• Enviar

Declaraciones del presidente del Gobierno antes y después de la reunión del Consejo Europeo extraordinario sobre el 'Brexit'

Bruselas, miércoles 10 de abril de 2019

Presidente.- Buenas tardes.

P.- Señor presidente, ¿una prórroga larga o corta?

Presidente.- Bueno, yo creo que las dos condiciones, al menos, que se está planteando el Gobierno de España para este Consejo Europeo son, en primer lugar, salvaguardar la unidad de los Veintisiete. Y, en segundo lugar, poner todo lo posible para que no se produzca una salida desordenada del Reino Unido de la Unión Europea. Es decir, que planteemos todo tipo de soluciones para que no se pueda producir algo que creo que sería muy negativo para la Unión Europea, y, también, en particular para el Reino Unido como es la salida desordenada.

Por tanto, vamos a esperar primero cuál es el planteamiento que hace la primera ministra May. Sabemos que están en contacto, ahora mismo, con el Partido Laborista, con el líder de la oposición, para ver si se puede llegar a un acuerdo alternativo vinculado con la Unión Aduanera. Hay que esperar a ver el resultado de esas negociaciones, pero lo que sí que creo que es importante, y eso es, al menos, lo que me gustaría trasladar al conjunto de la sociedad española, son varias cuestiones.

La primera, que el Gobierno de España viene con una actitud constructiva. Creemos que estamos ante una situación histórica que exige tener la cabeza fría. Ser conscientes de que hay que mirar las cosas con perspectiva, y que en, consecuencia, tan importante es garantizar la unidad de los Veintisiete, como también el tratar por todos los medios de que no haya un 'Brexit' desordenado.

Y, en todo caso, si finalmente no se puede producir esa salida ordenada del Reino Unido, trasladar a la sociedad española que el Gobierno de España ha hecho sus deberes, que se ha aprobado, se ha convalidado hace una semana, precisamente, un Real Decreto-ley, que nos habilita para tener todos los instrumentos necesarios para que esa salida dañe lo menos posible, desde el punto de vista económico, a nuestro país. Que se garantizan los derechos de los españoles que viven ahora mismo en el Reino Unido, y, también de los británicos que viven en nuestro país.

Pero creo que lo importante es saber exactamente qué plan ofrece la primera ministra británica al conjunto de los países de la Unión Europea, y a partir de ahí, actuar.

Nosotros, desde luego, vamos a tener la mejor de las actitudes. Creo que es en beneficio de todos, también del Reino Unido, pero, sin duda alguna, también de la Unión Europea, y, en particular, de España. Y paso a paso. Vamos a ver cuál es el planteamiento que nos hace el Gobierno británico.

P.- ¿En qué condiciones España puede apoyar una prórroga más larga de un año como plantea este intento. ¿No sería más lógico concentrarse en los temas europeos?

Presidente.- No es incompatible una cosa con la otra. Creo que podemos perfectamente centrarnos en temas europeos, de integración, pero sin duda alguna, estamos hablando de algo muy importante para la Unión Europea y también para el Reino Unido, que queremos que siga siendo un socio preferente de la Unión Europea. Y, sin duda alguna, España quiere tener las mejores relaciones con el Reino Unido. Tenemos muchos, también, ciudadanos españoles viviendo en el Reino Unido y viceversa.

Por tanto, creo que hay que ser lo suficientemente constructivos. Hay que ser lo suficientemente abiertos para ser conscientes del desafío que tenemos por delante. Y, desde ese punto de vista, el Gobierno de España va a tener la actitud más constructiva posible.

P.- (inaudible)

Presidente.- Bueno, es que yo creo que más allá de las condiciones lo primero, hay que escuchar al Gobierno británico qué es lo que nos plantea. Y a partir de ahí, ver exactamente qué es lo que podemos acordar los Veintisiete.

Pero, insisto, creo que, uno, lo más importante es la unidad de los Veintisiete, que hemos salvaguardado hasta ahora. Dos, siempre hemos defendido que el Acuerdo de Retirada es el mejor Acuerdo posible; si el Parlamento británico no lo acepta, pues nos tendrá que decir exactamente cuál es su posición. Me parece que en esas conversaciones entre el Partido Laborista y el Partido Conservador se está planteando un tercer escenario, que es una unión aduanera, vamos a ver si eso, finalmente, llega a buen puerto o no. Y, en todo caso, a partir de ahí pues el Gobierno de España junto con el resto de socios actuará en consecuencia.

Pero, insisto, creo que lo más importante, es, primero, escuchar a la primera ministra. Y a partir de ahí, decidir qué hacemos.

Pero, insisto, lo que es más importante, y esto creo que lo van a entender todos los ciudadanos españoles, es que no queremos es una salida desordenada del Reino Unido de la Unión Europea. No lo quiere tampoco el propio Parlamento británico. Por tanto, en ese difícil equilibrio, en esa intersección, vamos a ver si a lo largo del día de hoy podemos encontrar la solución.

P.- Presidente ¿ha decidido ya si irá al debate?

Presidente.- Esa es otra cuestión que tocará cuando toque. Ahora estamos en Bruselas, estamos hablando de un tema muy importante, y espero que con esto que os he dicho, pues, os haya dado algunas claves de lo que vaya a pasar en la tarde de hoy aquí en Bruselas.

P.- El señor Casado ha matizado, de alguna manera, sus palabras de esta mañana sobre el Salario Mínimo….(inaudible)

Presidente.- Bueno, yo lo que tengo que decirle a esto es que, bueno, parece razonable que matice, porque, claro, plantear como está planteando el que, en lugar de 900 euros, sea de 850 euros; es decir, la primera vez en la historia de la democracia que un partido político lo que está proponiendo no es aumentar el Salario Mínimo de cara a lo que ha planteado la Carta Europea, sino recortar ese Salario Mínimo, me parece que es, cuando menos, no solamente criticable, sino que, en fin, que lo matice me parece de obligado sentido común. A partir de ahí, hay que recordar que este Gobierno durante estos diez meses, ha llegado a acuerdos con sindicatos y patronal en cuestiones muy esenciales y muy importantes para el mercado de trabajo. Por ejemplo, el Plan de Empleo Digno, es decir, de luchar contra la explotación laboral, que ha sacado a 61.000 trabajadores y trabajadoras de contratos precarios, y se han convertido en contratos indefinidos, gracias también al aporte y al acuerdo de los sindicatos y de los empresarios con el Gobierno de España. Con lo cual, desde ese punto de vista nosotros tenemos muy claro que muchos de los avances que se han producido durante estos diez meses han venido de la mano de ambos.

Gracias.


DECLARACIONES DEL PRESIDENTE TRAS LA REUNIÓN DEL CONSEJO EUROPEO EXTRAORDINARIO SOBRE EL 'BREXIT'

P.- Presidente, ¿satisfecho con la decisión que se ha tomado? ¿Se ha prorrogado hasta el día 31 de octubre y la revisión en junio?

Presidente.- Sí. Yo creo que lo más importante es que salvaguardáramos la unidad entre todos los 27 Estados miembros, que se ha logrado, que pudiéramos llegar a un acuerdo con el Gobierno británico, y, sobre todo, el trasladar el que vamos a dar hasta el 31 de octubre para saber exactamente cuál es la evolución de los acontecimientos de la negociación que está manteniendo el Gobierno británico con el principal partido de la oposición, con el Partido Laborista. Y hacer, también, una evaluación el próximo 30 de junio sobre la situación.

Por tanto, creo que estamos ante un caso desafortunado que es la salida de un país miembro de la Unión Europea. Creo que la Unión Europea está demostrando altura de miras, perspectiva, compromiso también con el Reino Unido para tener la mejor de las relaciones a partir de su salida. Y, sin duda alguna, estamos poniendo toda nuestra inteligencia y nuestra voluntad política en que no se produzca un 'Brexit' desordenado. Un 'Brexit' que pueda lastimar con consecuencias económicas y sociales al Reino Unido, y, sin duda alguna, también, para a la UE.

La posición de España ha sido la de abrirse a una prórroga y una extensión del plazo, y más allá de la fecha, al final, los Veintisiete hemos acordado que sea el 31 de octubre.

P.- (inaudible)

Presidente.- Yo creo que lo importante es saber qué es lo que va a ocurrir. La decisión que va a tomar el Gobierno británico y la evolución del diálogo con el Partido Laborista durante las próximas semanas. Saber si se van o no a presentar a las elecciones europeas en caso de no llegar a un acuerdo. Y a partir de ahí, el 30 de junio, evaluar cuál es la evolución de los acontecimientos.

Creo que tenemos que estar abiertos a cualquier cuestión. Es decir, hay un sentimiento mayoritario dentro del Consejo Europeo de que no haya una salida desordenada en el Reino Unido de la Unión Europea. Pero también es cierto que no se descarta la salida desordenada del Reino Unido de la Unión Europea. Y, por tanto, las dos cosas que hay que trasladar son bien sencillas: uno, está la pelota en el tejado del Parlamento británico de llegar a ese acuerdo entre las dos formaciones políticas que pueden decidir el futuro del Reino Unido, en cuanto si sale o no, de manera ordenada o desordenada.

Y, en segundo lugar, trasladar la tranquilidad y la confianza a la ciudadanía española de que el Gobierno de España ha hecho los deberes por si se produjera la eventualidad desafortunada de que saliera de manera desordenada.

Pero creo que hay que ir paso a paso. Vamos a ver ahora qué es lo que hace la política británica, el Parlamento británico, las próximas semanas. Ojalá lleguen a ese acuerdo el Gobierno británico y el Partido Laborista. Y, en función de ello, el 30 de junio veremos cuál es la situación y, efectivamente, el 31 de octubre se tendrá que tomar una decisión.

P.- (inaudible)

Presidente.- En la resolución que tendrán ustedes a disposición en breve, se establecen cuáles son las condiciones de esa prórroga. Sin duda alguna, lo que se plantea es que los 27 Estados miembros podamos reunirnos para tratar temas que incumban a la Unión Europea, temas de política comunitaria.

Y, en relación con el primero de los asuntos, yo creo que esa es la voluntad de la primera ministra, el llegar a un acuerdo con el Partido Laborista.

Nosotros lo que hemos dicho es que, lógicamente ese acuerdo tiene que ser un acuerdo y ahí sí está reflejado en las conclusiones del Consejo, tiene que ser un acuerdo que sea respetuoso con los Tratados de la Unión Europea y con las Cuatro Libertades que definen a la Unión Europea. Y a partir de ahí, lo que hemos trasladado es nuestra voluntad de dar un espacio de tiempo al Reino Unido para que aclare su posición a ver si pueden llegar a un acuerdo. Y, en segundo lugar, salvaguardar los intereses de la Unión. Primero, en cuanto a la clarificación si va a participar o no el Reino Unido en las Elecciones Europeas. Y, en segundo lugar, que en el periodo de extensión que se le da, cualquier acuerdo que se pueda producir o incluso también la participación del Reino Unido en la política comunitaria, sea con una cooperación leal, y sea con una cooperación acorde a los principios y a los artículos del Tratado de la Unión Europea.

Por tanto, creo que hemos llegado a una solución razonable, de dar un tiempo, que demuestra que la Unión Europea lo que quiere es llegar a un acuerdo sobre la retirada de la Unión Europea por parte del Reino Unido, y ahora, insisto, depende del Reino Unido, de la política británica, del Parlamento británico, y, sobre todo, de la altura de miras que tenga, en este caso, el Gobierno británico y el Partido Laborista.

Y poco más podemos deciros.

P.-  (inaudible)

Presidente.- Creo que más que confiar, nosotros estamos ofreciendo todas las alternativas posibles al Parlamento británico para que lleguen a ese acuerdo.

Insisto, nadie quiere un "hard Brexit", una salida desordenada, pero nadie descarta esa salida desordenada.

Es verdad que se tendría que haber producido ya ese acuerdo antes del 12 de abril, como habíamos quedado en el anterior Consejo Europeo, desgraciadamente, no ha sido así. Hemos dado esta nueva extensión sujeta a lo que yo creo que tiene que ser fundamental, que es salvaguardar los intereses de la Unión Europea.

Creo que la gran lección que hay que sacar, en todo caso, de lo que está ocurriendo en el Reino Unido, es que cuando se plantean procesos de decisión, que se dejan en manos de la ciudadanía, basados en mentiras, como estamos viendo, se sitúa a una sociedad, en este caso, británica, lamentablemente ante un callejón sin salida.

Y lo que estamos viendo es precisamente al sistema político, nada más y nada menos, que de un gran país, como es el Reino Unido, no poder gobernar esta situación. Y lo que tenemos que hacer desde la Unión Europea es ser conscientes de la envergadura del desafío que tiene la sociedad británica y tratar de facilitar el que puedan llegar a un acuerdo. Y eso es lo que estamos haciendo. La fecha podrá ser una u otra, lo importante es dar el plazo de tiempo que necesite la política británica para encontrar la salida a esta situación derivada del referéndum que se produjo en el Reino Unido hace tres años.

Gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)

Más Información