Está usted en:

Intervención de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría

Viernes 5 de abril de 2013

Vicepresidenta.- Muy buenas tardes a todos. Vamos a darles cuenta de algunos de los principales asuntos abordados hoy en Consejo de Ministros.

Hoy se aprueba una importante reforma estructural, que había sido anticipada por el presidente del Gobierno en el Debate sobre el Estado de la Nación, que es un nuevo plan de una nueva política en materia de renovación y rehabilitación en materia de vivienda, así como de eficiencia energética de los edificios, que constituye una medida clave de impulso económico y de ayuda al crecimiento económico en un sector importante, como es el del alquiler de viviendas, el de la construcción y el de la eficiencia energética, que ha de servir para dinamizar, de otra forma y con otro planteamiento, uno de los elementos claves que genera crecimiento y empleo en España.

Al hilo de esta reforma estructural, también les comento que hemos recibido el encargo del presidente del Gobierno, habida cuenta que han transcurrido ya los seis meses de vigencia del primer Plan Nacional de Reformas que aprobamos hace dos trimestres, de llevar a cabo a lo largo de esta semana un balance y actualización de ese Plan, para presentar un segundo Plan Nacional de Reformas actualizado, que se aprobará en el próximo Consejo de Ministros. Es decir, haremos balance de las reformas llevadas a cabo en este período, en este proceso, y de las nuevas medidas --algunas de las cuales las conocen ustedes, porque fueron anticipadas en el Debate del Estado de la Nación-- que permitirán seguir con el impulso reformista del Gobierno y cumplir los objetivos de crecimiento y creación de empleo.

Voy a relatarles, en primer lugar, ese nuevo Plan en materia de vivienda y de eficiencia energética de los edificios, que se compone de un conjunto de medidas que han sido coordinadas por cuanto dependen de varios Ministerios. Hoy aprobamos un Proyecto de Ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas, que se enviará ya a las Cortes Generales para su tramitación de urgencia, y tres Reales Decretos: uno por el que se aprueba el Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria y la Regeneración y Renovación Urbanas para el período 2013-2016; y dos Reales Decretos por los que se aprueban, por un lado, el procedimiento básico para la certificación de eficiencia energética de los edificios y modificaciones en otro Real Decreto del Reglamento de instalaciones térmicas de los edificios.

¿De qué se trata? De, a través de la Ley, a través de estos Reales Decretos y a través de alguna otra medida, que ahora detallaré, llevar a cabo un impulso importante en un sector clave para nuestra economía, basado en dos ejes de actuación muy claros: de un lado, la mejora en el acceso de la vivienda, y especialmente el fomento del alquiler; y, de otro, el impulso a las actividades de rehabilitación, de regeneración y de renovación urbanas, donde va a tener un componente muy importante la eficiencia energética de los edificios. Es una doble vía de actuación que contará con una inversión de casi 2.500 millones de euros: 1.500 millones para facilitar el acceso a la vivienda y 627 millones para rehabilitación, regeneración y eficiencia energética.

Sólo les quiero dar un dato, que después detallará más la ministra de Fomento: por cada mil euros de ayuda directa en rehabilitación, la estimación es que se genera una inversión productiva de 3.300 euros.

Me voy a detener en uno de los elementos que ha sido presentado hoy por el ministro de Industria, y que se aprobará por el Instituto de la Diversificación y el Ahorro de la Energía en su próximo Consejo, que es en un programa de ayudas para proyectos integrales de ahorro energético. El IDAE va a poner cien millones de euros para este año, 2013, para que exista un incentivo a las comunidades de propietarios y a los propietarios de que lleven a cabo operaciones que permitan ahorrar en la factura de la electricidad. Esto ¿cómo? A través de ayudas o financiación, a préstamos muy razonables, a las comunidades de propietarios, a las comunidades de edificios residenciales o, simplemente, a los propietarios de viviendas unifamiliares para que tengan un incentivo en llevar a cabo estas actuaciones integrales para ahorrar energía.

¿De qué manera o cómo se va a hacer? Ayudas directas de un 20 por 100 del valor de la obra en dos cuestiones claves: mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica de los edificios de viviendas existentes --¿qué es esto de la envolvente térmica? Estamos hablando de aislamiento de fachadas y el aislamiento de ventanas-- y mejoras de la eficiencia energética de instalaciones térmicas de los edificios de viviendas existentes: calderas. Es decir, ayudas directas al cambio de calderas o a la mejora del aislamiento de los edificios para ahorrar en energía. Asimismo, préstamos a euríbor más cero, que puede llegar hasta el 80 o el 100 por 100 del valor de los cambios, cuando se sustituya la energía convencional por biomasa o por energía geotérmica.

La ministra de Fomento explicará mucho más todos los elementos de este Plan, pero sí quiero insistirles en que se trata de una apuesta del Gobierno para incidir con medidas de crecimiento a un elemento importante que puede ser generador de empleo. Es una nueva concepción de la política de vivienda, más orientada al alquiler y más orientada a la rehabilitación y a la eficiencia energética que a la construcción de viviendas. Es decir, un cambio de planteamiento en un sector que merece y debe ser dinamizado.

En otro orden de cosas, está aquí hoy la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad porque el Gobierno ha aprobado un acuerdo por el que se pone en marcha el II Plan Estratégico Nacional de la Infancia y de la Adolescencia 2013-1016. Es un Plan del que ahora tendremos todos los detalles, pero de lo que trata es de reforzar la protección de los menores en distintos ámbitos, especialmente en situaciones de violencia o situaciones de mayor vulnerabilidad.

Es un Plan que cuenta con una estimación presupuestaria de más de cinco mil millones de euros y que tiene una serie de objetivos básicos, que yo sólo enumeraré y después explicará la Ministra: información, coordinación y sensibilización; políticas de apoyo a las familias, especialmente conciliación; protección de los menores en relación con los medios y las tecnologías de la comunicación; la intervención social ante situaciones de riesgo y de desprotección; actuaciones preventivas y de rehabilitación de menores en situaciones de conflicto social; apuesta por una educación de calidad y promoción de la salud y de los hábitos saludables.

Por último, les informo de que hoy se aprueba también el Real Decreto por el que se da luz verde al nuevo Estatuto del personal del Centro Nacional de Inteligencia, del CNI. Es un nuevo Estatuto, necesario, que sustituye al vigente del año 1995 y que trata de adaptar esta normativa, entre otros, al Estatuto Básico del Empleado Público. Con ello lo que se hace es adaptar el Estatuto del Centro a las modificaciones que ha habido en regímenes como el de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, mejorando en materia de derechos y deberes, de garantía e igualdad efectiva entre hombres y mujeres, y conciliación de la vida personal y familiar.

¿Qué entendemos? Son servidores públicos y tienen derecho, con las salvedades y las particularidades propias de su tarea, a homologarse, en la medida de lo posible, al resto de trabajadores de la Administración Pública. Se establece, además, un derecho a la carrera profesional y se regulan sus posibilidades de ascenso y expectativas de progreso profesional, siempre de acuerdo con los principios de igualdad, mérito y capacidad.