Entrevista del presidente del Gobierno en funciones en informativos Telecinco

Madrid (España), jueves 4 de julio de 2019

PEDRO SÁNCHEZ, presidente del Gobierno en funciones.

Pedro Piqueras.- Señor presidente en funciones, señor Sánchez, muy buenas noches. Bienvenido a Telecinco.

Presidente.- Buenas noches.

Piqueras.- Muy buenas noches a todos ustedes. Estamos, como ven, con el presidente en funciones, a la espera de la investidura. Veo que está usted a un paso del debate de investidura que se presenta todavía bastante incierto. Sin embargo, ayer salía una encuesta, un informe del CIS, en el que le daba un empujón tremendo con casi el 40% de los votos. ¿Con esos datos, no ha pensado usted entre ayer y hoy en la posibilidad de convocar elecciones?

Presidente.- No. La verdad es que no. Tengo que decirle que los españoles, además, el pasado 26 de mayo cerraron un ciclo electoral muy intenso, el 28 de abril, el 26 de mayo, con cuatro procesos electorales, y en los cuatro procesos electorales claramente han dicho que quieren que gobierne el Partido Socialista. Con lo cual, creo que lo que le conviene al Partido Socialista es lo que le conviene a España y es que haya Gobierno en julio.

Piqueras.- Es decir, por la investidura ahora mismo, pero hay quien ha interpretado también que esa encuesta es como una especie de bálsamo para usted y, sin embargo, una especie de presión también para Podemos.

Presidente.- Yo no lo veo así. Yo creo que los españoles han dicho que quieren que gobierne el Partido Socialista.

Piqueras.- ¿Usted cree en los datos de esa encuesta?

Presidente.- Creo que los españoles han dejado claro de una manera inequívoca que quieren que gobierne el Partido Socialista. La solución a esta fragmentación parlamentaria que tenemos ahora mismo en el Congreso de los Diputados es el intentar constituir un Gobierno progresista que no dependa de las fuerzas independentistas.

Para la primera parte de la ecuación, que es el que haya un Gobierno progresista, es evidente que el Partido Socialista lo que ha pedido es el apoyo y el concurso de Unidas Podemos para conformar esa hoja de ruta de conquistas sociales que necesitamos abordar durante estos próximos cuatro años. Y para la otra parte de la ecuación, es decir, no depender de fuerzas independentistas, es evidente que el Partido Popular y Ciudadanos, partidos que se dicen de Estado, tienen que no apoyar esta formulación de Gobierno, pero sí, al menos, permitir con su abstención el que se pueda constituir ese Gobierno en el mes de julio.

Piqueras.- Pero ¿hay una presión sobre Podemos en este momento? Lo digo por la encuesta y por declaraciones que hay en torno a su partido.

Presidente.- Yo respeto mucho a Unidas Podemos. Durante estos 12 meses, hemos estado trabajando codo con codo. Hemos sacado adelante el Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros, hemos recuperado la universalidad de la Sanidad Pública, hemos recuperado también la cotización en la Seguridad Social de los cuidadores no profesionales en el Sistema Nacional de Dependencia. En definitiva, hemos hecho muchas cosas de manera muy intensa en estos 12 meses.

Nosotros queremos seguir contando con Unidas Podemos. Yo lo he dicho claramente, quiero gobernar desde la izquierda. Quiero gobernar y formar un Gobierno progresista, de cooperación. Una cooperación que con Unidas Podemos puede ser en cuatro ámbitos. Uno, de contenidos, sobre todo en políticas sociales. Dos, parlamentaria, siendo el socio proferente del Gobierno de España. Tres, institucional, con gentes de Podemos que puedan incorporarse al ámbito institucional del Gobierno de España. Y, cuatro, con una cooperación reforzada, que tendrá una Comisión de Seguimiento para validar los acuerdos y, lógicamente, también, evaluar el grado de cumplimiento de los mismos.

Piqueras.- Pero hay algo en lo que insiste Pablo Iglesias, lo hizo a través de un artículo en La Vanguardia; ahora lo ha hecho otra vez, esta misma mañana. Vamos a escucharle, para ver lo que dice sobre lo que él quiere estar en el Gobierno: "Más tarde o más temprano harán lo mismo que en la Comunidad Valencia y en Baleares, que es negociar un Gobierno con nosotros. Hay una cierta obsesión por los sillones por parte del Partido Socialista que no quiere soltar ni medio".

Obsesión por los sillones por parte del Partido Socialista. ¿Tiene usted algo nuevo para cambiar la situación?

Presidente.- El señor Iglesias sabe que no. Y Unidas Podemos sabe que no es así. Fíjese que yo durante estos 12 meses lo que he hecho ha sido constituir un Gobierno prácticamente con la mitad de independientes de reconocido prestigio, pero que no pertenecen ni tienen la afiliación del Partido Socialista: la ministra de Defensa, el ministro del Interior, la ministra de Justicia, el ministro de Ciencia, por citar a algunos. Son personas de reconocido prestigio que no tienen la afiliación del Partido Socialista.

Es decir, no tengo yo un sentido patrimonialista ni monopolizador del poder. ¿Qué es lo que creo? Lo que creo es que España necesita un Gobierno progresista, pero que no dependa de las fuerzas independentistas.

Lo que ofrece Unidas Podemos no es precisamente eso. Por eso creo que es importante ofrecer un Gobierno y no cogobierno. Un Gobierno con un mensaje coherente.

Fíjese, yo con Unidas Podemos, y el Partido Socialista tenemos muchísimas coincidencias. Por ejemplo, en políticas sociales. En justicia social tenemos muchísimas coincidencias. Durante estos 12 meses hemos hecho muchas cosas en ese sentido. Pero también es verdad que tenemos grandes diferencias, grandes discrepancias. Por ejemplo, en cómo resolver la crisis catalana. Por eso creo que es importante que durante estos próximos cuatro años…

Piqueras.- Pablo Iglesias ha ofrecido lealtad en el asunto de Cataluña.

Presidente.- Y yo se lo agradezco. Pero el hecho cierto es que ellos tienen una forma de abordar la crisis en Cataluña que nada tiene que ver con la nuestra. Ellos defienden el derecho a la autodeterminación. Ellos, por ejemplo, en la mesa del Congreso de los Diputados han votado en contra de la suspensión de los presos electos como diputados al Congreso. En definitiva, hay discrepancias de fondo.

Por tanto, ¿qué es lo que podemos hacer conjuntamente? Yo creo que podemos hacer muchas cosas conjuntamente. Por eso hemos ofrecido esa fórmula de cooperación, en esos cuatro ámbitos parlamentarios, de contenidos, institucional y, también, con una Comisión de Seguimiento. Pero es evidente que no necesitamos un cogobierno; no necesitamos dos Gobiernos en uno. Necesitamos un Gobierno con un mensaje coherente y, en definitiva, eso es lo que yo voy a intentar a abordar durante estos 17 días.

Lo importante es y el objetivo es, llegar a un acuerdo. Y el método es el diálogo. Yo no contemplo ni otro objetivo que no sea el acuerdo, ni otro método que no sea el diálogo.

Piqueras.- Hay un problema de confianza. Usted ha dicho Cataluña, porque tiene otra forma de ver Podemos la situación en Cataluña y los problemas de Cataluña. ¿Hay algún tipo de desconfianza de cómo puedan, pues no sé, hablar Podemos, por ejemplo, si hay una sentencia en relación con los presos, con los políticos catalanes presos?

Presidente.- Es evidente que tenemos una discrepancia de fondo de cómo abordar la crisis catalana. Ellos defienden el derecho a la autodeterminación, y, por tanto, creo que es importante ser conscientes de que nosotros estamos defendiendo el Estado autonómico, el orden constitucional, la soberanía nacional, la integridad territorial, y que, por tanto, tiene que ser en el ámbito autonómico cómo resolver esta crisis política; esta crisis de convivencia que se está viviendo en Cataluña. Pero, insisto, lo importante es formar un Gobierno. Lo importante es formar un Gobierno progresista, sin depender de las fuerzas independentistas.

Piqueras.- ¿Y cómo se imagina usted que sería ese Gobierno?

Presidente.- Ese Gobierno, lógicamente es del mismo corte que hemos tenido durante estos 12 meses. Es decir, también le digo, vamos a tener hasta incluso más independientes que formen parte de ese Gobierno.

Piqueras.- ¿Habrá nombres nuevos? Y alguien cercano a Podemos, aunque no sea de Podemos, ¿podría estar en el Gobierno?

Presidente.- Mire, yo, lo he dicho antes, no tengo un sentido patrimonialista del poder, y, sin duda alguna, tampoco del Gobierno. Si Unidas Podemos tiene personas que sean independientes, de reconocido prestigio, que puedan aportar a la gobernabilidad de España, yo, desde luego, no rechazaré esas sugerencias, sino que las tendré muy en cuenta.

Piqueras.- Por cierto, ¿entre los nombres nuevos podría estar Angel Gabilondo en caso de no acceder a la Presidencia de la Asamblea de Madrid?

Presidente.- A mí me gustaría que Ángel Gabilondo fuera el presidente de la Comunidad de Madrid, como la mayoría de madrileños, que votamos a favor del Partido Socialista, y que hoy es la primera fuerza en la Comunidad de Madrid.

Lo que se está produciendo en la Comunidad de Madrid, o lo que se ha producido hoy en la Región de Murcia es, precisamente, que no se está respetando la lista más votada, que ha sido el Partido Socialista, y a un partido, en este caso, Ciudadanos, que lo que nos viene a decir es, no es lo que parece, pero, evidentemente, es lo que parece. Y es que Ciudadanos tiene un contrato con el Partido Popular, y un subcontrato con Vox, con la ultraderecha. Y lo que están haciendo es una misma empresa. Y esa empresa es institucionalizar en Gobiernos autonómicos y en gobiernos municipales la foto de Colón que, desgraciadamente, vimos hace unos cuantos meses en una de las principales plazas de Madrid.

Piqueras.- Enseguida hablaremos de lo que está ocurriendo en Murcia, que es noticia de esta misma tarde, pero antes le quería preguntar algo. Muchos se preguntan, nos preguntamos mucho tiempo también, si en algún momento usted ha ofrecido algún tipo de acuerdo a Albert Rivera, cuando se encontraban, cuando se entrevistaban.

Presidente.- No, en absoluto. Fíjese, yo no le estoy pidiendo al Partido Popular y a Ciudadanos que voten a favor de mi investidura. Creo que, además, los ciudadanos el pasado 28 de abril dijeron bien claro que querían que España avanzara, que no retrocediera. Y que ese avance fuera con justicia social. Ese avance se va a producir más tarde o más temprano se va a producir, y yo espero que sea en el mes de julio. Y ese avance se puede complementar, que es lo que le estoy ofreciendo a Unidas Podemos. Ese avance también se puede oponer, en este caso, las fuerzas conservadoras, el Partido Popular y Ciudadanos, pero lo que no se puede hacer es bloquear.

Por tanto, yo lamento y mucho que el señor Rivera no quiera reunirse conmigo. No es ya solamente un desprecio a la Presidencia del Gobierno, porque los presidentes del Gobierno no caemos del cielo, sino que lo somos, precisamente, por el voto de los españoles y españolas, pero, en todo caso, yo siempre le ofreceré un café y más que un café, un acuerdo, digamos, en cuanto a cómo podemos enfocar algunas de las cuestiones necesarias que se tienen que abordar durante esta legislatura. Por ejemplo, el pacto educativo; por ejemplo, también, la transición ecológica; por ejemplo, también la revolución digital. A todas las fuerzas políticas, y ¿por qué no?, también a Ciudadanos.

Piqueras.- En cualquier caso, el café, ese café al que usted hace referencia parece que no va a ser posible por ahora. Vamos a escuchar a Albert Rivera: "Usted no es el Rey ni el Jefe de Estado. Usted no hace rondas de consultas, las hace el Rey. Y, también, eso sí, se lo dije en persona dos veces, y se lo vuelvo a repetir aquí, para los pactos de Estado no sólo es que nos llamen, es que le voy a llamar yo para pedir que los apoye y que los lideremos juntos, si hace falta. Señor Sánchez póngase a trabajar, negocie con sus socios, como ya gobierna en tantas Comunidades Autónomas. Deje de hacer teatro".

¿Qué le parece?

Presidente.- Bueno, desde el punto de vista formal me parece que regenerar la vida democrática es, precisamente, reivindicar siempre el diálogo. Y cuando yo, fíjese, yo he tenido bastantes diferencias con Mariano Rajoy, cuando era presidente del Gobierno, pero cuando me llamaba el presidente del Gobierno iba siempre; acudía siempre a la cita. Me parece que es, al menos, de decoro institucional y de respeto a la Presidencia del Gobierno, fundamental.

A partir de ahí, yo siempre voy a tener las puertas abiertas para hablar con todos los líderes políticos, y, también, con el señor Rivera. Siempre. Porque es importante negociar, dialogar. Hay muchas cosas que podemos hacer conjuntamente, y a eso yo nunca me voy a, digamos, no voy a rehuir esa responsabilidad. Y creo que ningún líder político tiene que rehuir esa responsabilidad. Pero escuchando ahora mismo hablar de pactos de Estado. Probablemente, el primer pacto de Estado que se podría hacer en este proceso de investidura es que aquellas fuerzas políticas, que saben que no hay alternativa a un Gobierno del Partido Socialista, al menos, no bloqueen esa investidura. No bloqueen la formación de un Gobierno progresista que no dependa de las fuerzas independentistas. Porque la pregunta que hay que hacerle al Partido Popular y a Ciudadanos es si ellos que se consideran partidos de Estado, consideran que la investidura nada más y nada menos que del presidente del Gobierno de España tiene que depender del capricho o de la decisión de las fuerzas independentistas catalanas.

Piqueras.- Ya le está indicando, probablemente, ahora también, que acuda a sus socios, se refiere a ellos, a los independentistas. ¿Cómo se sentiría usted si, finalmente tiene que depender de la abstención de los independentistas?

Presidente.- Vamos a ver. Lo primero, las fuerzas independentistas, vetando y rechazando los Presupuestos Generales del Estado antes del 28 de abril, derivaron en ese anticipo electoral el 28 de abril. Por tanto, las fuerzas independentistas también con el concurso del Partido Popular y del de Ciudadanos hicieron caer el Gobierno de España y, por tanto, precipitaron las elecciones.

Creo que todos tenemos que sacar una lección de lo que ocurría entonces, y es que no se puede hacer descansar la gobernabilidad de España en las fuerzas independentistas.

Yo no estoy pidiendo a Ciudadanos y al Partido Popular que voten a favor de mi investidura. Yo lo que estoy pidiendo es que fuerzas que se autoproclaman constitucionalistas; fuerzas que se autoproclaman con sentido de Estado permitan la gobernabilidad, el formar un Gobierno progresista, que no dependa de las fuerzas independentistas. Luego, que hagan toda la oposición que quieran. Toda la oposición que quieran. Yo trabajaré por lograr esos acuerdos de Estado que necesitan en el país en el ámbito educativo, la transición ecológica, un nuevo Estatuto de los Trabajadores, la reconstrucción del Estado de bienestar, la revolución tecnológica, que, lógicamente, afecta al mundo del trabajo y también al mundo educativo. Pero todo eso se tiene que hacer con un Gobierno en marcha. Y eso es lo que yo propongo a las tres fuerzas políticas.

A Unidas Podemos para tener ese Gobierno progresista, que es lo que quieren los españoles. Y al Partido Popular y a Ciudadanos, que permitan que no descansen en las fuerzas independentistas ese Gobierno progresista, que es, precisamente, también, lo que quieren los españoles, que no haya una dependencia de las fuerzas independentistas.

Piqueras.- Un asunto que ha provocado cierta tensión, y que tiene relación con lo que estamos hablando, es el caso de Navarra, que parece determinarlo todo. Es la causa, como digo, de muchos de los ataques que usted recibe de Ciudadanos y del Partido Popular. Vamos a escuchar a Pablo Casado: "Pedro Sánchez no puede comprar un gobierno autonómico vendiendo Navarra. Y es más, sería inmoral hacerlo vendiéndoselo a aquellos que durante tantos años han justificado 800 asesinatos".

¿Qué le parece?

Presidente.- Vamos a ver. Yo creo que la derecha, el Partido Popular y Ciudadanos llevan mucho tiempo sobreactuando y vertiendo críticas injustificadas y creo que, desde todo punto de vista ajenas a la realidad.

Le voy a decir tres cosas sobre esta cuestión. La primera. En Pamplona, antes del 26 de mayo había un gobierno municipal liderado por Bildu, y, hoy no lo hay, gracias, entre otras cuestiones, a que el Partido Socialista no lo ha facilitado. Hay un gobierno de UPN, de la derecha navarra. En segundo lugar, antes del 26 de mayo había un gobierno donde estaba Bildu. Después del 26 de mayo, si hay la formulación de un Gobierno progresista, no estará Bildu en el Gobierno de Navarra. Y, en tercer lugar. Se pueden quejar de que, aparentemente, Bildu está en la mesa, pero es que ya estaba en la mesa del Parlamento navarro antes del 26 de mayo. Es decir, no está habiendo ningún cambio, ni Bildu va a votar al Partido Socialista, ni el Partido Socialista está votando a Bildu.

Piqueras.- ¿Usted no ha negociado con Bildu?

Presidente.- En absoluto.

Piqueras.- ¿Y no sería para usted más fácil aceptar los votos de UPN, socio, por cierto del Partido Popular, que, además, les ha ofrecido a ustedes el apoyo en la investidura?

Presidente.- Sí, yo agradezco, además, al señor Esparza esa voluntad, lo digo en serio. Pero es que son dos escaños. Aquí no estamos hablando de dos escaños, son 350 escaños, la mayoría absoluta está al 176 escaños, en la primera ronda de la investidura, y si no, más votos que síes a noes, en la segunda votación de esa investidura.

Por tanto, lo importante es interpelar a las principales fuerzas políticas que tienen la capacidad de poder bloquear o facilitar ese Gobierno.

Insisto, yo, al Partido Popular y a Ciudadanos no les estoy pidiendo que voten afirmativamente a mi investidura, les estoy pidiendo simplemente que el Gobierno de España no descanse en las fuerzas independentistas y que, por tanto, hagan un ejercicio de responsabilidad para con el Estado y faciliten esa investidura y la formulación de un Gobierno progresista.

Piqueras.- Por volver al principio, llega a usted a la investidura el día 22 de julio, se procede el debate, y no es investido en esa semana, habría que ir a septiembre. ¿Usted estaría dispuesto a convocar elecciones, si las cosas van así?

Presidente.- Bueno, los tiempos están tasados. Son dos meses, y, después, habría, precisamente, pues una convocatoria automática. No es, en este caso, el presidente del Gobierno, en este caso, en funciones, quien tiene esa prerrogativa, sino que constitucionalmente dos meses después de la primera votación, es decir, el 23 de septiembre, pues se tendría automáticamente que convocar ese proceso electoral.

Yo no quiero llegar a esa situación. Yo quiero trasladarles a los españoles que voy a hacer todo lo posible por evitar esa situación. Yo quiero que haya un Gobierno en el mes de julio, porque el mundo no se para. España no se para. Hay problemas sociales. Los hemos visto hace muy pocos días en un informe que nos dice que el 18% de la población española, más de ocho millones de españoles y de españolas, están en subsidio social. Tenemos un problema de emergencia climática. Nos está diciendo la gente joven en nuestro país que tenemos que hacer y tenemos que actuar para hacer sostenible a nuestro país, y a nuestro planeta. Tenemos, también, todo lo que tiene que ver con la revolución tecnológica, la convivencia territorial en Cataluña. Son todos elementos que creo que tienen que llegar a la…

Piqueras.-…Que exigen trabajo y soluciones

Presidente.- Que exigen trabajos, soluciones; que exigen un Gobierno ya, y, sobre todo, la generosidad de todos los actores que nos vemos interpelados, no solamente en la gobernabilidad, sino facilitar la investidura y la conformación de un Gobierno.

Yo, desde luego, seré generoso. Estoy dispuesto a negociar con todos, a cualquier hora. A hablar con todos a cualquier hora para que el próximo 23 de julio tengamos un Gobierno, por fin, en España.

Piqueras.- Seguro que lo ha visto hoy, pero hay gente que se va decantando por el asunto de las elecciones. Por ejemplo, la opción de las elecciones es defendida por el presidente de los empresarios que ha dicho hoy "sería esperar a noviembre para tener un país más tranquilo, que tener un país más inestable a corto plazo".

Presidente.- Yo creo que el señor Garamendi lo ha hecho, probablemente, para provocar, porque creo que los agentes sociales, todos los agentes que tienen mucho que decir, por ejemplo, en el Sistema Público de Pensiones o en la normativa laboral, o en la buena marcha de la economía, lo que quieren es un Gobierno que funcione, un Gobierno que tenga capacidad de actuación, que respete, lógicamente, también, el veredicto de las urnas. Es decir, que esté liderado por el Partido Socialista pero que tenga, efectivamente, políticas progresistas, que es lo que está defendiendo el Partido Socialista.

Piqueras.- ¿Y no cree usted que la falta de acuerdo, en este momento, todo lo que está ocurriendo, en general, está provocando una falta de confianza de los españoles en la política? El CIS, por ejemplo, en la última encuesta, a esa que hacíamos referencia, hacía referencia justamente a esto. Vamos a escucharlo, adelante (hablan diversos ciudadanos): "No me creo nada de ellos"; "No son capaces de sacarnos para adelante"; "Se preocupan solamente por ellos"; "No piensan en los ciudadanos, no piensan en lo que hemos votado, en lo que queremos"; "Porque hay muchísimas falsedad, y muchísimos intereses de los ciudadanos que no se ven reflejados en lo que finalmente se hace".

Presidente.- Es triste, es triste este planteamiento. Y yo, desde luego, pretendo combatirlo. Porque, efectivamente, aquí no tenemos que estar pendientes del futuro de este partido o de otro partido. Tenemos que estar pendientes del futuro de la Sanidad, de la Educación, de las Pensiones, de los salarios, del empleo o del desempleo y de la protección, precisamente a los parados. De eso es de lo que tendríamos que estar hablando.

También es cierto algo que me gustaría trasladar a la ciudadanía. Fíjese, esto no está ocurriendo solamente en España, está ocurriendo en muchos países del mundo, ¿por qué? Porque hay una fragmentación parlamentaria que hace mucho más difícil el poder conciliar lo que son los intereses partidarios con los intereses políticos e ideológicos y hasta, incluso, también, los intereses que, legítimamente, tienen algunos actores políticos a nivel personal, de poder entrar o no en un gobierno. Pero al final, yo creo que lo importante es que los políticos seamos conscientes de que tenemos que anteponer el interés general al interés particular, partidario, que ya quedó dirimido, precisamente, en las elecciones del 28 de abril y del 26 de mayo.

Los españoles ya han hecho su trabajo, acudieron a votar. Votaron en cuatro ocasiones, en menos de 26 o 27 días. Yo creo que esto es lo más importante. Ahora somos los políticos los que tenemos que materializar ese voto en una gobernabilidad serena, estable, que nos dé cuatro años para hacer las transformaciones que necesita nuestro país.

Piqueras.- Por cambiar de asunto, los independentistas catalanes, los dirigentes de los independentistas han llegado a decir en estos días que la elección de Josep Borrell como Alto Representante de la Unión Europa es una forma de internacionalizar el problema catalán. ¿Qué le parece?

Presidente.- Bueno que, probablemente, para los independentistas catalanes lo que les voy a decir, les cueste asumirlo, pero el mundo no gira en torno al independentismo catalán. Es más, el mundo cada vez está mirando hacia coordenadas muy diferentes al independentismo catalán.

El mundo, los países, la Unión Europea lo que está haciendo es integrarse, es ceder soberanía, es compartir soberanía; precisamente, para hacer frente a una globalización que tiene que tener un rostro mucho más humano; hacer frente a retos globales, como es el de la migración, el del cambio climático, el de la desigualdad, el de la igualdad, el de la igualdad de género. Cuestiones que necesitan de la unión, de la fuerza de todos, y no precisamente de la fragmentación, que es lo que está defendiendo el independentismo.

Para mí, me parece que es una extraordinaria noticia para España el que no solamente hayamos vuelto a uno de los principales puestos de representación y de poder institucional de la Unión Europea, sino que además de una persona de la valía, de la talla política de Pepe Borrell, el que lo vaya a liderar.

Piqueras.- Si los políticos catalanes presos fueran finalmente condenados, ¿pensaría usted en el indulto para ellos?

Presidente.- Esta es una pregunta que ha sido recurrente a lo largo de la campaña electoral. Y fíjese que hasta incluso cuando la ha planteado algún líder político en un sentido o en otro, se les ha criticado el que no se puede interferir en las decisiones judiciales, que, por cierto, estamos pendientes ya de que sean ya las últimas y de que se pueda conocer en un breve espacio de tiempo la sentencia al proces catalán.

Yo, como presidente del Gobierno y muy respetuoso, además, con la separación de Poderes, no quiero interferir en el trabajo de los jueces. Creo que han hecho un trabajo extraordinario el Tribunal Supremo, el señor Marchena, como uno de los principales cabezas y referentes de ese juicio, y creo que hemos dado una imagen -el Poder Judicial ha dado una imagen, el Estado Social y Democrático de Derecho en España-, ha dado una imagen en Europa y en el mundo, ejemplar.

Fíjese, los independentistas hablan mucho de la calidad democrática de nuestro país, pero muchas de las sentencias, todas las sentencias que el Tribunal Superior de Justicia Europeo ha dictaminado sobre el proceso en Cataluña, lo que ha hecho ha sido, revalidad, refrendar lo que ha dicho y hecho el Tribunal Constitucional y el Poder Judicial en nuestro país.

A mí eso, como presidente del Gobierno, pero también como ciudadano de España me llena de orgullo.

Piqueras.- Antes de ir a Murcia, porque vamos a ir enseguida, por lo que está pasando allí entre Vox, Ciudadanos y el Partido Popular, sí quería que nos comentara una cosa, una escena de la que usted ha sido testigo directo. Porque se ha especulado mucho con esta imagen que vamos a ver... Tan testigo como que era usted el protagonista, ¿no? El presidente norteamericano con ese gesto le indicaba que se sentara. Bueno, ahí lo tenemos repetido. ¿Qué pasó realmente?

Presidente.- Pues fíjese, señor Piqueras, no fue así. Y tengo que decirle que ha habido veces en las que yo...

Piqueras.- Por eso le pregunto, porque usted estaba ahí en primera línea.

Presidente.- No ha habido coincidencia de pareceres, pero el señor Trump lo que nos vino a decir ahí, y lo que me dijo a mí, precisamente, es que le encantaba nuestro país, y que era un orgullo el dirigir un país como España. Por tanto, bueno, es verdad, que él tiene los gestos que tiene, dice las cosas como las dice, pero, precisamente lo que hace es reconocer la valía y el cariño hacia España. Cosa que, lógicamente, como presidente agradezco.

Piqueras.- Pues tenía ganas de escuchar su versión. Vámonos ya a Murcia, porque Vox ha votado finalmente no al candidato del Partido Popular a la Presidencia de la Comunidad.

Mar Magro, ¿qué argumentos han dado para hacer fracasar esa investidura, cuéntanos, qué es lo que ha ocurrido? "Pues Pedro, Vox dice que ellos no tienen ningún problema con la dirección regional de aquí, de Murcia, con Ciudadanos, que incluso tienen un acuerdo programático, que el problema lo tienen con la dirección nacional de Ciudadanos, con Madrid, y que por eso han votado no otra vez al PP, no a la investidura de Fernando López Miras. A partir de ahora se abre un plazo de dos meses para presentar a un nuevo candidato a la Presidencia, aquí, en la Comunidad de Murcia".

Ahora sí lo voy a pedir, por lo menos, brevemente, una reflexión sobre ese asunto.

Presidente.- ¿Qué fue de eso que decía el Partido Popular y Ciudadanos de la lista más votada? El Partido Socialista ganó en Murcia, como ha ganado en la Comunidad de Madrid. Y Ciudadanos a quien está poniendo un cordón sanitario es precisamente al Partido Socialista. Y con ese mismo cordón lo que está haciendo es atarse a la ultraderecha.

Es verdad que están diciendo: no es lo que parece, pero lo que parece, es. Y lo que es, es que Ciudadanos ha ligado su futuro político, más inmediato, como es lo que está ocurriendo en Murcia o también en Andalucía o en Castilla y León, o también en Madrid a la ultraderecha y al Partido Popular. Y en esto hay que ser coherente. Si uno pacta con la ultraderecha es evidente que tiene que reconocerlo como actor, y tendrá que sentarse con ellos, firmar, porque son sus votos los que están haciendo que pueda haber un Gobierno del Partido Popular y de Ciudadanos en Murcia.

Piqueras.- Señor presidente, en funciones, todavía, gracias por su visita aquí a Informativos Telecinco y muy buenas noches.

Presidente.- Gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)