Está usted en:

Intervención de Isabel Celaá

Viernes 13 de septiembre de 2019

Bienvenidos, bienvenidas a esta rueda de prensa.

Como cada viernes, tras el Consejo de Ministros iniciamos con una buena noticia, una felicitación a la Selección Española Masculina de Baloncesto, que acaba de clasificarse para la final.

Me acompaña, como ven ustedes, en la mesa, el ministro del Interior, mi compañero Fernando Grande-Marlaska, que ha presentado hoy ante el Consejo un informe actualizado sobre los efectos de las lluvias torrenciales en Levante.

Lo primero es mostrar, sin duda alguna, nuestro pesar por las víctimas de este temporal. La depresión aislada en niveles altos, como ha venido en llamarse. El principal daño, sin duda alguna, son las tres víctimas mortales que se han registrado: dos en Caudete, en Albacete, y una tercera, esta noche, en Almería.

Como saben, además, el nivel de alerta se ha mantenido durante toda la mañana en muchas zonas, especialmente en Orihuela, por el desbordamiento del río Segura. Lamentamos muy profundamente la pérdida de las vidas humanas y los estragos producidos por el temporal. Seguimos recomendando que se extremen las precauciones, que se haga caso a las indicaciones de las autoridades.

El Ministerio del Interior y las Delegaciones del Gobierno ya están trabajando en colaboración con los Gobiernos autonómicos. El propio presidente se ha puesto en contacto con los cuatro presidentes autonómicos que tienen zonas afectadas y está siguiendo este temporal y las consecuencias de este temporal a tiempo real. Y, además, en este momento, está organizando un plan de viaje a las zonas afectadas para evaluar la situación y proceder próximamente donde corresponda a la declaración de zonas afectadas gravemente por emergencias de protección civil, lo que permitiría agilizar las ayudas necesarias.

Nuestro agradecimiento, subrayado, una vez más, al trabajo de todos los servicios de emergencia, a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y a la UME. Gracias a ellos --como ha quedado demostrado esta noche en Almería-- se salvan vidas aunque otras, desgraciadamente tres, se hayan perdido.

En relación a la situación política, y como saben ustedes, el Rey Felipe VI, de acuerdo con sus prerrogativas establecidas en el artículo 99 de la Constitución, ha convocado una nueva ronda de partidos, de fuerzas políticas, de consultas, la próxima semana, los días 16 y 17.

En el artículo 99 --como saben-- se establece, después de cada renovación del Congreso de los Diputados y en los demás supuestos constitucionales en que así proceda, que el Rey, previa consulta con los representantes designados por los grupos políticos con representación parlamentaria y a través de la presidencia del Congreso, propondrá un candidato a la Presidencia del Gobierno.

Como es notorio, en la primera investidura, el candidato Pedro Sánchez no obtuvo la confianza de la Cámara y, por eso, de acuerdo con este artículo constitucional, el Rey ha abierto una nueva ronda de consultas a la que acudirán los líderes para transmitir a don Felipe la situación política y la posibilidad o no de pactos.

El Rey tiene que ser informado por los partidos de manera formal e indubitable, y eso ocurrirá a partir del lunes. Pedro Sánchez, en concreto, cerrará las consultas el martes. Mientras tanto, el Gobierno y el partido que lo sustenta con la representación más amplia en el Congreso, el PSOE, reiteran, una vez más, que lo mejor para nuestro país es que pueda haber un Gobierno. Un Gobierno ya, y no ir a unas nuevas elecciones.

Los últimos acontecimientos son conocidos por ustedes. Me refiero a la conversación telefónica que mantuvieron ayer Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. En esa conversación, Sánchez transmitió al Secretario General de Unidas Podemos que su deseo es alcanzar un Gobierno sólido y una legislatura estable, no ir a elecciones generales el 10 de noviembre. Tenemos los votos, hay los votos, los escaños y el programa, y sólo falta el sí de Unidas Podemos. Y pensamos que es importante pasar ya a la última fase. No caigamos en debatir más una propuesta que deviene absurda y vacía de contenido, vamos a centrarnos en lo que ya queda como principal disyuntiva.

Es evidente que no existe la confianza mínima para constituir un Gobierno de coalición estable. Aceptemos ese principio de la realidad por respeto a la institución. Lo que tiene que decidir ahora Unidas Podemos es si quiere enfrentar ya los problemas laborales que todavía tiene este país o quiere elecciones.

Si quiere luchar ya contra los alquileres desorbitados y ofrecer oportunidades para nuestros jóvenes o prefiere elecciones. Si quiere ya una Ley que derogue la Lomce y abra un marco de equidad, una venida de oportunidades para todos los talentos, o quiere elecciones. Si quiere ya una Ley de lucha contra el Cambio Climático o quiere elecciones. En definitiva, Unidas Podemos debe decidir si va a volver a unirse a las tres derechas para impedir, una vez más, un Gobierno progresista.

En relación a los desafíos, como ha quedado de manifiesto esta semana, los elementos que hacen perentoria la necesidad de formación de un Gobierno están presentes. No son meras sombras. Si hablamos de la situación en Cataluña, basta con repasar los mensajes de los líderes independentistas en la Diada que se celebró el pasado miércoles y, por supuesto, tener en cuenta la inminencia de la sentencia del 'procés'.

Los independentistas mantienen sus soflamas para mantener sus objetivos de manera unilateral -algunos-- y con ellos hay miles de catalanes y catalanas. No es una cuestión ni de himnos ni de banderas.

El Gobierno es consciente de esta situación y quiere continuar trabajando en el diálogo interinstitucional dentro de la Constitución, como ha venido haciendo a lo largo de diez, once meses. Este diálogo dentro de la Constitución, esta interlocución obligada entre instituciones es eficiente. Queremos seguir trabajando.

Si hablamos de economía, la economía española sigue creciendo con unas bases sólidas, a pesar del escenario de desaceleración en el que nos encontramos en la economía mundial, sobre todo por la guerra arancelaria entre Estados Unidos y China y por otras cuestiones que desequilibran: la economía argentina, por ejemplo.

Sin embargo, como digo, las cifras de crecimiento de España son sólidas. Nuestra previsión para el año 2019 es del 2,2% del PIB, superior a la de la media europea, como ustedes saben. Y nuestro mercado laboral también mejora, mejora más que, incluso, nuestro propio crecimiento. Actúa con gran dinamismo, a pesar de que todavía tengamos un número total de parados de 3.065.000 que es, por cierto, el número más bajo desde hace 10 años que se ha dado en el último mes de agosto. No es un dato para la autocomplacencia pero sí es un dato para el realismo. Hay que trabajar pero hemos de saber que, efectivamente, el año 2018 terminó con una creación de empleo superior al medio millón de personas. Nuestros datos de afiliación están en cotas superiores a los últimos 10 años. Se está trabajando muy bien porque las cotas de crecimiento del país así lo proporcionan.

Por eso recibimos, también, las noticias del Banco Central Europeo, del señor Draghi, las recibimos de manera muy positiva. Seguimos trabajando con responsabilidad fiscal, políticas sociales y reformas estructurales.

En relación a la encuesta del CIS, hemos de decir que, precisamente, la imagen de prudencia, de moderación en lo político, en lo económico y en lo social que ha venido ofreciendo este Gobierno a lo largo de toda su diligencia arroja datos en el CIS que respaldan claramente al propio presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez obtiene una satisfactoria consideración por parte de muchos españoles y españolas que entienden que tiene acreditada una gran capacidad de gestión política en asuntos claves como la realidad plural de España y su unidad, la economía y el reto inminente de un Brexit sin acuerdo. Esa es la ciudadanía prudente, sensata, a la que nos dirigimos desde nuestro discurso.

Para finalizar esta primera intervención queremos comunicarles que el Gobierno, a propuesta del Ministerio de Cultura, ha decidido otorgar dos condecoraciones póstumas: a Blanca Fernández Ochoa, la Gran Cruz de la Real Orden del Mérito Deportivo, por su papel en el esquí alpino -que fue destacadísimo, como saben todos ustedes- y por convertirse en aquella primera mujer en conseguir una medalla olímpica para España en unos juegos de invierno; y a Camilo Sesto, fallecido el pasado domingo, reconociéndosele una Medalla de Oro de las Bellas Artes, por su aportación en el campo de la creación artística y cultural.

En el contenido del Consejo de Ministros, y en seguida cedo la palabra al ministro Grande Marlaska, en el contenido del Consejo de Ministros queremos comunicarles lo siguiente:

Primero, el Consejo de Ministros ha aprobado hoy una subvención de 5 millones de euros a la Fundación Mobile World Capital Barcelona, que será otorgada por el Ministerio de Economía y Empresa a través de la Secretaría de Estado para el Avance Digital. El objetivo es financiar las actuaciones para la celebración del Mobile World Congress en Barcelona. Se trata de una financiación que se viene haciendo desde 2013 y en la que confluyen el Ministerio de Economía y Empresa, la Generalitat de Cataluña y el Ayuntamiento de Barcelona. Esta subvención es una de las medidas en las que el Gobierno fomenta, sobre todo, el crecimiento económico a través de proyectos ligados a la digitalización, al 5G, etc.

Es, como saben ustedes, el evento más importante del mundo en el ámbito de las tecnologías para la telefonía móvil y redunda; en la última edición, por ejemplo, reunió a más de 109.000 visitantes de 198 países y contó con la presencia de unas 2.400 compañías y el impacto económico fue de 473 millones, una cifra sensiblemente superior a la que había tenido el año anterior.

El Consejo de Ministros, además, ha aprobado conceder una subvención a la Federación Española de Municipios y Provincias por importe de 471.260 € para financiar planes de formación de empleados públicos locales dentro del ámbito territorial del Estado, en el Plan de Formación Continua.

También ha aprobado un convenio, ha suscrito un convenio entre el Servicio Público de Empleo Estatal, dependiente del Ministerio de Trabajo, como ustedes saben, y la Comunidad Autónoma de Canarias para el desarrollo del Plan de Empleo Integral de Canarias que, como saben ustede,s es una región ultra periférica que merece que se destinen determinadas ayudas precisamente para activar no solo el empleo sino, también, la formación de las personas desempleadas o desempleados de larga duración. Se trata de favorecer su inserción laboral, mejorar su adaptación, facilitar la readaptación y tránsito de desempleados hacia nuevos sectores de empleo, fomentar toda la empleabilidad de los jóvenes y parados de larga duración. La aportación es de 42 millones de euros.

Finalmente, el Consejo de Ministros ha autorizado la ejecución de obras del proyecto actualizado de la transformación del regadío en Extremadura para crear en los términos municipales de Navalvillar de Pela, Badajoz, y Longrosán, en Cáceres, una red de desagües que habilite el correcto saneamiento de las tierras de cultivo, y el importe máximo de esta actuación, importante, muy importante para la zona, es de algo más de 13 millones de euros que, efectivamente, abarca una superficie regable de 2.954 Hectáreas y afecta a 867 propietarios de las fincas, 1.159 fincas.

Y, con algunas otras cosas más ha concluido el Consejo de Ministros pero ahora le quiero ceder la palabra al ministro Grande Marlaska. Gracias.