• Send

Economía y Competitividad

Elevada al 3,3 por 100 la previsión de crecimiento este año con la creación de 602.000 empleos

Viernes 10 de julio de 2015

  • ​​España encabeza la mejora económica y del mercado de trabajo entre los países desarrollados.
  • La evolución del PIB y el número de ocupados recuperan los ritmos de crecimiento previos a la recesión.

El Consejo de Ministros ha actualizado el cuadro macroeconómico 2015-2016 con una revisión al alza de las variables de crecimiento y empleo. Para este año se prevé un aumento del PIB del 3,3 por 100, cuatro décimas más de lo fijado en el último Programa de Estabilidad, y del 3 por 100 en 2016, una décima más. El mercado laboral cerrará 2015 con un aumento de 602.000 en el número de ocupados, el 3,4 por 100 más, y una tasa de paro del 21,1 por 100.

Se trata de unas previsiones prudentes y realistas, en línea con lo estimado por diferentes analistas privados. Corroboran, además, que la economía española encabezará este año el crecimiento y la creación de empleo entre los países desarrollados, como han certificado estos días los organismos internacionales.

Estos objetivos son realizables porque se fundamentan en una política económica orientada a la corrección de los desequilibrios macroeconómicos. La intensa reducción del déficit público, lograda en un marco de recesión severa, el proceso de desendeudamiento, las ganancias de competitividad y la obtención de superávit y capacidad de financiación frente al exterior, dan a las proyecciones económicas una alta credibilidad.

Es la primera vez que en la economía española presenta un período tan largo de saldo exterior positivo, cuatro años si contamos 2016. Y lo mismo sucede con la capacidad de financiación, que se prolongará durante cinco años, al menos. A ello hay que añadir la ausencia de presiones inflacionistas, que ha permitido mejorar la capacidad adquisitiva de las familias y facilitar, junto con la creación de empleo, que la recuperación se empiece a percibir en el día a día de un mayor número de ciudadanos.

Crecimiento

Los datos demuestran que España enfila la salida de la crisis con mayor fuerza de la estimada hace muy pocos meses. El crecimiento del 3,3 por 100 previsto para 2015 (media anual) se basa en la buena evolución durante el primer semestre del año, que en tasa anualizada registra un aumento del 4 por 100. Tanto la demanda interna, con una aportación de 3,3 puntos, como la externa neta, con una mejora de dos décimas, contribuyen de forma equilibrada y sostenible a esta mejor evolución del PIB. El 3,3 por 100 previsto es la tasa más alta desde el año 2007 y supone, junto al 1,4 por 100 registrado en 2014, recuperar más de la mitad (4,7 puntos) de la renta perdida durante la crisis. Si se tienen en cuenta las previsiones para 2016 (3 por 100), el año próximo la economía española habrá vuelto a los niveles de PIB del año 2008.

Demanda interna

La demanda interna tirará del crecimiento en 2015, con una evolución mejor de la prevista. El consumo privado aumentará el 3,4 por 100, impulsado por la reactivación más rápida de lo esperado del empleo, la moderación de los precios de consumo y la disminución de impuestos derivada de la reforma fiscal. La inversión en capital fijo se prevé que aumente un 6,4 por 100 en 2015, gracias a los bienes de equipo (9,3 por 100) y, en especial, la construcción (5,5 por 100). Este sector crecerá por vez primera en 2015 después de siete años de caídas consecutivas, con una recuperación del segmento residencial (3,2 por 100) y, en mayor medida, de las otras construcciones (7,3 por 100).

Mercado de trabajo

En el caso del mercado de trabajo, el mayor crecimiento del PIB en 2015 se traducirá en una más elevada creación de empleo. Al cierre de este año, el número total de ocupados (EPA) será de 18,171 millones, un 3,4 por 100 más que un año antes. Esta cifra supera a la del cierre de 2011 y el ritmo de crecimiento es el más alto desde 2007. Supone que al finalizar 2015 se habrán creado 602.000 empleos en el año. Si a esta cifra se suman los del pasado año, se alcanza los 1,036 millones de empleos nuevos en los dos ejercicios. La tasa de paro también mejora, hasta el 21,1 por 100 de la población activa a finales de 2015, por debajo de la del cierre de 2011.

Recuperación de la economía

El año 2016 continúa la recuperación de la economía, con un crecimiento esperado del 3 por 100 gracias a que la demanda nacional aporta 2,9 puntos y la demanda externa neta, una décima. La consolidación de la recuperación económica dentro y fuera de la Unión Europea impulsa al alza las exportaciones de bienes y servicios, que avanzan a un ritmo del 6 por 100 anual en volumen, y las importaciones crecen el 6,4 por 100, cuatro décimas más que en 2014. El empleo crece a un ritmo medio anual del 3 por 100 y la tasa de paro se reducirá al 19,7 por 100.

(Escenario Macroeconómico)