Está usted en:

Rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros

Intervención de la ministra de Educación y Formación Profesional y portavoz del Gobierno, María Isabel Celaá

La Moncloa, Madrid, viernes 8 de junio de 2018

Portavoz.- Buenos días a todas y a todos. Muchas gracias por acudir a esta conferencia de prensa que hoy iniciamos con mucha ilusión. Espero que todos y todas ustedes sean lo suficientemente comprensivos e incluso bondadosos conmigo. Tengan ustedes mucha indulgencia porque es mi primer día. Es mi primer día, me estreno, y ustedes, claro, son unos expertos de la comunicación. O sea, que si no son indulgentes conmigo me podrían asar, pero yo espero que no sea ese el caso.

Lo primero que quiero poner en valor es la rapidez, la sobriedad y la serenidad con la que este Gobierno se ha puesto en marcha.

Hace ocho días estábamos en sede parlamentaria. Nuestro presidente de Gobierno estaba en sede parlamentaria y hoy, ocho días después, tenemos configurado un Gobierno, y un Gobierno en acción. Un Gobierno que ha tenido su primer Consejo de Ministros para incorporar trabajo a la agenda. No nos hemos tomado ni un respiro. No hemos venido al Gobierno a aprender. Hemos venido ya sabiendo cada uno de las competencias que le tocaba gestionar. Y eso ha hecho que nuestro primer Consejo de Gobierno, además de concentrar muchísima emoción, ha concentrado mucho trabajo.

Por eso, yo creo que debemos saludar esta primera cuestión. Y en ese saludo yo quiero felicitarles a ustedes, mujeres y hombres profesionales. Les quiero felicitar de corazón, porque ustedes durante este tiempo nos han ayudado a conectar con la ciudadanía, han imprimido emoción y han sabido leer lo que este Gobierno significaba.

Ayer le llamamos, --obviamente no en marca institucional, pero sí en una emoción política-- Consejo de Ministras y Ministros porque nos parece realmente significativo que en este Gabinete haya más mujeres que hombres. Es un mensaje a la sociedad para decir que hemos recogido el guante, que sabemos que las mujeres hoy, en el Gobierno de España, tienen carteras de peso, de mucho peso, y eso nos parece importante.

Es decir, que la sociedad se vea reflejada en su Gobierno. Es una sociedad que tiene mayoría de mujeres, es verdad que no tanta como en el Gabinete del presidente, pero ciertamente ese es un primer mensaje que conecta, que nos conecta con el tiempo, con la contemporaneidad.

La segunda cuestión que quiero ponerles de manifiesto es que hemos recuperado la agenda institucional, la agenda europea.

Entre los trabajos que los ministros y las ministras hoy nos hemos autoimpuesto, ha sido el de estar presente en los Consejos de Ministros europeos, en la medida en que sea posible, de acuerdo con nuestra agenda. Esta es una cuestión muy importante. No podemos estar fuera de esos Consejos de Ministros, hay que estar ahí.

A este respecto quiero indicarles que el presidente del Gobierno nos ha trasladado una carta, a cada uno de los ministros y ministras, para retomar lo que significa el impulso de la acción de Gobierno. Es una carta que probablemente ya obre en su poder, en la que quiere reseñar los retos de la consolidación y la modernización de nuestra economía, el fortalecimiento de la cohesión social y territorial y la regeneración democrática.

Es un Gobierno que nace con profunda vocación europeísta.

Es un Gobierno que nace con profunda vocación social. Somos muy conscientes de que la sociedad española ha sufrido con la crisis, ha visto algunos de los derechos y algunas de las conquistas sociales de los que disfrutaba, retirados de la agenda. ¡Vamos a recuperarlos! ¡Vamos a trabajar profundamente para recuperarlos!

Nuestro compromiso con la igualdad es claro. Es un Gabinete que ha puesto la igualdad en la vicepresidencia. Es un Gabinete para quienes la igualdad es transversal. Vamos a ejercer la igualdad desde cada uno de nuestros ámbitos de competencia.

Queremos trabajar por el acuerdo. Es importantísimo establecer un nuevo ambiente en España, un nuevo ambiente. Sabemos que todavía hay alguna ira arrinconada en algunas de las partes que tienen voz, pero queremos establecer un nuevo equilibrio, un nuevo escenario, una nueva pantalla donde prevalezca el escucharnos, el dialogar, porque por encima de todas las ideologías legítimas, en las que unos y otros nos reconocemos, está el servicio público a España. Esta es una cuestión fundamental; servicio público a España.

Hoy se ha procedido a realizar algunos nombramientos y ustedes los tendrán en la referencia después de esta rueda de prensa.

Yo simplemente quiero destacar algunos. No les voy a aburrir con una lectura exhaustiva, pero quiero destacar el nombramiento como director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno a don Iván Redondo Bacaicoa; al secretario de Estado de Comunicación, Miguel Ángel Oliver Fernández; al secretario general de la Presidencia del Gobierno, Félix Bolaños García.

También destaco que en Presidencia se ha nombrado secretario de Estado de Relaciones con las Cortes a José Antonio Montilla Martos y secretaria de Estado de Igualdad a Soledad Murillo de la Vega, a la que ustedes probablemente ya conocen.

También en Hacienda se ha nombrado secretaria de Estado a doña Inés María Bardón Rafael y secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos a doña María José Gualda Romero. En la referencia que ustedes tendrán enseguida tendrán más información, pero yo no les voy a cansar con una lectura de todos estos nombramientos.

Como les he dicho, es un Gobierno que va a impulsar una agenda modernizadora, y para esa agenda modernizadora necesitamos mucho diálogo y mucha recuperación.

El presidente de Gobierno no solamente está al habla con los presidentes europeos, si no que va a estar también al habla con los presidentes de las Comunidades Autónomas.

Esta es una cuestión importante: recuperar el diálogo. A partir de este fin de semana iniciará conversaciones, primero para fijar agenda, con todos los presidentes autonómicos, así como también con los líderes parlamentarios, que trabajaremos a partir de la semana que viene, y también con los agentes sociales.

Hemos solicitado, también, comparecer ante el Congreso para exponer los principales objetivos de nuestros Departamentos. Esta es otra cuestión que, como ustedes pueden comprobar, se ha efectuado de manera inmediata.

Quiero agradecer en este punto, a la presidenta del Congreso, su detalle de elegancia al permitir que al menos esta semana, no haya sesión de control y permitir que esta pasara a la siguiente semana. Me parece que ese gesto de elegancia y de comprensión debe ser agradecido, y yo quiero agradecerlo en nombre del Gobierno desde aquí.

Les quería indicar, antes de empezar con el turno de preguntas, que la emoción, el honor y el reto son enormes.

Hemos sentido mucha emoción y hemos agradecido al presidente del Gobierno su confianza porque nos hemos encontrado un equipo, --muchos nos conocíamos, otros no--, muy preparado para enfrentar la tarea, el trabajo que tiene ante sí.

Es un momento de profunda emoción y he percibido que hay un equipo, que no hay compartimentos estancos, que hay un equipo al servicio de España, con su presidente a la cabeza.

Es verdaderamente alentador que hayamos podido tener una primera sesión de trabajo en la que nos hemos entendido, y en la que nos hemos puesto muchos deberes.

Por tanto, como hoy no vamos a agotarlo todo en esta primera entrada, yo les quiero ceder a ustedes la palabra por si acaso hay alguna pregunta que podamos contestar.

Vamos a empezar por la izquierda. Adelante, me van a perdonar ustedes que, obviamente, tenga que trabajar con ustedes con gestos, pero sí les voy a pedir que, porque no conozco sus nombres, --conozco el de algunos, pero no el de todos--, entonces me van a decir primero quiénes son y de qué medio, y así ya podemos interactuar más fácilmente. Adelante.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)