Está usted en:

Estrategia de respuesta conjunta de la cooperación española a la crisis del Covid-19

Martes 21 de julio de 2020

La irrupción del coronavirus SASR-CoV-2 (COVID-19) y su rápida propagación mundial está teniendo un impacto de enorme magnitud en los países y territorios en los países en desarrollo. Aunque la crisis tiene ahora su foco en Europa y en América del Norte, las zonas donde mayor va a ser su impacto son los países con mayor incidencia de la pobreza y las desigualdades y las comunidades que sufren las peores formas de discriminación en el mundo, cuyos sistemas de salud y de protección social no pueden, en gran medida, hacer frente al enorme reto que está pandemia causa. Una pandemia que se suma a otras emergencias sanitarias endémicas como el sida, la malaria, la tuberculosis o las enfermedades tropicales. A unos sistemas de salud frágiles tenemos que sumar la escasez de profesionales de la salud lo que sitúa a estos países lejos de las regiones con mejores sistemas sanitarios y mayor desempeño de su personal sanitario. Por ello es más que nunca necesario reafirmar la de la cooperación internacional y para el desarrollo sostenible.

La estrategia establece tres prioridades, en línea con las prioridades de la respuesta global de la UE frente al COVID y el enfoque de los "Equipos Europa": salvar vidas y reforzar los sistemas de salud pública; proteger y recuperar derechos y capacidades; y preservar y transformar los sistemas socioeconómicos, recuperar el tejido productivo y reforzar la gobernabilidad democrática.

El conjunto de la Cooperación Española movilizará un total inicialmente estimado en 1.720 millones de euros para la respuesta a la crisis del COVID-19, que incluye en esta estimación la contribución de las administraciones públicas. Estas cuantías se actualizarán periódicamente conforme evolucione la crisis, dada la incertidumbre asociada a la misma. Con carácter inmediato, España ha identificado recursos para hacer frente a la crisis por un monto inicial de aproximadamente 318 millones de euros en 2020 en donaciones, más 1355,3 millones de euros potencialmente de cooperación financiera reembolsable.