Está usted en:
  • Enviar

Morenés condecora a los militares participantes en la evacuación de los afectados por el ébola

Jueves 20 de noviembre de 2014

​Han sido reconocidos con esta condecoración 13 oficiales, 5 suboficiales y 9 componentes de la clase de tropa pertenecientes a distintas unidades del Ejército del Aire: la Unidad Médica de Aeroevacuación (UMAER),  del Ala 31 y del  Grupo 45.

Según se refleja en la Orden Ministerial pendiente de publicación, estas medallas se conceden a estos militares por su nivel de disponibilidad y preparación previa, así como por el esfuerzo, dedicación y espíritu de servicio llevado a cabo durante la realización de estas dos misiones de manera satisfactoria, constituyendo un ejemplo a seguir en situaciones similares.

Con este motivo, el ministro de Defensa, acompañado por el jefe del Estado Mayor del Ejército del Aire, Francisco Javier García Arnáiz, entre otras autoridades de este ejército, ha recibido esta mañana en la sede del Ministerio a una comisión de los participantes en las aeroevacuaciones, donde les ha expresado que "esto que han hecho merece un reconocimiento con honor" y les ha  agradecido "su envidiable espíritu humano de servicio, alegría y condición de gente ejemplar".

Misiones realizadas

Las operaciones de repatriación se iniciaron cuando el ministro de Defensa dio la orden de preparación del dispositivo de evacuación, planeamineto que realizó el Mando de Operaciones y que fueron ejecutadas por personal y medios del Ejército del Aire bajo el control del Centro de Operaciones Aéreas (AOC) del Mando Aéreo de Combate.

El pasado 6 de agosto un Airbus  A-310 del Grupo 45 con una tripulación de nueve personas y un equipo médico formado por dos médicos, una enfermera y dos técnicos sanitarios de la UMAER, despegó desde la base aérea de Torrejón con destino a Monrovia (Liberia) para proceder a la aeroevacuación de los dos españoles afectados por el virus del ébola.

Asimisimo, en septiembre  fue un avión T-10 (C-130 'Hércules') del Ala 31 de Zaragoza, el que despegó de la base aérea de Torrejón con destino a Freetown (Sierra Leona), para repatriar a otro cooperante español, al que también se le diagnosticó la enfermedad del ébola.

En el avión viajan dos tripulaciones de vuelo, integrada cada una de ellas por un piloto, un copiloto, un navegante y un auxiliar (ocho personas en total) del Ala 31, al que se les unen dos equipos médicos de la Unidad Médica de Aeroevacuación (UMAER), formados por un comandante médico, un capitán enfermero y un auxiliar de enfermería.

Unidad Médica de Aeroevacuación

La misión primordial de la UMAER es la aeroevacuación de bajas del Ejército del Aire. Los especialistas sanitarios se integran como parte de la tripulación de la aeronave. Se trata de traslados avanzados, tácticos y estratégicos, tanto en territorio nacional como internacional, que garanticen el transporte y estabilización de bajas en caso necesario.

Las evacuaciones se realizan con los medios aéreos del Ejército del Aire (Boeing 707, Falcon 900, Casa CN-235, Hércules C-130, Casa C-295 y helicópteros Super Puma). Éstas cuentan con los medios técnicos precisos para asegurar su estabilización hasta los centros sanitarios adecuados en caso de bajas en áreas de operaciones o de accidentes aéreos o catástrofes.

La UMAER fue creada en 2003 y ha participado en la evacuación de heridos y bajas en territorio nacional y en prácticamente todas las zonas de operaciones en las que están desplegadas la Fuerzas Armadas Española, además ha realizado traslados de personal civil en cualquier zona del mundo en la que ha sido requerido por el Gobierno Español. Es una 'Fuerza de proyección de muy alta disponibilidad' capaz de realizar el despliegue a las dos horas de recibir la orden de activación.

Más Información