Está usted en:
  • Enviar

Conferencia de prensa conjunta del presidente del Gobierno y del primer ministro de Portugal tras la XXX Cumbre Hispano-Portuguesa

Valladolid, miércoles 21 de noviembre de 2018

Presidente.- Muy buenas tardes a todos y a todas. Acabamos de concluir la XXX Cumbre Hispano-Portuguesa en esta extraordinaria e histórica ciudad.

Quiero agradecer, en primer lugar, a su alcalde, Óscar Puente, la oportunidad que nos brinda de este privilegiado emplazamiento y de la fantástica organización del mismo.

Por supuesto, también quiero hacer extensivo ese agradecimiento al presidente de la Comunidad de Castilla y León, y, por supuesto, también a los servicios de la Delegación del Gobierno.

Y quiero agradecer, muy significativamente, al primer ministro, a mi amigo Antonio Costa, que ha venido acompañado de una buena parte de su Gobierno. Su presencia, hoy, aquí, en esta XXX Cumbre entre España y Portugal, no es más que reafirmar esa extraordinaria cooperación-colaboración que disfrutamos ambos países.

Esta Cumbre marca, como decía antes, el excelente estado de nuestras relaciones bilaterales, en el 40 Aniversario de nuestro Tratado de Amistad y de Cooperación. Un Tratado que entró en vigor, en consecuencia, en 1978, aquel año que decidimos dar un nuevo comienzo a nuestras relaciones como Estados democráticos, sociales y de derecho tras un largo periodo de más de cuatro décadas de dictadura.

También, estamos celebrando a la par las cuatro décadas de nuestra historia constitucional, desde que Portugal en 1976 y España en 1978 emprendiéramos la senda de los Gobiernos democráticos.

En la Cumbre de hoy nos hemos reunido el primer ministro Antonio Costa y yo, además, de diez ministros y ministras de cada país.

Como resultado de esta Cumbre acabamos de firmar siete Acuerdos y Declaraciones, que tendrá una repercusión práctica en la vida cotidiana, ordinaria de los portugueses y las portuguesas y los españoles y españolas.

Estos acuerdos refuerzan nuestra cooperación en materia, por ejemplo, de asistencia mutua para la protección civil en las zonas transfronterizas y muy significativamente, en un desafío que tenemos en la Península Ibérica que es la lucha y el combate contra los incendios.

En segundo lugar, hemos planteado una estrategia ibérica de lucha contra la despoblación, y, en consecuencia, de favorecimiento de la repoblación (me gusta más el término repoblar que poblar), y, también, del reconocimiento del envejecimiento de la población, y, en consecuencia, del rejuvenecimiento de ese territorio.

En tercer lugar, en el ámbito del empleo y los asuntos sociales, hemos compartido distintas experiencias que tanto el Gobierno portugués, como el Gobierno de España estamos poniendo en marcha, sobre todo, para luchar contra la precariedad laboral, y, por supuesto, también, la subida de los Salarios Mínimos, en cada uno de los países. 

El intercambio de expertos en museos. En Educación, también, el favorecimiento, la potenciación de la enseñanza del portugués en España y del castellano en Portugal. Un proyecto que, en el ámbito de la vanguardia científica, a nivel europeo, es la supercomputación y que vamos a estar mano a mano Portugal y España compitiendo por ella.

La lucha contra las especies invasoras en el río Guadiana. El comercio, que es algo fundamental, también, para Portugal y España que tenemos esa dimensión también iberoamericana tan importante. Y la migración.

Además, de estos Acuerdos hemos reflejados el resultado de la Cumbre en una Declaración conjunta a la que todos ustedes tienen ya acceso, y que recoge los 22 ámbitos en los que hemos trabajado a lo largo de estos últimos meses para celebrar esta Cumbre, en el día de hoy.

Y, por último, en la reunión bilateral que hemos mantenido el primer ministro Costa y yo mismo, hemos repasado cuestiones claves de la relación bilateral, como decía antes, la despoblación, un problema que afecta a nuestros dos países, y, en especial a las regiones de nuestra frontera. Y, en ese sentido, como les decía antes, no solo hemos acordado el desarrollo de una estrategia ibérica para las cuestiones de despoblamiento, de envejecimiento, para la que hemos firmado, hoy, un Acuerdo, que, a mi juicio, es importante.

No puedo dejar de mencionar algo que es importante, también, para Portugal y para España, como Península Ibérica, y son las interconexiones energéticas, las siempre difíciles interconexiones energéticas de la Península Ibérica con el continente europeo, que saben ustedes que tuvimos una reunión, precisamente, en el mes de julio, nada más llegar nosotros al Gobierno, en Lisboa, para impulsar estas interconexiones energéticas que, a nuestro juicio son necesarias para esa transición ecológica hacia las energías renovables en las cuales estamos empeñados y comprometidos ambos Gobiernos.

Anunciamos, asimismo, hoy, que Valladolid será a partir del mes de abril de 2020, querido alcalde, el punto de partida de una exposición conjunta, itinerante, que conmemorará el V Centenario de la circunnavegación del planeta que realizaron Magallanes y Sebastián Elcano.

Y, también, hemos abordado algo que es muy importante para ambos Gobiernos, que es la dimensión europea de nuestro carácter ibérico. Hemos hablado, lógicamente, del Brexit. Hemos hablado, también, de la necesidad de aprobar antes de las elecciones europeas de mayo de 2016 las perspectivas financieras que sirven como base para los Presupuestos Europeos, y, en consecuencia, para las inversiones públicas, que tanto benefician a la sociedad portuguesa, por supuesto, también, a la sociedad española.

Y hemos hablado también de una importante Eurocumbre que se va a celebrar en el mes de diciembre en Bruselas, donde esperamos que logremos seguir avanzando en el proceso de integración de la Unión Económica y Monetaria.

Y, también, lógicamente, hemos hablado del refuerzo de la dimensión social de la Unión Europea, con la que tanto el primer ministro Costa, como yo mismo, estamos fuertemente comprometidos.

Hemos tratado, lógicamente, la cuestión migratoria, y hemos aprobado, también, en relación con esta cuestión, una Declaración de Reafirmación y de Compromiso con el 'Global Compact' que se va a celebrar en Marrakech a principios de diciembre.

En definitiva, creo que esta Cumbre vuelve a demostrar el excelente estado en las relaciones entre Portugal y España, entre España y Portugal. Voy acuñar una frase que me ha dicho el ministro de Ciencia al finalizar la Cumbre, pero que me parece muy importante, porque al final, sintetiza, en buena medida, la filosofía de estas Cumbres. Y es que Europa necesita más iberismo, y la Península Ibérica necesita también más Europa. Así que, creo que ese compromiso doble con la Península Ibérica ambos países, y también con Europa, creo es lo que sintetiza a las claras muchos de los Acuerdos que están hoy aquí firmados por el primer ministro portugués y por mí mismo.

Así que, gracias, querido Antonio y tienes la palabra.

Sr. Costa.- Gracias, Pedro. Me gustaría empezar agradeciendo al presidente del Gobierno del Reino de España, al presidente de la Comunidad de Castilla y León y al señor alcalde de Valladolid, la excelente acogida que me ofrecen a mí y a mi Gobierno ante esta XXX Cumbre Ibérica.

Las relaciones entre Portugal y España se basan en primer lugar en una visión común sobre Europa, y también, sobre el mundo. Empecemos por Europa. En Europa compartimos los mismos puntos de vista, en cuanto a política migratoria, sobre la necesidad de concluir la reforma de la Unión Económica y Monetaria; de desarrollar el pilar europeo de los derechos sociales. También estamos de acuerdo en que necesitamos concluir las negociaciones con el Acuerdo de Mercosur, y, también, compartimos una visión común sobre los programas decisivos para la innovación en Europa y el horizonte del nuevo espacio digital.

Una visión común que se extiende además al mundo, y a la forma en la que nosotros entendemos que es fundamental defender el multilateralismo, el comercio libre, la libertad de circulación, y la construcción de la paz. Y, por eso, conjuntamente vamos a participar y apelamos a la participación en el Pacto Global por las Migraciones, promovido por las Naciones Unidas y que va a celebrar una Cumbre, en breve, en la ciudad de Marrakech. Esta es la visión común que va a marcar la celebración conjunta del V Centenario del viaje de circunnavegación iniciado por Fernando de Magallanes y concluido por Sebastián Elcano.

Porque esta visión de un mundo común para toda la humanidad es la que nosotros queremos celebrar dándole una visión actualidad, moderna y progresista a nuestra historia.

En segundo lugar, nuestra relación se basa también en una fuerte cooperación transfronteriza. Y me gustaría manifestar aquí, mi satisfacción especial por el hecho de haber definido como prioridad la definición de una estrategia común de desarrollo de las regiones fronterizas. Esas regiones de ambos lados de la frontera están sufriendo un problema de despoblación, de envejecimiento, y de una menor dinámica económica. Y si queremos una mayor cohesión territorial, entonces, tenemos que desarrollar estas regiones fronterizas y tenemos que hacerlo en común.

Y, después de haber definido esta prioridad en la Cumbre de Villarreal, el año pasado, este año ya hemos dado pasos hacia adelante; hemos nombrado un grupo de trabajo que va a iniciar sus trabajos en los próximos meses, lo que demuestra el compromiso firme y concreto, por parte de ambos Gobiernos.

Esta cooperación transfronteriza se basa también en las interconexiones. Necesariamente, las interconexiones energéticas, fundamentales para poder reducir el coste de la energía en cada uno de nuestros países. Y, también, fundamentales para que la Península Ibérica pueda darle a Europa un mix energético mejor en el que tenga mayor peso las energías renovables, porque tenemos una capacidad única de desarrollar estas energías en la Península Ibérica. Pero estas interconexiones son también por carretera y ferroviarias. Y, por eso, con gran placer anuncio que hemos firmado aquí el compromiso entre el Reino de España y la República de Portugal, de concretar la tan deseada conexión entre Zamora y Braganza, fundamental para ofrecer a esta zona del noreste de Portugal una conexión directa con España y con Europa.

Cooperación bilateral, también, en el sector fundamental del agua. Hace 20 años que se firmó el Convenio de Albufeira, un convenio fundamental a nivel mundial y ejemplar, y que tenemos que asegurar, y no tan sólo para hablar de cantidad de agua, sino también de calidad de agua, y, sobre todo, de un uso eficiente del agua, sobre todo, en el sector agrícola.

Esta cooperación, además, se extiende necesariamente al área de la seguridad. Y, para ello, los centros comunes de cooperación policial se van a reforzar. Se va a reforzar su funcionamiento, empezando por los que funcionan en Cayas y Elvas, que van a tener a partir de dentro de muy poco tiempo una actividad 24 horas durante los siete días de la semana. Y, también, sabemos que tenemos que hacer un esfuerzo para continuar ayudándonos cada vez de forma más intensa y apoyarnos recíprocamente en el campo de la protección civil y la articulación de lo que llamamos el 112, para conocer mejor los medios que existen a ambos lados de la frontera, y reaccionar de forma conjunta y más rápida en situación de catástrofe.

Y, también cooperación transfronteriza en cuanto al control de la sanidad vegetal y animal. Esto también se va a reforzar y se van a mantener reuniones semestrales entre los equipos técnicos de los dos países.

En tercer lugar, esta relación nos invita a intensificar la cooperación bilateral en el campo de la seguridad y vamos a poder ampliar al norte de Portugal y a Galicia la cooperación que ya existe actualmente en el Algarve y en Andalucía, en materia de intercambio de datos sobre la vigilancia marítima.

Vamos a reforzar, también, la enseñanza del portugués en España, y del castellano también en Portugal. Somos conscientes de la gran importancia que hemos dado a la promoción del libro y de la literatura en ambos países. Portugal fue el país invitado en la Feria del Libro de Madrid del año pasado, y el año que viene España va a ser el país invitado en la Feria del Libro de Lisboa, y Portugal en la Feria del Libro de Sevilla.

Esto muestra nuestro interés por construir futuras relaciones entre Portugal y España fuertes dentro de esta nueva Europa más competitiva e innovadora. Y por ello, hemos avanzado en la creación de la Red Ibérica de Supercomputación, de forma que podamos presentar conjuntamente propuestas de financiación en la Unión Europea y así, de esta forma, encontrarnos en primera línea, en esta transición hacia el mundo digital. Un ejemplo, lo que hicimos hace 10 años cuando lanzamos el Instituto Ibérico de Nanotecnología, que, ahora, queremos también reforzar abriéndolo a la participación de otros países, europeos y no europeos, para darle una mayor dimensión internacional.

Y, en este sentido, contemplamos con satisfacción que España se adhiera al proyecto del "AIR Center" (Atlantic International Research Center), un gran centro internacional de investigación en las Azores, que investiga el oceano, el espacio y el cambio climático.

Ha sido muy interesante en esta reunión conjunta de ambos Gobiernos poder intercambiar puntos de vista, buenas prácticas y puntos de coordinación sobre un conjunto de políticas sectoriales que son comunes.

Hablemos, por ejemplo, de la educación: la flexibilización curricular, la lucha contra el abandono escolar. En materia laboral la lucha por un trabajo digno, con un sueldo justo. Y estos son, de nuevo, políticas comunes de ambos Gobiernos, y el objetivo común también que tenemos de desarrollar un programa de retorno, para crear mejores condiciones para que puedan regresar a España y a Portugal aquellas víctimas de la crisis que se vieron forzadas a emigrar, y a los que queremos dar nuevas oportunidades para que puedan regresar e implantarse en nuestros países.

Y finalmente en el campo de la política forestal, y de la prevención de incendios, así como en la digitalización económica en todos los dominios, y muy en particular, en el campo de la agricultura, en el que pensamos desarrollar un trabajo también común sobre la agricultura de precisión y la digitalización en el sector agrícola.

Ha sido, pues, una reunión realmente muy intensa. Tan sumamente intensa que exige que nos volvamos a encontrar de aquí a poco para la XXXI Cumbre Ibérica para así poder dar continuidad a todo aquello que ha sido iniciado aquí en Valladolid y lanzar nuevos proyectos, nuevos asuntos que vamos a poder desarrollar conjuntamente. Y, en este sentido, pues he tenido la oportunidad de invitar al presidente del Gobierno de España, al señor Pedro Sánchez y a su Gobierno, para que el próximo mes de junio, en la ciudad de Guarda, en Portugal, se celebre la próxima Cumbre entre los dos países.

Muchas gracias.

Presidente.- Pues, muchas gracias. Ahora quedamos a disposición de los medios de comunicación.

P.- Muy buenas noches. A mí me gustaría ir directamente al grano, sobre el Acuerdo en materia de protección civil. No me gustaría hablar mucho sobre este tema, debido a que habido una historia de graves problemas de incendios en Portugal. Entonces, a mí, lo que me gustaría es hacer la siguiente pregunta. Debido a que ya en alguna Cumbre anterior se ha hablado de la posibilidad de que en el futuro los bomberos de los dos países vecinos puedan entrar en el país colindante. Por eso me gustaría preguntarle si esto continúa hacia adelante, y si puede obtener fuerza de ley en ambos países.

Y me gustaría también saber muy rápidamente si se ha hablado de El Retortillo y Almaraz.

Sr. Costa.- No necesita obtener fuerza de ley, porque ya tiene fuerza de ley. Actualmente tanto los bomberos portugueses, como los bomberos españoles pueden intervenir en el país vecino, mediando petición de éste, y, además, hay además acciones de cooperación que han sido muy valiosas tanto en la lucha contra los incendios desde tierra, o por medios aéreos, o con disponibilidad de otros medios. Por ejemplo, en la situación dramática que estamos intentando resolver, hoy, en la región Borba, con la necesidad de tener bombas que nos permitan retirar agua para después rescatar víctimas, pues el material que utilizamos en esta catástrofe nos llegó desde aquí, desde España. Lo cual muestra perfectamente la cooperación en protección civil.

En cuanto a El Retortillo y Almaraz, lo hemos seguido durante los últimos meses, y hemos recibido por parte de España toda la información necesaria, con todo rigor, según lo establecido, para así ir siguiendo los impactos y poder dialogar en un ambiente de proximidad y confianza con las autoridades españolas sobre estos temas.

P.- Presidente, buenas tardes, en nombre de los periodistas españoles. Queríamos preguntarle, en primer lugar, ¿Qué opinión tiene? ¿Qué opinión le merece el varapalo que ha recibido hoy por parte de Bruselas, de la OCDE, y del Fondo Monetario Internacional? No se creen los Presupuestos, rebajan la previsión de crecimiento, aun así esto ¿cree que quedan tocados los ánimos del Gobierno para seguir apoyando los Presupuestos? Después, además, de lo que hemos visto esta mañana en el Congreso, continúan aún también animados para sentarse a la mesa a negociar con Esquerra tras que hayan hecho un feo a un ministro de su Ejecutivo. También sobre el Brexit, ¿confía en que el domingo haya finalmente la Cumbre, y cuál va a ser la posición española?

Presidente.- Esto daría para una conferencia. En todo caso, voy a tratar de responder a todas las preguntas. La primera de ellas, en relación con las previsiones de invierno que ha publicado hoy la Comisión Europea, también las previsiones de la OCDE quiero decir que todas dicen más o menos lo mismo: Uno, que España va a seguir creciendo y fuerte, es decir, que va a seguir liderando el crecimiento económico en el conjunto del área euro, y, también, de la Unión Europea. Dos, que se va a seguir reduciendo el paro en nuestro país, que yo creo que también es muy importante. Y, tres, que, efectivamente, el déficit público lo que va a hacer es reducirse y, como consecuencia de ello, España, por fin, va a salir del brazo corrector de déficit excesivo de la Unión Europea. Este es el objetivo que tiene el Gobierno de España, y, por tanto, creo que estos tres mensajes me parece que son los más importantes, respecto a los informes que hemos conocido en el dia de hoy.

En relación con lo que ha ocurrido hoy en el Congreso, yo lo he manifestado públicamente, también por escrito: toda mi solidaridad con el ministro de Asuntos Exteriores, con Pepe Borrell, que ha sufrido hoy una falta de respeto. Por cierto, no es una anécdota, es decir, viene ocurriendo, desgraciadamente, durante estos últimos meses por parte de determinadas personas, que utilizan la palabra no tanto para dialogar, no tanto para hacer una oposición útil, no tanto para hacer una oposición apasionada pero siempre respetuosa.

Nosotros siempre hemos creído que cuando no hay respeto lo que se hace es debilitar la democracia, y creemos que todos los Poderes del Estado, el Poder Ejecutivo, el Poder Legislativo y el Poder Judicial lo que tienen que estar es a la altura de la sociedad a la que sirven.

Y es evidente que hoy, en el Congreso de los Diputados, esos diputados, que son los representantes legítimos de la ciudadanía, cuando han sido vistos a través de los medios de comunicación, muchos de esos ciudadanos, no se han visto representados por ellos.

Por tanto, yo lo que le pido al Poder Legislativo y, en particular a aquellos diputados y diputadas que lo que están haciendo es utilizar la palabra para faltar el respeto, que reflexionen; que vuelvan a la moderación. Que se tiene que acabar el que la sesión de control en el Congreso de los Diputados deje de ser la ceremonia de la crispación. Que se puede hacer oposición apasionada, con argumentos. Claro que sí, esa es la esencia de la democracia, pero lo que no se puede hacer es faltar el respeto. Y, en ese sentido, yo pido a todos los Grupos Parlamentarios, singularmente, a aquellos que tienen una mayor representación, que tengan sentido de Estado, que hagan oposición útil, y que sirvamos y estemos a la altura de la sociedad española, que es una sociedad que, lógicamente, necesita ver a sus representantes haciendo una oposición constructiva, dialogando. Y, por supuesto, también, discrepando, pero siempre desde el respeto.

Y finalmente, respecto al Brexit, creo que ayer fui muy claro. Nosotros somos un Gobierno que se ha definido, desde el primer momento, como un Gobierno proeuropeísta.

En relación con la negociación que se ha mantenido por parte de la Unión Europa con el Reino Unido para el Acuerdo de retirada, y, también, para la Declaración política futura que definirá lo que es la relación futura entre el Reino Unido y la Unión Europea, siempre hemos mantenido una actitud absolutamente constructiva, nada de bloqueos, absolutamente transparente con  el equipo negociador de la Comisión Europea.

Por tanto, he de decirles que nos sentimos contrariados, que hemos encontrado en el Acuerdo de retirada una serie de elementos, un artículo, el artículo 184, que lo que pone es en cuestión la capacidad que tiene España para poder negociar con el Reino Unido sobre el futuro de Gibraltar. Y eso no es aceptable por el Gobierno de España. No es aceptable. Ni es aceptable en el Acuerdo de  retirada, ni es aceptable en la Declaración política futura.

Por tanto, nosotros le hemos pedido a la comisión Europea, le hemos pedido a las instituciones comunitarias, le hemos pedido también al Reino Unido que seamos conscientes de que este es un punto esencial para un Gobierno proeuropeísta como es el Gobierno de España. Y que si eso no se resuelve de aquí al domingo, España, desgraciadamente, un Gobierno proeuropeísta, tendrá que votar que no, y ejercer su capacidad de veto, porque esa es una cuestión que afecta a la esencia de nuestro país, a la esencia de nuestra nación. Y se lo dice alguien, además, que preside un Gobierno que ha logrado un acuerdo de Protocolo con el Reino Unido sobre Gibraltar, y un Acuerdo de cuatro memorándums vinculados con todo lo que tiene que ver con el día a día de las gentes que viven en Gibraltar, que viven en el Campo de Gibraltar, y que transitan diariamente la verja entre el Peñón de Gibraltar y el Campo de Gibraltar.

Por tanto, la actitud del Gobierno de España para con el contencioso con el Peñón de Gibraltar es constructiva, positiva, pero tenemos que hacerlo nosotros con el Reino Unido. Sólo nosotros y nada más que nosotros. Esta es la cuestión. Si eso se pone en solfa, se duda por parte, --en este caso, del Reino Unido--, España, desgraciadamente, no va a poder votar ese Acuerdo de retirada, ni tampoco va a poder votar esa Declaración política futura.

Y en esto quiero ser muy, muy claro. Nosotros somos firmes en la defensa del proyecto europeo, y como somos firmes en la defensa del proyecto europeo lo que no podemos admitir es que se debilite la capacidad de un país que es miembro de la Unión Europea. Y, ahora mismo, en la forma en la que está planteada esa Declaración y ese Acuerdo, desgraciadamente, no nos sentimos representados ni reflejados. Y esto yo creo que todos los colegas europeos lo pueden entender, la Comisión Europea, también y la primera ministra británica, también.

Lo que estamos haciendo es defender los intereses de la Nación Española y eso lo vamos a hacer hasta el final. Esto es lo que puedo decirles.

P.- Hola, buenas noches, señor primer ministro, señor presidente, me disculpo, pero voy a hablar portugués. Me gustaría preguntarles a los dos. Siguen hablando sobre una eventual candidatura a tres para el Mundial de 2030. Cuál es la posición oficial de Portugal. Y aprovecho para preguntarle a Portugal cómo encara, en qué posición, el  posible veto al acuerdo del domingo sobre el Brexit. Y si cree que esto va a frenar el proceso, o si por el contrario, como dicen los españoles, va a respaldar a España.

Presidente.- Bueno, muchas gracias por la pregunta. Vamos a ver. Yo creo que en un mundo, y en unas sociedades en las que cada vez hay más corrientes que lo que hacen es darse la espalda unos a otros, el que podamos construir entre tres países de dos Continentes distintos, Europa y África, una candidatura conjunta para unir, para tender puentes, para cooperar y utilizar el deporte universal, que es el fútbol, me parece que es un mensaje que damos al mundo, que damos a Africa, que damos a Europa, de fraternidad, de amistad, de cooperación, con una envergadura y con un impacto tremendo, enormes, en el conjunto de las tres sociedades y, también, de muchísimas otras. Sobre todo, a la gente joven, a la gente joven que lo que está mirando con desconfianza, son las dinámicas políticas globales, las dinámicas políticas de determinados países, con lo cual, desde luego, a mi juicio creo que el proyecto de poder cuajar y construir una candidatura para el Mundial de 2030 entre Portugal, entre España y entre Marruecos sería: uno, inédito, porque nunca ha habido un Mundial entre dos Continentes. Dos, también inédito, porque estamos hablando de un mensaje absolutamente transversal, creo que también inédito en el sentido de que ahora mismo lo que estamos viendo son dinámicas de polarización y no de unión, no de cooperación.

Y, en consecuencia el Gobierno de España lo mira con un entusiasmo ferviente. Así se lo comenté oficiosamente al primer ministro portugués hace ya unos cuantos meses. El otro día tuve la ocasión de poder hablarlo con Su Majestad el Rey Mohamed VI en la visita que hicimos a Rabat, a Marruecos, donde también encontré una respuesta muy positiva y muy entusiasta a este proyecto. Y, ahora, a quien toca construirlo no es a los Gobiernos de Portugal, España o de Marruecos. Son las Federaciones de Portugal, de España y de Marruecos. En ese sentido, tanto Antonio como yo hemos hablado de ello, y serán ahora las Federaciones portuguesa, española y marroquí quienes intenten materializar este proyecto que, a mi juicio, es enormemente positivo para la Península Ibérica y, también, para Marruecos.

Por el lado de España, la Federación ya ha manifestado su interés, y esperamos en que en las próximas semanas o meses, podamos fraguar y construir ese proyecto que, a mi juicio, es transformador, inspirador y, sobre todo, esperanzador.

Sr. Costa.- Nosotros pensamos que es fundamental desarrollar las relaciones entre Europa y África. Y, obviamente, nos parece, también, una buena idea que podamos celebrar un evento con la carga simbólica de un Mundial que se desarrolle entre países de los dos Continentes.

La idea política es buenísima. Es necesario ahora hacer un largo trabajo. En primer lugar, comprobando si la FIFA altera los estatutos para así permitir que haya campeonatos en sus Mundiales organizados por Federaciones de continentes diferentes. Las Federaciones tienen también que hacer un trabajo y ver cuáles son los requisitos para poder organizar pruebas de esta naturaleza.

Es necesario, también, escuchar a otros países africanos amigos para saber si esta idea, que es una idea generosa, buena y positiva no se malinterpreta en el Continente africano, porque esto podría limitar otras oportunidades de que ellos puedan celebrar en otra ocasión el Campeonato del Mundo en África. Sí, bueno, hemos hablado sobre ello, efectivamente, hoy, y, bueno, vamos a dejar a nuestras Federaciones que se pongan a trabajar y que evalúen si tienen o no, si reúnen o no, las condiciones necesarias para avanzar en este sentido. Y, cumpliendo las condiciones que merece toda buena idea para que se concluya con éxito.

En cuanto a la segunda cuestión. Bueno, el Brexit es una mala noticia para Europa. Y la peor de las noticias sería que hubiera un Brexit sin acuerdo. Es fundamental que haya acuerdo. Pero para que haya acuerdo es necesario que todos alrededor de la mesa se sientan bien, y cómodos con el acuerdo. Y si algo ha quedado muy claro desde el principio es que tenemos todos que respetar las líneas rojas que cada uno venga a colocar.

Para el Reino Unido siempre ha sido una cuestión esencial mantener la integridad del territorio del Reino Unido sin separar Inglaterra y Escocia de Irlanda. Esto era fundamenta. También era fundamental que no se creara una frontera dura, rígida entre la República de Irlanda e Irlanda del Norte, cuestiones fundamentales que, por tanto, todos hemos intentado comprender. España también ha dejado, desde el principio, muy claro la cuestión de Gibraltar, para España esto ha sido y sigue siendo una cuestión fundamental.

Seguramente, lo que vamos a tener que hacer todos es un gran esfuerzo de aquí al domingo para que todas estas cuestiones, escollos fundamentales para unos y otros se puedan resolver satisfactoriamente y que se pueda contentar a todos. Y de esta forma, evitar aquello que sería una tragedia para Europa, que haya un Brexit sin acuerdo. Un Brexit desordenado, descontrolado y que heriría gravemente a los derechos de los británicos en Europa y a los ciudadanos europeos que residen en el Reino Unido. Esto sería gravísimo, también, para la actividad económica entre este conjunto de países, y otras actividades fundamentales como las relaciones aéreas entre el Continente y el Reino Unido, etcétera.

Por lo tanto, lo que yo deseo es que trabajemos todos activamente para que de acuerdo a lo previsto, el domingo podamos, efectivamente, cerrar un acuerdo que nos satisfaga a todos y, obviamente, también a España.

P.- ¿Qué tal presidente, primer ministro? Le quería hacer dos preguntas al presidente del Gobierno español.

En primer lugar, hemos escuchado una crítica y una reflexión hacia el Partido Popular por ser responsable de la crispación, por parte del Gobierno y del Partido Socialista, pero no ninguna mención expresa hacia Esquerra Republicana de Cataluña, que es quien ha protagonizado el incidente, si podemos llamarlo así, esta mañana en el Congreso.

Mi pregunta, presidente, es, si igual que hizo con Pablo Casado, rompiendo relaciones, después de llamarle 'golpista', si usted rompe relaciones con Esquerra Republicana de Cataluña por llamarle "racista" al ministro de Exteriores y por, según la versión del ministro, escupirle. Esto es lo que ha denunciado esta mañana en el Congreso.

Y, en segundo lugar, le pregunto por un clásico, presidente, por las elecciones. Usted esta semana ha abierto la puerta a acortar la legislatura, y ha prometido no marear a los españoles. ¿Nos puede decir, y les puede decir a los españoles si convocará elecciones en marzo o en octubre? Gracias.

Presidente.- Bueno, respecto a la primera. Gracias Ketty por tu pregunta. Vamos a ver. Yo he dicho y creo que es importante subrayarlo, que todos los Grupos parlamentarios en el Congreso de los Diputados tienen que hacer la reflexión de que las Sesiones de Control al Gobierno no pueden ser una ceremonia de la crispación. Que esta no ha sido la primera, pero que esperamos que sea la última.

Punto segundo. Yo no rompí relaciones con el Partido Popular, de hecho ahí está el acuerdo al que llegamos, malogrado, tras renovar el Consejo General del Poder Judicial. Pero sí con aquellas personas, con aquellos políticos que utilizan la palabra para insultar, para difamar o para descalificar cuando, por ejemplo, se me tachó a mí de 'golpista'.

Por tanto, no es el Grupo Parlamentario del Partido Popular, no es el Grupo Parlamentario de Esquerra Republicana con el que nosotros rompemos relaciones, pero sí con aquellas personas que tienen la palabra y la utilizan de una manera completamente distinta a lo que se necesita en un sistema democrático, si de verdad queremos regenerar la vida democrática.

A mí lo que me gustaría, y le pediría tanto al señor Rufián como al señor Casado, por ser los dos ejemplos que usted ha puesto, que pidieran disculpas, simplemente. Se piden disculpas, se explica que algunas veces, en el fragor del debate parlamentario uno puede cederse, extralimitarse y se acabó. Pero se reconoce, precisamente, esa responsabilidad, y esa descalificación, y se piden disculpas. No pasada nada. Pedir disculpas es bueno, es sano, también en democracia.

Y, respecto a la cuestión de las elecciones, creo que he sido muy claro. Nosotros desde el primer momento, Ketty, hemos planteado siempre el mismo calendario: moción de censura, estabilidad y elecciones. Y estamos ahora mismo en el proceso de la estabilidad política, económica y social. Y queremos una agenda de cambio muy importante y que implementar antes de que lleguen esas elecciones.

Muchas gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)