Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nuevaCompartir en Linkedin: abre ventana nuevaCompartir en Orkut: abre ventana nuevaCompartir en Tuenti: abre ventana nuevaCompartir en Delicious: abre ventana nuevaCompartir en MySpace: abre ventana nueva

La ministra de Fomento inaugura la nueva estación de cercanías de Zaragoza-Goya

Martes, 03 de abril de 2012

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha inaugurado hoy la nueva estación de cercanías de Zaragoza - Goya, en Zaragoza, cuya construcción ha supuesto una inversión superior a 44 millones de euros, que ha sido sufragada por el Ministerio a través de Adif.

El acto inaugural ha contado también con la presencia de la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi; el alcalde de la ciudad, Juan Alberto Belloch, y los presidentes de Adif, Enrique Verdeguer y Renfe Operadora, Julio Gómez-Pomar; quienes han accedido a la estación a bordo de un tren de los que prestan servicio en las cercanías de la capital aragonesa.

Las nuevas instalaciones se convertirán en un referente arquitectónico y de movilidad para la capital aragonesa tanto por su diseño, gracias a un edificio plenamente integrado en el entorno urbano, como por su ubicación, al ser la más céntrica de la línea de cercanías. Suponen, además, una apuesta por la intermodalidad, al conectar con la línea 1 del tranvía, contribuyendo con todo ello de forma significativa al desarrollo socioeconómico y de la red de transporte público de Zaragoza.

Esta actuación es una muestra del decidido compromiso del Ministerio de Fomento de impulsar una infraestructura ferroviaria de referencia para los ciudadanos de Zaragoza, mediante una red de transporte de proximidad dotada de elevados estándares de calidad, eficiencia, seguridad, modernidad, funcionalidad, accesibilidad y sostenibilidad.

Asimismo, la nueva estación ofrecerá a los ciudadanos mejores y mayores oportunidades de movilidad, y representa un paso más en la profunda transformación que está experimentado Zaragoza, ligada estrechamente al desarrollo de las infraestructuras ferroviarias, como la llegada de la Alta Velocidad y la puesta en servicio de la línea de cercanías Casetas-Miraflores, que se verá impulsada con la entrada en funcionamiento de las nuevas instalaciones.

Nuevos servicios en la estación de Zaragoza - Goya

A partir de mañana 4 de abril, con la integración de Goya en la red ferroviaria de Aragón, se modifican los servicios de Cercanías y Media Distancia convencional a su paso por Zaragoza. De esta forma la reestructuración del servicio se establece de la siguiente manera:

Trenes de Media Distancia

  • Línea Zaragoza Delicias - Tudela / Castejón - Pamplona / Vitoria / Logroño: los servicios de procedencia/destino Pamplona/Logroño/Tudela/Castejón ampliarán sus paradas a Utebo, Portillo, Goya y Miraflores. El servicio Zaragoza Delicias - Salamanca se mantiene con las mismas paradas.
  • Línea Zaragoza Delicias - Arcos de Jalón - Madrid: los servicios de procedencia/destino Arcos de Jalón ampliarán sus paradas a Utebo, Portillo, Goya y Miraflores. El servicio Zaragoza Delicias - Madrid se mantiene con las mismas paradas.
  • Línea Canfranc - Jaca - Huesca - Zaragoza - Teruel - Valencia: se incorpora parada en Goya para todos los servicios. La relación Zaragoza - Huesca en Media Distancia se sustituye por la prolongación del trayecto hasta y desde Huesca de dos servicios por sentido Valencia - Zaragoza.
  • Línea Zaragoza - Mora - Barcelona: se incorpora la parada en Goya para todos los servicios.
  • Línea Zaragoza - Lleida: se incorpora la parada en Goya para todos los sentidos.

Trenes de Cercanías

  • Línea Casetas - Miraflores: este servicio se refuerza con trenes de Media Distancia que realizarán las mismas paradas que los Cercanías. Todos los trenes realizarán parada en Goya.

La racionalización y reestructuración de los servicios de Cercanías y Media Distancia en Aragón va a comportar un mayor aprovechamiento de los tráficos de trenes, así como una mayor vertebración del territorio y sobretodo, facilitar a los ciudadanos el acceso o salida del centro de la ciudad.

Además, las estaciones de Utebo, Portillo, Miraflores y Zaragoza Goya dispondrán de conexión directa con Tudela, Vitoria, Pamplona, Logroño, Calatayud, Castejón y Arcos de Jalón.

La relación entre Teruel y Madrid se ve beneficiada por el nuevo plan de servicios y Valencia conecta con Huesca y toda la zona Norte. La modificación horaria de los trenes mejora asimismo la conexión de los trenes regional con la alta velocidad de Barcelona, Madrid y Andalucía.

La puesta en servicio de la estación de Zaragoza Goya confirma la apuesta decidida de Renfe por la intermodalidad y la conectividad de todos sus modos de transporte. Además, esta nueva parada, permitirá a los viajeros conectar con el autobús urbano y la línea 1 del tranvía ya que está situada en el centro de la ciudad, en la avenida Francisco de Goya cruce con Gran Via.

Estas modificaciones pueden comportar ajustes horarios en las diferentes líneas de Aragón. Para más información, los clientes pueden consultar la página web www.renfe.com, teléfono 902 320 320 así como carteles y folletos informativos.

Características de la nueva infraestructura

Accesibilidad, modernidad, funcionalidad y confort

La nueva estación ferroviaria de Goya cuenta con un edificio de viajeros plenamente integrado en el entorno urbano. Su estructura se ha ejecutado mediante vigas de madera laminada y pilares cilíndricos de hormigón que sustentan una de las características más singulares de las nuevas instalaciones: una cubierta ondulada de cobre que conforma 1.006 metros cuadrados de superficie y que se va plegando en función de la altura, alcanzando un máximo de 10 metros.

La fachada del edificio está formada, en una parte, por un acristalamiento mediante muro cortina para aprovechar la luz natural y, en otra parte, con material porcelánico.

Un espacio diáfano define el interior del edificio de viajeros, con un vestíbulo de 561 metros cuadrados de superficie útil en los que se alojan la zona de atención al cliente, locales de uso comercial, taquillas, máquinas autoventa y aseos. El diseño de las nuevas instalaciones responde a las necesidades actuales basadas en una explotación integral del servicio, bajo los máximos estándares de funcionalidad, seguridad, modernidad y confort.

En la construcción de las nuevas instalaciones Adif ha tenido como una de las premisas básicas garantizar la accesibilidad y la movilidad de todo tipo de personas. Por este motivo, el edificio de viajeros es de planta única y el acceso se realiza a pie de calle desde la zona este, bajo la cubierta, y en la zona suroeste, junto al paseo Gran Vía y frente a la parada del tranvía.

Igualmente, la conexión entre el vestíbulo y el andén dispone, además de escaleras fijas, de dos escaleras mecánicas y un ascensor. Otras medidas incorporadas para garantizar la accesibilidad de personas discapacitadas han sido la instalación de encaminamientos de orientación en el pavimento del andén, mediante un solado diferenciado en el borde y bandas luminosas de leds.

Este sistema transmite información al viajero del paso de trenes en función del estado de las circulaciones: línea apagada en ausencia de tren; línea ámbar intermitente cuando el tren está entrando; línea ámbar fija cuando el tren está detenido; línea ámbar intermitente cuando el tren inicia el movimiento de salida y hasta abandonar la estación, y línea ámbar fija en caso de detectarse un fallo eléctrico, funcionando así como sistema de alumbrado de emergencia.

La obra de Goya, también presente

Una de las principales características del andén, que tiene una anchura en su parte central de 13 metros y una altura de 68 centímetros respecto a la cota de carril, es el revestimiento instalado a lo largo de sus 160 m de longitud útil y a ambos lados del mismo.

Este revestimiento, de acero vitrificado, está formado por 333 paneles de 1 m de longitud cada uno, 2 mm de espesor y una altura de 1,9 m, que incorpora además un tratamiento antivandálico. Los paneles se han serigrafiado con un diseño artístico inspirado en la pintura de Francisco de Goya y crean un panel continuo, en el que, sobre un fondo colorista y mediante una impresión digital, se reproducen imágenes de cuadros de las diferentes épocas del creador aragonés, contribuyendo a generar un entorno agradable para el viajero y al fomento, divulgación y conocimiento de su obra y del patrimonio artístico español.

Los trabajos se han completado con la construcción de dos salidas de emergencia situadas en dos isletas con una superficie aproximada de 3.000 m2, una situada junto al edificio de viajeros y otra en la zona oeste. Asimismo, se ha llevado a cabo la reurbanización del entorno, que ha consistido en el aglomerado de unos 9.000 m2 de calzada, la pavimentación de 8.600 m2 de acera, la colocación de mobiliario, como 34 bancos y la plantación de unos 90 arbustos y árboles.

Las nuevas instalaciones están dotadas de sistemas de detección y extinción de incendios, como detectores iónicos de humo, detectores de monóxido de carbono, una red de columna seca, bocas de incendios y dispositivos de agua nebulizada. Además, cuenta con cuatro ventiladores con una capacidad de extracción de 60 metros cúbicos por segundo cada uno.

También destaca la ejecución de dos acometidas de media tensión que alimentan a dos transformadores de 800 Kv cada uno y la adopción de criterios de eficiencia energética en la iluminación.

Unas obras de especial complejidad

La ubicación de la nueva estación, en la isleta central de la avenida de Francisco de Goya, en el tramo comprendido entre las calles Cortes de Aragón y Martín Ruiz de Anglada, y su integración en la infraestructura ferroviaria ya existente han sido los dos principales condicionantes, que han requerido un especial esfuerzo de planificación, diseñando la ejecución de los trabajos en diferentes fases para reducir las afecciones en superficie y al tráfico ferroviario.

Las operaciones más complejas consistieron en la adaptación del túnel ferroviario de ancho convencional que discurre bajo la avenida de Francisco de Goya a la nueva configuración.

En una fase previa se ejecutaron las pantallas perimetrales de la estructura, constituidas por una pantalla de pilotes de 380 m de longitud, 148 micropilotes y 20 pilas-pilote y sobre las que se sustentan los 5.200 m2 de la losa de cubrimiento.

Posteriormente se realizó la fase más compleja del proyecto mediante la adecuación del túnel ferroviario de ancho convencional, que comportó una ligera modificación de la rasante de las vías en una longitud de 410 metros y la demolición de 310 metros de la estructura, para lo que se vaciaron más de 54.000 metros cúbicos de tierras y materiales.

Una vez completadas estas obras, se procedió al montaje de la superestructura, que cuenta con vía en placa especialmente diseñada para reducir las vibraciones y el impacto sonoro generado por las circulaciones ferroviarias, y catenaria rígida; entre otros elementos, además de las instalaciones de seguridad y comunicaciones, para las que se ha instalado un nuevo puesto fijo del sistema de tren tierra. Para el montaje de vía se han utilizado 660 m de carril.

Durante la ejecución de los trabajos, se han adoptado un gran número de medidas para minimizar las molestias a los ciudadanos derivadas de aquellos trabajos realizados en horario nocturno para la construcción de la estructura, como la colocación de estructuras metálicas para atenuar los niveles de ruido generado por la maquinaria utilizada y el compromiso de acortar los plazos de ejecución de estas operaciones.

Máxima seguridad y control

Al igual que en otras obras de construcción de nuevas infraestructuras ferroviarias y teniendo en cuenta la densa zona urbana en la que se sitúa, Adif ha realizado un estricto seguimiento mediante un extenso plan de control y auscultación para garantizar la absoluta seguridad de los edificios próximos, del terreno y de las propias obras.

De este modo, antes de comenzar los trabajos se realizó un inventario pormenorizado con inspecciones en 35 fachadas, 21 zonas comunes, 26 viviendas y 9 locales de un total de 21 edificios.

Durante el proceso constructivo se instaló una red de instrumentación. Las mediciones recogidas por estos dispositivos y que eran analizadas diariamente, demostraron la nula afectación al terreno, las estructuras colindantes y a los túneles ferroviarios, demostrando la idoneidad del sistema constructivo adoptado.

»Más Información