Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

Magdalena Valerio defiende el diálogo social y político como ejes de su acción de Gobierno

Martes 10 de julio de 2018
Ministerio de de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social

La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad  Social, Magdalena Valerio, ha comparecido, por primera vez, ante la Comisión correspondiente del Congreso de los Diputados para explicar las líneas generales de actuación que van a ser impulsadas desde el Ministerio que dirige.

​La ministra ha destacado en su intervención que "el diálogo con los agentes sociales y económicos será el pilar fundamental de nuestra acción de gobierno, así como el diálogo político con los diversos grupos parlamentarios y la coordinación con las distintas administraciones públicas, en especial con las Comunidades Autónomas. Y todo ello con la mirada puesta en Europa".

Tras realizar un análisis de la actual situación del mercado laboral de nuestro país, y destacar la necesidad que éste tiene de rejuvenecerse y modernizarse, Valerio ha destacado la importancia de desarrollar un nuevo modelo de relaciones laborales.
Entre otras cosas, la ministra ha anunciado una nueva etapa en el "camino de la lucha por la dignidad y contra la desigualdad existente en el mercado de trabajo" para poder conseguir así un crecimiento de los empleos dignos, de calidad, estables y con derechos.

Atajar la brecha salarial

Ha avanzado también las líneas de trabajo a seguir en materia de Inclusión Laboral,  en la eliminación de la brecha existente entre hombres y mujeres, el refuerzo de la Inspección de Trabajo para vigilar el fraude y los incumplimientos, todo ello enmarcado en la consecución de un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

Uno de los objetivos muy concretos y que verán la luz a muy corto plazo es la implementación del Plan director de lucha contra la Explotación Laboral, una revisión inmediata de las políticas de seguridad y salud y la potenciación de las políticas activas de empleo y la protección de las personas desempleadas.

Magdalena Valerio ha subrayado en su intervención la creencia del Gobierno de España en el diálogo social y la negociación colectiva como principios rectores de las relaciones laborales, por ello, ya se está trabajando en el refuerzo de ese diálogo como pone de manifiesto el acuerdo alcanzado este mismo mes.

No se ha olvidado Valerio de la devaluación salarial ni de la mejora de la protección por desempleo para las personas más vulnerables. En palabras de la ministra, "tenemos la obligación de promover y velar por las mejores condiciones posibles para las personas trabajadoras, una obligación a la que no podemos ni queremos sustraernos".

El reto migratorio

En la intervención se ha destacado de manera importante la política migratoria del Ministerio que ha colocado como una de las grandes prioridades del Gobierno, tal y como se demuestra con la creación de una Secretaría de Estado de Migraciones que le otorga la importancia que merece este fenómeno y la voluntad de una gestión integral del mismo.

Magdalena Valerio ha hecho hincapié en que "con más intensidad probable que en otra área de actuación de este Ministerio, nuestra mirada debe estar puesta en Europa". La respuesta al reto migratorio, ha dicho, tiene que implicar a Europa y huir de toda tentación rupturista.

El gobierno que encabeza Pedro Sánchez tiene la firme voluntad de tratar el fenómeno migratorio de manera integral, equilibrada y alejada de una visión exclusivamente defensiva. La ministra ha asegurado que "la inmigración no es una amenaza, sino una oportunidad y desde luego, vamos a afrontarla como tal".

Por último, se ha referido a la emigración. Este Gobierno, ha apuntado la ministra, "asume desde hoy mismo la responsabilidad moral de centrar su atención en aquellos jóvenes, excelentemente formados, que tuvieron que hacer las maletas ante la crisis, con el objetivo de recuperar su talento para nuestro país. Se trata de un colectivo tremendamente valioso, pero ignorado por el Gobierno del Partido Popular, cuya herencia al respecto es ni un solo dato, ni una sola idea, ni mucho menos un plan para intentar su retorno".

En ese sentido, la ministra avanzó la puesta en marcha de una línea de estudio sobre este colectivo con un doble objetivo. El primero, obtener una foto de su situación actual: cuántos son, qué necesidades tienen, cuáles son sus demandas. El segundo objetivo, a partir de los resultados obtenidos de dicha foto, no es otro que ponernos a trabajar en construir las condiciones para su eventual retorno, que resultaría extraordinariamente positivo para nuestro país.