Está usted en:

Contribuciones voluntarias a organizaciones, programas y fondos internacionales y otras entidades de carácter internacional

Martes 23 de junio de 2020

El Consejo de Ministros ha aprobado un paquete de contribuciones voluntarias a 32 organismos internacionales de la familia de las Naciones Unidas, pero también de ámbito regional como el Consejo de Europa, la OSCE o la CEDEAO. En este paquete, con cargo al presupuesto de la Secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y el Caribe, se incluyen:

-850.000 euros a la Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. La OACNUDH es la oficina principal de Naciones Unidas encargada de proteger y promover los derechos humanos en el mundo. Con esta contribución se quiere dar cumplimiento al compromiso de España con el sistema multilateral de promoción y protección de los derechos humanos, apoyando la importante labor que lleva a cabo la Oficina del ACNUDH, y consolidando el perfil de España en este ámbito.

-Otras contribuciones importantes son la destinada a la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte puesto que la promoción de la abolición de la pena de muerte es una prioridad de la política exterior de España en materia de derechos humanos o al Departamento de Asuntos Políticos de Naciones Unidas (DPPA). También se han incluido contribuciones para financiar la formación de estudiantes africanos de países miembros de la Comunidad Económica de Estados del África Occidental (CEDEAO), misiones de observación electoral de la OSCE, apoyo a las tareas de desminado de la UNMAS en el Sáhara Occidental o al Fondo Fiduciario de Víctimas de la Corte Penal Internacional.

-Coincidiendo con el XV aniversario de la Conferencia de Barcelona, España realiza una contribución de 500.000 euros a la Unión por el Mediterráneo. Esta contribución responde a la prioridad política de la región del Mediterráneo y la relación de vecindad con los socios mediterráneos.

Este paquete se completa con contribuciones a organizaciones en el ámbito de la lucha contra el terrorismo y de la seguridad y el desarme. En definitiva, se trata de un paquete con el que España quiere contribuir a la defensa y promoción de los derechos humanos, al fortalecimiento de la paz y la seguridad internacionales, a la cooperación para el desarrollo, el fomento de la no proliferación y el desarme y a la lucha contra el terrorismo.