit", de la salida del Reino Unido de la Gran Bretaña. El presidente del Gobierno recalcó a Michel Barnier el apoyo del Gobierno de España y de un amplio apoyo parlamentario también en las Cortes a las indicaciones acordadas por los jefes de Estado y de Gobierno a Veintisiete; a las prioridades de la negociación y también a las fases de la negociación. Por tanto, para España es importante manifestar al señor Barnier su apoyo.

Vuelvo a decir, como portavoz del Gobierno, que España lamenta la decisión del Gobierno británico de retirarse de la Unión Europea, porque mantenemos relaciones históricas, afectivas y económicas muy importantes con ese país. Por eso, el Gobierno desea que Europa llegue al mejor acuerdo posible con el Reino Unido; una negociación que confiamos en que sea rápida e inteligente, que limite los daños que va a producir esta salida de Reino Unido y, sobre todo, que tenga en cuenta y favorezca a los ciudadanos.

Asimismo, y dentro de la agenda internacional, el presidente del Gobierno recibió el pasado lunes al presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, constatando la buena salud de las relaciones comerciales entre nuestros dos países.

Por último, quiero referirme a la importante visita oficial que el presidente acometerá los próximos días, los días 14 y 15 de mayo, a China para participar en el Foro sobre Nueva Ruta de la Seda que se va a celebrar en Pekín. "One Road", que es como se denomina a este Foro, es el gran evento diplomático de China en el año 2017; es un ambicioso plan para incrementar las relaciones económicas de China con sus socios a lo largo del mundo. "One Road" busca promover una mayor integración económica de China con sus vecinos occidentales. Y, junto a esta reunión "One Road", el presidente del Gobierno va a tener sendas entrevistas con el presidente chino, Xi Jinping, y con el primer ministro, Li Keqiang.

Por tanto, agenda internacional del presidente del Gobierno que desde hace varios meses continua en el plano europeo, en el plano hispanoamericano y ahora también se extenderá a Asia.

Esta semana también ha visto también la publicación de lo que se conoce como el Informe de Primavera de la Comisión Europea, que es el termómetro de la situación económica de los países europeos, y en ese Informe de Primavera la previsión de crecimiento económico que la Comisión Europea estima para nuestro país aumenta hasta el 2,8 por 100 por PIB; es decir, incluso superior a la que hace unos días el ministro De Guindos especificaba aquí. Coincide ese pronóstico de la Comisión Europea con la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que ya adelantó que el crecimiento español se estaba acelerando. Eso es lo que dijo el comisario Moscovici en la presentación de estos resultados: "el ímpetu económico español".

Además, con ayer tuvo ocasión de mencionar el ministro De Guindos, se trata de un crecimiento sostenible y equilibrado, donde las exportaciones juegan un papel muy importante. Las previsiones que tenemos es que hay una aceleración interanual del 8,1 por 100, que es enormemente importante.

Por ello, también, dentro de las exportaciones, son relevantes las cifras relacionadas con el sector del automóvil; un sector que representa más del 9 por 100 de nuestro PIB y más del 18 por 100 del total de nuestras exportaciones, y que, directa o indirectamente, afecta a dos millones de personas en España. Ahora el presidente del Gobierno se dirige a Barcelona para presidir hoy la inauguración del Salón del Automóvil.

Por tanto, estamos con unos buenos resultados, en un buen momento. Precisamente, nos sitúa a la cabeza, como he dicho antes, del crecimiento económico en Europa. Y lo importante, lo que resalta también el Informe de Primavera de la Comisión, es que ese crecimiento económico se está traduciendo en creación de puestos de trabajo.

España, hasta el mes de abril, ha recuperado el 60 por 100 del empleo perdido en la crisis ha creado casi dos millones de puestos de trabajo y el número de ocupados, hasta el 30 de abril, asciende a 18.122.222 personas. El número de afiliados a la Seguridad Social se incrementó en este mes hasta los 212.000 afiliados. En abril se consolidan 39 meses consecutivos de incremento de la Seguridad Social. Se ha recuperado también, lo dijo la ministra de Empleo la semana pasada, todo el empleo femenino destruido durante la crisis y se ha alcanzado en España la cifra más alta de mujeres trabajando: 8.408.417. También el empleo juvenil aumenta a un ritmo casi del 10 por 100. Por tanto, estamos en una situación de crecimiento económico consolidado y estable, que se traduce también en la creación de empleo. El desempleo baja en España a un ritmo del 11 por 100 anual.

Por lo tanto, estamos hablando de muy buenas cifras; insisto, crecimiento económico sostenible, que se traduce también --y esto es muy importante-- en crecimiento integrador. Las cifras de crecimiento son importantes, en tanto en cuanto mejoran la calidad de vida de nuestros conciudadanos.

Por eso, la semana pasada ya tuvimos ocasión de hablar del rechazo a las enmiendas a la totalidad a los Presupuestos Generales del Estado. Este Gobierno ha apostado, desde el primer momento, por la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado y ello ha llevado un procedimiento: como saben ustedes, primero se aprobó el "techo de gasto" y, al mismo tiempo, los objetivos de déficit para los años entre 2017 y 2019; se rechazaron las enmiendas a la totalidad hace una semana y ahora comienza el debate sección por sección.

En este sentido, yo quería, en nombre del Gobierno, hacer una llamada de responsabilidad a los grupos políticos, a los Grupos Parlamentarios. El presupuesto de gastos del Estado es, aproximadamente, de 123.000 millones de euros y las enmiendas que se han presentado por parte de los grupos políticos ascienden a más de 63.000 millones de euros. Es decir, que sobre los 123.000 millones, si se aceptaran todas las enmiendas, estaríamos casi cerca de los 200.000 millones de euros. Es evidente que eso es incompatible con una decisión que ha tomado la Cámara por una muy amplia mayoría hace solo unos meses, que es la fijación del "techo de gasto".

Les doy un ejemplo de lo que quiere decir: la sección 31 del Presupuesto se refiere a los gastos de los distintos ministerios. En el Proyecto de Presupuestos Generales del Estado, la partida contempla un montante de 15 millones de euros; pues bien, se han presentado enmiendas por un valor de 40.000 millones de euros.

Por tanto, desde el Gobierno queremos hacer una llamada a la responsabilidad de los grupos políticos y decirles que hay que estar en consonancia con ese "techo de gasto" aprobado y que no es posible simplemente incrementar el gasto, hacer fuegos artificiales de cara a la opinión pública, pero que eso no es responsable a la hora de aprobar unos Presupuestos.

La responsabilidad de aprobar los Presupuestos, sin duda, es del Gobierno, que la asume; pero también lo es de todas las fuerzas políticas, porque los Presupuestos --así lo entendemos-- son necesarios para la consolidación fiscal del conjunto de las Administraciones, para facilitar el correcto funcionamiento de la Administración Autonómica y de la Local, y, sobre todo, porque son beneficiosos para todos los ciudadanos, para el cumplimiento del pago de las pensiones o para el funcionamiento de los servicios públicos esenciales.

España también necesita, junto a la política presupuestaria, que se traduce inmediatamente en la aprobación de los Presupuestos, una política reformista. Recuerdan ustedes los siete grandes Pactos de Estado que impulsó el presidente del Gobierno en la sesión de investidura. Estamos hablando de pensiones, estamos hablando de educación, estamos hablando de lucha contra la violencia de género o estamos hablando de financiación autonómica. En esa línea estamos.

Hubo reformas estructurales muy importantes en el período 2011-2015, que son las que están permitiendo los resultados económicos y de descenso del paro de los que gozamos ahora. Es necesario continuar también con el resto de las reformas.

Por otro lado, el Consejo de Ministros ha tomado una serie de acuerdos; me voy a referir a alguno de ellos. Luego, el ministro de Fomento hablará de dos de ellos: el Real Decreto Ley por el que se modifica el régimen de los trabajadores para la prestación del servicio portuario de manipulación de mercancías, el famoso Real Decreto Ley de la estiba; y también el señor De la Serna hablará del Acuerdo al que ha llegado el Consejo de Ministros para autorizar, precisamente al Ministerio de Fomento, la convocatoria de concesión de ayudas de actuaciones de conservación del Patrimonio Histórico Español con cargo al 1,5 por 100 Cultural.

Asimismo, el Consejo de Ministros hoy ha aprobado un Convenio Bilateral de Seguridad Social entre España y China, que va a reforzar las relaciones entre unos y otros, que va a permitir que en las seiscientas empresas españolas implantadas en China, la mayor parte de ellas pequeñas y medianas empresas --el número de nacionales españoles trabajando en China son 5.124--, no haya una doble cotización a la Seguridad Social y, por tanto, eso va a aliviar la carga social de las empresas.

Igualmente, se ha constituido hoy la parte del Gobierno, designando los representantes de la Administración General del Estado, en la Comisión Coordinadora del Convenio Económico entre el Estado y la Comunidad Foral de Navarra. Recordaran ustedes que aquí, hace unos meses, hablábamos de la agenda canaria de financiación; la semana pasada, también de la designación de representantes del Gobierno en el Cupo Vasco y ahora toca la constitución de la Comisión con la Comunidad Foral de Navarra.

Por último, nombramientos: embajador de España en los Emiratos Árabes Unidos, don Antonio Álvarez Barthe; embajador de España en Libia, don Francisco de Miguel Álvarez; embajador de España en el Sultanato de Omán, don José Antonio Bordallo Huidrobo; y embajador en misión especial para las Cumbres y Espacio Iberoamericano, don Diego Bermejo Romero de Terreros