• Send

​Objetivos ambientales del segundo ciclo de las Estrategias marinas españolas

Viernes 7 de junio de 2019

​El Gobierno ha acordado la aprobación de los objetivos ambientales del segundo ciclo de las estrategias marinas españolas. Estas estrategias constituyen el instrumento básico para la protección ambiental del conjunto de las aguas marinas bajo jurisdicción española, que abarcan más de un millón de kilómetros cuadrados, la segunda mayor superficie marina en la UE, sólo superada por Portugal.

En España se han elaborado cinco estrategias marinas, una para cada una de las cinco demarcaciones en las que se dividen los mares españoles a estos efectos: noratlántica, sudatlántica, canaria, levantino-balear y Estrecho y Alborán, que fueron aprobadas el pasado mes de noviembre tras un proceso de varias fases iniciado en 2012. Estas estrategias han contado con una evaluación muy positiva por la Comisión Europea, constituyendo un punto de partida de enorme valor para protección del medio marino español.

La Ley 41/2010 de protección del medio marino fija un plazo de actualización de seis años para las distintas fases de las estrategias marinas, por lo que en 2018 dieron comienzo los trabajos de las tres primeras fases del segundo ciclo, que culminan con este Acuerdo de Consejo de Ministros por el que se aprueba la actualización de los objetivos ambientales.

Esta actualización de los objetivos ambientales se ha realizado sobre la base de la revisión y mejora de los objetivos del primer ciclo, adaptándolos a los resultados de la evaluación del estado del medio marino, y añadiendo indicadores nuevos para su evaluación o adaptando los que ya existían. Los objetivos hoy aprobados son más ambiciosos, concretos y mensurables, que los del primer ciclo.

Se agrupan en tres grandes categorías. Dentro de la primera, están aquellos que procuran la conservación de la biodiversidad marina, evitando su deterioro y recuperando los ecosistemas marinos dañados. Por ejemplo, objetivos para lograr una red completa, ecológicamente representativa, coherente y bien gestionada de áreas marinas protegidas, y para mejorar la coordinación del seguimiento y respuesta ante eventos de capturas accidentales y varamientos, incluyendo el seguimiento de la captura accidental de tortugas, mamíferos y aves marinas en barcos pesqueros.

La segunda categoría se refiere a aquellos objetivos que buscan prevenir y reducir los vertidos al mar, para eliminar progresivamente la contaminación del medio marino. En este grupo se han incluido objetivos nuevos, como los que buscan la reducción de la cantidad de microplásticos y de plásticos de un solo uso más frecuentes, o el destinado a la reducción del impacto del ruido submarino.

Y, finalmente, garantizar que los usos y actividades humanas en el mar sean compatibles con la preservación de su biodiversidad. En este caso, se han añadido objetivos nuevos, como el que aborda las presiones causadas por las actividades turístico-recreativas, que en algunos puntos del medio marino español son importantes.

Programas de medidas en 2021

Estos objetivos deberán guiar la acción futura y, por tanto, el desarrollo de los programas de medidas, que tienen que estar actualizados en 2021. Unas medidas que deberán buscar la compatibilidad de las actividades humanas con la conservación de los ecosistemas marinos, de forma que nos permitan avanzar hacia el buen estado ambiental de nuestros mares y océanos, y el desarrollo sostenible de las actividades ligadas al mar.

Estos objetivos fueron sometidos a consulta pública junto a la actualización de la evaluación del estado del medio marino y de la definición del buen estado ambiental, que se han ido tramitando simultáneamente, pues constituyen la base para el establecimiento de los objetivos ambientales. Estos documentos se encuentran disponibles en la página web del Ministerio para la Transición Ecológica.

Máxima participación

El proceso de actualización de las Estrategias Marinas se ha enmarcado dentro del Objetivo 14 de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas: "Conservar y utilizar sosteniblemente los océanos, los mares y los recursos marinos para el desarrollo sostenible". Así, se ha procurado la máxima participación de todas las administraciones y agentes involucrados. Se ha discutido este tema en los Comités de seguimiento de las estrategias marinas, órganos colegiados en los que están representados las comunidades autónomas de cada una de las cinco demarcaciones marinas.

También se abrió un periodo de información pública y se celebró un taller con administraciones, representantes de los sectores y ONG. De todo este proceso se extrajeron numerosas conclusiones que han sido incorporadas a la redacción final de los objetivos que ahora han sido aprobados por acuerdo del Consejo de Ministros.

También se ha consultado de forma oficial a todas las comunidades autónomas con litoral, al Consejo Asesor de Medio Ambiente y a los Organismos Públicos de Investigación pertinentes.