Está usted en:

Intervención de María Jesús Montero

Martes 16 de marzo de 2021

Buenas tardes a todos y a todas.

Bienvenidos a esta rueda de prensa presencial tras la reunión del Consejo de Ministros, comentaba la vicepresidenta la alegría, ¿verdad? porque ella comparecía hoy, era la primera vez, después de mucho tiempo que los periodistas podíais permanecer en esta sala.

Efectivamente, me acompaña hoy ella, la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, que justamente les va a informar sobre la reunión mantenida por la Comisión Delegada del Gobierno para el Reto Demográfico que se ha celebrado esta misma mañana, después de la ordinaria del Consejo de Ministros.

Por tanto, ella les trasladará esta cuestión, pero antes me gustaría dar traslado de los temas que hemos abordado en la propia reunión y también voy a referirme a algunas cuestiones que creo que merecen la atención.

Yo diría que son ustedes testigos de que la actualidad informativa transcurre, podríamos decir, a un ritmo vertiginoso. Durante estos días, prácticamente, no da tiempo de digerir una noticia cuando inmediatamente se producen otras novedades que a su vez se solapan, ¿verdad?, yo creo que todos estamos justamente en esa actitud y en esa presencia de una realidad informativa actual que me parece muy importante y que creo que justifica hacer una llamada desde esta mesa del Consejo de Ministros a la realidad que viven diariamente los españoles y las españolas.

Me refiero a que esa realidad, lejos de la que aparece en los titulares de la actualidad política de estos días, justo está atravesada por la dureza de la pandemia que sigue, por supuesto, provocando sufrimiento a las familias en términos de fallecimientos, en términos de enfermedad o directamente de temor a contagiarse y a poder padecerla, pero también de las derivadas que esta enfermedad nos ha traído en materia económica y social.

Saben ustedes que lo que preocupa al cien por cien a este Gobierno es que justamente esta situación coyuntural, derivada de la pandemia, no haga que se reproduzcan desigualdades en nuestro país y que no exista el patrón de comportamiento que ocurrió en la crisis anterior, donde tras esa situación hubo mucho tejido productivo que se destruyó, muchas personas que perdieron el empleo y desigualdad social que se incrementó, y este ejecutivo, desde el primer día, lleva justamente trabajando para que las consecuencias de esta pandemia es posible y sobre todo no aumenten la brecha de desigualdad en el conjunto de la sociedad.

Es lo que solemos trasladar con la frase de "no queremos que nadie se quede atrás", ningún tipo de empresa, pero tampoco y por supuesto, ningún ciudadano.

Es por eso que lo que realmente hemos abordado hoy en el Consejo de Ministros ha sido la actualidad, que tiene que ver con el combate, el control de la pandemia sanitaria, la vacunación masiva y reducir la incidencia de este virus. Y por tanto, hemos conocido, como siempre, el informe de la ministra de Sanidad, donde nos ha dado cuenta de los esfuerzos y los recursos que se están poniendo de manifiesto de la mano, también, de la Unión Europea y de las propias comunidades autónomas.

Desde luego, conforme vayamos avanzando en la inmunización colectiva y día que pasa, nos permite ir acercándonos a esa meta, seguro que también será mucho más rápida la recuperación económica de nuestro país. La ayuda al tejido productivo y, por tanto, a nuestro mercado laboral para que todavía podamos transitar estos meses que tenemos por delante, hasta que la situación definitivamente se pueda dar por controlada.

Con ese doble objetivo, el de combatir el virus y por otra parte, minimizar los efectos de la economía, desde el Gobierno hemos explicado un amplio paquete de ayudas, que quiero recordarle, en el año 2020 han supuesto un 20% del PIB, por tanto, una cantidad de recursos públicos muy importante dirigida a los ciudadanos.

La última, las tres líneas de ayuda, que justo en este momento estamos desarrollando en las órdenes y en los reglamentos que se requieren para que las empresas tengan también el calor, la ayuda del Gobierno de España, al objeto de que no se provoquen problemas de solvencia y, por tanto, un endeudamiento excesivo, no le lastre la posibilidad de recuperarse, como digo, en el momento en que podamos ya recuperar una movilidad actual.

El Gobierno ha seguido en el día de hoy y en estos días en la misma senda y por tanto, hemos incorporado algunas cuestiones que ahora voy a dar cuenta en la relación de temas que se han aprobado esta mañana.

Antes también me gustaría transmitir que saben que el vicepresidente segundo y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030 Pablo Iglesias, anunció ayer públicamente su intención de concurrir a las elecciones autonómicas en la Comunidad de Madrid. Por tanto, sólo puedo decirles que los cambios que se produzcan dentro del Gobierno no harán, de ninguna manera, que variamos el rumbo de este Ejecutivo, que tenemos muy claro en el acuerdo que se firmaron entre ambas formaciones políticas y que consiste básicamente en no dejar a nadie atrás, y en aprobar medidas ambiciosas para combatir el impacto social y el impacto económico de esta crisis sanitaria, cobrando, estas medidas, mayor actualidad que nunca.

De hecho, este domingo se cumplió un año del primer Estado de Alarma que se aprobó en nuestro país, un año en el que creo que todos fuimos muy conscientes de lo difícil que ha sido para la sociedad y también para nuestro país y el resto del planeta, transitar todas las circunstancias que como sociedad contemporánea nos ha tocado vivir, pero especialmente nos acordamos ese día de todas las familias que habían perdido un ser querido como consecuencia del coronavirus.

Y yo diría que sí hemos salido adelante como país ha sido gracias a la labor de tantas y tantas personas, cada uno en su tarea, en su función, sanitarios, trabajadores de residencias, servicios esenciales, Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, empleados públicos o las empresas que han ayudado al mantenimiento de toda la infraestructura crítica o al suministro de materiales. Yo creo que todos unidos bajo ese mismo objetivo y bajo ese esfuerzo, hemos mantenido a lo largo de este año, desde luego, la ilusión por superar este momento, circunstancia que nos ha permitido llegar hasta el día de hoy.

Por desgracia, esa unidad que necesitaba este país, y que necesitamos el conjunto de los ciudadanos, no ha sido tampoco la tónica general que hemos vivido desde los partidos políticos. Lamentablemente, hay todavía algunos que creen que la polarización y la división beneficia a determinadas formaciones políticas, aunque este Gobierno va a seguir trabajando por esa cohesión, por esa unidad y por esos valores compartidos que entre todos nos permiten hacer que España sea más grande.

Por eso, al hilo de lo que está ocurriendo estos últimos días también, en el conjunto de la actualidad política y en algunos gobiernos autonómicos, este Gobierno considera que es de una gravedad extrema que se amparen o que se toleren, prácticas de transfuguismo, es decir, de corrupción, que nada favorecen a la calidad democrática. Y además, yo diría que lo que se espera de formaciones políticas, sobre todo que han tenido competencias, que han gobernado nuestro país, es justamente se les presupone un compromiso real, no impostado, con los valores democráticos y por tanto, el no atender lo que se firma en los pactos que nos vinculan en relación con el transfuguismo, el incumplimiento de esos pactos creo que no es la mejor carta de presentación que queremos para el conjunto de la sociedad, donde todos, y sobre todo, los que hemos gobernado en esta materia tenemos que ser ejemplares.

Entrando ya en los temas aprobados esta mañana son cuatro asuntos de lo que voy a informar en primer lugar de dos, que están íntimamente relacionados, y que se han aprobado a propuesta del Ministerio del Interior y son importantes reformas de la regulación vial, que tienen una trascendencia más allá incluso de esa vertiente informativa que en el día de hoy compartimos con ustedes.

De hecho, por un lado, del Consejo de Ministros ha aprobado la reforma del sistema del carnet de conducir por puntos, un carnet que estaba en vigor desde el año 2005 y es ese que todos y todas, habitualmente llevamos en nuestras carteras. Una modificación que tiene como medida más relevante, y en aras siempre de mejorar esta seguridad vial, la seguridad de los conductores y conductoras, el agravamiento de las sanciones que se prevén para aquellos comportamientos que generan un mayor riesgo para la conducción.

¿De qué hablamos?, pues, por ejemplo, del uso de la telefonía móvil, de los teléfonos móviles mientras que se conduce, o el mal uso de los elementos de protección y de seguridad. En el caso de los móviles, la reforma de esta regulación distingue dos tipos de infractores grave en lo que se refiere al uso, según se esté sosteniendo el dispositivo con la mano o no se haga. En caso de que se sujete el dispositivo con la mano se sancionará con una pérdida de 6 puntos. Si se hace uso del teléfono móvil, pero sin sujetarlo con la mano, será sancionado con una pérdida de 3 puntos. Por ejemplo, en cuanto al uso incorrecto de dispositivos de seguridad, se eleva de 3 a 4 los puntos por no hacer uso, cuando es obligatorio, del cinturón de seguridad, del sistema de retención infantil, del casco y de otros elementos de protección o de emplearlo de forma inapropiada. Quizá el ejemplo más claro es simular que se tiene el cinturón de seguridad ajustado y sin embargo, no tenerlo.

Es una reforma que, como en otras ocasiones ha explicado el ministro del Interior, se enmarca en una estrategia más amplia, ambiciosa, que se diseña por la DGT, para generar un nuevo modelo de seguridad vial, que se alinea con la política de la Unión Europea y que tiene como objetivo, ni más ni menos, que reducir en un 50% el número de personas fallecidas y heridas graves para el año 2030 y aspirar a una cifra próxima a cero en el año 2050.

Por eso esta propuesta incluye otros aspectos, otras medidas que nos ayudan a conducirnos y avanzar en esta dirección. Por ejemplo, se unifica, en todos los casos, en 2 años, el plazo para la recuperación del saldo inicial de los puntos, circunstancias que la legislación anterior estaba diferenciada, se establece la prohibición de rebasar en 20 kilómetros por hora el límite de velocidad al adelantar, o la posesión de un dispositivo de detección de radares ya será en sí mismo un motivo de infracción y de pérdida de 3 puntos. Recuerda que hasta ahora era la utilización del dispositivo lo que suponía la sanción. Ahora se cambia por la simple posesión de este dispositivo cuando uno va conduciendo.

Se promueve, de otro lado, la participación en cursos de conducción segura, que se compensará con la recuperación de 2 puntos hasta un máximo de 15, para aquellos que quieran recuperar los puntos que han perdido con motivo del mal uso del carnet.

Estos son algunos de los aspectos más relevantes de esta ley sobre tráfico, circulación, vehículos a motor y seguridad vial, que se realiza a través de un proyecto de ley, el cual ya en primera vuelta se aprobó por el Consejo de Ministros el pasado día 10 de noviembre. Desde entonces ha habido distintos informes favorables de otros ministerios y por tanto, estamos en condiciones de remitirlo a las Cortes para proseguir su trámite y ojalá pueda entrar en vigor en este mismo año.

La segunda reforma de seguridad vial, que asociaba a la primera y que también hemos aprobado en el día de hoy, se refiere a los servicios de auxilio en carretera y con ello pretendemos regular y aumentar la seguridad de las más de 11.000 operaciones diarias de asistencia que se realizan cada día en las vías pública de nuestro país. Parece mentira, pero son 11.000 las incidencias, las operaciones que en motivo de seguridad vial, se desarrollan a lo largo de toda nuestra geografía.

Quiero decirles, que desde el año 2015 han fallecido 60 operarios, más de 113 han sido hospitalizados y 769 han resultado heridos en accidentes que se han producido mientras procedían al rescate o a la retirada de vehículos parados por distintos motivos en las vías interurbanas. Por tanto, el objetivo es justo reducir la siniestralidad de estos operarios que realizan el auxilio y también del resto de los usuarios en esta vía.

Por ello, lo que se reforma es el sistema de señalización del vehículo inmovilizado, cambiando el actual de dos triángulos, que recuerdan se sitúan delante y detrás del coche y sustituirlo por un dispositivo luminoso, que será de color amarillo y que se colocará en la parte más alta posible del propio vehículo, siendo obligatoria su utilización a partir del 1 de enero del año 2026.

La colocación de los triángulos delante y detrás del vehículo conlleva tener que salirse de, por supuesto del coche, para poder ubicarlos, para poder colocarlos, una operación, fíjense que entre los años 2014 y 2019, ha producido accidentes en los que han muerto 22 personas, que a la hora de evitar otros accidentes en la carretera, han puesto en riesgo su propia vida.

Por eso, a esta nueva señal que no necesitará que la persona salga del vehículo, insisto, porque se colocará en la parte alta del mismo, va a garantizar la máxima visibilidad y también va a comunicar la activación, desactivación y posición al llamado punto de acceso nacional en materia de tráfico y movilidad, lo que sin duda va a aportar mayor seguridad, por tanto va a conectarse también directamente con este punto de acceso.

El Real Decreto crea esta nueva señal, una suerte de triangulo virtual, si quieren ustedes llamarle, que se activará en el sistema de abordo de este vehículo, para advertir también de la presencia de un peligro que está cerca, que está próximo.

La incorporación por ahora al vehículo va a ser voluntaria y solo posible para vehículos que se conecten, insisto, por medios telemáticos con este punto de acceso nacional. Será obligatoria a partir de enero del año 2026.

Estas son las novedades más relevantes que podemos dar en relación con esta reforma, pero que en todo caso tendrán una información una más detallada también en la referencia posterior a este Consejo de Ministros.

La segunda cuestión que quería plantearle o tercera, porque las dos primeras han sido con motivo de seguridad vial, es justo la autorización por parte del Consejo de Ministros y con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresa Estratégica de una nueva operación, que será una operación pública temporal, como todas las que se están aprobando solicitada por Avoris Corporación Empresarial, por tanto, por una empresa española que antes de la pandemia se encontraba en una situación de viabilidad y que la situación derivada de la falta de movilidad le ha llevado a una posición más complicada cara al mantenimiento de su actividad y de los puestos de trabajo. Es una sociedad resultante de la integración de los negocios mayoristas de turoperadores y también minoristas de agencias de viaje de los grupo Barceló y Globaliza. En concreto, la ayuda pública temporal que hemos aprobado alcanza los 320 millones de euros que se van a canalizar con un préstamo participativo de 163 millones de euros y de un préstamo ordinario de 157 millones de euros.

Como saben, el pasado mes de julio este fondo se dotó con 10.000 millones de euros y el objetivo era reforzar la solvencia de la llamadas empresas estratégicas que estaban afectadas por algún tipo de incidencia con motivo de la pandemia sanitaria y podría poner en riesgo una parte importante de nuestro tejido productivo a nivel nacional o a nivel regional. Creo que es innegable el carácter estratégico de Avoris, y al ser un actor principal también para la economía española en un sector como el turismo, creo que se justifica de forma clara el que podamos darle y podamos ayudarle con la entrega de este fondo. Las empresas turísticas tienen que recuperar el vigor tras estos últimos meses en los que la situación de falta de movilidad le ha afectado de forma especial y por tanto, son de las compañías más afectadas por estas restricciones durante toda la pandemia.

Quiero decirles que la importante presencia en el sector de esta empresa, en todos los mercados internacionales y la cuota que tiene, también pone de manifiesto el interés estratégico. Decirles que el volumen de negocio en el año 19 superó los 4.000 millones de euros, lo que da una idea de la dimensión, del tamaño de la empresa y además generó 6.400 empleos directos, por tanto, también la necesidad de preservar una parte importante de nuestro mercado laboral.

Con estas son ya cuatro las operaciones que se han formalizado con cargo a este fondo de apoyo a la Solvencia y creo que pone en valor el compromiso de este Gobierno con el tejido empresarial.

El último tema que quería transmitirles, el cuarto tema, ha sido también la aprobación de la declaración institucional con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, que se celebra el próximo domingo, día 21 de marzo. Una declaración que se ha impulsado por el Ministerio de Igualdad, de Asuntos Exteriores, de Educación, de Trabajo y también de Inclusión y Seguridad Social. Y creo que responde, sobre todo, a la constatación de que la realidad de nuestro país y de nuestra sociedad, es diversa, es plural, y esa fuente de enriquecimiento mutuo que supone esta diversidad, es un importantísimo activo social que el Gobierno de nuestro país lo tiene como una de sus señas de identidad, fuertemente comprometido, por tanto, con la lucha contra posibles discriminaciones raciales o étnica que se produzcan en nuestro país o en el conjunto de nuestro planeta.

El Gobierno, por tanto, quiere reconocer a través de esta declaración el papel que juegan la sociedad civil y las organizaciones y asociaciones, por ejemplo, de personas del pueblo gitano, de personas africanas y afrodescendiente, de árabes, asiáticos, de emigrantes, de refugiados o de asociaciones de apoyo a los derechos humanos en general, pero particularmente de la lucha contra el racismo y la xenofobia.

El esfuerzo de todos estos colectivos tenemos que acompañarlo con políticas públicas y, en su caso, medidas que favorezcan la participación de todas las personas en la sociedad, independientemente del origen o del lugar donde estas personas han nacido, porque todas tienen un papel que aportar en la construcción colectiva.

Todo ello lo tenemos que hacer sin perder de vista que la Asamblea General de las Naciones Unidas ha proclamado el Decenio Internacional para los Afrodescendientes, que se está celebrando desde el año 2015 hasta 2024 y en el cual los Estados Miembros nos hemos comprometido a adoptar medidas eficaces en el espíritu de justicia, de desarrollo y de reconocimiento. Es por ello que este Gobierno va a impulsar actuaciones que contribuyan a la protección de estas personas de ascendencia africana, reconociendo su aportación y la preservación de su rico patrimonio cultural que viene a sumarse al de nuestro país.

Con esta declaración y con ello termino, el Gobierno pone de relieve que la ejecución de estas políticas que se destinan a la eliminación de la discriminación racial tienen más sentido que nunca y por tanto, nos permiten construir una sociedad inclusiva, igualitaria, condenando actitudes y comportamientos que pongan en cuestión las múltiples aportaciones positivas que esta diversidad racial y étnica brinda al conjunto de la sociedad. Aquí nadie sobra y todo el mundo suma.

Con ello le paso ya la palabra a la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, tras, insisto, la reunión celebrada de la Comisión Delegada para el Reto Demográfico.