Está usted en:

Consejo de Ministros

Intervención de María Jesús Montero

Martes 14 de abril de 2020

Portavoz.- Muchas gracias, Miguel Ángel, buenas tardes a todos y a todas. Como veis me acompaña, como viene siendo habitual, en el día de hoy el ministro de Sanidad que les va a dar información detallada sobre el momento en el que nos encontramos en la lucha contra la pandemia.

Esta rueda de prensa una vez más tenemos que empezarla dando las gracias al conjunto de la sociedad española. Muchas gracias por su ejemplaridad, por su alto grado de responsabilidad y por el civismo que el conjunto de los ciudadanos y ciudadanas vienen demostrando durante la crisis.

Esta semana, como todos conocen, seguimos manteniendo el estado del confinamiento que se decretó en Estado de Alarma el pasado 14 de marzo y justamente entre el día de hoy y de mañana cumplimos un mes de este confinamiento, estamos empezando por tanto la quinta semana y tenemos que transmitir en este sentido un mensaje rotundamente claro, que es absolutamente imprescindible que nos quedemos en casa siempre que ello sea posible, que extrememos las medidas de distancia social y que sigamos a rajatabla las prácticas de higiene que se recomiendan por parte de los expertos. No nos vamos a cansar de insistir una y otra vez en esta idea, porque puede parecer, pueden aparentar que son medidas relativamente sencillas pero son realmente las que están ayudando a contener la evolución del virus, a salvar vidas, que es como todos conocen nuestro objetivo prioritario.

Sabemos que este es un esfuerzo importante el que se le pide una vez más a la ciudadanía porque pesan ya las semanas previas y también porque somos conscientes de la incertidumbre de la situación que se añade a este trastorno que hemos tenido, que seguimos teniendo, en nuestra vida cotidiana, la incomodidad de tener que permanecer confinado, la preocupación por nuestros seres queridos, también de muchas personas por su empleo y por supuesto la pena, el desconsuelo con la personas que ya no nos acompañan.

Lamentablemente en este sentido tengo que comunicar que hoy hemos conocido que un trabajador del complejo de La Moncloa ha fallecido por coronavirus. Se trata de Manuel Sánchez Lizana un empleado admirable que ha dejado un gran recuerdo en esta casa, por eso en nombre del Gobierno y de todo el personal que trabaja en Moncloa trasladamos nuestro más sentido pésame por esta pérdida a su familia y mandamos muchos ánimos y deseo de recuperación a todos sus seres queridos.

Por eso cada uno de nosotros y de nosotras tenemos que tener claro que cada día que pasa es tiempo que ganamos para aprender más sobre esta enfermedad, para aprender más sobre este virus, para que los científicos por su parte puedan encontrar soluciones, desarrollar investigaciones que nos permitan un tratamiento eficaz o una vacuna y, también, para que nuestros profesionales sanitarios, verdaderos héroes en estos días, puedan desarrollar su trabajo en mejores condiciones. Por eso nuestra colaboración individual lo repetimos una y otra vez es imprescindible para que el esfuerzo colectivo cómo país esté dando sus frutos, para que podamos seguir avanzando casillas.

Luis Eduardo Aute, uno de nuestros grandes artistas, que justamente nos dejó recientemente, escribió que vivir es el deber de no claudicar. Un mensaje que en estos días adquiere una especial relevancia, un especial significado, porque el deber de no claudicar nos atañe a todos. Cada paso que damos en este sentido supone un inmenso esfuerzo pero también es un gran logro que tenemos que dimensionar y que tenemos siempre que nos sea posible reconocer, no sólo desde el Gobierno, sino entre todas las personas que sabemos que están respetando de manera fiel estas recomendaciones, dándonos ánimo unos a otros, como hacemos y como están haciendo millones de ciudadanos todos los días cuando contactan por teléfono, o a través de videoconferencia.

Saben que es unos días finalizó, también, el permiso retribuido recuperable que se puso en marcha para llevar a cabo la mínima movilidad posible aprovechando el período de Semana Santa. En consecuencia esta semana se está produciendo el retorno la vuelta a la actividad laboral de aquellos trabajadores que bien no pueden permanecer en su casa teletrabajando, seguimos animando a que esto sea así, o bien pertenecen a sectores, empresas o fábricas que no eran esenciales. Es una vuelta ordenada, una vuelta paulatina, que se está desarrollando y quiero destacarlo con total. Y tenemos que insistir en que lo que hacemos es volver a la situación que había hace dos semanas, haciendo mucho hincapié y reforzando aún más la importancia de extremar las medidas de prevención, de mantenimiento de la distancia y medidas de higiene de manos.

El hecho de que haya sido festivo en el día de ayer en algunas comunidades autónomas, en concreto 8, ha facilitado que este retorno se haya ido produciendo de forma escalonada, pero en cualquier caso nuestra valoración es muy positiva, ya que la reincorporación de este grupo de trabajadores ha transcurrido insisto con normalidad y sin incidentes destacables. Por eso me gustaría poner en valor en primer lugar el diálogo fluido que hemos mantenido con organizaciones empresariales y sindicatos, a quien quiero agradecer el esfuerzo por intentar preservar la situación de salud de los trabajadores, por adoptar las medidas de prevención de riesgo en el marco de las empresa, gracias, vuestro trabajo ha contribuido a que estemos más seguro en nuestros puestos de trabajo, pero también quiero reforzar la coordinación con las comunidades autónomas que están velando por esta situación y también por el mantenimiento de la seguridad prevista con los servicios de prevención de riesgos laborales.

En segundo lugar el trabajo de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, Policía Nacional, Policía Municipal y Protección Civil a la hora de distribuir mascarillas para que las personas que tienen que usar el transporte público para ir a su trabajo puedan utilizar estas mascarillas como medida complementaria al resto de recomendaciones que, insistimos, son imprescindibles. Distancia social, higiene de manos, y si nos movilizamos por transporte público, de forma complementaria, la utilización de las mascarillas.

En otro orden de cosas y antes de entrar en las cuestiones tratadas en el Consejo de Ministros, quiero, también, decirles que el presidente del Gobierno va a iniciar esta semana las citas para empezar a trabajar en el gran acuerdo de país y en un acuerdo para la reconstrucción social y económica de España. El presidente del Gobierno tiene la intención de mantener entrevistas bilaterales con todas las formaciones políticas a lo largo de esta semana para avanzar hacia este gran pacto, que permita sentar la base de la España del día después tras vencer esta pandemia global. Tenemos que empezar hoy a construir ya la prosperidad del mañana. Y les anuncio que el presidente del Gobierno empezará estas entrevistas con el señor Casado este próximo jueves, continuando, a lo largo del día, y el mismo viernes de mayor a menor citando a las formaciones políticas del conjunto del arco parlamentario. Nuestra intención, como venimos diciendo, es abrir un espacio de diálogo con todas las fuerzas políticas, con las fuerzas económicas y sociales de nuestro país, partidos, agentes sociales, patronal, sindicatos, comunidades autónomas, ayuntamientos o vertebración de la sociedad civil. Por eso todo el que quiera aportar una iniciativa, una idea, una propuesta va a tener la oportunidad de hacerlo y esperemos que este ofrecimiento sincero se ha correspondido con la altura de miras, con la generosidad, que necesita este país justo en este momento. Quien pueda hacer una lectura de este acuerdo con las mismas clave de lo que pasaba hace un mes y medio se equivocará de plano, porque la crisis del coronavirus, bien lo saben los ciudadanos, lo ha cambiado todo, las previsiones, las prioridades, las urgencias y también las sensibilidades del conjunto de la ciudadanía.

Por eso todos debemos coincidir en que lo primero es atajar la crisis sanitaria, tomar medidas para reactivar la actividad económica, para que no se pierda empleo, por tanto para proteger a todos los sectores, fundamentalmente a aquellos colectivos más vulnerables para que nadie en este país se quede atrás.

Por ello en esta cuatro semanas hemos puesto encima de la mesa toda una batería de medidas, de planes de choque dirigidas a ayudar a colectivos vulnerables, a familia, a trabajadores, a los pequeños empresarios o a los autónomos. A todos aquellos que entendemos que la pandemia en su vertiente económica les puede azotar en mayor medida. Pero somos conscientes, muy conscientes, sabemos que cuando la ola del tsunami, se retire tendremos, entre todos, que empezar a reconstruir, cuanto mayor se haya conservado nuestro tejido productivo mucho mejor porque a partir de ahí podremos empezar la reactivación de manera que en un plazo de tiempo prudente podamos volver a nuestra etapa de crecimiento, a nuestra etapa de consolidación, que teníamos justamente antes de la enfermedad. Y esa tarea es una tarea de una envergadura, de una complejidad, que compete al conjunto de la sociedad y por eso esta invitación, esta convocatoria para el diálogo pretende justamente sentar las bases para una recuperación rápida justo después de esta pandemia sanitaria pero también para alumbrar el futuro de nuestro país, de nuestros jóvenes, de nuestros niños, para los próximos años, para los próximos meses.

Por eso no se trata solo de acudir a esta cita sino de hacerlo con el espíritu de arrimar el hombro, con un espíritu constructivo que permita ser capaces de trasladar al conjunto de la sociedad que el conjunto de aquellos que tenemos algo que aportar, fundamentalmente los servidores públicos, los políticos estamos dispuesto a prestar ese servicio, estamos dispuesto a arrimar el hombro y a mantenernos en una unidad de acción que es exigible por parte de la ciudadanía. Yo creo que todos somos consciente que nos jugamos mucho como sociedad y que en este momento tenemos que estar a la altura de estas circunstancias intentando construir ese futuro a partir de una sólidas bases que podamos acordar, que podamos consensuar con la mayor pluralidad posible.

En otro orden de cosas el Consejo de Ministros ha aprobado en el día de hoy ampliar los plazos de presentación y pago de las declaraciones tributarias para pymes y autónomos de tal forma que ninguno de ellos ni pymes ni autónomos deberán presentarla ni pagar impuesto en este mes de abril con esta prórroga del plazo. De hecho todos los contribuyentes que tengan facturación hasta 600 000 euros tendrán de plazo hasta el próximo 20 de mayo para presentar y para pagar todas las declaraciones correspondiente a este mes. Así el plazo del 20 de abril será para presentar la declaración trimestral del IVA, pago fraccionado del IRPF, o Impuesto sobre Sociedades que se amplía hasta este 20 de mayo. En el caso de declaraciones domiciliadas el plazo se ampliaría del 15 de abril al 15 de mayo y esta medida entendemos que podrá beneficiar a entorno 3,4 millones de contribuyentes lo que representa un 95 % del total de empresas y autónomos que tienen que presentar su declaración tributaria en el mes de abril. Por lo tanto una medida añadida para facilitar el cumplimiento de las obligaciones tributarias pero sobre todo para seguir inyectando liquidez en el conjunto de nuestras empresas, principalmente pymes y autónomos. Esta moratoria fiscal tendrá un impacto de 3.558 millones de euros en la liquidez de estos colectivos.

Además de este retraso en la fecha para presentar e ingresar la declaración les recuerdo que también aprobamos al inicio de esta emergencia sanitaria que las PYMEs y autónomos pudieran aplazar en sí mismo el pago de impuesto. En concreto se estableció un aplazamiento de hasta 30.000 euros durante seis meses sin pagar intereses durante los tres primeros. Son un 99,8%de los autónomos un 94% de las PYMEs las que se encuentran en esta situación y por tanto la inmensa mayoría pueden optar por aplazar toda la deuda tributaria sin pagar intereses durante los primeros tres meses.

De otro lado, también como expliqué en el anterior Consejo de Ministro, estamos trabajando en otras medidas como facilitar que los autónomos que tributan por módulos puedan pasarse al sistema de estimación directa, medidas que anunciaremos también que aprobaremos en el Consejo de Ministro en breve.

Cómo ven, desde el primer momento, el Gobierno va adoptando medidas ambiciosas para defender a nuestro tejido productivo, que está formado, sobre todo, por autónomos y por pymes.

Y seguiremos, como decimos, monitorizando esta situación para actuar allí donde sea necesario. Además de esta moratoria fiscal, del aplazamiento ventajoso de impuestos, la puesta en marcha de las líneas del ICO está permitiendo también una liquidez para el conjunto de empresas y fundamentalmente también para este colectivo de pymes y autónomos. Les puedo dar los últimos datos que reflejan que ya se han aprobado 48.542 operaciones, avalando el Estado 4.739 millones. De estos, 3.625 corresponden justamente a pymes y autónomos. En total, las líneas ICO han supuesto una inyección de liquidez de 6.129 millones y son cifras que cada día que pasa se van incrementando porque saben que se han aprobado ya dos tramos, cada uno de 20.000 millones, para completar esta línea de avales. Estamos convencidos de que eso va a permitir, va a impulsar un auténtico salvavidas para que muchas empresas que se encuentran con fuertes tensiones en su tesorería puedan realmente hacer frente a sus obligaciones y, por tanto, poder salir hasta la situación de normalidad. De hecho, se beneficiarán por esta medida en torno a 1,3 millones de empresas.

Asimismo, el Gobierno es consciente de que esta crisis sanitaria ha golpeado de forma dura a familias, empresas y trabajadores y es por ello que seguimos aprobando medidas para que los cambios normativos en el BOE se traduzcan en una mayor renta y una mayor protección social. Y les voy a dar algún dato de forma breve hasta el día de ayer: La Seguridad Social ha registrado ya 941.000 solicitudes para cobrar la prestación por cese de actividad o por el descenso de un 75% por ciento de la facturación. Son casi 780.000 autónomos los que han recibido, a día de hoy, la conformidad y que el viernes recibirán esta prestación. De hecho, se conceden en torno al 98% de las tramitadas. Y siguiendo en este ámbito de la Seguridad Social también se aprobó que empresas y autónomos pudieran aplazar con condiciones ventajosas sus cuotas sociales. Y puedo decirles que la medida ha permitido que se acojan 63.676 empresas afectando a más de 807.000 trabajadores. Una medida en la que también hay 28.619 autónomos que se han acogido a ella.

Si recuerdan, aprobamos de otro lado que todos los trabajadores contagiados por el virus o que por precaución tuvieran que estar en cuarentena no cobren una baja por enfermedad, sino que se asimile a un accidente de trabajo. También podemos proporcionarles el dato de que de esta prestación ya se han beneficiado 368.048 trabajadores. De igual forma, otros datos de interés: 396.000 autónomos y empresas han quedado exonerados de abonar las cotizaciones sociales de sus empleados que están afectados por un ERTE y, por tanto, como ven, las cifras reflejan que las medidas que pone el Gobierno están resultando medidas operativas, medidas satisfactorias para muchas empresas que se acogen a ellas. Y detrás de las cifras no hay más que familias, empresas, trabajadores en las que el Gobierno evidentemente no puede hacer desaparecer el daño ocasionado por el virus, pero sí está sirviendo para dotar de mayor renta a muchos ciudadanos, de mayor liquidez a muchas empresas y de fortaleza a nuestras pymes y autónomos.

En ese sentido de no dejar a nadie atrás también en el día de hoy se ha aprobado un acuerdo para modificar los límites de gasto con cargo a ejercicios futuros del Ministerio de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana para desarrollar una línea de avales que facilite el pago de los alquileres a arrendatarios en situación de vulnerabilidad por el Covid-19. El importe de estos préstamos podría llegar a 1.200 millones y beneficiar a 450.000 familias. Son medidas que se añaden a las que ya se han aprobado en relación con los desahucios, con el corte de la luz, del agua o del gas a causa de estos efectos de la crisis sanitaria. De igual forma, con el número de beneficiarios del bono social eléctrico donde ya se superan los 1,3 millones de hogares. Desde esta declaración del estado de alarma se han incorporado otras 17.000 personas, beneficiarios, al bono social térmico. Como estamos viendo, un conjunto de actividades, un conjunto de prestaciones o de cobertura que, sin duda, están facilitando la vida de nuestro compatriotas.

Es importante también destacar que con la prórroga automática del bono social que tendría que renovarse su solicitud en estos días y que se quedó prorrogado hasta el 15 de septiembre estimamos que más de 70.000 hogares cada mes se están beneficiando de esta cuestión. Y antes de ceder la palabra, por último, al ministro de Sanidad, Salvador Illa, también quiero decirles que el Consejo de Ministros ha acordado solicitar en el día de hoy un dictamen al Consejo de Estado para interponer un recurso de inconstitucionalidad contra determinados artículos del Decreto Ley de Andalucía de mejora y simplificación de la regulación para el fomento de la actividad productiva. En concreto, el texto que se somete a dictamen del Consejo de Estado impugna el precepto del Real Decreto modificando la Ley del Patrimonio Histórico de Andalucía y vulnerando competencias estatales en defensa de los bienes culturales contra la expoliación prevista en el artículo 149 de la Constitución Española. Igualmente, este Real Decreto impulsado por la Junta produce una vulneración directa de las competencias estatales en materia de telecomunicaciones vulnerando la competencia exclusiva en esta materia. Tienen ustedes un mayor detalle de este tema y del resto de materias abordadas en las referencias que se publican siempre detrás de esta rueda de prensa tras finalizar el Consejo de Ministros.

Y, ahora sí, le cedo la palabra a mi compañero, el ministro de Sanidad Salvador Illa.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación).