Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nuevaCompartir en Linkedin: abre ventana nuevaCompartir en Tuenti: abre ventana nuevaCompartir en Delicious: abre ventana nuevaCompartir en MySpace: abre ventana nueva

Declaraciones del presidente del Gobierno antes de la reunión del Partido Popular Europeo

Bruselas, jueves 9 de marzo de 2017

Presidente.- Buenos días. Como saben, estoy aquí porque tenemos la reunión del Consejo Europeo y antes, como es habitual, los diferentes partidos políticos tenemos una reunión de partido; por tanto, vengo a la reunión del Partido Popular Europeo donde hablaremos del Consejo.

A mí hay tres temas que me parecen importantes. El primero, vamos a hablar de la situación económica en la Unión Europea y las perspectivas de futuro. Yo soy optimista sobre la evolución de la economía europea y también de la española. Nosotros habíamos pronosticado que este año íbamos a crecer el 2,5 por 100, creo que vamos a crecer el 2,5 por 100 y creo que irá bien a final de año. El número de empleos que podremos crear este año, si mantenemos la estabilidad y no hacemos lo que no debemos hacer, puede estar claramente por encima de los cuatrocientos mil nuevos empleos y será un dato también muy positivo. Y pienso que el sector exterior va a seguir funcionando bien.

Por tanto, creo que, desde el punto de vista económico, esta senda de recuperación en la que ya llevamos algún tiempo va a continuar y hace falta que continúe, porque el objetivo es que haya veinte millones de personas trabajando en nuestro país. Por lo tanto, el primer tema es la situación económica. Insisto, creo que las cosas pueden ir bien si actuamos con sensatez y sentido común.

Segundo punto, el debate sobre el futuro de Europa. Mi posición está clara de cara a la reunión de Roma del próxima día 25. Tres ideas: la primera es que Europa es una historia de éxito, como dije el pasado lunes en París, y los que creemos en esa historia de éxito y los que creemos en esa región del mundo que se llama Europa, que es la primera potencia económica mundial, primera potencia comercial y tiene un sistema de pensiones, de sanidad y de educación para todos como no tiene nadie, tenemos que defender el proyecto.

En segundo lugar, tenemos que prestar atención a los temas que preocupan a los europeos, fundamentalmente, la lucha contra el terrorismo, la seguridad exterior, la política en inmigración, el crecimiento, el empleo, sobre todo el empleo juvenil, y el mantenimiento de los pilares de nuestro Estado de Bienestar.

Y, en tercer lugar, de cara al futuro, a dónde vamos, yo creo que Europa tiene que manifestarse como una región unida y, además, debemos aspirar a una mayor integración, tanto desde el punto de vista económico, como desde el punto de vista de la seguridad interior y exterior.

Esa va a ser mi posición.

Por último, hoy hay otro tema importante también en el Consejo que es la elección de su Presidente para los próximos dos años y medio. La posición de España, que ya se la he comunicado al primer ministro maltés, es de apoyo a Tusk. Creo que Tusk ha hecho un buen trabajo y creo, además, que Europa necesita estabilidad y no estar con cambios que no conducen a ninguna parte. Ahora que las cosas van razonablemente bien, con los problemas inevitables de toda obra humana, creo que es momento de mantener a Tusk y de decir: trabajamos por la estabilidad, la recuperación económica cada vez se va consolidando y eso es, a la fin y a la postre, lo que le importa a la gente.

P.- Presidente, esta mañana Albert Rivera le ha acusado de haber faltado a la palabra por incumplir lo acordado en materia de corrupción. ¿Hasta qué punto puede peligrar el pacto suscrito con la formación naranja?

Presidente.- Dos cosas, o tres. No he incumplido nada. Vamos a intentar reconducir esta situación, porque no conduce a nada. El pacto está ahí. Ya se han cumplido muchas cosas. Llevamos solo cuatro meses de legislatura, una legislatura habitualmente dura cuatro años y, desde luego, mi voluntad, en estos momentos, es que podamos llegar a acuerdo en los grandes temas que tiene España por delante. No tiene ningún sentido que haya disputas por un tema, cuando hay asuntos que realmente son capitales para la vida de los españoles.

Hace poco salieron, por ejemplo, los datos de la Seguridad Social: en el último año, 580.000 cotizantes más a la Seguridad Social. De eso es de lo que yo, como presidente del Gobierno, me quiero ocupar. Hay temas importantísimos: el futuro de Europa, esto que estamos hablando ahora, es un cambio muy importante para España; tenemos un debate sobre pensiones abierto, otro tema capital para España, y tenemos otro debate sobre el modelo educativo.

Esos son los temas importantes. De los demás también podemos hablar. Hay una comisión. Yo ya manifesté mi disposición a hablar, la mantengo y creo que en este momento lo mejor que podemos hacer todos es estar tranquilos y resolver las cosas como se resuelven habitualmente, que es hablando. No conozco otro procedimiento.

Muchas gracias.

»Más Información