Está usted en:
  • Enviar

Conferencia de prensa del presidente del Gobierno

Nueva York, miércoles 26 de septiembre de 2018

Presidente.- Buenas tardes.

Queríamos hacer esta comparecencia de prensa antes de la intervención en la Asamblea General de Naciones Unidas, sobre todo para fijar la posición y adelantar algunos de los elementos que vamos trasladar en esa intervención.

Básicamente, la idea es que tras dos días en la Asamblea General de Naciones Unidas, la presencia del Gobierno de España lo que quiere es trasladar un mensaje cierto, unívoco, de apoyo del Gobierno de España y, también, del país, --del conjunto del país, me atrevería a decir--, al multilateralismo, y a las Naciones Unidas.

Naciones Unidas sigue siendo un instrumento clave para hacer frente a los principales retos globales para lograr el mantenimiento de la paz, y, también, de la Seguridad Internacional. Un desarrollo, inclusivo, justo y sostenible, y el respeto a los Derechos Humanos, como una de sus principales guías y que, desde luego, el Gobierno de España apoya.

En el discurso que pronunciaré mañana ante la Asamblea de Naciones Unidas señalaré que es necesario trabajar en torno a tres ejes: El primero, la dignidad humana, que debe centrar nuestros esfuerzos. Ello exige una defensa firme de los Derechos Humanos, y un compromiso contundente en favor de la igualdad entre hombres y mujeres. Y esta perspectiva humanista tiene, lógicamente, también que verse en todo lo que responde a la migración y a la crisis de refugiados que se está viviendo en distintas partes del mundo.

Apostamos por el cumplimiento del Derecho Internacional Humanitario y la lucha contra la impunidad ante los graves crímenes humanitarios que se están perpetrando en algunos lugares del mundo. Por tanto, este sería el primero de los ejes.

El segundo, es el Desarrollo Sostenible, centrado en el ser humano. El compromiso del Gobierno de España con la Agenda 2030, y eso no solamente se materializa en la creación de la Alta Comisionada dependiente de la Presidencia del Gobierno, sino también en la alineación de todos los objetivos de la política económica social del conjunto del Gobierno de España en la consecución de los objetivos de desarrollo sostenibles incluidos en la Agenda 2030.

Y, en tercer lugar, un entorno de seguridad centrado en las personas. El compromiso de España en la lucha contra el terrorismo, contra el terrorismo internacional, la proliferación nuclear y las armas de destrucción masiva.

Por tanto, estos son los tres elementos de mi discurso: la dignidad humana, el desarrollo sostenible y un entorno de seguridad.

Varias cosas que me parecen también importantes subrayar de lo que hemos realizado hasta el día de hoy. En primer lugar, saben ustedes que, el pasado lunes organizamos, junto al Fondo de Población de Naciones Unidas, un estudio y, también, un evento para promover los Derechos Humanos y la igualdad de oportunidades entre las mujeres y los jóvenes con discapacidad. Yo creo que este es uno de los elementos fundamentales, también de la presencia y de la participación de España en Naciones Unidas.

Saben, también, que forma parte de la acción del Gobierno de España. Sin ir más lejos, en el último Consejo de Ministros aprobamos, precisamente, un apoyo decidido a las personas con discapacidad intelectual.

En segundo lugar, ayer participé en la reunión de Alto Nivel de Acción para el Mantenimiento de la Paz, que saben ustedes que ha sido convocada y liderada por el actual secretario general de Naciones Unidas, y, en mi intervención expresé el compromiso del Gobierno de España con la reforma del pilar de la paz y de la seguridad, que está liderando el secretario general Guterres. Y, también suscribimos, como Gobierno, la declaración de compromisos compartidos sobre las operaciones de mantenimiento de la paz.

Por último, la defensa y la promoción de los Derechos Humanos, la protección de civiles, la aplicación de la Agenda "Mujer Paz y Seguridad" forma parte también de nuestros compromisos y me gustaría así trasladarlo.

Hoy voy a participar en la Cumbre One Planet, donde se va a desarrollar un diálogo sobre la perspectiva europea en relación con la amenaza del cambio climático. Y ahí anunciaré el compromiso de España de adherirse a la coalición para la neutralidad del carbón. Vamos a anunciar, la adhesión, en definitiva, a esa coalición para la neutralidad del carbón, que es una iniciativa que está liderando Nueva Zelanda y que compromete a poner en marcha estrategias en el medio y en el largo plazo, con objetivos muy ambiciosos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, para cumplir con los Acuerdos de París.

Y, por último, antes de pasar al turno de preguntas, también hemos aprovechado para mantener encuentros bilaterales que, creo que son importantes, para el Gobierno de España.

La Secretaria General de Naciones Unidas, la Presidencia de la Asamblea de Naciones Unidas, la primera ministra de Nueva Zelanda, el presidente del Banco interamericano de Desarrollo y, por supuesto, también, el presidente de Argentina, que saben ustedes que es también presidente del G-20, y que vamos a tener una reunión en breve, en Buenos Aires, en relación con este asunto. Y, por supuesto, también, la reunión que hemos mantenido con el presidente de Cuba, con quien acordé una próxima visita a la isla de Cuba.

En definitiva, esta semana estoy aquí, en Naciones Unidas, donde están reunidos la mayoría de los jefes de Estado, y, también de los jefes de Gobierno del mundo, y creo que estamos ofreciendo la imagen de lo que es España, un país democrático, un país solidario, un país europeo, un país que está comprometido con los valores y con la agenda multilateral de Naciones Unidas.

Así que, esto es lo que quería trasladarles. Y, por supuesto, quedo a disposición de responder a sus preguntas.

P.- Buenos días, presidente, Iñaki, de Informativos Telecinco. Le voy a preguntar por la ministra de Justicia, por Dolores Delegado. Me gustaría que,  si nos puede aclarar, si va a haber una dimisión de la ministra de Justicia. Si le preocupa que en las próximas horas conozcamos más revelaciones, más detalles de esas conversaciones que han salido a la luz. Y, si ve que se aproxima o no una crisis de Gobierno.  Y, relacionado con el mismo asunto, me gustaría saber si sigue fuerte, si se siente fuerte, en relación a su compromiso de llevar la legislatura hasta 2020.

Presidente.- Respecto a la primera de las preguntas, lo que me gustaría trasladar es lo siguiente: este Gobierno es un Gobierno sin ninguna hipoteca. Sin ninguna hipoteca. Y que tiene un mandato claro y está determinado a cumplirlo, y es el de limpiar y regenerar la vida política en nuestro país: luchar contra la corrupción. Venga de donde venga. Esté instalada donde esté instalada.

Y, por tanto, este Gobierno y el Estado no acepta chantajes de nadie. Absolutamente de nadie. Hemos venido a limpiar; estamos limpiando y vamos a seguir limpiando.

Por lo tanto, ni chantajes, ni amenazas. El Gobierno va a continuar gobernando y va a estar determinado en la lucha contra la corrupción, venga de donde venga.

P.- Gracias, presidente, continuando con la pregunta que le hacía el compañero Iñaki, ¿descarta al cien por cien una dimisión de la ministra de Justicia?

Presidente.- Bueno es que, si no acepto chantajes, si el Gobierno está determinado a luchar contra la corrupción, a no aceptar chantajes, y ser un Gobierno sin hipotecas, desde luego, no nos va a marcar la agenda política un corrupto.

P.- Sí, presidente, yo quisiera saber si ha hablado en las últimas horas con Pablo Iglesias sobre la situación de la ministra de Justicia para atemperar su reacción. Y lo haya hecho o no, hasta qué punto le preocupa que el rechazo que expresó ayer a su continuidad en el Gobierno afecte a futuros pactos con este partido. Y, luego, si me permite, quería saber si el Gobierno recurrirá al Tribunal Constitucional en caso de que el Parlamento de Cataluña incumpla, como parece que hará, la suspensión de los diputados procesados, que evitó el Tribunal Supremo.

Presidente.- Bueno, en respecto al segundo asunto, yo siempre he trasladado que no queremos seguir judicializando la crisis política en Cataluña. Por tanto, lo único que pido en este caso, al bloque independentista es que, acate las sentencias. Estamos en Estado Social y Democrático de Derecho en España, y, por tanto, las sentencias podrán gustar más o menos, pero, desde luego, se tienen acatar. Y eso es lo que le pedimos al bloque independentista.

Y, en segundo lugar, por responder a la primera de las preguntas: en fin, este es un Gobierno sin hipotecas. Este es un Gobienro autónomo. Yo puedo discrepar con otros líderes políticos, pero las decisiones sobre la composición del Gobierno, la hace el presidente del Gobierno.

P.- Gracias, presidente. Volviendo a Cataluña, yo quería preguntarle si las declaraciones que en los últimos días hemos oído de varios miembros de su Gobierno pronunciándose a favor de una libertad de los presos independentistas. Si se trata de opiniones personales o están, de alguna manera, coordinadas en el seno del Gobierno.  Y, en segundo lugar, quería preguntarle, también, si el Gobierno da por zanjado, por terminado, el conflicto con la Mesa del Congreso, y está dispuesto a presentar unos Presupuestos con el techo de gasto del Gobierno anterior. Si todavía considera que queda alguna vía para tratar de aprobar un techo de gasto diferente.

Presidente.- Yo creo que, sobre todo, hay una vía, que es apelar a la responsabilidad institucional de todos. Más allá de la enmienda, más allá de la visión que pueda tener la Mesa del Congreso sobre esta cuestión, lo que es importante es trasladar a la opinión pública española de verdad qué está detrás de este debate. Detrás de este debate lo que está si es el Estado va a tener mayores recursos económicos para reconstruir el Estado del Bienestar. Si vamos a poder reconstruir la Educación, la Sanidad, la Dependencia, los Servicios Sociales, las Políticas Activas de Empleo. En eso está este Gobierno. Yo lo que le pido a la oposición es que haga oposición al Gobierno, pero no que sea a costa del bienestar y de la prosperidad de la mayoría de los ciudadanos de este país, que necesitan, precisamente, del apoyo y del compromiso del Gobierno por reconstruir muchos de los derechos que han sido perdidos durante esta década de crisis económica.

Esta es la razón, el planteamiento político de fondo, de lo que subyace en este conflicto, entre la Mesa del Congreso y el Gobierno de España.

A partir de ahí, yo lo que espero es que, si hay una mayoría parlamentaria, que está pidiendo la lectura única de la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, eso sea respetado por la Mesa del Congreso.

Y, respecto a su primera pregunta, el Gobierno de España siempre ha sido muy claro. Nosotros respetamos la autonomía y la independencia del Poder Judicial.

P.- Presidente, parte de su misión en el tema catalán es combatir la imagen del 1de octubre. En este viaje, supongo que ha sido un tema recurrente. ¿Qué se está encontrando y, con la mano en el pecho, cuán duro es el trabajo que le queda por hacer?

Presidente.- Pues la verdad es que nadie me ha preguntado por el 1 de octubre. Me han preguntado por la dinámica de la situación catalana, y siempre digo lo mismo. Fíjese, ayer, se llegó a un acuerdo bastante importante. Muy importante. Es el primer acuerdo en diez años al que se llega entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña. Es el cumplimiento de algunos de los requisitos de la sentencia del Tribunal Constitucional vinculado con el Estatuto de Autonomía de Cataluña. Y creo que es importante, porque es un segundo paso después de la activación de las comisiones bilaterales, que llevaban siete años sin reunirse entre la Generalitat de Cataluña y el Gobierno de España. Y, por tanto, seguimos haciendo camino.

Desde la ley, desde el diálogo yo creo que se pueden hacer grandes cosas por el bienestar y la convivencia entre catalanes. Este es el planteamiento que estoy trayendo cuando hablamos sobre Cataluña. Por ejemplo, ayer en el Consejo de Asuntos Exteriores en el que, bueno, pues tuvieron ustedes, también, ocasión de conocer cuál es la opinión más directamente del Gobierno de España, pero honestamente, creo que la oposición podrá liderar la crispación, pero lo que le corresponde al Gobierno es gobernar. Y gobernar es, por ejemplo, asumir el compromiso del Pacto de Toledo de revalorizar las pensiones conforme al IPC. Es algo que vamos a hacer.

Gobernar es desbloquear esta crisis institucional que se vivía entre el Gobierno de España y la Generalitat de Cataluña en lo que respecta a los recursos económicos, a los recursos financieros, como un paso previo para poder normalizar la vida social en Cataluña que está, lógicamente, dañada por esta crisis de convivencia. Y gobernar es, también, desbloquear, algunas presencias institucionales o internacionales que el Gobierno durante estas últimas décadas pues no se había planteado, como es, por ejemplo, la presencia en Cuba que va a haber en breve espacio de tiempo del Gobierno de España, después de 30 años sin haber pisado la isla.

Bueno, estas son las cosas en las que está el Gobierno, gobernando, y bueno, pues la oposición liderando la crispación. Pero en fin, es lo que hay.

P.- Señor presidente, nos acaba de decir que el suyo es un Gobierno sin hipotecas, también es un Gobierno en minoría parlamentaria. Su claro socio, el que da el apoyo parlamentario ha dicho que cualquier persona vinculada al excomisario Villarejo debe estar alejada de la vida política. ¿Está usted de acuerdo con esa afirmación?

Presidente.- Bueno, es que creo que la ministra de Justicia ha sido bastante clara en este asunto. Por tanto, no deja de ser bastante llamativo que a una persona que ha dedicado más de 20 años al servicio público, incluso, en circunstancias y en materia tan sensibles y tan complejas, como es la lucha contra el terrorismo internacional yihadista, como ha sido el caso de la actual ministra de Justicia, se le intente, a través de grabaciones, dañar y desprestigiar toda su carrera al servicio del Estado.

Desde luego, insisto, hemos venido a limpiar, y vamos a limpiar. Somos un Gobierno sin hipotecas. Somos un Gobierno que no acepta ningún chantaje, y que tiene una determinación firme, y escuchen claramente, y es luchar contra la corrupción esté donde esté.

P.- Sí, presidente, como se habla tanto de las conversaciones de Villarejo, usted que tiene toda la información como presidente del Gobierno, ¿cuántos miembros del Gobierno han podido ser escuchados por Villarejo? ¿Qué preocupación hay de que salgan más cosas? Usted mismo, no sé. Por preguntar realmente qué se sabe, qué se sabe de qué puede tener Villarejo, porque cada semana es diferente.

Y, además, de lo que usted decía de la reivindicación del Gobierno y de resistencia quería saber si hay algo de autocrítica en el Gobierno, con respecto a lo que ha pasado en las últimas semanas, si, además, del chantaje  y todo lo demás, el Gobierno ha hecho algo más para que esté en esta situación de crisis.

Y respecto a Cuba, un detalle, ¿cuándo vaya a Cuba va a visitar también a la oposición? ¿Tiene ya planes sobre eso?

Presidente.- Bueno, respecto a esta última cuestión, estamos ahora mismo en el proceso de diseñar el viaje, con lo cual, no le puedo adelantar con qué colectivos nos vamos a ver, porque acabamos de ser invitados por las autoridades cubanas, y estamos ahora mismo todos los equipos trabajando en el diseño de esa agenda.

Y respecto a la primera de las preguntas. Mire, yo, no sé exactamente cuál es el pasado y el presente de una persona que ahora mismo está en la cárcel. Lo que sí que le puedo garantizar es que este Gobierno, insisto, es autónomo. Está libre de hipotecas, y no vamos a aceptar ningún chantaje. Ningún chantaje. Si la oposición quiere hacer oposición a base de informaciones de un chantajista es su responsabilidad. Pero la responsabilidad del Gobierno de España es, uno, luchar contra la corrupción, hacerlo de manera determinada. Y, en segundo lugar, defender el buen nombre de servidores públicos, como ha sido el caso de la ministra Dolores Delgado cuando ha sido fiscal en cuestiones tan fundamentales como es la lucha contra el terrorismo internacional yihadista, y que hizo, en su momento, una extraordinaria labora. Por tanto, eso es lo único que le puedo trasladar.

Y, en último lugar, mire, nosotros siempre somos un Gobierno dispuesto a hacer autocrítica, sin duda alguna. Ahora, sobre esta cuestión, quien tiene que hacer autocrítica es la oposición.

P.- Hola presidente, muchas gracias. Yo le quería pregunta, siguiendo con la cuestión del 1 de octubre, usted ha dicho que no le han preguntado por el 1 de octubre.

Presidente.- No.

P.- Pero, en cambio hoy hemos sabido que España ha presentado una queja ante Bélgica por una manifestación del presidente del parlamento belga diciendo que en España se ha rebajado la calidad democrática. Y ayer en el "Council of Foreing Relations" usted afrontó la última pregunta donde le preguntaba cómo era posible el diálogo en un país, o bueno, en una situación en la que hay presos en la cárcel, otras personas están viviendo fuera. ¿Cómo se refleja eso en la imagen de España? ¿Qué sensación tiene usted al venir aquí a Estados Unidos y encontrarse con esa situación?  Y me gustaría también preguntarle un poco su balance de estos días en Nueva York, al margen de un poco como ciudadano, como persona que visita Nueva York.

Presidente.- Bueno, yo creo que es la primera vez que participo en la Asamblea General de Naciones Unidas. Creo que es importante en un momento en el que estamos escuchando discursos reivindicando el nacionalismo, la vuelta al nacionalismo y la vuelta, digamos, a la falsa comodidad de  fronteras que ya no existen, desde el punto de vista material, para resolver mucho de los problemas que tenemos encima de la mesa como sociedades, pues, el Gobierno de España lo que apuesta es por el multilateralismo.

El Gobierno de España lo que apuesta es por procesos de integración regional, como es la Unión Europea, y la participación en estos espacios para resolver los problemas que tenemos, como es el cambio climático, los refugiados, la migración, la paz, la seguridad, en fin, las cuestiones que antes he hecho referencia en mi intervención.

Y, en segundo lugar, el mero hecho que cuando el presidente del Gobierno sale de España le pregunten por la cuestión en Cataluña, evidentemente, no traslada la mejor de las imágenes al conjunto de la opinión pública internacional. Pero más allá de eso, cuando uno responde y plantea cuál es la solución desde la política a una crisis política como la que se está viviendo en Cataluña, yo creo que lo que se encuentra, o al menos yo me encuentro por parte de mis interlocutores es comprensión. Comprensión y reconocimiento de una España que es democrática, que es plural, que reconoce su diversidad territorial en la Constitución, y que tiene unos estándares de calidad democrática y de autogobierno de los más elevados del mundo. Eso no lo digo yo como presidente del Gobierno de España, lo dicen muchísimos indicadores de instituciones muy acreditadas en el ámbito internacional.

Y por último, en relación con la cuestión que usted planteaba. Fíjese, lo dije ayer, y lo digo hoy: hay grupos políticos que claramente defienden la independencia de sus territorios, y que lo defienden en el Congreso de los Diputados, y que se presentan a las elecciones defendiendo la independencia ya sea de Cataluña o ya sea del País Vasco. ¿Cuál es el problema? El problema es cuando se quiebra la ley. Cuando se violenta el orden constitucional o el Estatuto de Autonomía de Cataluña, como ocurrió el 6 y el 7 de septiembre del año pasado, o el 25 de octubre. Por tanto, creo que más allá del territorio judicial, que tiene su dinámica, y que, lógicamente, tendrá sus consecuencias, creo que la responsabilidad que tenemos los políticos en Cataluña y en España es la de resolver esta crisis.

Y yo insisto mucho, la prioridad en Cataluña no es la independencia, es la convivencia. Insisto mucho. Y creo que la Generalitat de Cataluña al exigir el diálogo al Gobierno de España hace bien, pero también se tendría que exigir a sí misma el diálogo con aquellos catalanes que no son nacionalistas, y que no apoyan al independentismo.  Y eso es algo que todavía falta por ver en el bloque independentista.

P.- Sí, presidente, por el tema de las cintas. Habla usted de chantaje, ¿lo atribuye sólo a Villarejo o cree que hay alguien más detrás? En todo caso, cree que se confundieron los anteriores Gobiernos teniendo a un individuo así dentro del aparato del Estado?

Y con respecto al tema de las pensiones se van a subir de acuerdo al IPC. Parece que hay algunas voces que no lo creen del todo idóneo.

Presidente.- Pues ese es el acuerdo del Pacto de Toledo, y el Gobierno de España asume ese acuerdo. Y, además, lo trasladó al conjunto de los Grupos Parlamentarios que forman parte de esa Comisión del Pacto de Toledo.

Y en relación con la primera de las preguntas, es evidente. Si está en la cárcel, y, parece, además, que con graves responsabilidades penales en el ejercicio de su función como policía, pues, es evidente que ese error se cometió.

Muchas gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)

Más Información