Intervención de Mária Jesús Montero

19.5.2020

Muchas gracias Miguel ángel, buenas tardes a todos y a todas y como ven en el día de hoy me acompañan en la rueda de prensa por un lado la vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, Teresa Ribera, quien va a informar sobre el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética que hemos aprobado en el día de hoy en el Consejo de Ministros, por otro lado me acompaña el ministro de Sanidad, Salvador Illa, que dará cuenta de las novedades en relación a la pandemia sanitaria y también del proceso de desescalada y antes de cederle la palabra a ello me gustaría destacar que a juicio del Gobierno la transición energética o la lucha contra la emergencia climática tienen que ser dos grande ejes, dos cimientos, sobre los que pivota la reconstrucción social y económica de nuestro país, de hecho el Anteproyecto aprobado en el día de hoy contiene en sí mismo un proyecto para todo el país y además es también un pacto intergeneracional con los más jóvenes con las personas que finalmente tendrán que ser heredero de las políticas que apliquemos en el día de hoy. Y por ello también para hacerlo posible necesitamos un gran acuerdo a nivel internacional. Europa es una pieza imprescindible y de hecho celebramos, especialmente en este sentido, la propuesta conjunta que se lanzó ayer desde Alemania y Francia para habilitar 500 000 millones en transferencia directa de la Unión Europea y no reembolsables. Son recursos que ambos estados obtienen, tienen que servir para paliar los efectos de esta crisis, de esta pandemia y para sentar las bases de una futura reconstrucción que se tiene que sustentar, justamente, en este Acuerdo Verde Europeo y en una fiscalidad justa. Por tanto este acuerdo alcanzado por Alemania y Francia está en línea con la posición española, yo diría más es un acuerdo que se ha impulsado de forma especial por nuestro país porque caminamos en la misma dirección y por tanto estamos dejando en un punto y aparte las soluciones clásicas con los que la Unión Europea ha enfocado, o ha abordado, las crisis económicas más recientes. Nos estamos refiriendo, por supuesto, a la crisis anterior y entendemos que este nuevo acuerdo supone un cambio de forma de abordar los problema en ese esquema tradicional y por tanto jugando un papel muy importante para que, justamente, aquellos más vulnerables, a aquellos que tienen más dificultades no se queden atrás en este proyecto de construcción europea. Sin duda necesitábamos señales de esperanza en relación con esta cuestión y, por tanto, el Gobierno celebra que se haya producido este acuerdo, insisto impulsado en gran parte por España, y también queremos agradecer el papel desempeñado por las fuerzas políticas que sustentan a este Gobierno en su representación en el Parlamento Europeo que sin duda, también, han empujado en esta dirección.

Celebramos, de otra parte, que en este ámbito interno la transición energética y la lucha contra la emergencia climática se haya plasmado asimismo en el plan de trabajo que la comisión que se ha creado en el Congreso de los Diputados, donde se tienen que acordar estos pilares en los que se va a sustentar la reactivación económica y la modernización del modelo productivo, especialmente en aquellos sectores que están más afectados por la crisis y que, como ustedes conocen, ya acordó su plan de trabajo, su metodología para que en las próximas semanas podamos tener resultado de ese debate y de esa discusión.

Esperamos y confiamos en que este talante tenga su continuación también en el día de mañana miércoles cuando se debata en el Congreso de los Diputados la nueva prórroga del Estado de Alarma que el Consejo de Ministros ha acordado solicitar en el día de hoy. Como veníamos diciendo, y como el presidente tuvo ocasión de explicar el sábado pasado, el Estado de Alarma es el único instrumento jurídico que nos permite cumplir con un doble objetivo; el primero, el más importante salvar vidas, porque realmente esto es lo que nos permite, restringir la movilidad el principal factor en donde hay consenso internacional para luchar contra esta pandemia es frenar la transmisión del virus y ello solo se consigue intentando restringir esa movilidad del conjunto de los ciudadanos, elemento que ya hemos superado en su fase más aguda y que, afortunadamente, ya estamos conduciéndonos en esta desescalada en donde ya, también, este nuevo Decreto de Estado de Alarma acompaña ese distinto momento que hemos empezado a vivir y que seguiremos avanzando sobre las próxima semanas. Si no hay Decreto de alarma no hay capacidad para restringir la movilidad al conjunto de la población, por tanto si no hubiera Decreto de alarma de nada hubiera servido el esfuerzo sacrificado, continuado, que han hecho el conjunto de los ciudadanos con un comportamiento ejemplar que nos permiten asistir, hoy, a esta buena cifra que el ministro de Sanidad podrá dar cuenta.

También les puedo decir que en esta ocasión la prórroga se va a adaptar a esas circunstancias, a una evolución asimétrica y gradual de esta desescalada y por tanto como decía el ministro lo podrá plantear. Y será la soberanía popular quien tendrá que decidir sobre la restricción de ese derecho fundamental, porque esta forma de hacerlo, a través del Decreto de alarma es una garantía democrática, como venimos diciendo en los últimos días, que no puede ser sustituida por ninguna otra norma. Aquellos que no quieren aprobar el Decreto de alarma o que se han autoexcluido de las conversaciones para consensuarlo en realidad lo que están trasladando es que no haya restricción de la movilidad y por tanto que los ciudadanos puedan circular sin tener en cuenta todo el esfuerzo anterior ni las consecuencias en el contagio que tendría esa situación. Por eso hacemos un llamamiento al conjunto de las fuerzas políticas para que apoyen este Decreto de Estado de Alarma un Estado de Alarma que el Gobierno solicita que se prorrogue hasta el próximo día 7 de junio a las 0:00 horas.

En otro orden de cosas el Gobierno sigue trabajando para mitigar el impacto económico de la pandemia y en este sentido, como avanzó, también el presidente del Gobierno, en el día de hoy hemos aprobado un nuevo tramo de la línea de avales del Estado, en este caso, por un importe de 20 000 millones de euros. Esta nueva línea va a ser dirigida en su totalidad a facilitar liquidez autónomo y a pequeña y mediana empresa, y creo que los números están reflejando de forma nítida que este Gobierno viene priorizando de forma especial a las PYME y a los autónomos en cada una de las medidas económicas que adopta. Hasta la fecha ya se han liberado 84.500 millones de euros de estas líneas de avales del Estado y 60 000 se han reservado, justamente, para estos colectivo PYME y autónomos, o dicho de otra forma, siete de cada diez euros de avales son para trabajadores por cuenta propia y pequeñas y medianas empresas.

Las condiciones de esta línea de avales son conocidas, garantizando el 80% de nuevos préstamos y renovaciones para autónomos y PYME y para el resto de empresa 70% en nueva financiación y el 60%en operaciones de renovación. Los datos actualizados a día de hoy, hasta el pasado domingo, se cerraron un total de 394.543 operaciones, un 98%correspondiendo a PYME, y se han otorgado avales por un importe de 38.631 millones, lo que nos ha permitido inyectar liquidez a nuestro tejido productivo, de 50.822 millones, cifra realmente importante, recursos que son un salvavidas para empresas, pero también para los trabajadores.

Y en aras a la brevedad de esta rueda de prensa de Consejo de Ministro encontrarán otras materias importantes en la Referencia que se publicará a la finalización y por tanto cualquier cuestión que, también, nos quieran preguntar de esa parte estaremos a su disposición al final de esta comparecencia.

Y paso en primer lugar para explicar este Anteproyecto de Ley tan importante de cambio climático a la vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.