Está usted en:
  • Enviar

Segunda réplica del presidente del Gobierno a todos los grupos parlamentarios en el Pleno del Congreso de los Diputados

Congreso de los Diputados, miércoles 24 de octubre de 2018

Presidente.- Gracias señora presidenta, gracias señorías.

Señor Casado, tengo que recordarle que el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero cuando era líder de la oposición fue quien propuso el Pacto de Estado contra el terrorismo. Sí, sí lo fue. Entonces era presidente del Gobierno José María Aznar, era ministro del Interior el señor Rajoy --y de ahí sacó una de sus más memorables frases de aquello del "conejo de la chistera"--. Fue el presidente del Gobierno Zapatero quien puso encima de la mesa como líder de la oposición el Pacto de Estado contra el terrorismo. ¿Por qué? Porque siempre entendimos que la lucha contra el terrorismo era una cuestión de Estado en el Gobierno y en la oposición. Ustedes solamente lo entienden cuando están en el Gobierno, nunca  cuando están en la oposición, ¿por qué?, porque no tienen sentido de Estado, señor Casado.

Le recuerdo que con Zapatero como presidente del Gobierno la democracia derrotó a ETA porque puso fin a la violencia y le recuerdo además que también siendo presidente del Gobierno Zapatero cuando Otegui estuvo en prisión.

Por tanto, señor Casado si usted, al menos, deslizando este tipo de insinuaciones, de difamaciones, lo que viene a tratar es de decir al Grupo Parlamentario Socialista, al Partido Socialista Obrero Español y a este Gobierno que no estamos con las víctimas y que no estamos contra el terrorismo, le digo que no, señor Casado, que por ahí no. Que aprenda usted la lección de sus anteriores responsables.

Mire, le vuelvo a decir, usted ha dicho textualmente en su intervención, me ha acusado a mí, al presidente del Gobierno de España de partícipe y responsable del golpe de Estado que se está perpetrando en nuestro país. Le insisto, ¿mantiene usted esas palabras sí o no? ¿Las mantiene sí o no? Si las mantiene, usted y yo no tenemos nada más de que hablar.

¿Lo mantiene usted o no, señor Casado?  ¿Mantiene o no, señor Casado, que soy partícipe o responsable de un golpe de Estado? ¿Lo mantiene o no? Lo que le digo, señor Casado, es que usted puede perfectamente hacer oposición. Puede hacer oposición. Criticar al Gobierno en España. Lo puede hacer, claro que sí,  pero no insulte, no difame, no calumnie. Haga oposición.

En relación con la intervención del señor Iglesias, varias cosas. La primera, en relación con la exhumación del dictador, creo que lo importante para la izquierda es que el dictador salga de un espacio que pertenece al Estado. Eso es lo importante, el hecho histórico. No desviemos la atención, no les demos argumentos a la derecha, el hecho histórico, lo que va a ocurrir cuando pase, cuando se exhumen los restos del dictador es que va a acabarse con un mausoleo que, precisamente, lo que hacía era llenar de vergüenza al conjunto de progresistas de este país. Y creo que esa es esa es la reflexión que me gustaría trasladarle en relación con este asunto.

La segunda es en relación con el Brexit de Cataluña. Yo siento, a lo mejor, no haber expresado con total fidelidad mi pensamiento. Mi pensamiento es claro, yo no amenazo,  al contrario,  no digo nada de eso. Lo que digo es lo siguiente: lo que digo es que aquellos que defienden la independencia y aquellos que no defendemos la independencia tenemos que tomar nota de los errores históricos que están pasando a pocos kilómetros de nuestro país.

Tenemos que ser conscientes de que si el pueblo británico votó en contra de Europa, si el pueblo británico votó que quería salir de Europa, algo hicimos mal también desde Europa. Alguna reforma, alguna transformación, no hicimos bien.  Y a eso me estoy refiriendo, señorías.

La reflexión que me gustaría trasladarles, al hilo de esta cuestión, también a las fuerzas independentistas, es que, fíjense lo que ha pasado la semana pasada, señor Tardá, la semana pasada, cientos de miles de personas, gente joven sobre todo, en el Reino Unido, sobre todo las calles de Londres, se manifestaron a favor de un segundo referéndum porque se querían quedar en la Unión Europea.

Hace meses, las fuerzas independentistas en Escocia han pedido un segundo referéndum para la independencia de Escocia del Reino Unido. Conclusión: ese tipo, señorías, de referéndums lo único que hace es segregar, fragmentar, confrontar y enfrentar a las sociedades.

Por tanto, por entrar a responder al señor Tardá y,  luego  volveré al señor Iglesias.  La cuestión es, ¿cuántas veces hemos votado ya, señor Tardá? ¿Cuantas veces se ha autodeterminado la sociedad catalana? ¿Cuántas? En estos últimos cuatro años ¿cuántas veces han sido convocados a las urnas? ¿Cuántas? Además del 5 de noviembre y del 1 de octubre ¿cuántas veces? Y siempre ha habido la misma respuesta, señoría, si ha votado el 80% de la sociedad catalana, si  han votado todos. Todos aquellos que tienen capacidad,  que pueden votar, han votado y nos han dicho claramente que la sociedad catalana tiene una fotografía muy clara, muy  meridiana, un cuarenta y tantos por ciento a favor de fuerzas proindependentistas y el resto a favor de otras soluciones que permitan que Cataluña permanezca en España. Sí. Es así, señorías. Hablemos  las cosas claras, es así.

Por tanto, la solución, a votar no puede ser la que usted plantea, señor Tardà, tiene que ser un acuerdo. Y ese acuerdo primero tiene que nacer de las fuerzas catalanas. Tiene que nacer del Parlamento de Cataluña. Y luego, efectivamente, ser traído aquí. Como fue en 2005, en el Parlamento de Cataluña, donde el 90% de la de la sociedad catalana allí representada,  votó a favor de una renovación del acuerdo autonómico y estatutario entre Cataluña y el conjunto de España.

El error histórico fue, precisamente, el que el que perpetró la derecha de este país que, de nuevo, vuelve a caer en el error histórico de siempre, el del agravio territorial. Si, al final, la reflexión que se tiene que hacer el Partido Popular que se da golpes de pecho diciendo que quieren un 155 duro sin esperar ni a Ciudadanos ni al Partido Socialista, porque ahí están ellos para salvar a la patria, es que no tienen proyecto político ni para Cataluña, ni para España.

Pero si pensamos en grandes acuerdos donde estén representadas las partes nacionalistas y las partes no nacionalistas de Cataluña, yo creo, señor Tardá, que nos podremos encontrar. Y yo espero, y  trabajamos para que ese sea el punto que permita desbloquear una situación que lleva ya más de diez años monopolizando y centrando la vida política en España. Ese es el ánimo el espíritu con el que trabaja el Gobierno de España y créame que, desde esa posición, trataremos de resolver esta cuestión.
Señor Iglesias, me habla de una nueva política industrial, en defensa de los trabajadores. Claro que sí. Es una cuestión de tiempo. Yo lo he dicho aquí, lo he manifestado, estamos dispuestos a reorientar todo lo que tenga que ver con la política industrial y armamentística de nuestro país pero, evidentemente, en el corto plazo lo que tenemos que hacer es acompasar esa reorientación con un hecho ineludible que afecta también a municipios que ustedes gobiernan, como es la defensa de los derechos de los trabajadores y de los puestos de trabajo. Y creo que eso es lo que está tratando de defender y hacer el Gobierno de España
Al señor Rivera le da igual. Si es que le da igual que hablemos del Brexit, en fin, le da igual que hablemos de la ciberseguridad, --que planteaba antes en su primera intervención el señor Xuclà--,  o que hablemos de la migración.  Usted ha venido aquí a insultar, a difamar, a calumniar. Sí, usted señor Rivera. ¿Cuál es su problema, señor Rivera? Se lo digo en términos muy coloquiales: a usted se le ha atragantado la moción de censura. Supérelo.

Me pregunta: ¿está usted dispuesto a defender los derechos humanos en Cuba?  La respuesta: sí. ¿Estamos de acuerdo? Bien. Perfecto. Por tanto, ya no solamente voy como vendedor.

Y usted luego ha planteado una cosa que a mí me parece inaceptable, señor Rivera, y  se lo voy a decir con todo el respeto del mundo. Mire, en los meses previos al 1 de octubre de 2017, y el 1 de octubre de 2017 y, posteriormente, hasta el 21 de diciembre, cuando fueron las elecciones autonómicas,  usted no tenía poder municipal en Cataluña, no tenía alcaldes ni alcaldesas. El Partido Socialista sí. Quienes defendieron la Constitución y la legalidad, y que no se celebrara un referéndum en Cataluña el 1 de octubre fueron los alcaldes y las alcaldesas del Partido Socialista de Cataluña.

Lo sabe, sí lo sabe. Es más, yo le escucho muchas veces decir cosas bastante sorprendentes, pero se lo voy a devolver, mire, porque creo que, además, es cierto. Ustedes tienen una extraordinaria responsabilidad en el Parlamento de Cataluña. Son la primera fuerza en Cataluña. Son la primera fuerza tanto en votos como en escaños.

La pregunta es muy sencilla ¿Qué han hecho ustedes para defender los derechos de los no nacionalistas en Cataluña? Nada. Ustedes no ofrecen ninguna salida política, ninguna solución. Lo único que hacen es rechazarle un grupo parlamentario al Partido Popular en el Parlamento de Cataluña, y vivir del reproche y el conflicto.

Al señor Esteban. Bueno, el señor Tardá me dice que me sienta interpelado, por supuesto que me siento interpelado, faltaría más que no me sienta interpelado por los hechos que han ocurrido, y de ahí que planteemos el reforzar los controles ex-post en la venta de armamento a terceros países.

El señor Esteban ha hecho varias reflexiones, una pregunta también directa en relación con la cooperación reforzada y le digo que sí, que el Gobierno de España va a defender, lógicamente, esa cooperación reforzada en tanto en cuanto no se pueda reformar el sistema europeo común de asilo.

En relación con los MENAS, con los menores extranjeros no acompañados evidentemente no es una cuestión solamente de recursos económicos, pero creo que el Gobierno de España está haciendo lo que le compete y es dar cauce a esa solidaridad interterritorial y vamos a ver sus frutos en este Consejo de Ministros del próximo viernes. Y tengo que decirle que ha estado muy acertado usted, en la reflexión que le ha hecho al Partido Popular. 

Fíjese, en 1994, muchos de los que están aquí presentes no lo sabrán -me lo recordaba la vicepresidenta del Gobierno-, en 1994 el señor Trillo, entonces diputado del Grupo Parlamentario Popular, hizo una propuesta de modificación, un enmienda de modificación en la que decía que la rebelión, que el delito de rebelión es inherente a un supuesto golpe de Estado, y que se tiene que dar por militares, o por civiles armados a la orden de militares.

Señor Esteban, hay proyectos políticos que evolucionan y otros que involucionan, el del señor Casado, hasta incluso, pasa por la derecha a un señor como el señor Trillo. Gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)

Más Información