Está usted en:

Intervención de María Jesús Montero

Martes 22 de diciembre de 2020

Buenas tardes a todos y a todas. Bienvenidos a esta rueda de prensa tras la celebración del Consejo de Ministros, una reunión que ha sido importante, tanto por el número de acuerdos que se han adoptado como por el impacto y por tanto, el número de personas, el número de negocios, de empresa, a las que estas medidas seguro que les va a proporcionar bienestar.

Como ven, hoy me acompañan en la mesa la vicepresidenta primera, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, que va a informar sobre un Real Decreto imprescindible para el impulso económico y la sostenibilidad del Estado del Bienestar, como es el agilizar la ejecución del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia acordado con la Unión Europea.

También, como ven, me acompaña el ministro de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, quien les va a detallar el Real Decreto Ley que contempla las medidas para hacer frente a las situaciones de vulnerabilidad en el ámbito de la vivienda.

Pero si me permiten, antes de cederle la palabra a la vicepresidenta, solo quiero apuntar dos cuestiones muy sintéticas, muy resumidas, de materias relevantes que van a tener lugar esta semana.

Por un lado, quiero decirles que esta tarde se vota en el Senado los Presupuestos Generales del Estado para 2021, es la votación definitiva. Es importante poner en valor que por primera vez desde el año 2016, España va a iniciar el año con unas nuevas cuentas, desde el año 2018, perdón.

Este elemento tiene una especial singularidad, puesto que, como ustedes conocen, se trata de unos presupuestos inéditos para un momento singular de la historia de nuestro país. Y lo que pretende el Ejecutivo es que podamos abordar ese futuro con más fortaleza y también con mayor estabilidad.

En definitiva, que nos ayude a dar un salto de modernización que todos necesitamos para afrontar los desafíos del siglo XXI, afrontando, acelerando las transformaciones que tenemos pendientes, pero también reforzando el colchón de seguridad de todos los ciudadanos, el llamado Estado del Bienestar, que va a permitir ofrecer más oportunidades para el empleo, especialmente para las personas más jóvenes y también para las mujeres. Dos ámbitos de nuestra sociedad que están especialmente castigados siempre que viene una crisis financiera, aunque sea esta consecuencia de la crisis sanitaria.

También decirles que, al día siguiente, el próximo miércoles, también definitivamente se aprobará si todo está según lo previsto la Ley de Educación. Otra de las normas importantes, imprescindibles para afrontar, por una parte, ese impulso a las nuevas realidades que ocurren en nuestro país, nuevas competencias, nuevas realidades digitales, la capacidad de modernización de nuestro sistema educativo, el reconocimiento a los profesionales que desarrollan su tarea en este entorno, a la tarea y a la labor de la comunidad educativa en su conjunto, también a los padres. Y, por otra parte, la adaptación de nuestro sistema formativo a las necesidades que plantea el mercado laboral para que cada día tengamos más garantía que la formación es también un salvoconducto para poder incorporarse al mercado laboral y, por tanto, fomentar la empleabilidad.

El segundo tema que quería transmitirles, si cabe con mayor importancia, es que todo está preparado para que el próximo domingo empecemos el inicio de la vacunación en España, una vez que la vacuna se ha autorizado por parte de la Agencia Europea del Medicamento. Va a ser una campaña progresiva de la mano de las comunidades autónomas que pretende garantizar la equidad y que, por supuesto, se soporta en el magnífico sistema sanitario que tiene España, con experiencia de muchos años en campañas de vacunación, especialmente aquellas que tienen que ver con la vacunación de la gripe, que el lugar y el momento donde la gran parte de nuestra capacidad de atención primaria se despliega para que nuestros mayores estén protegidos.

Todos somos conscientes de que la vacuna es una magnífica noticia que a todos nos hace un llamamiento a la esperanza. Y conscientes también del cansancio que acumula la sociedad desde que comenzó esta pandemia y del endurecimiento de las recomendaciones que dan las autoridades sanitaria. Volver a apelar a la conciencia, la responsabilidad de todos los ciudadanos para que podamos pasar estas fiestas navideñas y disfrutarlas de manera distinta, pero preservando, protegiendo la salud de aquellas personas que son más vulnerables.

Saben que esta evolución de la pandemia es dinámica, que cada territorio presenta distintas singularidades que requieren también de medidas diferenciadas y por tanto, todos tenemos que escuchar atentamente aquello que se nos indica para contribuir en el freno de los contagio. Siempre desde la cautela, desde la prudencia, que tiene que ser la tónica que domine nuestro comportamiento y también las relaciones sociales que se favorecen por la falta de movilidad y por la disminución de los contactos estrechos que se mantengan entre las personas. Los recordamos una vez más, porque en ello nos va la vida.

Y sin más, le cedo la palabra a la vicepresidenta del Gobierno que va a trasladar, a comunicar los elementos esenciales de la importante norma que hemos aprobado esta mañana.