Está usted en:

Intervenciones del presidente del Gobierno y del presidente de la República Popular China, Xi Jinping

La Moncloa, miércoles 28 de noviembre de 2018

Presidente.- Buenas tardes, presidentes, directores ejecutivos y representantes empresariales, presidente Xi, amigos y amigas.

En primer lugar, muchas gracias por su compromiso y por su implicación en los actos con contenido empresarial de una visita histórica, como es la del presidente Xi.

Vivimos una era fascinante, una era llena de cambios. Es cierto que producen estos cambios incertidumbres, que no siempre son fáciles de mitigar, pero también es un tiempo de oportunidades, en todos los campos, desde la medicina regenerativa a la nanotecnología, pasando por la inteligencia artificial y por las energías renovables.

Es un tiempo que ha vivido un viraje hacia Asia y, en particular, hacia China, un país y una cultura milenarios, que ha recobrado el protagonismo y la pujanza en el concierto global y que, sin duda, está aquí para quedarse.

En 2018 celebramos ambos países el 45 aniversario del restablecimiento de nuestras relaciones diplomáticas. Esta visita de Estado, como he dicho antes, es la primera que se celebra en España desde hace 13 años. Y si es algo, es el mejor reflejo de fortalecimiento de los vínculos y una excelente oportunidad para estrechar los lazos comerciales y de inversión entre España y China.

China es un país prioritario, no solamente desde el punto de vista comercial, empresarial, sino también, desde el punto de vista afectivo y cultural. Y en consecuencia, desde las instituciones públicas trabajamos para dar apoyo a las empresas españolas y para favorecer su acceso al mercado chino.

Ayer, el Gobierno vio con satisfacción cómo se materializaba el compromiso adquirido con el memorando de entendimiento firmado en 2015, que estableció la creación de un Consejo Asesor Empresarial España-China, y creo que es un paso adelante que otorga toda confianza, y que, sin duda, nos ayudará a seguir progresando en esta relación especial.

Como ustedes saben, China es el principal socio económico y comercial de España en Asia, y es el primer destino de la exportación española en Asia. De ahí, la importancia del foro empresarial de amplio formato que se celebrará esta tarde con nuestros ministros de Comercio, Industria y de Turismo.

Una de las constantes más habituales cuando el Gobierno habla con empresarios o empresarias, o mandatarios extranjeros fuera de España, es el elogio continuo de nuestras empresas exportadoras e inversoras. Y, sin duda, será bueno para nuestro tejido empresarial reducir el déficit comercial que tenemos ahora mismo con China, pero también lo será para el conjunto de la economía china.

Desde hace años, las empresas chinas y españolas colaboran creando consorcios para desarrollar proyectos vinculados con las infraestructuras, formando alianzas estratégicas para la creación de plataformas globales en el sector de servicios, y desarrollando fórmulas de cooperación industrial.

Y fruto de esa estrecha colaboración a lo largo de estos últimos años, las empresas españolas y chinas han podido identificar sus complementariedades para abordar conjuntamente proyectos y posibilidades de negocio e inversión recíprocamente beneficiosas. Somos conscientes, también, del enorme potencial de la cooperación entre empresas españolas y chinas en terceros mercados.

Nuestros esfuerzos hoy se plasman en resultados, en instrumentos tangibles que ayudarán a las empresas españolas a mejorar su acceso al mercado chino. Los acuerdos firmados hoy también contribuirán a reducir costes para las empresas, aumentar la seguridad jurídica que rige en las transacciones entre ambos países, y contribuirán, en definitiva, a aumentar los flujos de inversión recíprocos.

Somos ambiciosos. Celebro la firma de estos acuerdos y de otros que contribuirán a revitalizar nuestras relaciones económicas para elevarlas a un nuevo nivel, uno a la altura de la nueva realidad de China y también de España.

Un proverbio chino dice que cuando soplan vientos de cambio hay quien construye muros, pero también hay quien construye molinos. Y, sin duda, son tiempos de cambio y, por tanto, también de enormes oportunidades a los cuales agradezco, porque de una manera significativa, el Consejo Asesor Empresarial España-China contribuirá a su éxito.

Así que, presidente Xi, estoy seguro de que entre todos y todas seremos capaces de aprovecharlas en beneficio de nuestros países, y, de nuevo, como lo he reiterado en anteriores reuniones, bienvenido a España, bienvenido también a Madrid, y que sea la primera de otras tantas visitas que podamos hacer el Gobierno de España en China y el Gobierno de China en España.

Gracias.

Sr. Xi.- Estimado señor presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, estimados representantes del Consejo Asesor Empresarial Chino-Español, señoras y señores, amigos,

Estoy sumamente complacido por tener este encuentro junto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y con los representantes de las entidades integrantes del Consejo Asesor Empresarial Chino-Español.

Ante todo, quisiera expresar mis felicitaciones por la creación de este Consejo y la celebración de su primera reunión. Sin duda alguna, este Consejo se convertirá en una importante plataforma para profundizar la cooperación económica-comercial entre ambos países, y creará un nuevo modelo de cooperación basada en la complementariedad y en la combinación de sendas ventajas.

Este año coincide con el cuadragésimo quinto aniversario de las relaciones diplomáticas sino-españolas, y el décimo tercer aniversario del establecimiento de la Asociación Estratégica Integral. Durante estos últimos 13 años, la cooperación bilateral en materia de economía y comercio ha logrado fructíferos resultados. El volumen comercial se ha duplicado y las inversiones y en ambas direcciones se ha multiplicado por diez.

Las empresas chinas y españolas mantienen una estrecha y excelente colaboración en múltiples terrenos, como en la industria manufacturera, la protección medioambiental, la construcción de infraestructuras, las energías, la agricultura y la pesca, la aviación, las finanzas y la comunicación, entre otros.

España apoya y participa activamente en la iniciativa de "un cinturón, un camino" o "nueva ruta de la seda", perfilándose como importe socio de cooperación internacional para la construcción de esta iniciativa.

Constatamos con satisfacción que la construcción conjunta entre China y España de "un cinturón, un camino", ya ha obtenido muchos éxitos. Asimismo, las empresas de ambos países promueven activamente su colaboración en terceros mercados como en América Latina y Medio Oriente. En esta línea, la articulación de las respectivas estrategias de desarrollo de China y España, en el proceso de construcción de "un cinturón, un camino", y su cooperación en terceros mercados, favorecen a la conectividad entre Asia y Europa, de forma que contribuya a una mayor apertura, inclusión y equilibrio de la economía mundial.

Hace poco celebramos con éxito la primera feria internacional de importaciones de China, a la cual, tanto el Gobierno central como los territoriales de España han enviado delegaciones, logrando resultados satisfactorios. Espero que la parte española pueda utilizar bien esta plataforma pública internacional para acentuar la imagen nacional de España y dar a conocer sus productos, tecnologías y servicios de primer nivel, con vistas a encontrar más oportunidades de negocio, y elevar el nivel de la cooperación económico-comercial entre ambos países hacia nuevas alturas.

Los empresarios aquí presentes provienen de los sectores más emblemáticos de ambos países. La colaboración entre ustedes, por un lado, destaca el papel ejemplar de la cooperación sino-española en las áreas tradicionales. Y por el otro, demuestra el gran potencial y espacio de la colaboración bilateral en el futuro.

Quería agradecer a todos ustedes por sus incansables esfuerzos por desarrollar a lo largo de estos años la cooperación bilateral económico-comercial, y tengo la certeza de que podemos contar con ustedes, y todo el sector empresarial, de ambos países, para escribir un nuevo capítulo, aún más brillante, de la cooperación en beneficio mutuo y compartido entre China y España, y en la nueva era dando mayor bienestar a ambos países y pueblos.

Muchas gracias a todos ustedes.

Más Información