Robles transmite su total solidaridad con Zamora y pide extraer lecciones de los incendios que asolan el país

Defensa - 21.7.2022

La ministra de Defensa, Margarita Robles, ha visitado en la localidad zamorana de Tábara el puesto de mando avanzado del Batallón de Intervención en Emergencias V (BIEM V) de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que colabora desde hace días en las tareas de extinción del terrible incendio declarado en Losacio, que ha arrasado con más de 25.000 hectáreas.

A su llegada, Robles ha sido informada del punto de situación del incendio por el jefe del BIEM V, teniente coronel del Ejército de Tierra José Alberto Barja, y ha realizado una conexión por vídeo con los seis jefes de subgrupos tácticos desplegados actualmente en España para intervenir en las labores contra el fuego.

Durante el encuentro, los efectivos de la UME han confirmado a la ministra que la evolución del incendio, que se desató el pasado 17 de julio en Losacio y que ya ha arrasado con más de 25.000 hectáreas, es favorable y que en las próximas horas podría darse por controlado.

"Este es el momento de la solidaridad absoluta con toda Zamora y con toda España, que está sufriendo incendios. Todos tendremos que sacar lecciones y poner en valor el esfuerzo de la UME y de todos los efectivos y voluntarios que han trabajado en ellos", ha dicho la ministra, que ha calificado la situación como "un drama humano".

Robles ha dado las gracias por su trabajo, generosidad y eficacia a los miembros de la UME, que ha desplegado en la zona un total de 169 efectivos y 64 medios para trabajar en labores de vigilancia, refresco del perímetro y ensanche de líneas de control con maquinaria.

"Todo mi agradecimiento de corazón, que es el agradecimiento de España entera. Sé que están trabajando día y noche. Siéntanse muy orgullosos de lo que están haciendo", ha dicho la ministra. "En los momentos duros y en los momentos difíciles hay que mostrar solidaridad con quien sufre y con quien lo pasa mal".

Robles ha destacado asimismo el trabajo del Ejército de Tierra y del Grupo 43 del Ejército del Aire. "Todas las Fuerzas Armadas están volcadas en la lucha contra los incendios. En estos momentos tenemos 1.000 efectivos desplegados", ha añadido.

Incendio "atípico"

Durante la visita, el teniente coronel Barja ha explicado a la ministra que las seis bases logísticas abiertas de las que dispone actualmente la UME son fundamentales para poder mantener durante varios días el esfuerzo de trabajo, ya que allí es donde los miembros de la unidad comen y descansan.

Asimismo, el jefe del subgrupo táctico en la operación LCIF 'Losacio', teniente Diego García Narganes, ha explicado a Robles las tres fases en las que se ha dividido el incendio, que ha calificado de "atípico" por su evolución descontrolada y que arrasaba en todas las direcciones, lo que obligó a la defensa de diversas localidades en un primer momento.

La ministra se ha interesado por la estabilización del incendio y por el riesgo que podría suponer el aumento de temperaturas previstas para los próximos días, aunque los trabajos con maquinaria pesada en todo el perímetro del incendio y la meteorología actual permiten ser optimistas.

Durante el recorrido han acompañado a la ministra el subdelegado del Gobierno en Zamora, Ángel Blanco, y la teniente de alcalde del Ayuntamiento de Tábara, Francisca Gutiérrez, quien muy emocionada ha dado las gracias a la UME por su intervención.

Robles ha visitado la base logística, construida sobre el pabellón polideportivo de Tábara, y ha saludado a los bomberos y al personal de la zona, dándoles las gracias por su incansable tarea.

En cifras totales, la UME contribuye en la campaña estatal de Lucha contra los Incendios Forestales (LCIF) 2022 con 1.400 militares en ataque directo al fuego y con 1.500 militares en funciones de apoyo logístico. El dispositivo permanecerá activado hasta el 31 de octubre e incluye los medios aéreos del Grupo 43 del Ejército del Aire.

De este modo, la UME se integra un año más en la respuesta del Estado ante emergencias derivadas de este tipo de catástrofes, reforzando la acción que pertenece a las Comunidades Autónomas. Para ello la unidad cuenta con 30 módulos de LCIF terrestre, repartidos entre los BIEMs, el Regimiento de Apoyo e Intervención en Emergencias y el Batallón de Transmisiones.