Está usted en:

Intervención de María Jesús Montero

Martes 1 de septiembre de 2020

Buenas tardes a todos y a todas. Quiero decirles que me alegra verles de nuevo en esta sala de prensa tras, espero que descanso estival, que hayan tenido todos ustedes y por tanto, bienvenidos a este nuevo período de sesiones política y también de comienzo del curso escolar.

Antes de trasladar el contenido del Consejo de Ministros que hemos celebrado en la mañana de hoy, quiero, en primer lugar, como es habitual, hacer un breve repaso a la iniciativa política, la actividad política que tenemos prevista para esta semana, aunque previamente creo que hablo en nombre de todos, el Ejecutivo quiere mandar un mensaje de solidaridad con todas las personas que han estado luchando contra el fuego en algunos rincones de nuestro país, especialmente en aquellos que han afectado a un volumen muy importante de hectáreas, como ha sido el caso del fuego que se ha producido en la provincia de Huelva. Por tanto, a pesar de que todos los incendios están en este momento estabilizados, con toda la cautela, pero sí trasladar nuestra solidaridad a las personas que han sido desalojadas, evacuadas, que tienen que volver a casa en condiciones no siempre las más adecuadas y por tanto, desde aquí nuestra solidaridad y nuestro compromiso para seguir luchando contra uno de los problemas que en el verano siempre tenemos el miedo de que azote, como son los incendios en el conjunto de nuestra geografía.
Como saben, el gobierno durante el mes de agosto ha permanecido alerta ha estado activo, fundamentalmente en lo que significa el seguimiento de la situación y de la pandemia sanitaria, pero también, como no, de la situación del mercado laboral, de indicadores económicos que realmente pongan en su justa medida cuál es el impacto económico de una pandemia como origen sanitario y, por tanto, justamente en el día de hoy, la celebración del Consejo de Ministros también ha estado informada por cada una de esta materia.
De hecho, sigue siendo una constante en todas las reuniones. El ministro de Sanidad ha informado a propósito de cómo se encuentra la evolución de la epidemia de la pandemia sanitaria. Y saben, porque el propio presidente del Gobierno lo transmitió en el día de ayer y justamente también esta mañana, que los datos epidemiológicos que suministran diariamente las comunidades autónomas siguen preocupándonos. Estamos viendo como se está acelerando en alguna parte del territorio la evolución de los contagios, haciendo hincapié en que esta situación no es homogénea en el conjunto de nuestra geografía, ni por las características de la incidencia de la epidemia, ni por las necesidades de hospitalización que en este momento de la pandemia son muy inferiores a las que ocurrieron durante el mes de marzo, de abril y de mayo. Afortunadamente, a pesar de los datos del número de contagio, actualmente, cualitativamente, las características de este momento la pandemia son distintas.
En primer lugar, porque más de la mitad de los casos son asintomático, y esto es un dato muy importante que tenemos que tener en cuenta. Es decir, que más de la mitad de las personas que son positivas a las PCR no han necesitado atención sanitaria y esto, por supuesto, evidentemente, habla de que no ha tenido presión sobre el sistema sanitario, ni sobre la UCI, ni sobre las hospitalizaciones, que uno de los elementos a preservar, para que siempre estén en condiciones de calidad a la hora de la llegada.
En segundo lugar, la edad media es mucho más baja que la que se producía también en los primeros momentos de la pandemia. Eso también lleva asociada a una más baja mortalidad del conjunto de los datos. Y también habla de que tenemos que extremar las precauciones en los grupos de edad, fundamentalmente de jóvenes adolescentes, en donde la frecuencia de las salidas, el ocio nocturno, probablemente, la sensación, muchas veces de no vulnerabilidad que tiene la población joven, pues no hace que extrememos a fondo todas las medidas, y este elemento siempre hay que recordarlo para extremarlo.
Y también el porcentaje, en tercer lugar, de camas ocupada por pacientes con Covid está en torno al 6%, lo cual también pone de manifiesto que nuestra reserva estratégica de camas, por tanto, de capacidad de atención a las personas, una reserva, está siendo suficiente y ojalá que estos datos se puedan mantener hasta que tengamos una vacuna que nos permita definitivamente ganar este combate al virus.
Por eso queremos trasladar ese mensaje siempre de alerta a todos los ciudadanos. Ellos son los más importante a la hora de mantener a raya al virus. Pero también queremos trasladar un mensaje de que esta pandemia que ahora estamos viviendo no tiene nada que ver con los datos que vimos en el mes de julio, perdón, en el mes de marzo, mayo y junio, sobre todo referida a la necesidad, a la gravedad de las personas que presentaban la PCR positiva y, por tanto, la dificultad para que estas personas pudieran hacer un tránsito por el sistema sanitario en condiciones de calidad.
Volvemos a insistir en que tenemos que estar vigilantes y este mensaje, seremos reiterativo y disculparnos, si somos todos los miembros del gobierno pesados en relación con esta cuestión, pero es fundamental que cada uno de nosotros traslademos con claridad que las medidas preventivas son las únicas que permiten en este momento salvar vidas, reducir el número de contagios y mantener, como decía el virus a raya.
Esta primera semana de septiembre, en el segundo orden de cosas, está cargada de citas políticas, de hecho, ayer lunes empezó el presidente del Gobierno con una reunión, una convocatoria al conjunto de representantes de la sociedad civil, estuvieron empresarios, también organizaciones sindicales. En definitiva, todos los actores que se están llamados a jugar un papel protagonista en esta recuperación económica. Todo el mundo es necesario, nadie sobra. Por tanto, todos los brazos en este momento son bien recibidos. Y sabéis que el presidente volvió a insistir en este llamamiento a la unidad, al conjunto de la sociedad, utilizando el diálogo y el entendimiento como las bases fundamentales para la reconstrucción social y económica de nuestro país. Insistiendo, el Presidente, exactamente, en que este Gobierno va a seguir haciendo un llamamiento, tanto a los agentes sociales, a los grupos políticos, a conjunto de ONGs, a la sociedad vertebrada, en definitiva, a todos aquellos que están jugando un papel tan importante y que, sobre todo, están llamados a seguir desarrollándolo con más insistencia durante este último trimestre y en el año 2021.
Igualmente, el presidente se hizo eco y también lo hemos comentado hoy en la reunión del Consejo de Ministros, de la necesidad de contar con un nuevo clima político, en el sentido de alejar de la crispación, de las contiendas estériles las situaciones que preocupan a los ciudadanos. Porque insistimos en que la situación del país es inédita, necesita del concurso de todo, de una respuesta cualitativamente distinta de la que tradicionalmente ha dado la política y, por tanto, aparcando nuestras diferencias ideológicas e intentando poner en el primer plano a las personas, a los ciudadanos, sus necesidades, para que a partir de ahí, cada uno aportemos, según nuestra creencia, aquello que entendamos que es bueno para construir y para consolidar el crecimiento económico de nuestro país.
Por eso, y en este sentido, conocen ustedes también que a partir de mañana comenzamos la ronda de contacto que el Presidenteha convocado con los líderes de los principales partidos. De hecho, en el día de mañana, la reunión será con el señor Pablo Casado del Partido Popular. Por la tarde se reunirá con la señora Arrimadas del Grupo Ciudadano. El jueves 3 por la mañana se reúne con el portavoz del Partido Nacionalista Vasco y por la tarde con Esquerra Republicana de Catalunya. Va a mantener igualmente encuentros telemáticos con otros grupos parlamentarios a lo largo de esa misma tarde, de manera que eso le va a permitir mantener una primera impresión, intercambio de opiniones y también pulsar la disponibilidad de los diferentes grupos políticos para, justamente, ser capaces, probablemente, de impulsar el proyecto que ahora mismo cobra protagonismo, como es el proyecto de presupuestos, que es el vehículo concreto que tienen los gobiernos para hacer posible sus políticas, y para vehiculizar los fondos europeos tan cuantiosos que en este momento tenemos la obligación de poner en funcionamiento para permitir la cohesión social de nuestro país, pero también para que nuestro crecimiento económico se intensifique, seamos capaces de generar empleo y, si es posible, a un mayor ritmo y tengamos también la capacidad de que los sectores que han sido más afectados por la pandemia se puedan recuperar a la mayor brevedad posible.
Este objetivo que perseguimos de despolitización de esta lucha contra la pandemia que ha traído como consecuencia esta crisis económica, nos tiene que permitir buscar ese común denominador que permita que los ciudadanos estén confiados en la utilidad de la política. De nada sirve el discurso hueco ni las frases que pueden resultar muy sonoras, pero que si no se acompañan de tareas y de actividades factible, terminan siendo inútiles para la vida habitual de los ciudadanos. De ahí que el Presidenteva a hacer un llamamiento a la utilidad de la política y por tanto, a la necesidad de concretar cuál va a ser la participación de las diferentes fuerzas políticas en los programas que tenemos que desarrollar. Insisto, programas de país que están impulsados por este gobierno progresista, pero en donde todo el mundo cabe y lo que intentamos es que ninguna persona se quede atrás.
Este virus no entiende de ideología y por tanto, este gobierno considera que aquellos que quieran sacar tajada política, que quieran tener un rédito político, están malgastando el tiempo y están también mandando un mensaje equívoco a la ciudadanía. Porque quiero insistir en que la gran parte de las personas que en este momento estamos al frente de las instituciones, trabajamos sin descanso para luchar contra el virus y también para paliar las consecuencias económicas que de la situación de lucha contra la pandemia se ha derivado.
De hecho, ante la situación económica y sanitaria, queremos transmitirle a todos ellos, un mensaje de unidad, un mensaje de coordinación y además, también reforzar nuestra intención de reforzar el conjunto de las instituciones, que en este momento presiden la vida de nuestro país, para que sean lugares fuertes que permitan salir de este impasse de bloqueo en el que en este momento nos encontramos, fundamentalmente con aquellas instituciones que estaban llamadas hace ya dos años a producir una reforma, una renovación por mandato constitucional y que concretamente del Partido Popular, como ustedes bien conocen, las está bloqueando y es necesario para poder seguir funcionando con absoluta garantías democráticas el que podamos desbloquear la renovación de los órganos de gobierno de los jueces, del Tribunal Constitucional, de la Radio Televisión Española o del Defensor del Pueblo. Todos ellos, como ven, figuras importantísimas en el funcionamiento de nuestro país y que no hay derecho a que ninguna fuerza política las mantenga bloqueadas por el simple hecho de no compartir o de estar poniendo en cuestión algunas situaciones que ya estaban superadas y que, por tanto, nada tienen que ver con el momento actual.
Y en tercer lugar, también el Presidente, además de esta unidad, además de este llamamiento a reforzar las instituciones, por supuesto, también va a transmitir la necesidad de contar con unos presupuestos de país. El mismo lo ha ido expresando a lo largo de estos últimos días, el convencimiento profundo que en este momento la política tiene que ser capaz de dar esta respuesta y que, por tanto, tenemos que poner en valor toda la potencialidad que tenemos como sociedad. Somos un país fuerte, un país que tiene todos los ingredientes para salir de esta situación económica en un plazo de tiempo razonable y que, por tanto, podamos aprovechar las ayudas europeas. También el clima político para transmitirle al conjunto de los ciudadanos que todos estamos priorizando aquello que a ellos más les preocupa, como es el control de la pandemia y la salida de la situación económica.
Todos compartimos que con unos presupuestos prorrogados, unos presupuestos del año 2018, es absolutamente imposible poder canalizar todos los proyectos transformadores, todo el dinamismo económico que necesita nuestro país y también los elementos para garantizar que la desigualdad va disminuyendo y que esta nueva crisis económica, distinta a la del año, a la pasada, a la del año 2009, pero que esta crisis económica, lejos de generar más desigualdad, nos permita ir progresivamente cerrando esa brecha que la anterior gestión económica había llevado a cabo en nuestro país y que está dando indicadores que, como ustedes saben, son siempre preocupación de este gobierno. Yo resumiría este interés en que no hay que darse tanto golpe de pecho, sino que lo importante es arrimar el hombro y ser capaces de identificar los espacios donde uno puede participar.
Igualmente les informo que esta misma tarde me voy a reunir con el Secretario de Estado de Derechos Sociales, el señor Álvarez, para avanzar en la coordinación de la elaboración de los presupuestos.
Este gobierno de coalición está comprometido en sacar adelante esas cuentas progresistas que, como insisto, van a tener diferencias respecto a presupuestos anteriores, no solo en términos cualitativos, del contenido del marco presupuestario, también en términos cuantitativos, porque la anualidad que tenemos que incorporar de fondos europeos, realmente va a ser un canal transformador para que durante estos tres años, donde tenemos que aprovechar ese esfuerzo de 140.000 millones que el presidente del Gobierno con su negociación consiguió para nuestro país, seamos capaces de orientarlo hacia las necesarias transformaciones digitales, ecológica, de oportunidades para la mujer, de cohesión social, de cohesión territorial, que en el día de ayer el presidente del Gobierno desgrano a lo largo de su conferencia.
Por lo tanto, estos presupuestos de 2021 tienen que sentar esa base de una España de futuro, una España más productiva, más digital, más inclusiva, más social, más feminista y más ecológista.
El Gobierno, como ustedes bien saben, es un gobierno dialogante y que tiene una mayoría que le obliga a hablar con todas las formaciones políticas que quieran aportar y que quieran contribuir a esta recuperación económica. Es con este espíritu que esta tarde celebramos la reunión, que seguiremos haciéndolo, y saben ustedes que de forma discreta, porque la negociación presupuestaria requiere de un clima realmente de tranquilidad, que permita analizar los datos o priorizar las políticas y ser capaces de establecer las líneas para el diálogo con otros grupos políticos. Y saben ustedes que daremos cuenta en la medida en que se produzcan avances. Pero esta primera reunión queríamos informarla. A partir de ese momento, las reuniones de coordinación al interior del Gobierno se celebrarán con absoluta normalidad.
Igualmente, esta misma tarde el Ministerio de Trabajo va a reunirse con empresarios y con sindicatos, en el marco también del diálogo social para seguir trabajando el proyecto de ley sobre teletrabajo. Una actividad, una iniciativa que se ha desvelado fundamental en estos meses de confinamiento y que ha permitido avanzar por encima de las previsiones que el Gobierno tenía al inicio de la legislatura. La necesidad muchas veces es virtud y por tanto, las empresas, las administraciones públicas, han dado pasos de gigante. Pero hay que contar con un marco regulatorio que permita garantizar a empresarios y a sindicatos que se están dando las condiciones adecuadas y que los intereses de ambas partes están preservados.
Igualmente, también en esta semana hay prevista una reunión del diálogo social, concretamente el viernes en Palma de Mallorca, para abordar, para iniciar los trabajos de abordaje de la nueva prórroga de los ERTE más allá del próximo día 30 de septiembre. Saben que el diagnóstico que hace el Gobierno es que los ERTEs han sido una pieza imprescindible, clave a la hora de que miles empresas, miles de trabajadores públicos, perdón, miles de trabajadores españoles pudieran mantener su empleo durante estos meses del confinamiento. También durante la desescalada. Y creo que la cifra que conocemos corrobora de forma muy importante este dato. Tengan en cuenta que el 30 de abril teníamos en ERTEs por fuerza mayor a más de 3 millones de trabajadores. Y ahora, en este momento hay en torno a 620.000 trabajadores bajo este supuesto. Esto significa que se han ido activando ese conjunto de personas, incorporándose a sus puestos de trabajo. Y ha habido época en la que más de 10.000 personas diarias salían de los ERTEs. En este momento estamos a un ritmo de unas 5.000 personas diarias y básicamente aquellos que permanecen bajo esta situación son pertenecientes a los sectores más castigados por la pandemia, básicamente, aquellos ligados a la ausencia importante del sector turístico, me refiero al sector de la restauración, el sector del transporte como grandes damnificados en este momento hasta que se recupere la actividad total por parte del sector turístico. De hecho, el golpe del virus sobre nuestra economía ha sido duro, pero consideramos que la medida adoptada por el gobierno, por el conjunto de trabajadores y empresarios en el marco del diálogo social, están dando su fruto y están teniendo resultados.
Y de hecho, verán ustedes los datos de crecimiento económico de este tercer trimestre que efectivamente, como comentamos en el día de ayer, se está produciendo un incremento del PIB que supera algunas de las previsiones que organismos internacionales habían hecho sobre esta cuestión, por encima del 10% del crecimiento en el tercer trimestre. Y también los datos de afiliación que tendrán ustedes a disposición en el día de mañana van a permitir comprobar que estamos asistiendo a una buena evolución del empleo. Queda trabajo por hacer. Es necesario proteger a sectores importantes, como decía, como el sector del turismo.
Y también quiero decirles que la ministra de Asuntos Exteriores ha informado en el Consejo de Ministros de las gestiones que viene desarrollando con sus homólogos europeos para que en el marco europeo, con los protocolos que en este momento recomienda la Unión Europea puedan incorporarse datos más desagregados, datos que reflejen mejor la situación de cada país, por ejemplo, incorporando datos por regiones o incorporando datos cualitativos sobre el funcionamiento de la pandemia que vaya más allá del número de contagios. Esto es importante, por lo que les decía, porque en nuestro país este incremento del número de contagios no está dando lugar a la misma proporción, una presión sobre el sistema sanitario. La mayoría de las personas, más del 50% son asintomáticos y por tanto, es importante que la comunidad internacional conozca estos datos para que sepa que nuestro país es seguro y que nuestro sistema sanitario se encuentra a punto para tratar cualquier eventualidad.
Por último, decirles que el mismo el próximo día 4, también esta semana, el presidente del Gobierno va a celebrar una nueva conferencia de presidentes. Va a ser la número 22, 16 que se han ido celebrando a lo largo de esta pandemia para volver a poner en común con los presidentes autonómicos los datos que acabo de comentar de evolución de la pandemia y también, como no, los preparativos de las diferentes comunidades de cara al inicio del curso escolar, de una forma presencial y también de una forma segura. Este gobierno es plenamente consciente de la preocupación de las familias, también de la comunidad educativa respecto al inicio del curso escolar. Es lógico que así sea, porque son muchos los cambios y también las novedades que incorpora este nuevo curso. Pero queremos desde el Ejecutivo transmitir, trasladar, un mensaje de confianza, en el sentido de que las comunidades y las autoridades educativas están poniendo en marcha todas las medidas necesarias, adaptadas a cada centro escolar en función de cada una de sus características, para que nuestros escolares, para que el conjunto de la comunidad educativa esté en centros seguros.
Saben ustedes, la ministra Celaa lo repite con insistencia, no existe el riesgo cero, pero evidentemente trabajamos para la construcción de centros seguro que permitan con los protocolos de funcionamiento, tener acotado permanentemente el riesgo y sobre todo, capacidad anticipatoria para poder actuar ante situaciones que pudieran ocurrir. Vamos a seguir prestando todo este apoyo a las comunidades autónomas, en esta cogobernanza, que está presidiendo esta relación imprescindible en nuestra arquitectura constitucional y por tanto, que los criterios, que las recomendaciones, a ser posible, sean comunes, insisto, con la especificidad no sólo por comunidad autónoma, sino por centro escolar, que cada autoridad educativa quiera incorporar.
Y de hecho, quiero aprovechar esta comparecencia para anunciarles que hoy mismo voy a firmar la orden que habilita el desembolso de los 2.000 millones de euros del Fondo Covid, que el Gobierno puso a disposición de las comunidades autónomas para reforzar el sistema educativo. Es una partida que forma parte de los 16.000 millones con los que el Gobierno de España contribuye, además de su sistema de financiación, de las comunidades autónomas, para reforzar los servicios públicos de calidad. El Gobierno no se cansa de insistir que los problemas de los ciudadanos son sus problemas, con independencia de cuáles son las competencias que cada uno tenemos. Pero en el respeto a esas competencias lo que hacemos es transferir ese dinero para que las comunidades autónomas lo puedan utilizar y puedan priorizarlo en el gasto que estimen oportuno respecto al sistema educativo contratación de profesores, alquiler de locales, contratación de mamparas, mascarillas, geles, todo aquello que necesiten para el normal comienzo del curso escolar. Se está trabajando intensamente estos días para que la semana que viene físicamente llegue ese dinero a las comunidades autónomas.
De los temas añadidos que ha abordado este Consejo de Ministros, quiero hacerles hincapié en tres de ellos.
El primero es en relación con un paquete muy importante de convenio, que el Ministerio de Ciencia va a suscribir para 12 convenios que se dirigen a proyecto científicos innovadores, básicamente del campo de la salud, superando un cómputo a una cuantía de los 86 millones de euros. De este dinero, de esta cuantía, 51 millones lo va a aportar el Ministerio a través de fondos FEDER y el resto del presupuesto lo aportará cada entidad firmante, con cargo también a sus propios fondos europeos o a sus propios recursos.
No estamos hablando de proyectos habituales, estamos hablando de convenios que van a canalizar proyectos muy relevantes, por ejemplo, con la Junta de Andalucía se tiene previsto mejorar el proceso de atención móvil a las emergencias cardiovasculares. Se trata de diseñar, desarrollar y testear un equipo portátil de monitorización para atender a las personas in situ. Otro proyecto, por ejemplo, que les puedo poner de ejemplo es con la Comunidad Valenciana, donde se van a construir dispositivos de diagnóstico por la imagen con mayor calidad y con menor coste que los que actualmente disponemos para facilitar un seguimiento y un diagnóstico más preciso de las enfermedades. También le puedo mencionar el proyecto con la Comunidad de Madrid, que tiene como objetivo permitir una monitorización domiciliaria de las personas mayores, sobre todo, personas vulnerables, y también habilitar un modelo alternativo de cuidados integrales para que todas las personas estén conectadas. O, por último, otro ejemplo del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha y el Servicio Canario, donde se trabaja en un nuevo modelo de historia clínica para profesionales y ciudadanos que resuelva algunas dificultades de las que en este momento estas comunidades se encuentran. Son solo cuatro, ejemplo de los doce convenios que se van a impulsar y tendrán ustedes el detalle de cada uno de ellos en la referencia tras el Consejo de Ministros.
El segundo tema que les quería mencionar también, la aprobación en el día de hoy de la convocatoria de subvenciones por 16,8 millones de euros para financiar programas educativos de escuelas- taller y casas de oficio, así como de talleres de empleo. Ustedes recuerdan que las casas-taller y las escuelas de oficio son lugares que funcionan con un programa mixto de empleo y de formación y que realizan una gran labor respecto a la ocupación de las personas desempleadas, facilitando su inserción en el mercado laboral y donde los ayuntamientos también tienen un protagonismo singular. El 70% de las personas que participaron en las anteriores convocatorias se terminaron insertando en el mercado laboral. De ahí la prioridad y la importancia también de esta nueva convocatoria. Les puedo decir también que este proyecto se va a extender cada contrato entre 6 y 12 meses y va a beneficiar a 2.700 jóvenes en un conjunto de 20 ciudades españolas que van a albergar programas de formación vinculada a la recuperación del patrimonio histórico de cada una de esas ciudades.
Y la última referencia tiene que ver con la autorización también de hoy del Consejo de Ministros hacia el Consejo Superior de Deportes para realizar una convocatoria de ayuda a los deportistas españoles de alto nivel por un importe de 18,2 millones de euros. Son ayudas que se orientan a todas las modalidades deportivas, que se otorgan también, por tanto, a las distintas federaciones y que se destinan para cubrir cotizaciones de Seguridad Social de los deportistas, gastos propios de su labor profesional, alquiler de materiales, de instalaciones, atención médica e inscripción en competiciones. En definitiva, intenta atender a la relación de gastos que estos deportistas de alto nivel tienen, que las federaciones también tienen que acompañar y por tanto, un apoyo explícito al deporte español, que uno de los orgullo de las políticas, orgullo y de las personas referentes de nuestro país en el conjunto de la esfera internacional.
Estas son las materias trascendentales que hemos visto en el día de hoy, fundamentales que hemos abordado. Y por tanto, Miguel Ángel quedo a disposición de los periodistas para cualquier cuestión que crean que pueda atenderles o resolver.