Está usted en:

​Rajoy: "Ni España se entiende sin Europa, ni el ideal europeo puede estar completo sin España"

Palacio Real, Madrid, miércoles 24 de junio de 2015

Durante su discurso, Mariano Rajoy ha subrayado que la adhesión de España a las Comunidades Europeas "fue la consecución del sueño europeísta de modernidad que habían reclamado nuestros mejores pensadores".

El presidente ha afirmado que "ni España se entiende sin Europa, ni el ideal europeo puede estar completo sin España". Ha admitido que, durante estos años, "nuestro país ha avanzado en todos los órdenes en gran medida gracias a su participación en la integración europea", pero ha señalado que también "España ha aportado mucho a la Unión", tanto en tiempos de bonanza y calma como de crisis y tormenta.

España demuestra que la estrategia europea para salir de la crisis funciona

Rajoy, al hablar de la crisis económica, ha destacado que "Europa fue capaz de tomar en poco tiempo decisiones de enorme calado", como fueron la creación de instrumentos financieros para asegurar la estabilidad, la profundización de la Unión Económica y Monetaria y las medidas de liquidez del Banco Central Europeo.

Paralelamente, ha agregado, España "impulsó un programa de reformas estructurales en todos los ámbitos, procedió al saneamiento de sus cuentas públicas y llevó a cabo la reestructuración de una parte de su sector financiero con ayuda europea".

Según ha sostenido Rajoy, la solidaridad europea y la responsabilidad española han convertido a España en "la mejor referencia de que la estrategia europea para salir de la crisis está funcionando". Aunque aún queda mucho por hacer, ha añadido, España es ahora la economía europea que más crece y puede alcanzar en la próxima legislatura los 20 millones de empleos.

Creación de empleo y preservación de la dimensión social de Europa

Mariano Rajoy se dirige a los asistentes al acto (Foto: Pool Moncloa)Pool MoncloaEl presidente del Gobierno también se ha referido al futuro de la UE. Según ha señalado, la principal preocupación de los ciudadanos europeos es la creación de empleo y la preservación de la dimensión social. Para conseguir estos dos objetivos, es necesario impulsar el crecimiento, aumentar las inversiones y fomentar las reformas que favorecen la competitividad.

En este sentido, Rajoy ha enumerado algunas de las apuestas concretas de la UE de cara al futuro: el Plan Juncker, el acuerdo de Asociación Transatlántica con Estados Unidos o el Plan de Garantía Juvenil. A esto, debemos añadir, ha dicho, la creación de una Unión de la Energía (para lograr una energía "asequible, segura y sostenible") y el desarrollo de una unión de libertad, seguridad y justicia (con una verdadera política europea de migración).

Las propuestas españolas

En todos estos capítulos, ha apuntado el presidente, "España tiene ideas e iniciativas" que enriquecerán el proceso. En este punto ha citado la propuesta de mejorar la gobernanza de la zona euro, elaborar un presupuesto específico para la Eurozona y crear de una agencia de deuda común.

Asimismo, España también impulsa "una acción política global orientada hacia la cooperación al desarrollo y a actuar sobre las causas que provocan las migraciones".

Según ha dicho, queremos "una Europa solidaria, con reglas claras; una casa común de libertades y también de obligaciones; un continente con fronteras comunes a todos y defendidas también por todos; una Europa competitiva en un mundo que no espera a nadie; y una Europa con alma social, sostenible para las siguientes generaciones".

Más y mejor Europa

En palabras del presidente del Gobierno, "España aporta algo muy importante para el futuro de la Unión": el sólido compromiso de los españoles "que se sienten orgullosos de formar parte de la familia europea y nos piden más y mejor Europa".

Al término de su intervención, el jefe del Ejecutivo ha asegurado que "España es un gran país" al que la salida de la crisis económica debe servir de "acicate para encarar el futuro con esperanza".

Homenaje a Jacques Delors

Rajoy, Shultz, el Rey Juan Carlos y el Rey Felipe (Foto: EFE)EFEMariano Rajoy ha tenido palabras de recuerdo y agradecimiento para Jacques Delors, el que fuera presidente de la Comisión Europea cuando se produjo la integración española. Según ha dicho, solicitará, junto con el presidente de la República Francesa, que el Consejo Europeo le conceda el título de Ciudadano de Honor de Europa.

El acto conmemorativo, que ha estado presidido por el rey Felipe VI y el rey Juan Carlos I, ha tenido como escenario el Salón de Columnas del Palacio Real de Madrid, el mismo lugar donde hace treinta años se firmó el Tratado de Adhesión. En el turno de palabra, precedieron a Mariano Rajoy el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, y el expresidente Felipe González. El rey Felipe VI fue quien cerró el acto con su intervención.