Está usted en:

​Autorizada la celebración del contrato para el primer tramo de producción del vehículo de combate sobre ruedas (VCR) 8X8

Martes 23 de junio de 2020

El Consejo de Ministros ha autorizado la celebración del "Primer tramo de producción del Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8", por un valor estimado de 2.083.275.262,81 euros. Los Vehículos de Combate blindados sobre Ruedas (VCR) pertenecen a una familia de vehículos de peso medio, polivalente, versátil y adaptable, con capacidad de protección, fuego y movilidad, que permite el despliegue rápido en cualquier Zona de Operaciones. Los vehículos incluirán sus respectivos componentes del sistema de misión, armamento, nivel de protección, sensores, comunicaciones y sistemas de mando y control, así como sus productos de apoyo logístico.

El contrato comprende la fabricación de 348 VCR 8x8, que serán entregados progresivamente conforme a un calendario de entregas distribuido en 10 anualidades, hasta el año 2030. Los vehículos serán fabricados en diferentes configuraciones, que permitirán adaptarse a los diferentes entornos operativos. El programa permitirá sustituir a vehículos que tienen su ciclo de vida ampliamente superado y con una menor protección a las tripulaciones, como son los Blindados Medios sobre Ruedas (BMR) y los Vehículos de Exploración de Caballería (VEC), mejorando la capacidad de defensa autónoma.

Asimismo, la incorporación de estos vehículos permitirá avanzar decididamente en la convergencia con los objetivos de defensa establecidos por la OTAN y recomendados por el Parlamento Europeo, como parte de un necesario reparto de responsabilidades, esfuerzos económicos y recursos demandados entre los aliados, asegurando la sostenibilidad de un entorno regional de paz y seguridad cooperativa, ayudando a prevenir conflictos y contener las amenazas emergentes mediante la proyección de estabilidad, particularmente en las áreas de interés para España.

Un aspecto muy relevante del programa 8x8 será su impacto sobre la Industria, ya que en su ejecución se pretende alcanzar, e incluso superar, el 70% de participación de la industria nacional, incrementando con ello el principio de soberanía en la adquisición. Se pretende con ello mantener una base tecnológica e industrial avanzada en el ámbito del equipamiento de Defensa, para lo cual, este programa dará continuidad a las inversiones realizadas en los programas "Leopardo" y "Pizarro", y con ello, desarrollar un producto propio. Asimismo, el programa permitirá evolucionar equipos y sistemas ya operativos en las Fuerzas Armadas, estableciendo una base industrial que de soporte continuado a futuras necesidades operativas.