Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

Los nuevos ministros prometen su cargo ante el Rey

La Zarzuela, Madrid, lunes 9 de julio de 2007

Elena Salgado, como ministra de Administraciones Públicas, César Antonio Molina, como titular de Cultura, Bernat Soria, de Sanidad y Consumo, y Carme Chacón, de Vivienda, han prometido hoy sus cargos ante el Rey, en el Palacio de la Zarzuela. Al acto han asistido el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, en su calidad de Notario Mayor del Reino, y la directora general de Registros y Notarías, Pilar Blanco-Morales. Tras prometer sus cargos, los nuevos titulares han acudido a las sedes de sus ministerios para tomar posesión de los mismos.  

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha estado presente en las cuatro tomas de posesión.

La primera en hacerlo ha sido la nueva ministra de Vivienda, Carme Chacón, que ha reconocido y agradecido la labor de su predecesora, María Antonia Trujillo, y ha prometido trabajar para que el precio de la vivienda "no trunque un sólo proyecto personal de vida".

Carme Chacón ha pedido a todas las Administraciones Públicas que piensen que la solución a los problemas de acceso a la vivienda trasciende por completo las opciones de partido, los colores políticos.

Por otra parte, el nuevo ministro de Sanidad, Bernat Soria, ha asegurado durante su toma de posesión que promoverá las políticas de investigación y desarrollo para generar "más bienestar, más salud, más riqueza y más puestos de trabajo".

Soria ha afirmado que mantendrá "las puertas abiertas" a todas las propuestas para mejorar la salud y el bienestar de los pacientes.

El titular de Sanidad recogía la cartera cedida por la ministra saliente, Elena Salgado, quien, a su vez, ha tomado posesión como nueva titular de Administraciones Públicas.

En la sede de su Departamento, Elena Salgado ha subrayado que en esta etapa culminará los procesos de reformas estatutarios ya iniciados por su antecesor en el Ministerio, Jordi Sevilla. Además, señaló como retos el nuevo modelo de financiación autonómica y poner la Administración al servicio de los ciudadanos.

También ha tomado posesión de su cargo el nuevo ministro de Cultura, César Antonio Molina, quien ha anunciado su intención de trabajar para convertir la cultura española en el motor de todas aquellas personas que hablan y se expresan en español en todo el mundo. Además, ha dicho que trabajará "denodadamente, con imaginación y entusiasmo, y escuchando permanentemente a todo el mundo".