Está usted en:

Intervención de María Jesús Montero

Martes 27 de abril de 2021

Buenas tardes a todos y a todas y muchas gracias por vuestra asistencia un día más, un martes más, a esta rueda de prensa en donde cada día tenemos una presencia física más nutrida, por tanto, ojalá, muy pronto y con el ritmo de vacunación, seamos capaces de volver a la normalidad y ver esta sala, pues como siempre estábamos habituados, llenas de compañeros periodista, independientemente de que algunos de ellos se conecten a través de la videoconferencia.

Como ven en la mesa de hoy comparto mesa por un lado con la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, y ella va a informar sobre la estrategia de acción exterior para España en el período 2021-2024, o dicho de otra manera, cuál es el rumbo que queremos imprimir en el conjunto de relaciones internacionales para intentar dar respuesta a lo que consideramos son retos globales.

Y de otro lado, no hace falta que la presente con la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, quien les va a comentar importantes novedades en lo que se refiere a la actualización y al establecimiento de nuevas cualificaciones profesionales de la mano de la formación profesional. Como saben, un objetivo prioritario del conjunto del Gobierno y en el que llevamos ya bastantes meses trabajando con el objetivo de mejorar la capacitación profesional y por tanto, también la formación previa de fundamentalmente los jóvenes y adaptarla a los requisitos, a los nuevos requerimientos de nuestro modelo productivo.

Antes de cederle la palabra a ambas, como todas las semanas, voy a hacer en primer lugar una primera aproximación a la evolución de la pandemia, en donde la ministra de Sanidad, como siempre, ha dado cuenta en el marco de la reunión del Consejo de Ministros.

Y lo primero que les quiero comentar es que el Gobierno quiere transmitir un mensaje firme y contundente a la sociedad española respecto a algunos acontecimientos ocurridos durante estos últimos días, y, en concreto, queremos decir que, desde luego, ninguna amenaza va a hacer retroceder a nuestra democracia, y, repito, esto para nosotros es algo muy importante que queremos dejar muy claro, ninguna amenaza va a hacer, ningún acto de violencia, ninguna intimidación contra ministros, altos cargos o responsables públicos, va a conseguir debilitar las profundas convicciones democrática que conforman este Gobierno.

Desgraciadamente, hemos visto en estos días sucesos, incidentes, que no nos hubieran gustado nunca, que hubieran pasado, que hubieran sucedido, pero también entendemos que los demócratas tenemos que defender nuestras ideas con la palabra, como siempre hacemos gala y como siempre hemos hecho.

Nosotros, desde luego creemos en la tolerancia, en el respeto, en la opinión, en el contraste de ideas y rechazamos y denunciamos que haya quienes se quieren alimentar del odio para envilecer, enfangar el debate público, para amplificar, dar carta de naturaleza a discursos que son excluyentes, que son totalitarios y que no pueden tener ningún tipo de cabida en nuestra sociedad.

Son hecho, yo diría lamentables, que merecen la condena unánime de toda la sociedad y sin ningún tipo de excusa o de matiz. Una cuestión en la que, por supuesto, nuestra solidaridad y nuestro afecto con las personas que se han visto, justamente, amenazadas por estos acontecimientos que cuentan con toda nuestra gratitud por el servicio público que prestan y en estos días, con todo nuestro afecto.

En otro orden de cosas, y como decía, después de que la ministra de Sanidad haya referido y haya dado cuenta de la situación epidemiológica en la que se encuentra nuestro país, puedo decirles que todos los datos orientan a que estamos en una suerte de meseta de la pandemia, de estabilización, por tanto, de una cierta ralentización de los datos de crecimiento a los que habíamos asistido en los días previos a nivel general y a nivel del conjunto de España, en indicadores de número de contagios, de personas fallecidas, de personas hospitalizadas o de personas que permanecen en las unidades de cuidados intensivos.

Pero, aun así, ni podemos ni debemos bajar la guardia. Y concretamente en algunos territorios donde estos datos se encuentran más elevados respecto a la media nacional y por tanto tenemos que mantenerlos monitorizados, insistiendo en que es bueno, en que es importante, poner en marcha medidas preventivas para que no se produzcan picos, en relación con la evolución de la pandemia, y para que, por tanto, puedan estar en línea con los datos que se están manejando en el conjunto de España y también mejores datos que se van experimentando a nivel europeo.

Diríamos que, sin duda, los efectos de la vacunación están mostrando su expresión, su reflejo, a la hora de hablar de los indicadores epidemiológicos a los que asistimos en este momento. Por tanto, sigue siendo un factor clave vacunarse para contener esta pandemia, tanto en el número de contagios como en la gravedad de las personas que se hospitalizan. Y, de hecho, con los datos que tenemos a fecha de ayer, ya hay cerca de 11 millones de personas vacunadas en nuestro país, con al menos una dosis, es decir, la administración de una dosis de las diferentes vacunas, lo que representa el 22,8% de la población, e, igualmente les puedo decir que la pauta completa la tienen ya terminada cuatro millones de compatriotas en nuestro país.

Si fuéramos al estudio por estructuras etarias, es decir, por grado de edad, que es como se hizo el protocolo, la administración de la vacuna por parte de Sanidad, la buena noticia es que las personas mayores de 80 años ya el 100% de ellas han recibido la primera dosis, y, en torno al 70% tienen ya las dos dosis administradas, circunstancia que irá también completándose a lo largo de los próximos días.

De hecho, el día de ayer fue un día muy importante en la recepción de vacunas, 2 millones de dosis que se pudieron distribuir al conjunto de comunidades autónomas. Es una cifra récord de día, en donde se ha recibido un volumen, una cuantía tan importante de vacunas, a la que durante esta semana se va a completar con la entrega de otros pedidos, por ejemplo, los que se tenían contemplados para la nueva vacuna de Janssen.

Por tanto, vamos en el ritmo de vacunación que esperábamos. Se ha acelerado mucho y creo que todos ustedes están pudiendo contrastar estos datos en las diferentes comunidades autónomas, y, por tanto, tenemos que continuar con la única receta que tenemos para parar este virus y para recuperar la actividad económica y la normalidad en la vida de los ciudadanos, que, como siempre dice la ministra, consiste en vacunar, vacunar y vacunar.

Precisamente el presidente del Gobierno mañana mismo se va a desplazar a Toledo, donde justamente va a visitar el Centro de Investigación Básica del que dispone en esta localidad la empresa Janssen. Con esta visita, como es obvio, el jefe del Ejecutivo quiere mostrar el apoyo, el reconocimiento al sector de la ciencia, un sector que ha realizado un esfuerzo muy importante, sin precedentes, probablemente aún no tenemos perspectiva para poder valorar en su justa medida lo que ha supuesto este avance y, por tanto, aquellas pautas que han marcado para volver a batallar contra este virus y acabar con él, que esperemos de forma definitiva, y, por tanto, poniendo de manifiesto que, como siempre, la ciencia acude a nuestro rescate cuando no tenemos soluciones claras para afrontar los problemas y siempre podemos tener nuestra esperanza en el talento, en el avance del conocimiento científico.

Además, también les quiero trasladar que en el BOE de mañana se va a publicar la orden que ha firmado la ministra de Sanidad para establecer cuarentenas para personas que llegan a nuestro país procedentes de la India. Dentro de todas las medidas de control sanitario que son más adecuadas, justamente, la orden incluye la cuarentena a la llegada de estos viajeros, ya que, como recuerdan, en España no existen vuelos directos con la India y por tanto no hay opción, no hay ningún tipo de medida que aplicar en relación con esa cuestión. Se trata, por tanto, de una tarea, de una medida que nuestro país ya ha adoptado en otros casos, en donde había viajeros procedentes de terceros países, en donde se haya detectado que circule alguna variante del virus o alguna cepa distinta de las que habitualmente circulan en nuestro país.

Y antes de cederle la palabra a la ministra de Exteriores, voy a trasladarles 5 temas que queremos resaltar de los muchos que se han acordado en el orden del día del Consejo de Ministros.

El primero de ellos, justamente, como ya habíamos anunciado, es la aprobación del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la economía española.

Se trata, sin duda, del Plan económico más ambicioso que ha tenido nuestro país, desde luego, en su historia reciente, y que tiene que sentar las bases para que las futuras generaciones puedan disponer de un país mejor, más sostenible, más productivo y también más social.

Como saben, el presidente del Gobierno ya presentó este Plan de Recuperación en comparecencia con los medios de comunicación, también posteriormente en el Congreso de los Diputados y como él mismo ha calificado, se trata de un Plan de país que aborda los retos, aborda, por tanto, aquellas cuestiones más importantes, más trascendentes, en las que debe centrarse la política española, la asignación de los recursos, como digo, para conseguir que nuestro país sea más competitivo, sea más equitativo y por tanto, sea un país donde la convivencia, donde el bienestar social y económico sean las señas de identidad que lo presida.

El presidente explicó este Plan, como decía, y recibió la aportación de los distintos grupos políticos que se expresaron en la Cámara de los Diputados y en el día de hoy lo que formula el Consejo de Ministros es la autorización para la remisión a Bruselas en los próximos días de este Plan, dentro del plazo que se fijó por la Comisión Europea, que era tentativo en torno al 30 de abril, un plazo que España va a cumplir, que no es obligatorio para el conjunto de países, pero como siempre, venimos trabajando de forma muy intensa desde hace ya varios meses en la elaboración del Plan y afortunadamente en el día de hoy podemos darle el visto bueno.

Y en este punto quiero agradecer el trabajo de todos y cada uno de los ministerios, porque todos tienen su refrendo y su referencia en este Plan, y también, como no, de los técnicos, de los funcionarios, de todos los departamentos que han trabajado de forma concienzuda para que hoy podamos aprobarlo.

Según el calendario que tenemos por delante, la Comisión tendría en torno a 2 meses para dar el visto bueno definitivo al Plan, para analizar en una posición interactiva con los distintos países cada una de las cuestiones que puedan suscitarle mayor interés y también, como venimos repitiendo a lo largo de las últimas semanas, no es necesario que el Plan esté aprobado por la Comisión Europea para que se proceda ya a su implementación y algunas ruedas de prensa del Consejo de Ministros son testigos de ello y son prueba de ello, porque de hecho ya se ha ido trabajando con las comunidades autónomas por parte de las conferencias sectoriales, de manera que los 27.000 millones de euros que fueron incluidos en el Plan, están ya, por parte de los ministerios, en diferentes momentos de tramitación y en concreto se han distribuido más de 2.000 millones de euros a las entidades territoriales para justamente ir implementando el Plan y dar la inyección económica, que ahora es cuando necesita nuestra economía para intentar que la recuperación sea lo más pronta posible y por tanto, no nos encontremos con un daño estructural a nuestro tejido productivo.

En concreto hoy mismo, el propio Consejo de Ministros ha aprobado un proyecto para la modernización de la Justicia que va a ser financiado justamente a través de este Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.

Estamos, por tanto, avanzando en un proceso, fíjense que se inició el pasado 21 de julio, cuando los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea y en concreto el presidente del Gobierno, alcanzó un acuerdo histórico para poner en marcha este paquete de ayudas, que nos van a permitir hacer frente a esta crisis económica. Gracias al acuerdo, solo recordar, que España va a recibir 140.000 millones para el período 2021-2026, 70.000 en transferencias, periodo 2021-2023, y por tanto, el Plan aprobado recoge ya todas esas inversiones, todas las reformas que van a permitir que nuestro país se modernice en este marco de recepción de los Fondos Europeos y en línea, insisto, con los grandes retos de digitalización, de transición ecológica, de cohesión social, de cohesión territorial, de capacitación del capital humano, que estamos trabajando conjuntamente, insisto, con todos los países y con la totalidad de los ministerios.

Es la mayor oportunidad que vamos a encontrar, desde luego, en los próximos años, tenemos que aprovecharla y por tanto articularemos estas 110 inversiones y 102 reformas en un marco de gobernanza, como venimos haciendo, con absoluto respeto a las competencias constitucionales que se establecen para cada nivel de administración.

Las inversiones van a abarcar aspectos tan importantes como la movilidad sostenible, el desarrollo del 5G, la nueva política industrial, la modernización de nuestro sistema educativo, del sector turístico o de la administración, entre muchas otras que, como saben, se contemplan para cada una de estas componentes.

Entre los objetivos importantes que impulsan el Plan, modernización de nuestro tejido productivo y de la administración, el aumento del potencial de crecimiento de nuestra economía, el impulso hacia un empleo de calidad, avance hacia una economía más verde y sostenible y reducción de la brecha social.

Todos ellos, señas de identidad que conforman el ADN de este Gobierno desde el principio, desde su constitución, pero en donde, en un momento como el atravesado por nuestro país y el conjunto de los países del mundo por el daño que se ha causado por la pandemia, requiere más pronta y más urgente, la aceleración de todas estas transformaciones que nos permitan situarnos a la vanguardia y, por tanto, estar en un proyecto de país que permita avanzar en ese modelo del bienestar del que siempre hacemos gala y de puesta en marcha de nuevos derechos para los ciudadanos y servicios públicos que sean el orgullo del conjunto de la ciudadanía.

En segundo lugar, les quiero decir también que el Consejo de Ministros ha aprobado un anteproyecto de ley de la Fiscalía Europea, un proyecto que se ha impulsado por el Ministerio de Justicia y que en concreto trata de una nueva norma que adapta el ordenamiento y el reglamento de la Unión Europea, estableciendo una cooperación reforzada para la creación de la llamada Fiscalía Europea.

El nuevo reglamento establece que este órgano, la Fiscalía Europea, sea un órgano independiente y descentralizado de la Unión Europea, con competencias para investigar y para acusar ante los órganos judiciales de los estados miembros a aquellos delitos que afecten a los intereses económico de la Unión Europea.

Esta Fiscalía Europea va a ser la encargada de perseguir prácticas criminales como el fraude en ayudas o en subvenciones europeas, corrupción que afecte a fondos trasferido por la Unión Europea, o delitos grave de defraudación del llamado IVA transfronterizo. La actuación descentralizada se va a llevar a cabo a través de los llamados fiscales europeos delegados, que, de acuerdo con el reglamento, dirigirán esas investigaciones penales.

Entre las novedades que aporta el anteproyecto de ley, indicar que aborda el cambio del modelo procesal necesario para aplicar este reglamento en nuestro país, en España, destacando la creación de la figura del Juez de Garantía que se va a centralizar en el ámbito de la Audiencia Nacional y al que va a corresponder la autorización de medidas de investigación que supongan injerencia en los derechos fundamentales, al igual que otras que determine la propia ley de creación.

En tercer lugar, también hemos aprobado, en el marco del Consejo de Ministros, un Real Decreto Ley que traspone directivas de la Unión Europea en los ámbitos de competencia, prevención del blanqueo de capitales, entidades de crédito, telecomunicaciones, medidas tributarias o prevención, reparación de daños medioambientales o desplazamiento de trabajadores en la prestación de los servicios transnacionales y defensa de los consumidores.

Como ven, un Decreto Ley muy amplio que pretende abordar la adaptación de la normativa europea a nuestro ordenamiento español, en donde incorporamos numerosa directivas que estaban pendientes de trasposición en muchos aspectos que tienen que ver básicamente con cuestiones de índole económica.

Solo les voy a citar algunos de los más relevantes.

Por ejemplo, en materia de competencia, donde se amplían y se completan deberes de información, de colaboración y de inspección para garantizar el correcto funcionamiento del mercado interior.

O, por ejemplo, en materia de prevención de blanqueo de capitales y financiación del terrorismo, donde se establecen nuevas medidas como la inclusión de nuevos sujetos que están obligados a cumplir con las medidas de prevención. Por ejemplo, entre ellos figuran los proveedores de servicios de cambio de moneda virtual por moneda de curso legal, o aquellos responsables de salvaguarda de claves digitales y algunas otras materias que estaban pendiente de transposición.

Se crea igualmente un nuevo modelo de identificación de la titularidad real mediante la creación de un registro único en el Ministerio de Justicia que va a obtener información del Consejo Nacional de Notarios y del Registro Mercantil.

Por otro lado, se incorpora obligación de declarar alquiler de cajas de seguridad y cuentas de pago en el fichero de titularidad financiera y también se avanza en la incorporación, al ordenamiento jurídico, del paquete bancario, que se aprobó por la Unión Europea en el año 2019, trasladando a la normativa europea los acuerdos internacionales que se alcanzaron sobre requisitos de capital en el Comité de Basilea y también sobre la capacidad de absorción de pérdidas en la Junta de Estabilidad Financiera del G20, ambas cuestiones extraordinariamente técnicas, pero insisto, pendientes de transposición a nuestro ordenamiento jurídico.

En materia de telecomunicaciones, se amplía el plazo de concesión de frecuencias de uso del espectro radioeléctrico con el cumplimiento del Código Europeo de Comunicaciones Electrónica. El nuevo período que se establece en este Real Decreto Ley será de hasta 40 años, 20 más 20, 20, lo que marca la normativa actual que se podrá prorrogar por otro período de otros 20 años, en total 40, en las próximas licitaciones de bandas de frecuencia que podamos realizar, incluidas las que son necesarias para el despliegue de la tecnología 5G.

En lo que se refiere al Departamento de Hacienda, el Real Decreto Ley incorpora la prórroga hasta el día 31 de diciembre del IVA a tipo cero para la compra de material de protección que realizan administraciones o centros hospitalarios o entidades sociales. Se refieren a material mascarillas, gel desinfectante y el resto de productos de protección personal. Una medida que busca facilitar la importación de estos productos que son imprescindibles para combatir la pandemia y cuyo plazo expiraba, para el tipo cero, el próximo día 30 de abril. De manera que lo prorrogamos hasta el próximo día 31 de diciembre de este mismo año 2021.

Igualmente, el Decreto Ley incluye la transposición de dos directivas comunitarias que suponen incorporar un nuevo régimen de tributación del comercio electrónico en el IVA y que va a ser de aplicación desde el próximo 1 de julio de 2021. Con ello, con la transposición de esta directiva, se armoniza la imposición indirecta del comercio electrónico, sea cual sea el valor de este bien, y también convierte en colaboradores de la recaudación y del control del impuesto a las empresas titulares de las interfaz digitales, de manera que estarán obligadas a proporcionar la información que se les solicite por parte de la Administración Tributaria.

Y también para completar este Real Decreto Ley, decirles que en el ámbito laboral se mejora la protección de las personas trabajadoras desplazadas, determinando la aplicación de la mayor parte de la legislación laboral del estado de acogida a todos los desplazamientos que son superiores a 12 meses. Especial interés que tiene este apartado en materia de los trabajadores jornaleros, trabajadores del campo y al igual se garantiza la aplicación del principio de igualdad en la remuneración y en el trato de los trabajadores desplazados, cedidos por empresas de trabajo temporal, o los trabajadores de la empresa usuaria del estado de acogida.

Medioambientalmente se termina esta transposición de directivas con la modificación de la Ley de Responsabilidad Medioambiental, para incorporar prevención y reparación de daños medioambientales a toda persona física o jurídica afectada por los mismos.

El cuarto tema que quería comentarles es justo la declaración institucional que hemos aprobado en el día de hoy con motivo del Día Mundial de la Seguridad y de la Salud en el Trabajo que vamos a celebrar mañana 28 de abril. La declaración llega a la mesa del Consejo de Ministros a propuesta del Ministerio de Trabajo y Economía Social, del Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, y también del Ministerio de Sanidad.

De hecho, el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo, que se conmemora este año, tiene como lema "Anticiparse a la crisis y prepararse y responder", y, de lo que se trata, justo, es de tratar de sensibilizar a todas las personas, a todas las empresas, sobre las muertes, lesiones y patologías que se producen en el entorno laboral para que podamos promover una cultura de prevención en relación con los riesgos laborales de las empresas. De hecho, se cumplen 120 años de la Ley de Seguridad Social, en donde se trata de establecer responsabilidad objetiva, en relación con este tema, en donde ya hace más de un siglo se socializa el riesgo que tienen los trabajadores en el desarrollo de sus tareas y hace extensiva la necesidad de que se provean los medios necesarios de protección al conjunto de empresa.

Esta declaración va a hacer especial hincapié en los efectos de la pandemia, que evidentemente han repercutido de forma directa en la percepción del derecho a la salud laboral, no sólo porque ha generado nuevos riesgos, sino también porque nos ha confrontado con nuestras prioridades como seres humanos, nos ha sensibilizado en relación con esta materia. De ahí la necesidad de reforzar los cuidados y los mecanismos de prevención de los trabajadores, poniendo el foco en algunas manifestaciones novedosas de esta materia, como las que se han relacionado con nuevos contexto de riesgos psicosociales que se vinculan a trabajos emergentes o a contextos familiares distintos, por ejemplo, teletrabajo o trabajo a distancia o nuevas necesidades que surgen de estas nuevas relaciones laborales en relación con la conciliación o la corresponsabilidad entre hombres y mujeres.

Pueden acceder a la declaración íntegra de esta declaración en la referencia que se publicará tras la finalización del Consejo de Ministros.

Y el último acuerdo del que voy a dar cuenta, tiene que ver con la propuesta que ha elevado el Ministerio de Justicia y que ha aprobado el Consejo de Ministros, para dar conformidad a la distribución de 20,6 millones de euros para la ejecución de créditos que van destinados al desarrollo del Proyecto 0 de Justicia 2030.

La financiación de un proyecto a cargo del mecanismo de recuperación, por eso decía al principio que de forma paulatina estamos librando estos Fondos, y que básicamente quieren acometer la implantación coordinada de distintas infraestructuras de carácter homogéneo en todo el territorio, afectando a 3 proyectos de inversión, inmediación digital, o fe pública digital, servicios digitales para la ciudadanía, empresas y colectivos, y modernización de las infraestructuras de la justicia.

Como ven, por su propio nombre, se va a centrar esta distribución económica, en inversiones que se asocien con sistemas de fomento de mecanismos de interoperabilidad y de ciberseguridad respecto a los datos de la justicia, una materia prioritaria en nuestro país. Se van a incluir inversiones para la modernización de los tribunales a distancia, de las oficinas digitales-judiciales, o de las oficinas judiciales en municipios y sedes, así como dotaciones de otras infraestructuras tecnológicas para las unidades de mediación y nuevas sedes que sirvan de base para la transformación digital de nuestra justicia.

El segundo de los proyecto tiene como objeto la mejora de las relaciones a distancia con los ciudadanos en el centro del sistema judicial.

Y, por último, el tercer proyecto va a permitir que la sociedad pueda realizar trámites en el ámbito de la justicia a través de un toque de clic, de aplicaciones móviles, videoconferencias o Internet, sin tener necesariamente que desplazarse a las oficinas físicas.

Vamos a hacer diferentes actuaciones durante el año 2021 y quiero decir que estos 20 millones se completarán hasta conseguir 400 millones de inversión, que son los que se contemplan en el Plan de Recuperación a lo largo de los próximos tres años.

Esta es la última materia que da cuenta de los asuntos tratados en el orden del día, y, sin más, le paso la palabra a la ministra de Exteriores para que dé cuenta del Plan de acción Exterior del Gobierno de España, que implica a todos los departamentos de este Gobierno. Cuando quieras, ministra.