Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

En la cumbre del G-20 que se celebra en Mendoza (Argentina)

Valerio defiende la conexión entre empleo y educación como el único camino para lograr mejores competencias profesionales

Viernes 7 de septiembre de 2018
Magdalena Valerio y Björn Böhning
Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social

​La ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, ha destacado en la cumbre del G-20 que se está celebrando en Mendoza (Argentina), que el trabajo conjunto de Educación y Empleo "es el único camino posible para lograr un futuro del trabajo en el que las empresas encuentren los recursos humanos que necesitan y los trabajadores y trabajadoras tengan empleos de calidad".

En un momento de revolución del mundo del trabajo, donde la tecnología impregna todos los sectores de actividad, es más necesario que nunca que la formación aporte sólidas competencias generales y que se mantenga a lo largo de toda la vida profesional, para permitir a las personas trabajadoras adaptarse a las constantes transformaciones.

En esa apuesta por la calidad en el trabajo del futuro, la titular de Trabajo ha hecho referencia al "Plan de Choque de Empleo Juvenil" que se quiere aprobar en los próximos meses y cuya actividad está dirigida a los jóvenes como colectivo afectado por las "negativas consecuencias de la crisis económica y de empleo". Así, se pondrá en marcha una "batería de medidas, dirigidas, por un lado, al acompañamiento de sus itinerarios profesionales, mediante reforzadas políticas activas de empleo y, por otro, la reordenación y sistematización coherente de los incentivos reconocidos a las empresas para su contratación".

Valerio también ha resaltado la marcha del Plan Director por un Trabajo Digno 2018-2020 que aprobó el Gobierno de España el pasado mes de julio. Un Plan que "incluye 75 medidas desde las competencias de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para luchar contra el fraude y la precariedad laboral, y que ha sido consensuado con organizaciones empresariales y sindicales".

"El objetivo principal de este Plan, dijo la ministra, es que la salida de la crisis no consista solo en creación de empleo sino en mejorar la calidad del mismo", y para lograrlo "la herramienta es combatir el fraude laboral en todos los frente, la mayoría de los cuales afectan a nuestros jóvenes: falsos contratos temporales, contratación ilegal a tiempo parcial, discriminaciones o la utilización de figuras como falsos autónomos, falsos becarios o prácticas formativas en las empresas que encubren auténticos contratos de trabajo".

Por último, Magdalena Valerio destacó la apuesta del Gobierno por un "decidido impulso de la formación profesional dual, que tiene por objeto la cualificación profesional en un régimen de alternancia entre empresa y el centro de formación".

Confianza en el sistema de pensiones

Durante su segunda intervención en la reunión de ministros de Empleo del G-20, la ministra ha mostrado su confianza en nuestro sistema público de pensiones que "ha tenido pasado, tiene presente y va a tener un futuro positivo". La crisis ha demostrado "la fortaleza de nuestro sistema de Seguridad Social y la necesidad de preservarlo", explicó Valerio ante el Foro internacional.

La protección social es uno de los pilares del programa de Trabajo Decente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Por ello, no sólo debe ser suficiente y dar lugar a pensiones dignas, sino también alcanzar a todas las situaciones de necesidad, sin dejar a nadie fuera, como señalan los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

Con esta perspectiva, el Gobierno español apuesta por reforzar el sistema de protección social, mejorándolo en las situaciones de desigualdad que persisten, adaptándolo a las realidades del mercado laboral y las demandas sociales y estabilizando su situación financiera sobre unas bases que garanticen su sostenibilidad.
A juicio de Magdalena Valerio, ahora corresponde trabajar no sólo desde el gasto, sino principalmente desde los ingresos ya que, "si queremos contar con sistemas de protección social financieramente sostenibles tenemos que asegurar que las contribuciones a los sistemas son proporcionados a la capacidad contributiva de las empresas y los trabajadores", dijo.

La ministra de Trabajo y Seguridad Social explicó que España es un Estado de Bienestar avanzado y consolidado, con una cobertura sanitaria universal para todos los ciudadanos y un sistema de Seguridad Social  donde 14 millones de personas reciben mensualmente una prestación y del que una de cada tres familias españolas dependen de una pensión pública.

Magdalena Valerio insistió en que cualquier reforma en el Sistema debe hacerse con el consenso entre las diferentes fuerzas políticas, en el marco de la Comisión del Pacto de Toledo, y los acuerdos alcanzados entre Gobierno, organizaciones empresariales y sindicatos a través del diálogo social tripartito.

Políticas de igualdad

En otra de las sesiones del encuentro del G-20, la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social se pronunció sobre las políticas de igualdad por las que apuesta el Gobierno español.

Las manifestaciones que tuvieron lugar el pasado 8 de marzo, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, enviaron el mensaje de que la igualdad de género debe ser un pilar esencial si queremos un Futuro del Trabajo justo e inclusivo.

Magdalena Valerio insistió en que todas las políticas que los Gobiernos desarrollen en el ámbito económico, laboral, educativo y social deben integrar, de manera transversal, la perspectiva de género para llegar a un trabajo futuro igualitario.

Para alcanzarlo, hay que solucionar problemas presentes como las brechas salariales existentes entre hombres y mujeres; las diferencias en el acceso a la formación, a la educación, al reparto de responsabilidades y cuidados dentro de la familia, a las pensiones de la jubilación o a la presencia en órganos directivos dentro de las empresas y las Administraciones Públicas. Fuera del ámbito laboral, las mujeres además siguen