Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nuevaCompartir en Linkedin: abre ventana nuevaCompartir en Tuenti: abre ventana nuevaCompartir en Delicious: abre ventana nuevaCompartir en MySpace: abre ventana nueva

El Ministerio del Interior intensifica la colaboración con organizaciones y entidades sociales en la lucha contra la trata de seres humanos

Viernes 17 de junio de 2016
Ministerio del Interior

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha cursado una instrucción a las direcciones generales de la Policía Nacional y de la Guardia Civil para que pongan en marcha la creación de la figura del Interlocutor Social en la Trata de Seres Humanos.

​El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, ha cursado una instrucción para reforzar la cooperación con las organizaciones no gubernamentales y miembros de la sociedad civil en la lucha contra la trata de seres humanos. Para ello, el Ministerio del Interior ha establecido que la Policía Nacional y la Guardia Civil pongan en marcha  la figura del Interlocutor Social en la Trata de Seres humanos, cuyo objetivo no es solo contar con una nueva herramienta para prevenir y combatir este tipo de delito, sino también favorecer la coordinación de las actuaciones de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado con los diversos organismos y entidades sociales que se ocupan de la protección de los seres humanos que sufren este execrable crimen.

La instrucción de la Secretaría de Estado de Seguridad recoge la creación de dos tipos de Interlocutores Sociales en la Lucha contra la Trata de Seres Humanos, uno que actuará a nivel nacional y otros que lo harán a nivel territorial. Mientras que el primero tendrá las misiones específicas de cooperación y coordinación con los distintos Interlocutores Sociales Territoriales, estos últimos asumirán la responsabilidad de la coordinación, cooperación y desarrollo de las actuaciones relacionadas con los delitos relacionados con la Trata de Seres Humanos en su ámbito territorial. Además, estos expertos serán los encargados de mantener contactos permanentes con las organizaciones y entidades con experiencia acreditada en la asistencia a las víctimas de trata. Los objetivos de estos contactos serán fomentar la colaboración, garantizar el intercambio mutuo de información, tendencias, estadísticas y promover los protocolos de coordinación que resulten necesarios para la asistencia a las víctimas y el apoyo policial especializado en la materia.

La instrucción señala que cuando el Interlocutor Social o, en su caso, las unidades de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, competentes para la identificación de la víctima y posterior investigación de los hechos, tengan conocimiento de la detección de una víctima potencial por parte de las entidades especializadas, solicitarán, por el medio más rápido y eficaz, la información de la que puedan disponer las citadas entidades, la cual será valorada en la identificación de la víctima.

Asimismo, cuando estas entidades especializadas tengan información relevante sobre una víctima potencial lo pondrán en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a través de los cauces establecidos con el correspondiente Interlocutor Social, por el medio más rápido y eficaz con la finalidad de que dicha información sea valorada en la identificación de la víctima y demás actuaciones de protección.

Igualmente, la instrucción recoge los procedimientos de identificación de las víctimas. En este sentido señala que desde el mismo momento en el que pueda considerarse que existen indicios razonables para creer que una persona es víctima de trata, las unidades policiales adoptarán las medidas necesarias tendentes a garantizar la protección de sus derechos, la asistencia médica y social, y el apoyo jurídico que precise.  Asimismo, la identificación de las víctimas se realizará, exclusivamente, por las unidades policiales que tengan formación específica en la prevención y lucha contra la trata, y en la identificación y asistencia a las mismas.

471 personas fueron detenidas en 2015 por trata de seres humanos

Durante el año 2015, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han detenido a 471 personas por trata de seres humanos, siendo 152 de ellos, por trata de seres humanos con fines de explotación sexual principalmente de Rumanía, España y Nigeria, a los que se suman 319 detenidos específicamente por explotación sexual.

Además, en 2015, la Policía Nacional y la Guardia Civil han liberado a 133 víctimas de trata con fines de explotación sexual así como las 650 víctimas de explotación sexual que han sido también liberadas en 2015, de las que 22 eran menores.

Dentro de las medidas preventivas para luchar contra la trata de seres humanos, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han realizado más de 3.000 inspecciones administrativas, se han identificado a más de 13.000 personas en situación de riesgo, se han realizado 215 atestados policiales contra grupos criminales o personas que se dedicaban a estas actividades y se han desarticulado un total de 42 grupos. El trabajo policial se ha centrado, principalmente en los clubes de alterne donde se han llevado a cabo el 74% de las inspecciones.

»Más Información