Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

La inflación se modera al 1,1% gracias a la desaceleración de los precios de la energía

Viernes 12 de enero de 2018
INE

El Índice de Precios de Consumo (IPC) aumentó en diciembre de 2017 el 1,1% interanual, según cifras publicadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), tasa inferior en una décima a la adelantada por el INE a finales del mes pasado (1,2%) y en seis décimas a la registrada en noviembre (1,7%).

​Esta evolución se explica principalmente por la desaceleración de los precios de los productos energéticos y, en menor medida, de la alimentación no elaborada y de los servicios. En términos intermensuales, el IPC ha registrado una tasa de variación nula en diciembre de 2017, frente al avance del 0,6% del mismo mes de 2016.

Los precios de los productos energéticos aumentaron el 2,6% interanual en diciembre de 2017, 3,4 puntos menos que en noviembre, debido principalmente a la desaceleración de los precios de los carburantes y lubricantes. Estos pasaron de registrar una tasa del 6,7% interanual en noviembre al 3% en diciembre. Y, en menor medida, también se debe a la caída de los precios de la electricidad, del 0,2%, tras haber registrado un aumento del 3,5% en noviembre. Por su parte, los precios del gas moderaron su ritmo de crecimiento tres décimas, hasta el 6,8%.

La inflación de la alimentación se situó en el 1,7% en diciembre, cinco décimas inferior a la del mes precedente. Los precios de la alimentación no elaborada crecieron el 2,8%, 1,5 puntos menos que en el mes anterior, debido a la desaceleración de los precios de las frutas frescas, de 3,9 puntos, hasta el 4,1%, y de las legumbres y hortalizas frescas, que pasaron de crecer el 7,5% en noviembre a hacerlo un 3,3% en diciembre. La inflación de la alimentación elaborada, bebidas y tabaco se mantuvo en el 1,2%.

La inflación subyacente (que excluye la alimentación no elaborada y los productos energéticos, elementos más volátiles del IPC) se mantuvo en diciembre en el 0,8%. Los precios de servicios se desaceleraron dos décimas, hasta el 1,3% interanual, debido al turismo y la hostelería y, en concreto, a los paquetes turísticos, cuyos precios pasaron de crecer el 5,8% en noviembre a caer el 1,2% en diciembre. Por su parte, la tasa de variación interanual de los precios de bienes industriales no energéticos (BINE) se mantuvo en el -0,3%.

En términos intermensuales, el IPC ha registrado una tasa de variación nula en diciembre de 2017, seis décimas inferior a la registrada en el mismo mes de 2016. Por componentes, los precios de los productos energéticos se incrementaron el 0,3%, frente al avance del 3,6% en diciembre de 2016; los de la alimentación se mantuvieron estables, frente al aumento del 0,4% en el mismo mes de 2016; los de los servicios aumentaron el 0,4%, dos décimas menos que en el mismo periodo del año anterior; y los de los BINE se redujeron el 0,6%, al igual que en diciembre de 2016.

Dentro del grupo de alimentación, los precios de los alimentos no elaborados registraron en diciembre de 2017 una tasa intermensual del -0,2% (1,4% en el mismo mes de 2016), y los de los alimentos elaborados se mantuvieron estables, al igual que un año antes.

La tasa de inflación disminuyó en diciembre respecto a la de noviembre en todas las comunidades autónomas. Los mayores descensos se produjeron en La Rioja (0,6%), Aragón (0,9%), Castilla y León (1%) y Cataluña (1,2%), con bajadas de ocho décimas en la primera y de siete décimas en las restantes. La Comunidad de Madrid (1,2%) es la que presenta una menor caída en su tasa anual, con un descenso de tres décimas.

La tasa interanual del IPC a impuestos constantes se situó en diciembre en el 1,1%, al igual que la registrada por el IPC general.

El INE ha publicado asimismo el IPC armonizado (IPCA) correspondiente al mes de diciembre, cuya tasa interanual se sitúa en el 1,2%, seis décimas inferior a la de noviembre. Por su parte, la tasa adelantada por Eurostat para el conjunto de la zona euro en diciembre es del 1,4%, resultando así un diferencial de inflación favorable para España respecto a la zona euro de dos décimas, frente a los diferenciales desfavorables registrados a lo largo de los doce meses anteriores.

»Más Información