Entrevista al presidente del Gobierno en funciones en los Desayunos de TVE.

Jueves 11 de julio de 2019

PEDRO SÁNCHEZ, presidente del Gobierno en funciones

Xabier Fortes.-  Presidente buenos días, gracias por estar en la televisión pública.

Presidente.- Un placer.

Fortes.- ¿Le ha pedido Pablo Iglesias ser vicepresidente de su Gobierno?

Presidente.- No me gusta a mí desvelar las conversaciones privadas. Lo que es evidente es que el método de negociación que hemos tenido con Unidas Podemos durante estas últimas semanas no ha sido el conveniente. Hemos mezclado muchas cosas. Hemos hablado de puestos, de contenidos. Y yo creo que es importante volver al principio, cambiar de método de negociación. Hablar, primero, de lo que importa, sin duda alguna, a los ciudadanos, que no es tanto quién va a llevar la Sanidad, sino, por ejemplo, extender a la salud bucodental y reconocerla dentro del Sistema Nacional de Salud, que es lo que estamos proponiendo los socialistas.

Sin duda alguna, es importante, también saber quién va a ser el ministro o ministra de Trabajo, pero más importante para los ciudadanos es saber si se va a seguir creando empleo y qué calidad va a tener ese empleo. Y qué sueldos van a tener los trabajadores y trabajadoras.

Y, por tanto, yo le anuncio que, hoy llamaré al señor Iglesias para poner en marcha dos equipos que empiecen a hablar de lo que importa a los ciudadanos, que aparquemos las diferencias, que es si es un Gobierno de coalición o un Gobierno de cooperación. Que hablemos de lo que importa a los ciudadanos. Y, a partir de ahí, vayamos planteando una solución, que yo creo que es positiva para el conjunto de la ciudadanía española.

España necesita un Gobierno, y ese Gobierno, el Gobierno que nosotros estamos proponiendo es un Gobierno progresista, para eso estamos marcando como socios preferentes a Unidas Podemos, pero que no dependan de las fuerzas independentistas. Y, por eso, también estamos mirando a Ciudadanos y al Partido Popular para que no al menos voten a favor, pero sí con su abstención faciliten la constitución de un Gobierno el próximo 22 de julio.

Fortes.- Acaba usted de informar de esa llamada que va a hacer en las próximas horas a Pablo Iglesias. ¿Quiere decir eso que por las dos partes no se está enfocando bien la negociación, que lo de hace 48 horas, lo del pasado martes, hubo desazón en la ciudadanía, y también en el votante progresista?

Presidente.- Sin duda alguna, el método no ha funcionado, porque estamos encallados.  Estamos hablando de muchas cosas a la vez. Y, por tanto, creo que lo importante es volver al punto de arranque, cómo podemos empezar a desencallar una situación que, efectivamente, está parada, está paralizada.

Yo defiendo el Gobierno de cooperación, y creo que, además, con argumentos muy sólidos. Pero, en todo caso, creo que lo importante no es hablar de quién va a ser ministro o ministra de Sanidad o el ministro o ministra de Trabajo o el ministro o ministra que lleve la Seguridad Social, sino las pensiones de nuestro mayores, el trabajo de los españoles. Y, sin duda alguna, también, el Sistema Nacional de Salud del conjunto de la ciudadanía española.

Fortes.- Irene Montero acaba de decir que están dispuestos de nuevo a las negociaciones, y que el PSOE abandone líneas rojas. ¿Usted también quiere que Podemos abandone líneas rojas? Le tengo que volver a preguntar. No me desvele lo que hablaron, simplemente, ¿sería una línea roja que estuviera o no Pablo Iglesias en ese Gobierno?

Presidente.- Pero mire, si el problema es otro. Fíjese, nosotros con Unidas Podemos durante estos últimos 12 meses hemos hecho muchas cosas juntos. Hemos subido el Salario Mínimo Interprofesional; hemos recuperado la universalidad de la Sanidad Pública; hemos, por ejemplo, recuperado el subsidio al desempleo de aquellos mayores de 52 años que están parados. Hemos hecho cosas juntas. Es decir, es evidente que hay puntos de coincidencia con Unidos Podemos.

¿Cuál es el problema? Un Gobierno tiene que ser un Gobierno que goce de cohesión interna, y la cohesión interna, evidentemente, no solamente implica políticas tan importantes como la políticas sociales, también otras políticas de Estado, donde, evidentemente, nosotros tenemos unas discrepancia muy serias con Unidas Podemos.Unidas Podemos, por ejemplo, en la cuestión catalana no solamente está defendiendo el derecho a la autodeterminación, también, cuando se aplicó, desgraciadamente, porque lo tuvimos que hacer ante el desafío secesionista en el año 2016 y 2017, el artículo 155 de la Constitución Española, para defender la soberanía nacional, y la integridad territorial, ellos recurrieron la aplicación del artículo 155 ante el Poder Judicial.Hablan de presos políticos. Si hablas de presos políticos es porque consideras que hay una forma de entender el Estado de nuestro país que es distinta a la que defiende el Partido Socialista. El Partido Socialista defiende que no hay presos políticos: que hay políticos presos, que, supuestamente, han cometido una serie de ilegalidades que ahora mismo están siendo dirimidas en el Tribunal Supremo.

¿Qué es lo que quiero decir con esto? Lo que quiero decir con esto es que es evidente que existen diferencias y discrepancias de fondo que harían que un Gobierno de esas características que está proponiendo Unidas-Podemos es un Gobierno que se va a paralizar por sus propias contradicciones internas.

Fortes.- También es cierto que Pablo Iglesias con respecto a la cuestión catalana dijo que sería muy disciplinado con la línea que marcara el propio Gobierno, y usted, en concreto.

Presidente.- Sí, mire, señor Fortes, yo, ¿qué le digo? Si, desgraciadamente, en esta legislatura, ante las puertas de una sentencia que va a hacer el Tribunal Supremo en breves meses, los independentistas catalanes vuelven, como están diciendo que no han abandonado la vía unilateral, que lo volverían a hacer. Vuelven a hacer algo como lo que hicieron hace dos años, ¿Unidas Podemos va a apoyar al Gobierno de España en la aplicación, hipotética, que yo no deseo, insisto, yo no deseo, porque yo soy un presidente que quiere resolver la cuestión catalana, que no ha renunciado al diálogo dentro de los límites que marca, que son muy  amplios, la Constitución, estaría en un Gobierno que apoya el artículo 155 de la Constitución, que lo debe aplicar? ¿Estaría en un Gobierno que cree que no son presos políticos, sino que son políticos presos que están ahora mismo rindiendo cuenta ante la Justicia, como consecuencia de supuestos hechos ilegales que se cometieron durante esa época?

Lo que quiero decir con esto y no quiero subrayar las diferencias, yo defiendo el Gobierno de cooperación, porque creo que ha sido bueno para el país, porque hay políticas sociales que se están poniendo en marcha gracias a la cooperación y al entendimiento de Unidas Podemos y del Partido Socialista.  Pero mi responsabilidad como presidente del Gobierno es garantizar no solamente la investidura sino un Gobierno que haga posible todos los avances que necesita nuestro país: En justicia social, en transición ecológica, en una recuperación de derechos laborales que ahora mimos se vio subvertida como consecuencia de la reforma laboral del Partido Popular en el año 2012, de reconstrucción y de recuperación del Estado del bienestar.

Todas estas cuestiones, sin duda alguna, podemos hacer muchas de ellas con Unidas Podemos, pero hay que ser conscientes también, y hay que decirlo claramente a la ciudadanía, que un Gobierno son la políticas sociales, muy importantes para un presidente de izquierda, como puedo representar yo, pero, sin duda alguna, también, las cuestiones de Estado. Y en las cuestiones de Estado, insisto, hay discrepancias de fondo. Y esas discrepancias de fondo son discrepancias en cuanto a la concepción y al diagnóstico de problemas, como es, por ejemplo, el de la crisis de  convivencia que se está viviendo en Cataluña.

Fortes.- Fechas. Investidura, en  dos días, martes y jueves, dentro de semana y media se habla mucho de ello. Si no sale usted investido ¿Llegará a septiembre con una tercera convocatoria o habrá elecciones?

Presidente.- A mí me gustaría decirles a los telespectadores que en muchas ocasiones, en los análisis, se soslaya, no se subraya cuál es el procedimiento que está reglado en la Constitución. Es decir, yo soy candidato a la Presidencia del Gobierno, porque el Rey me ha designado como candidato. Es decir, si yo no gano esta investidura el próximo 22, 23 y 24 de julio es evidente que mi candidatura como candidato a la Presidencia del Gobierno decae. Y, por tanto, es al Jefe del Estado a quien le corresponde, de nuevo, volver a hacer una ronda de consultas y saber si hay, digamos, agua en la piscina, para poder volver a presentar una segunda investidura. Pero eso ya no depende de mí, ni depende tampoco de las fuerzas parlamentarias.

Por eso, yo creo que lo que es importante es decirle al resto de los Grupos parlamentarios que, sin duda alguna, la principal responsabilidad de que haya un Gobierno la tiene la primera fuerza política de este país que es el Partido Socialista. Yo la asumo. Yo quiero negociar con todas las fuerzas políticas. Pero el que haya Gobierno en España no solamente depende del Partido Socialista, no solamente incumbe a los votantes del Partido Socialista, incumbe a todos los españoles, y, en consecuencia, a todos los partidos políticos.

Por eso, yo hago un llamamiento, al saber que no hay un Gobierno alternativo al del Partido Socialista, por la diferencia de escaños que se ha sacado en las elecciones del 28 de abril, hago un llamamiento a todas las fuerzas políticas, los cuatro principales partidos políticos a que arrimen el hombro y que el próximo 22, 23 de julio haya un Gobierno en España. Y, luego, que hagan la oposición que quieran. Que Ciudadanos y que el Partido Popular pugnen por ver quién lidera la oposición, pero que haya un Gobierno para que puedan hacer oposición.

Fortes.- Ello me lleva a la reflexión siguiente.  Hay una carta, que circulaba ayer, y que viene en algunos diarios, de un grupo importante de diputados y exdiputados que dicen, y le piden al Partido Popular que como ellos hicieron, aunque no coincidan, pues, se abstengan. ¿Usted conocía esa carta?

Presidente.- Yo no conocía esa carta, y agradezco, de hecho, el que, excompañeros del Partido Socialista lo hagan hecho.

Pero fíjese, yo le voy a hacer, como presidente del Gobierno yo creo que tengo la responsabilidad también de tratar una garantía y una salida al país en esta cuestión. Vamos a ver, aquí hay dos problemas: Uno es coyuntural, y el otro, estructural. El estructural es que tenemos un artículo 99 de la Constitución Española, que no funciona?

Fortes.- ¿Habría que reformarlo?

Presidente.- Hay que reformarlo. Este es el primer acuerdo de país que yo voy a ofrecer al conjunto de fuerzas parlamentarias. Es decir, lo que no tiene ningún sentido, es que el 15 de junio pasado, todos sepamos que cuando se convoca un pleno del Ayuntamiento de Barcelona, de Madrid, de Santander, de Bilbao o de Cádiz ese día sale un Gobierno, ¿por qué? Porque si no hay una mayoría absoluta, gobierna la lista más votada.

Yo no digo que esa sea la fórmula para la gobernabilidad de España, pero es evidente que tenemos que encontrar un mecanismo que permita una investidura. Y que impida coaliciones negativas que, precisamente, pueden abocar a la repetición sistemática electoral.

En segundo lugar, esa es, digamos, el planteamiento estructural que es importante ofrecer a la Cámara, y yo lo voy a hacer en mi discurso de investidura y, sobre todo, a las principales fuerzas políticas.

En tercer lugar, está el problema coyuntural. En el problema coyuntural aquellas formaciones políticas al Partido Popular y a Ciudadanos, también singularmente a Unidas Podemos, yo lo que les ofrezco es un acuerdo de país. Y ese acuerdo de país es: garanticemos la gobernabilidad; pongamos encima de la mesa, como primera media la reforma constitucional del artículo 99, para que esto sea la última vez que ocurra en todo proceso de investidura futura.

Fortes.- ¿Habría más reformas constitucionales, aprovechando ya que se abre el melón?

Presidente.- Sí. Yo ya he ofrecido, y lo hicimos en el anterior, en los 12 meses que estuvimos  al frente del Gobierno, la reforma del artículo 49 para definir, yo creo que de una manera mucho más adecuada, certera, a las personas con diferentes capacidades que ahora mismo no se reconocen en cómo están definidas en la Constitución Española. Y, también, lógicamente, la supresión de los aforamientos para los políticos en el ejercicio de la acción pública.

Fortes.- ¿Y la prevalencia del varón sobre la mujer en la …?

Presidente.- Sin duda alguna.

Fortes.- Hablamos del Partido Popular. Le preguntaba por lo de la carta, porque muchos ponen el foco, hombre, eso fue lo que no hizo Pedro Sánchez, cuando le tocó.

Presidente.- Y tienen razón. Pero es que, fíjese, todo hay que mirarlo en su contexto, digamos, políticos.

En 2016, ¿qué es lo que ocurrió?, el agotamiento de un proyecto político, el del señor Rajoy, y del Partido Popular, muy probablemente, no, seguro, por la crisis que hizo o la gestión que hizo por la crisis económica, pero, sin duda alguna, por la corrupción. De hecho, es evidente, que, luego, hubo una moción de censura que sacó al Gobierno del Partido Popular por la sentencia famosa de la Audiencia Nacional sobre el 'caso Gürtel'.

Y, en segundo lugar, hay que recordar que el señor Rajoy perdió; pasó de ciento ochenta y tantos escaños a 123 escaños. Es decir, hubo un retroceso muy significativo del Partido Popular aún, efectivamente, teniendo en cuenta que siguió siendo la primera fuerza política de este país.

En el caso de 2019 es completamente distinto, se está abriendo un nuevo ciclo político. Los españoles han dicho que quieren  el Partido Socialista. Lo dijeron el 28 de abril. Lo dijeron con mayor contundencia el 26 de mayo, y, por tanto, yo lo único que pido es, si al final es imposible llegar a un acuerdo con unos y con otros, porque  bueno, pues antepone una serie de intereses que, a mi juicio, son los equivocados, pero, bueno, cada uno es legítimo para defender sus intereses, al menos, que permitan gobernar a la lista más votada. Yo creo que eso daría una solución, una salida a esta crisis de la investidura que tenemos para afrontar de verdad esa reforma que haga que ésta sea la última vez que un candidato a la Presidencia, pues, sufre un bloqueo de estas características.

Fortes.- Este es el barómetro. El reparto de los escaños. Partido Socialista, 123; 42 es su socio preferente, habría que seguir sumando, luego lo hacemos, pero sería, digamos, esto la base para una investidura, y también para una legislatura.

Hace un tiempo, unos meses, usted, en una entrevista con Jordi Évole usted dijo que había sufrido fuertes presiones económicas, el 'establishment', por así decirlo, para romper esa posibilidad de acuerdo.  ¿Las ha sufrido en los últimos días?

Presidente.- No, en absoluto. Soy el presidente del Gobierno en funciones.

Fortes.- Pero han podido hacerlo, también.

Presidente.- Pero mire, al contrario. Si con Unidas Podemos, insisto, tenemos muchísimas cuestiones con las que nos podemos entender, en el ámbito social, en el ámbito de la transición ecológica, en la recuperación de derechos laborales. Pero, insisto, un Gobierno, un Gobierno tiene que gozar de cohesión interna. Y esa cohesión interna no es solamente en los temas sectoriales, muy importante para un Gobierno de izquierdas, como puedan ser los sociales. También es el tema catalán.

Y el tema catalán, además, no es algo que yo haya provocado, ni que haya provocado, tampoco Unidas Podemos. Es algo que nos viene legado de muchos años de inacción por parte de la Administración del Partido Popular, de una absoluta falta de responsabilidad institucional y democrática por parte de las fuerzas independentistas, que ahora mismo están gobernando en Cataluña, y un calendario que nos viene dado de una sentencia que se va a producir previsiblemente, en el otoño de este año.

¿Qué es lo que le quiero decir con esto? Que un Gobierno tiene que afrontar cuestiones muy importantes para este país, que tienen que ver con la convivencia, con la reivindicación y la fortaleza de nuestro Estado Social y Democrático de Derecho. Y en esta cuestión nosotros tenemos discrepancias de fondo.

Por tanto, el haber planteado una cooperación donde no estamos hablando de la presencia de ministros y ministras de Unidas Podemos en el Consejo de Ministros, pero sí de una representación de Unidas Podemos en distintos ámbitos de la Administración Pública; el haber dicho que son un socio preferente parlamentario, el plantear que vamos a hacer un programa con contenidos y avances sociales durante estos próximos cuatro años. Y, además, una comisión de seguimiento para evaluar el grado de cumplimiento de esos acuerdos, a mí me parece, honestamente, honestamente, señor Fortes, me parece la propuesta más sensata, más realistas y más generosa que ahora mismo podemos hacer en el contexto y en la política actual.

Fortes.- Tres cuestiones y después le cedo el turno a mis compañeros, dice usted que hay diferencias de fondo que no permiten un gobierno de coalición pero ustedes también dijeron que eso no se puede producir porque no suman, si sumasen esas diferencias de fondo seguirían existiendo ¿Habría gobierno de coalición?

Presidente.- Fíjese, efectivamente, usted tiene razón. Nosotros tendríamos 176 escaños. En muchas ocasiones se dice en Europa existen los gobiernos de coalición. Vamos a poner el caso de Alemania, que es digamos el paradigma de todas las coaliciones. Es verdad que existen otras coaliciones en Europa, hay otros países, por ejemplo, en Dinamarca o Portugal donde no hay coaliciones donde hay un gobierno en minoría del Partido Socialista con fuerzas de izquierdas apoyando desde fuera. Pero pongamos el caso de Alemania. En Alemania, no existe una crisis territorial como la que nosotros estamos sufriendo en España. Punto uno. Punto dos: si existiera esa crisis territorial, yo estoy convencido de que el SPD y la CDU tendrían una aproximación en cuanto a la naturaleza de la crisis que se está viviendo en Cataluña y sus soluciones semejantes. Éste es el problema que nosotros tenemos con Unidas Podemos.

Fortes.- Eso sería igual, pero entonces no entiendo el argumento de no hacemos coalición porque no sumamos porque si suma, el problema territorial seguiría existiendo.

Presidente.- Pero, fíjese, esta cuestión lo planteamos sobre todo cuando dice Unidas Podemos que nosotros no hemos llegado o no hemos planteado la ejecución de los acuerdos durante estos doce meses tal y como nosotros los acordamos con ellos. Yo niego la mayor. En su mayoría, lo hemos hecho. Pero, en todo caso, en aquellas cuestiones, por ejemplo, como el Decreto de vivienda donde no pudimos efectivamente llegar a materializar al cien por cien el acuerdo que tuvimos con ellos en la pasada legislatura fue como consecuencia de que no teníamos una mayoría absoluta y, por tanto, teníamos que ir sumando otras formaciones políticas de centro derecha nacionalistas como es el Partido Nacionalista Vasco, por poner un ejemplo, donde evidentemente ellos también plantean su aproximación a cómo resolver la crisis del alquiler de la vivienda. Por tanto, lo que quiero decir con esto es que hay un sumatorio de razones objetivas para ser conscientes de que no podemos mimetizar o no se puede hacer una tautología de lo que representa un gobierno de coalición en el Ayuntamiento de Barcelona, como ayer por ejemplo se firmó, o un gobierno de coalición en Valencia, como se ha afirmado hace más de un mes a lo que representa la gobernabilidad de nuestro país.

Fortes.- En esa conversación con Pablo Iglesias que va a tener por la tarde ¿Van a hablar ya, aparte de programas, de perfiles de ministrables del entorno de Podemos o de Podemos?

Presidente.- Yo dejé la puerta abierta a que, efectivamente, Unidas Podemos pudiera plantear algún independiente de reconocido prestigio que pudiera incorporarse al Gobierno.  No parece que tampoco les contentará esta solución. Insisto el planteamiento es político. No es un planteamiento de reparto de sillones, de cuotas de poder. Es un planteamiento en el que, como presidente del Gobierno, yo tengo que garantizar varias cosas: la primera, una investidura; el segundo, un gobierno que funcione; la tercera, estabilidad y la cuarta, una suficiente cohesión interna para que los desafíos que tenemos por delante como Estado sean respondidos de una manera adecuada que es lo que estoy planteando a partir de ahí. Mire nosotros no tenemos ningún problema en compartir ese poder. Lo que necesitamos es un planteamiento serio generoso y sin duda alguna también realista respecto a la coyuntura política de nuestro país.

Fortes.- Una última cuestión muy brevemente, y ya empezamos con Anabel, ¿ha hablado ya con Albert Rivera que ha sido ingresado?

Presidente.- Le mandé un mensaje ayer. No he querido llamarlo porque evidentemente no creo que esté en las circunstancias… le deseo lo mejor y que se recupere cuanto antes.
Fortes.-  ¿Qué le parece que no vaya a verle? ¿El mensaje no lo ha completado con un "podemos vernos"?

Presidente.- No, una cosa es una cosa y otra es otra. Desde aquí le deseo una pronta recuperación más allá de las discrepancias lógicamente políticas que tenemos. Yo no tengo una mala relación personal con el señor Rivera. Yo sí que creo que se está equivocando. Yo deploro el que ni tan siquiera haga el esfuerzo de reunirse con quien ha sido elegido por parte del Rey, y sin duda alguna como consecuencia de los votos de los españoles, como primera fuerza política para intentar formar un gobierno.

Entre otras cosas porque creo que la formación de un gobierno, dadas las características parlamentarias que tenemos en el Congreso, no dependen solamente del Partido Socialista. Por eso digo, que todas las formaciones políticas tienen que arrimar el hombro para resolver esta crisis de investidura. A partir de ahí, insisto, yo tengo las puertas abiertas para reunirme con el señor Rivera tantas veces como él considere oportuno.

Fortes.- Le comentaba lo que viene porque fue ingresado por si no lo sabe alguno de nuestros televidentes, por una gastroenteritis. Empezamos ya el turno de preguntas, Anabel.

P.- Anabel Díez. Sí, señor Presidente. Supongo que hay muchos motivos de desconfianza también que esgrime Unidas Podemos, uno de ellos al menos eso lo dicen públicamente, es que su propensión sería la de pactar, ellos dicen con la derecha, que si usted pudiera lo que pasa es que el señor Rivera le da calabazas, pero que su propensión natural sería que hubiera un pacto con Cs. Esto es así,  si usted pudiera, como dicen también bastantes ciudadanos ¿haría un pacto con Cs y no con Unidas Podemos?

Presidente.- Yo quiero entenderme con Unidas Podemos, el socio preferente del Gobierno del Partido Socialista, es Unidas Podemos, sin duda alguna, porque tenemos muchos puntos de coincidencia, pero insisto, tenemos también algunos puntos de discrepancia que van a definir este mandato, esta legislatura, e insisto, no es un calendario que nosotros hayamos impuesto, no es un calendario que nosotros hayamos provocado, es un calendario que nos viene impuesto por una realidad política que nosotros hemos heredado como consecuencia, a mi juicio principalmente, de la irresponsabilidad de los líderes independentistas, también de una cierta inacción por parte de la anterior Administración del Partido Popular y en consecuencia tenemos que gestionar esa realidad y esa realidad exige de un gobierno con una cohesión interna absoluta. ¿Eso significa que no tenemos que encontrar parcelas donde poder compartir responsabilidades ejecutivas Unidas Podemos y el Partido Socialista? Yo creo que sí se pueden encontrar, pero para eso todos tenemos que hacer un ejercicio de responsabilidad y de generosidad. Por eso he dicho que lo importante es volver al comienzo, rebobinar y volver al punto de partida. Plantear una negociación, no mezclando todo, sino hablando primero de contenidos, ver dónde podemos llegar a acuerdos y finalmente, desentrañar, desvelar, cómo podemos materializar ese gobierno que ejecute todos los contenidos que nosotros hayamos podido lograr. Insisto,¿ es importante quien va a ser la ministra o el ministro de Sanidad? sin duda alguna, pero es mucho más importante para los ciudadanos saber qué apuesta se hace por la salud pública en nuestro país.

P.- Iolanda Mármol. Presidente, ha abierto la puerta a independientes de reconocido prestigio de la esfera de Podemos. Dentro de esa categoría de independientes, usted es el presidente del Gobierno en funciones incluiría a personas, por ejemplo a diputados, no de Unidos Podemos, sino de confluencias, por ejemplo, Equo, las Mareas, ¿Entrarían dentro de esa categoría de independientes de reconocido prestigio por ejemplo, si tuvieran una carrera previa?

Presidente.- Yo a priori no tengo ningún prejuicio ni con militantes o compañeros y compañeras de Unidas Podemos, de sus confluencias. Insisto, yo creo que he hecho, hice un gobierno hace doce meses, donde más de un tercio son personas de reconocido prestigio, independientes, que nada tienen que ver con una afiliación política al partido socialista. Y creo que eso fue además premiado por la ciudadanía porque planteé un gobierno abierto a la sociedad y no un gobierno cerrado a las lógicas partidistas que de alguna forma es lo que puede plantearse a través de un gobierno de coalición. Por tanto, si Unidas Podemos tiene un planteamiento semejante a este, estaría dispuesto a abrirlo. ¿Por qué? porque me parece que podemos hacer muchas cosas juntos, pero insisto, hay elementos centrales de la política, no de las políticas, de la política de Estado, que exigen de una cohesión interna que ahora mismo, como consecuencia de las discrepancias que nosotros mantenemos con Unidas Podemos, no podemos garantizar. Y esto es algo que le he dicho en muchas ocasiones al señor Iglesias, que me gustaría también trasladar a la opinión pública. Que un gobierno exige lógicamente de políticas sociales, esa es mi principal prioridad, de avances sociales, de recuperación de derechos, sobre todo en el ámbito laboral, de consolidación del crecimiento económico, de hacer realidad la transición ecológica de nuestro país, de abordar la digitalización de nuestro país, pero también lógicamente, de afrontar crisis sistémicas que afectan a la soberanía nacional, a la integridad territorial, que van a exigir de la generosidad de todos. Y la generosidad de todos exige, implica, que Unidas Podemos sea consciente de que hay tales discrepancias, que lo mejor para garantizar un gobierno progresista, es un gobierno de cooperación como el que estamos proponiendo nosotros.

P.-Ignacio Camacho. Sí señor presidente, buenos días, cuando usted logre un acuerdo con Unidos Podemos, le seguirán faltando un puñado de votos, con el PNV y algunos grupos minoritarios regionales, pero aun así le haría falta al menos, alguna abstención más, que sólo pueden venir de los partidos separatistas o de Bildu, salvo que usted entrase en el juego que le propone Unión del Pueblo Navarro de canjear el Gobierno de Navarra por su apoyo ¿Qué prefiere?

Presidente.- Vamos a ver, yo creo que he sido claro desde el principio. La crisis de investidura solamente se puede resolver entre los cuatro principales partidos que tiene el país. Excluyo a Vox. Entre el PP y Ciudadanos, Unidos Podemos y el Partido Socialista. Yo he propuesto un gobierno progresista que no dependa de las fuerzas independentistas. El gobierno progresista exige de un entendimiento, ya veremos cómo, con Unidas Podemos y que no dependa de los independentistas exige del compromiso del Partido Popular y de Ciudadanos. ¿Yo qué les pido a ellos? Yo les pido que me voten a favor. Lo único que les pido es que en tanto en cuanto no hay alternativa, porque las mayorías parlamentarias lo impiden, a un gobierno distinto al que pueda ser liderado por el Partido Socialista, al menos que faciliten la constitución de su gobierno. Insisto, estoy hasta incluso abierto a negociar con ellos la abstención. Esto se lo he dicho tanto al señor Casado como el señor Rivera. Desgraciadamente hasta hoy lo que he encontrado ha sido el no. Pero espero que hagan un ejercicio de responsabilidad y de reflexión.

P.- Ignacio Camacho. Si no lo hacen ¿necesita la abstención de algún partido separatista?


Presidente.- Pero fíjese señor Camacho, yo entiendo su planteamiento, pero estas cuentas que se hacen añaden o mejor dicho, les falta una aproximación. El apoyo de una formación política, como pueda ser Navarra Suma, puede restar el apoyo de otras formaciones políticas. Por tanto hay sumas que restan. Y esto a lo mejor para los ciudadanos que no están en el día a día de la política, pero para ustedes sí que están en el análisis diario de la política, saben perfectamente que de lo que estoy hablando. Probablemente el apoyo de una formación política como Navarra Suma implicaría el no apoyo del Partido Nacionalista Vasco a esa investidura y por tanto, estaríamos hablando de que dos que ganas, seis que pierdes. Insisto, esos son los márgenes para llegar a esos 176.  A mí me parece que es mucho más responsable  que principales partidos como el PP y como Cs, que se dicen partidos de Estado, permitan constituir un gobierno y que el primer acuerdo de país que pongamos encima de la mesa sea la reforma constitucional para que el próximo candidato a la Presidencia del Gobierno, cuando sean las elecciones dentro de cuatro años, pues no sufra lo que sufrió el señor Rajoy hace cuatro años o lo que estoy sufriendo ahora mismo en esta investidura.

Fortes.-Un minuto nos queda, breve, además de otras preguntas para el presidente actual. Una aclaración importante para lo que hemos hablado usted ha hecho una autocrítica muy contundentes en la negociación y que ha hablado más de cargos.

P.- Jordi Juan. Entendemos que los equipos que se van a reunir van a hablar exclusivamente de programa, van a buscar un acuerdo programático y no van a hablar de cargos y solamente en caso de que se llegue a un acuerdo programático llegarán a segunda fase de cargos. Y la pregunta concreta dentro de la aclaración, Han salido voces de Esquerra Republicana diciendo que están a favor de la abstención a cambio de evitar unas nuevas elecciones, que sería muy malo y que en cambio el PP, Ciudadanos está en otra posición. Nos guste o no, no deja de ser contradictorio el grado de Esquerra Republicana que es PP y Ciudadanos.

Presidente.- No diría eso, pero efectivamente noto el sarcasmo en su pregunta, creo que es una contradicción que tendrán que despejar tanto el Partido Popular como Ciudadanos, no dejan de hablar de constitucionalismo, no dejan de hablar de sentido de Estado, pero evidentemente impiden la constitución de un gobierno. Y en relación con la primera pregunta, si lo que queremos es que el método de negociación que hemos tenido desgraciadamente no ha funcionado, porque tenemos un problema y es en cuanto a cómo materializar ese gobierno que ponga en marcha los acuerdos contenidos, por tanto volvamos al punto de arranque, negociamos los contenidos, dejemos aparcado qué gobierno sería. Yo estoy dispuesto a hacerlo, si también Unidas Podemos está dispuesto a hacerlo. Yo defenderé el gobierno de cooperación porque creo que es lo más sensato, lo más razonable y lo que puede garantizar la estabilidad del país durante estos próximos cuatro años. Y efectivamente dejemos para el final cómo podemos, digamos, acordar el principal escollo a mi juicio que tiene Unidas Podemos, que es más de quien es el ministro o ministra de Sanidad por poner un ejemplo ,que la sanidad pública de este país.

Fortes.- Dos cuestiones brevísimas ya al margen de todo esto, hoy leíamos en un diario El País, ya no sólo de la exhumación de Franco sino referido al Pazo de Meirás. Van a actuar ustedes como tienen todos los argumentos legales esta vez?

Presidente.- Sin duda.

Fortes.- ¿Por qué?

Presidente.- Pues porque actuaron contra derecho.

Fortes.- ¿Así de claro?

Presidente.- Así de claro.

Fortes.- Ya lo tienen amarrado.

Y una última cuestión, Nadia Calviño acaba de decir que eleva las previsiones de crecimiento de la economía, si bien se habla de que hay unos nubarrones en el horizonte pero la Comisión ha elevado las previsiones de crecimiento económico para nuestro país.

Presidente.- Seguimos liderando ese crecimiento yo creo que es importante que como consecuencia también de esta buena marcha de la economía tengamos un gobierno cuanto antes que podamos aprobar unos presupuestos cuanto antes. Esta fue la razón principal de porqué el pasado 28 de abril se fueron convocadas las elecciones porque no hubo presupuestos. Por tanto creo que España no se puede parar. Esto de hablar de segundas investiduras o terceras investiduras, España necesita un gobierno en julio, no necesita un gobierno ni en septiembre y octubre ni en noviembre y desde luego yo también le digo una cosa, yo no contemplo y no trabajo con un escenario de repetición electoral.

Fortes.- Entendería por último ya sus electos sus votantes y los de Podemos que no llegase a un acuerdo?

Presidente.- Mire yo creo que los electores son muy conscientes de los problemas que tiene el país y creo que lo importante insisto es, no solamente sacar adelante una investidura, sino tener un gobierno que garantice esa estabilidad durante los próximos cuatro años.

Fortes.- Señor Presidente, muchísimas gracias por estar en la televisión pública la española.

Presidente.- Un placer.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)