Está usted en:
  • Enviar

Apertura del curso "El futuro de las pensiones a debate: retos y alternativas para su sostenibilidad"

Magdalena Valerio afirma que el reto del sistema de pensiones es introducir cambios en su financiación sin que suponga pérdida en las prestaciones

Lunes 27 de agosto de 2018

​Para la ministra la sostenibilidad del sistema de pensiones incumbe al Gobierno en primer lugar, pero también a la sociedad en su conjunto. Y, por ello, ha puesto en valor los trabajos del Pacto de Toledo y el Diálogo Social en la búsqueda de un consenso social y político, en una materia tan fundamental como es garantizar el presente y el futuro de las pensiones.

De este modo, según ha puntualizado, se evitarán situaciones vividas en el pasado, donde la ruptura del consenso ha dado lugar a la aprobación de reformas que solo han buscado reducir los gastos y han penalizado a los pensionistas. "El objetivo de las reformas que se acometan en materia de Seguridad Social no puede ser otro que garantizar la viabilidad del actual sistema público de pensiones en España, como pilar fundamental del Estado de Bienestar, y unas pensiones dignas".

La titular de Trabajo, que hoy ha participado en la apertura del curso de verano de la Universidad Internacional de Andalucía (UIA)  en Baeza (Jaén) sobre "El futuro de las pensiones: Retos y alternativas para su sostenibilidad", ha resaltado que cuando se habla de pensiones, se habla de personas y que, de acuerdo con la última Encuesta de Presupuestos Familiares de 2017, publicada el 20 de junio de 2018, las pensiones constituyen la principal fuente de ingresos del 35,10% de los hogares en España.

Durante su intervención ha calificado a la Seguridad Social como una de las instituciones más importantes de nuestro Estado social y democrático de derecho y "hay que garantizar su sostenibilidad, y esto debe abordarse desde cuatro perspectivas: financiera, social, jurídica y política".

Más afiliados pero menos ingresos

En el año 2017 el número de afiliados (cotizantes en alta) a la Seguridad Social se situó en 18.222.519, frente a los 17.433.162 de 2011, un 4,53% más. Sin embargo, los ingresos por cotizaciones en 2017 no pasaron de 109.038 millones de euros, frente a los 105.312 millones de 2011, un aumento del 4,8%.

Téngase en cuenta, además, que con la actualización de precios de estos 5 años (+4,8% según el INE) esos casi 800.00 afiliados más hubieran supuesto para las arcas de la Seguridad Social en 2011 una recaudación de 110.367 millones de euros, es decir, en términos reales, y pese al incremento del número medio de afiliados anuales entre 2011 y 2017, ni tan siquiera se han mantenido en 2017 los ingresos por cotizaciones del 2011.

Asimismo, ha destacado que el trabajo es un elemento nuclear del Estado de Bienestar y que pensiones y mercado laboral deben ir unidos porque "sostener las pensiones y fomentar un mercado de trabajo digno es sinónimo de cohesión social".

La ministra, en este sentido, ha hecho referencia al Plan Director Por un Trabajo Digno aprobado el pasado 27 de julio en Consejo de Ministros. Un plan que supone la lucha contra el uso de la figura del autónomo y cooperativista de manera fraudulenta y que va a aumentar de forma importante la plantilla de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. Además, se van a dedicar 15 millones de euros a la mejora de los medios de que dispone la Inspección.

Ha llegado el momento de rectificar y, en su opinión, la manera de hacerlo es con Diálogo Social y sacando adelante un nuevo Pacto de Toledo. La mesa de Diálogo Social sobre Seguridad Social ya se ha puesto en marcha con el fin de corregir aspectos negativos de la reforma del sistema de pensiones llevada a cabo en el año 2013. "El incremento del 0,25% establecido por la Ley 23/2013, de 23 de diciembre, ha provocado que los pensionistas no hayan participado del crecimiento económico, y eso no parece justo".

Complementar los ingresos

Sin embargo, para la responsable de Trabajo el desequilibrio del sistema no reside en un gasto excesivo, sino en la reducción de ingresos y, para ello, es necesario actuar en diferentes ámbitos: fomentando más empleo y de más calidad y que los gastos que no correspondan a prestaciones se complementen con Presupuestos Generales del Estado, entre otras medidas que están sobre la mesa del diálogo social y son objeto de debate en el Pacto de Toledo, y que ya están establecidos en el artículo 109 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social.

Fomentar la igualdad de género

Valerio ha puesto también de relieve la importancia de la igualdad de género que la Seguridad Social debe fomentar, con prestaciones de maternidad y paternidad igualitarias, que faciliten la conciliación de la vida laboral y familiar, de manera que se reduzca la brecha existente entre hombres y mujeres. Una brecha entre trabajadores y trabajadoras que se hace más grande cuando hablamos de pensiones: "Hay que hacer mucho en este campo". Lo mismo que hay que hacer un esfuerzo para, según la ministra, "incrementar la tasa de ocupación femenina y que todas las mujeres que quieran trabajar puedan hacerlo".

Para terminar, la ministra ha indicado que "tenemos muchos problemas, pero solo si nos ponemos manos a la obra podremos poner sobre la mesa las soluciones, y eso es lo que está haciendo este Gobierno".

Por último se ha comprometido a trasladar las conclusiones de este curso y las aportaciones de los expertos que se darán cita en este curso, a la mesa de diálogo social y al propio Gobierno que está trabajando en la agenda 2030 y que incluye como objetivo conseguir un trabajo digno y un sistema público de pensiones justo y sostenible.