Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

Intervención del presidente en el acto de firma del protocolo de colaboración en materia ferroviaria y aérea entre la Junta de Extremadura y la Administración General del Estado

Badajoz, lunes 5 de marzo de 2018
Señor presidente de la Junta de Extremadura, señor ministro de Fomento, señora delegada del Gobierno, autoridades, señoras y señores, queridos amigos,
 
Siempre es grato pisar esta tierra, que aprecio y que conozco bien. Una tierra que cautiva a los que la visitan, que cada vez son más, y por algo será. Extremadura deslumbra por muchas cosas: sus espacios naturales, millones de hectáreas de dehesa, y unos ríos que sirven de natural puente de unión con nuestros vecinos portugueses.
 
Una riqueza natural que ha sido y es escenario de nuestra historia. Extremadura cuenta con un patrimonio histórico y artístico que los extremeños han sabido conservar. Y, hoy podemos decir que Extremadura es una Comunidad puntera en muchas cosas.  Quiero referirme de manera muy especial, aunque solo seas citándolo, a la importancia de la agricultura y de la industria agroalimentaria, y también al turismo, que cada vez crece más.
 
Y es vanguardia, porque lidera, entre otras cosas, la exportación de bienes y productos, lo que certifica el buen momento que atraviesan las empresas de esta región, con un sello propio de calidad y excelencia.
 
Pero puestos a destacar algo de esta tierra --además de lo que ha señalado en su intervención el presidente de la Junta-- yo me quiero quedar también con el talante abierto, acogedor y laborioso de los extremeños.
 
Extremadura se proyecta en el futuro y dibuja en él cada vez más oportunidades. Y lo hace después de vivir, como el resto de España, una lamentable etapa de crisis y desesperanza, que tenía en el paro su peor expresión.
 
Los extremeños lo saben bien. Hace algunos años el paro --que es lo que más afecta al futuro de la gente-- cada día superaba un nuevo y triste récord. Fueron cinco años de recesión, en los que además perdimos, y eso fue muy importante para el devenir de los acontecimientos, más de setenta mil millones de euros de recaudación en el conjunto de las administraciones públicas españolas.
 
Muchos creyeron que no seríamos capaces de salir adelante, pero es evidente que los españoles han demostrado que esos estaban en un enorme error.
 
Gracias al esfuerzo de todos los españoles, y dentro de entre ellos, de todos los extremeños encaramos la recuperación, y ahora vamos camino del quinto año consecutivo de crecimiento, y los últimos tres haciéndolo por encima del tres por ciento
Crecemos casi el doble que la media de la Unión Europea y este año ya hemos revisado la previsión al alza, porque las cosas --de momento-- van marchando de manera razonable.
 
Y lo más importante es que el empleo también lo hace. En los últimos doce meses  --fueron datos que hemos conocido la pasada semana-- el número de afiliados a la Seguridad Social, y esto es muy importante, ha aumentado en más de 615.000 personas. Hoy, tenemos la cifra más baja de desempleo de los últimos años. Somos el país de Europa que más empleo crea, pero tenemos que seguir en esa línea, porque todavía falta mucho y hay muchos españoles que quieren trabajar.
 
Extremadura no es ajena a estos buenos datos. En el último año, el paro se ha reducido aquí más de un ocho por ciento, según los datos que hemos conocido el pasado viernes.
 
Y como el motor de España está otra vez en marcha, podemos recuperar, también, las prioridades. Y la fundamental, como no puede ser de otra, es el bienestar de las personas.
 
Con motivo de la celebración del 25 Aniversario del AVE, en abril pasado, asumí, en Sevilla, que fue donde lo celebramos --fue la primera ruta del primer tren de Alta Velocidad--  el compromiso de que la conexión entre Madrid y Extremadura marcase para finales de 2019 el plazo final de las obras entre Badajoz y Plasencia.
 
Pues bien, en estos diez meses ha sido posible mejorar estas previsiones y la previsión de fin de las obras se ha adelantado al verano de 2019.
 
Creo que es la mejor muestra del compromiso con los extremeños, el acelerar esta conexión. Un objetivo y una conexión que está avanzando en tres tramos:
 
Primero, Madrid-Oropesa. En el caso Madrid-Oropesa, el Ministerio de Fomento acaba de adjudicar --hace tan solo dos semanas-- el estudio informativo del proyecto, con una inversión estimada  de más de 1.100 millones de euros.
 
El segundo tramo: Talayuela-Plasencia, ya en suelo extremeño, como saben mejor que yo. Se está avanzando en distintos subtramos: Talayuela-Arroyo de Santa María, que ya está finalizado; Navalmoral de la Mata-Casatejada, que está en obras; y otros cinco subtramos, tres de ellos en proyectos en adaptación, y dos con licitación ya iniciada. Hablamos de una inversión de casi novecientos millones de euros.
 
Y, por último, tercero, el tramo Plasencia-Cáceres-Badajoz --hasta el límite con la frontera que nos une a Portugal-- está muy avanzado. Ya se han finalizado las obras de plataforma en ocho tramos, y se encuentran en ejecución quince contratos. Como saben, el tramo de Alta Velocidad Plasencia-Badajoz está diseñado para pasajeros y mercancías, y los avances son muy importantes.
 
Hace diez días, se inició el trámite de contratación del proyecto de duplicación de vía del tramo Cáceres-Mérida. En abril esperamos terminar el tramo Grimaldo-Casas de Milla. Y en junio se finalizarán las obras del viaducto sobre el río Almonte, que será una gran obra de ingeniería.
 
La inversión estimada para la actuación completa del tramo Plasencia-Mérida-Badajoz asciende a casi 1.500 millones de euros, de los cuales ya se ha ejecutado el 66 por ciento.
 
Una vez entre en servicio el tramo Plasencia-Badajoz, todos los trayectos verán reducida sensiblemente su duración: 45 minutos menos para el trayecto Madrid-Cáceres; una hora menos en el caso de Madrid-Cáceres-Mérida, y un ahorro cercano a las dos horas, en el tramo Madrid-Cáceres-Badajoz. Estos tiempos mejorarán todavía más cuando entren en servicio los tramos entre Plasencia y Toledo.
 
Queridos amigos,
España es el país que mejor ha entendido que, en este siglo XXI, las distancias ya no se miden en kilómetros, sino que se miden en minutos. Y esa, y no otra, es la mejor forma de seguir apostando por nuestra tierra, para su crecimiento y para su conexión con el futuro. También la forma de satisfacer una justa demanda ciudadana a la que no somos insensibles.
 
Quiero anunciarles -en realidad lo hemos visto en el vídeo- que, paralelamente a estos proyectos, vamos a acometer una importante iniciativa: la rehabilitación y mejora de las estaciones de Plasencia, Mérida, Badajoz y Cáceres para que sean más seguras, más modernas, más accesibles y más cómodas. Queremos licitar los proyectos este mismo verano, con una inversión estimada de veinte millones de euros.
 
Y todas estas inversiones tienen una importancia capital, porque las infraestructuras son un motor para el empleo y abren oportunidades para todos, como decía el señor presidente de la Junta en su intervención. Impulsan la competitividad, promueven la vertebración territorial del país. Facilitan la accesibilidad, y, al mismo tiempo, conectan mejor -en este caso- con el resto de España y con el mundo, aumentando la calidad de vida y las posibilidades de futuro de la gente.
 
Por eso, vamos a sacar adelante también las obras de conexión ferroviaria de la Plataforma Logística del Suroeste Europeo, y redactar los proyectos de las terminales ferroviarias de mercancías intermodales en los parques industriales de Espacio Mérida, y Espacio Navalmoral.
 
Extremadura necesita disponer de un nudo de transportes de suficiente entidad, que le permita posicionarse dentro del marco logístico continental. Esta Plataforma favorecerá las exportaciones, logrará un sistema de transporte multimodal, seguro, eficiente y sostenible, que mejorará la competitividad y el movimiento de mercancías desde los puertos portugueses hacia España y hacia el resto de Europa.
 
Por eso, es un honor estar presente en la firma del Protocolo entre la Junta y el Ministerio de Fomento, en virtud del cual, la Junta asume los costes derivados del proyecto y de las obras, y ADIF se encarga de la redacción, la construcción, la puesta en servicio y el mantenimiento durante los  primeros cinco años de la nueva terminal ferroviaria de mercancías intermodal.
 
Este Convenio es fruto de la colaboración institucional entre  dos administraciones: la extremeña y el Gobierno de la nación. Como muy bien acabamos de escuchar hace un momento, los españoles nos piden que sepamos colaborar para solucionar sus problemas y para acortar la distancia, y no para hacer los trayectos más largos y complicados, y algunos, por lo menos, tomamos nota de esa justa y razonable petición.
 
Desde esa convicción trabajamos, también, en el corredor de Talavera de la Reina y en la conexión Mérida-Puertollano. Supone la ejecución de cuatro proyectos de renovación de la vía, con una inversión de más de 380 millones de euros.
 
Y no es esta la única actuación en red convencional de ferrocarril en Extremadura. Recientemente se han adjudicado las obras de renovación de vía del tramo Aljucén-El Carrascalejo, que permitirá que Mérida acceda a los tráficos de alta velocidad, mientras se construye el nuevo bypass.
 
En tanto se realizan las obras que traerán el AVE, vamos a seguir trabajando, y por eso aprovecho para compartir con ustedes la buena noticia que supone la recuperación, desde el jueves pasado, del Talgo que enlaza Badajoz y Madrid, con una conexión diaria de ida y vuelta, que está teniendo una gran acogida, con más de 2.570 billetes vendidos hasta hoy. Se recupera así, un servicio que había sido suprimido en 2010.
 
Y termino ya, pero no sin dejar de recordarles que hoy también firmamos con el presidente de la Junta de Extremadura el Convenio por el que se declaran Obligaciones de Servicio Público en las rutas aéreas Badajoz-Madrid y Badajoz-Barcelona.
 
La nueva distribución de frecuencias permitirá volar entre Badajoz y Madrid (ida y vuelta) en el mismo día. Se establecen once vuelos de ida y vuelta semanales, frente a los seis actuales, y se mantienen los cuatro de ida y vuelta semanales entre Badajoz y Barcelona.
 
Esto supondrá un importante incremento de la capacidad mínima de asientos en estas rutas: más de un 115 por ciento con Madrid, y de un 20 por ciento con Barcelona.
 
Además, con la entrada en vigor de esta Obligación de Servicio Público, se limitarán las tarifas máximas aplicables a los usuarios.
 
Señoras y señores,
 
Le reitero mi agradecimiento por acompañarnos en este acto. Ojalá pudiéramos celebrar muchos así.
 
Quisiera hacer referencia a algunas de las afirmaciones que ha hecho en su intervención el presidente de la Junta de Extremadura. Sin duda alguna, vivimos una etapa diferente, desde el punto de vista político; nunca sabremos si mejor o peor, probablemente, esto habrá que verlo con una cierta perspectiva. Pero lo importante es que los Gobiernos sean el Gobierno de la Nación, o el Gobierno de las Comunidades Autónomas, o las Corporaciones Locales sean capaces de cumplir su función más importante, que es atender, por encima de cualquier otra consideración al bienestar de las personas, a lo que le importa a la gente, a lo que le preocupa, a lo que desea y a lo que va a ir y repercutir en una mejor calidad de vida.
 
Hoy, hemos escuchado hablar aquí de asuntos, que, sin duda, son importantes, y que nos preocupan a todos, pensemos lo que pensemos; opinemos lo que opinemos sobre las diferentes formas de hacer manera (las cosas). Uno de ellos es la financiación autonómica. Creo que sería importante que llegásemos a un entendimiento, y voy a hablar con absoluta claridad, porque no tiene sentido que lo haga de otra manera.
 
Nosotros disponemos de 137 diputados en el Congreso de los Diputados, y saben que la mayoría necesaria para aprobar algo tan importante, como es un modelo de financiación  autonómica, es de 176 votos. No los tenemos.
 
Por otra parte, la mayor parte de las Comunidades Autónomas están gobernadas por el Partido Popular y por el Partido Socialista, por tanto, lo que dicen los números, pero sobre todo, por encima de los números, lo que dice la razón, la lógica y el sentido común, es que lleguemos a un entendimiento y tengamos pronto un modelo de financiación autonómica.
 
Yo puedo asegurarles a ustedes que haré todo lo que pueda y un poco más de lo que pueda, si es que eso es posible. Y haré todo lo posible e incluso, lo imposible, si también lo imposible es posible.
 
Hemos puesto a disposición de algunos que pueden ayudarnos un documento. Creo que si hay ganas y buena voluntad se puede conseguir algo positivo para todos, y si no, será muy difícil. Al final, la historia, por lo menos, la que yo he ido aprendiendo a lo largo de estos años en la vida política, me dice que para llegar a un acuerdo, lo más importante es tener voluntad de llegar a un acuerdo. Y que si uno se sienta en una mesa, con voluntad de llegar a un acuerdo, el ochenta por ciento del acuerdo ya está hecho. Luego, quedan los detalles, que, a lo mejor, es lo más importante, pero ya sólo es el veinte por ciento.
 
Por tanto, es muy importante lo que aquí hemos escuchado sobre la financiación autonómica, no es fácil, porque las posiciones son diferentes, hay quienes quieren que cuente sólo el criterio de la población; otros quieren que se tenga en cuenta la dispersión de la población, el propio envejecimiento, lo cual es lógico: no es lo mismo atender a una Comunidad donde la gente tiene pocos años, que atender a una Comunidad donde la gente tiene muchos; el gasto sanitario es diferente. No es lo mismo llevar servicios a grandes centros de población que a lugares donde la población está dispersa; hay sitios con mayores posibilidades y mayor nivel de riqueza que otros, y somos, y estamos muy orgullosos de serlo, un Estado solidario. Pero, insisto, lo más importante es que aquí todos mostremos nuestra disposición a llegar a un entendimiento.
 
Lo mismo ocurre con el asunto del agua. Este es un tema capital, y yo creo que una de las buenas noticias que estamos viviendo estos días en España, y ojalá dure un poquito más o mucho más, aunque no es fácil, es que llueve. Bueno, eso realmente es importante, hay quien no se lo toma en serio, pero éste, sin duda es uno de los problemas más importante que tenemos en nuestro país. Y hay muchas zonas de España, donde  las cosas, son de una manera, y hay otras que son de otra manera.
 
Creo que llegar a un gran acuerdo nacional en materia de agua es algo que solamente puede servir al conjunto de los ciudadanos, y a los que sean capaces, también de llegar a ese acuerdo.
 
Se ha mencionado también la Unión Europea. Sin duda, la Unión Europea es también España. Ahí es donde estamos, y ahí es donde vamos a estar en el futuro, y ahí es donde queremos defender nuestras posiciones y, también las del conjunto de todos.
 
Ahora, vemos que las coaliciones son necesarias. Hemos visto una muy buena noticia en Alemania, en fin, que revela el nivel de la clase política alemana, y por eso, Alemania es un gran país. Vamos a ver lo que sucede en Italia; confieso que soy incapaz de hacer un análisis ni bueno ni malo, fundamentalmente, porque desconozco cuáles son los resultados en este momento, no por otra razón, que algunos, a lo mejor estuvieran pensando aquí. Pero sí que hay una cosa que es muy importante, y con ello ya termino mi intervención, al final, de lo que se trata, como todos hemos dicho, es de atender los problemas de la gente.
 
Y los partidos políticos sirven para una cosa, para ser útiles a la gente, y sirven para ser útiles estando en el Gobierno, donde tienen que intentar y acertar, y, también, estando en la oposición, donde también se puede acertar, aportar mucho y ser útil.
 
Entonces, al final, lo que tenemos que decidir todos, cada uno en sus distintos ámbitos de responsabilidad, es cómo queremos ser útiles a nuestro país, si poniendo énfasis en las equivocaciones del Gobierno, que sin duda las habrá, porque hay pocos que no se equivoquen. O si hay que poner énfasis en cómo yo puedo ser útil a mi país, desde la oposición o desde el Gobierno.
 
Me ha gustado escuchar sus palabras, se lo digo con absoluta franqueza. A estas alturas ya puedo decir, con franqueza algunas cosas, y les agradezco a todos su presencia.
 
Muchísimas gracias.
 
(Transcripción editada por la Secretaria de Estado de Comunicación)

»Más Información