Está usted en:

Intervención de Isabel Celaá

Viernes 27 de septiembre de 2019

Como pueden comprobar ustedes, me acompaña la ministra de Transición Energética, Teresa Ribera, que les hablará más tarde sobre el acuerdo por el que se da cumplimiento al mandato de la directiva del Parlamento Europeo y del Consejo, una directiva llamada de Techos con la que se aprueba el Primer Programa Nacional de Control de la Contaminación Atmosférica.

Lo primero que queremos trasladarles hoy, buenos días a todos y a todas, es un mensaje de serenidad y de firmeza ante los últimos acontecimientos vividos en Cataluña.

Como ya les hemos informado, el Gobierno ha tomado una decisión política: impugnar varias resoluciones aprobadas ayer en el Parlament de Cataluña. Para ello, una vez que se publiquen oficialmente, dará instrucciones a la Abogacía del Estado para que estudie su contenido y pueda, como digo, ser impugnadas.

Varias de ellas son una clara extralimitación y un ataque a la convivencia entre catalanes. En concreto, son las resoluciones adoptadas con el voto de JxCat, ERC y CUP referidas al compromiso de la Cámara catalana a liderar una respuesta institucional a la sentencia del 1-O. La segunda es la que insta a impulsar un acuerdo nacional por la amnistía, la autodeterminación y los derechos civiles y políticos con petición de amnistía total. La tercera es una resolución que pide la salida de la Guardia Civil de Cataluña.

Este Gobierno no está dispuesto a consentir ningún ataque al Estatut ni a la Constitución. Saben que nuestra propuesta siempre ha sido convivencia -y sigue siendo-, respeto y diálogo dentro de la Constitución. Convivencia frente a la crispación y aplicación de la ley frente a quienes quieran recorrer el camino del desorden o, incluso, de posible violencia.

Por eso, el Gobierno rechaza de plano las afirmaciones del president catalán, Quim Torra, acusando al Estado de querer criminalizar a los independentistas o a quienes piensan de manera diferente por el mero hecho de serlo.

Al presidente Torra le pedimos, una vez más, que deje claro su respeto a las leyes de la democracia y a los principios del Estado de Derecho, uno de cuyos fundamentos básicos es la separación de Poderes.

La Guardia Civil, actuando como policía judicial a las órdenes de la Audiencia Nacional, ha realizado un trabajo discreto y digno de reconocimiento y respeto. Las personas detenidas por su supuesta implicación en hechos delictivos tendrán que responder de sus actos ante la Justicia. Es la forma que tiene el Estado de Derecho de preservar la seguridad de todos, la seguridad de toda la ciudadanía. Su trabajo al servicio de la ley está para salvaguardar nuestra convivencia.

No vamos a cejar en ningún caso en nuestra propuesta de diálogo para solucionar un problema que nos concierne a todos y que puede tragarse a una generación de españoles y catalanes en ese bucle de constante división. La Constitución es nuestra herramienta común para el diálogo, pero también lo será, si fuera necesario, para la defensa de nuestros valores y de nuestro sistema contra aquellos que quieran vulnerarlo.

La semana ha girado, además, en torno a otros hechos importantes. Uno de ellos ha sido la sentencia del Tribunal Supremo sobre la exhumación del dictador Francisco Franco del Valle de Los Caídos. Como se ha dicho, una victoria de la democracia española.

Conocemos el fallo pero todavía estamos pendientes de recibir la notificación de la sentencia en su totalidad, algo que se producirá en los próximos días y que es preceptivo para que el Gobierno apruebe un nuevo acuerdo de exhumación y reinhumación del dictador.

El Gobierno no puso en marcha el proceso de exhumación por electoralismo o guerracivilismo, como algunos han llegado a afirmar, sino cumpliendo un mandato mayoritario del Congreso de los Diputados.

Hay que recordar, una vez más, que, en mayo de 2017, el Pleno del Congreso de los Diputados aprobó una Proposición No de Ley promovida por el Partido Socialista Obrero Español sin votos en contra y por la que se instaba al Gobierno a sacar los restos del dictador del Valle de Los Caídos, y tuvo 198 votos a favor y 140 abstenciones, ningún voto en contra. Se abstuvieron el PP y Esquerra. Votaron a favor el PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos. Pero el Gobierno de entonces no hizo acción alguna y hubo que esperar a que hubiera un nuevo Ejecutivo, el presidido por Pedro Sánchez, para que el Consejo de Ministros pusiera en marcha este proceso.

Ahora estamos más cerca de su conclusión. El Gobierno todavía tiene que cumplir con varios procedimientos y garantías para poder proceder a la exhumación.

Como acabo de decir, cuando se reciba la sentencia, nos estamos refiriendo justamente a esto, es decir, a completar el procedimiento administrativo correspondiente, cuando se reciba la sentencia, la notificación del cuerpo entero de la sentencia, el Gobierno tendrá que aprobar un nuevo acuerdo para establecer la fecha concreta de la exhumación y la reinhumación.

A la espera de dicho acuerdo, solo podemos reiterar una vez más que la exhumación y la reinhumación del dictador se realizarán de manera decorosa, discreta y digna, sin que en ningún momento se convierta ese acto ni en un espectáculo público ni en una apología o exaltación de la dictadura o del dictador.

Como ustedes saben, el presidente ha regresado esta misma mañana de Nueva York. La agenda ha estado repleta de citas importantes --aquí tenemos a la ministra que podrá dar fe de ello--; desde la inauguración de la Cumbre del Clima de la Asamblea General de Naciones Unidas, el mantenimiento de numerosos encuentros con relaciones bilaterales, citas con la comunidad española, con empresarios, con inversores, o la participación en foro de debate internacionales. Ha venido con una agenda repleta de cuestiones que han parecido eficientes para España.

En cada uno de estos momentos el presidente ha reiterado el compromiso de nuestro Gobierno con el multilateralismo, no solo en cuestiones comerciales, fundamentales para la marcha de la economía mundial sino, también, en asuntos sociales clave como la Transición Ecológica, la Digitalización y otros estratégicos como los esfuerzos para frenar amenazas nucleares.

La principal lección que sacamos de cada uno de esos encuentros es que son, precisamente, compromisos multilaterales los que pueden ayudar a la comunidad internacional a superar momentos de zozobra. El repliegue proteccionista y ultra nacionalista es la principal amenaza hoy de los consensos más elementales que contribuyen a la convivencia, al progreso y a la prosperidad global. El multilateralismo que defendemos, que defiende España, es la herramienta para lograr el mundo que queremos.

Uno de los más perentorios de los asuntos que se han tratado, como ustedes bien saben, es la emergencia climática. Ya saben que en Nueva York el presidente participó en la primera jornada de la Cumbre sobre Acción Climática convocada por el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, y la idea era obtener compromisos claros, concretos, para cumplir con los objetivos del acuerdo de París.

Entre las medidas presentadas en este foro el presidente anunció que España contribuirá con 150 millones de euros al fondo verde del clima en los próximos 4 años, un fondo constituido, precisamente, para ayudar a aquellos países en desarrollo, en prácticas de adaptación al cambio climático y mitigar sus efectos. La meta que buscamos, obviamente, es un mundo mejor, que sea capaz de conservar nuestro planeta que, por definición, es finito.

Por eso, hoy estamos también al lado de los jóvenes que se están manifestando en todo nuestro país y en el mundo, para afrontar este reto. A ellos, a los jóvenes, les decimos que no vamos a rehuir su mirada y que vamos a seguir trabajando por el planeta.

También, entre los contenidos -y con ello casi concluyo- del Consejo de Ministros quiero mencionarles dos cuestiones que he destacado en los innumerables asuntos que se han tratado.

El primero se refiere a ayudas pre doctorales. Ustedes saben que la ciencia es necesaria para un país que quiera progresar y que quiera estar liderando el conocimiento. Pero para ser Doctor y para ser Investigador primero es preciso ser pre doctor y, por tanto, el Consejo de Ministros ha aprobado dos convocatorias de ayudas para la contratación de cerca de 2.000 investigadores predoctorales, cuya formación, como ustedes saben, dura 4 años. Lo hemos hecho por un importe de 188 millones de euros, 15 millones de euros más que el año pasado, que se desglosan en contratos predoctorales, 109 millones, y, además, formación del profesorado universitario con 78,8 millones de euros, un 10,3% más que el año anterior. Hemos incrementado el salario de los investigadores pre doctorales en un 8% y estas convocatorias salen juntas para que puedan tener una mayor extensión, un mayor impacto.

También, hemos aprobado la contratación de helicópteros contra incendios para el verano del 2020, el invierno y el verano de 2021 y el invierno de 2022. Se trata de la contratación de 19 helicópteros de transporte de brigadas y lanzamiento de agua para la lucha contra los incendios forestales. El importe de la contratación, la inversión de la contratación ha sido de 74,5 millones de euros. Esto nos permite, efectivamente, luchar juntamente con las comunidades autónomas contra peligros que sabemos que son ciertos y que tenemos que afrontar.

Y ahora ya, aquí, me paro y le cedo la palabra a la ministra que, por cierto, por si acaso, tiene bastante prisa hoy pero se va a quedar con nosotros lo más posible. Muchas gracias. Ministra.