Está usted en:

Compartir en Facebook: abre ventana nuevaCompartir en Twitter: abre ventana nueva

Conferencia de Prensa del presidente del Gobierno después de la reunión con Su Majestad el Rey Felipe VI

Palacio de Marivent, Palma de Mallorca, lunes 6 de agosto de 2018

Presidente.- Buenas tardes. Comparezco para dar cuenta del encuentro y del despacho que he mantenido con Su Majestad el Rey, por primera vez, como presidente del Gobierno, aquí, en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca. Y, como saben, nuevo Gobierno, nueva etapa. Una nueva etapa que califiqué en la comparecencia de prensa que hice en el Palacio de La Moncloa, como una etapa cargada de ilusión. Cargada de esperanza, también de una reivindicación de la ejemplaridad pública, que era fundamental, después de muchos años donde desde la perspectiva de la ciudadanía se echaba en falta esa ejemplaridad. Y, también, una nueva etapa cargada de proyectos que sacaran a España del impás, del letargo, de la inacción que durante estos últimos años, a nuestro juicio, había sufrido.

Un nuevo Gobierno que tiene, también, una hoja de ruta clara, definida, delimitada, y que quiere, de manera determinada, incrementar durante los próximos años hasta el final de la legislatura. Y que, básicamente, tendría tres ejes fundamentales. El primero, el de la consolidación del crecimiento económico. El segundo, el de la creación de empleo y que ese empleo sea digno. Y, en tercer lugar, la redistribución del crecimiento, con una consolidación, con una reconstrucción de nuestro estado de bienestar, después de muchos años de duro ajuste y, también, de crisis económica.

Bueno, esta agenda, que nosotros hemos llamado como la 'Agenda del Cambio', ha sido el primero de los puntos que he tratado con Su Majestad el Rey.

En relación con la consolidación del crecimiento económico, apuntar el positivo diferencial de crecimiento de la economía española, que va a rozar el 2,7% del Producto Interior Bruto a finales de este año. Un diferencial muy superior a la media europea, también al de los principales países de la Unión Europea, con lo cual, creo que desde el punto de vista del crecimiento económico, de la recuperación económica, de la confianza, a través de las inversiones, a través de las exportaciones, y, por tanto, de la mejora de la competitividad de la economía española, o a través, también, de la evolución de la prima de riesgo que está en 100 puntos básicos, creo que podemos decir al conjunto de la ciudadanía española que hay esperanza, que hay optimismo razonable en cuanto a la robustez del crecimiento económico.

Es verdad que los datos del sector turístico aquí, en las Islas Baleares, y en el conjunto de España son, la verdad, francamente positivos. Hemos vuelto a registrar récords históricos, pero también lo es que, desde el punto de vista del Gobierno de España, no solamente podemos concentrar el crecimiento económico en el turismo o también en el sector de la hostelería y en el sector de la construcción. Por eso, estamos planteando, lógicamente, medidas que tienen que ver con la reindustrialización de nuestro país, y, también, con la apuesta decidida por la ciencia y la innovación por parte del actual Gobierno.

Desde el punto de vista del empleo, ahí están los datos de la EPA. Ahí están los datos de la Seguridad Social, pero es cierto, también, que no queremos caer en la autocomplacencia, porque existe, todavía mucho desempleo estructural. Existe, también, un desempleo que afecta a los jóvenes. Existe también discriminación laboral y salarial, sobre todo, de las trabajadoras en nuestro país. Y por supuesto, también, existe una alta precariedad y temporalidad en muchísimos puestos de trabajo.

De ahí que uno de los puntos que he tratado, también, con Su Majestad el Rey ha sido plantearle el Plan Director por el Trabajo Digno o, si lo miramos desde otro punto de vista, para luchar contra la precariedad y contra la explotación laboral.

Hay economía sumergida, competencia desleal, que es importante también que salga a la luz, entre otras cuestiones para que esos trabajadores coticen a la Seguridad Social y tengan empleos más dignos.

En tercer lugar, la reconstrucción del Estado del bienestar. Y ahí le he informado al Rey de todas las medidas que está poniendo en marcha el Consejo de Ministros desde el primer minuto de esta legislatura que echó a andar tras la moción de censura: la recuperación de la universalidad de la sanidad pública, la puesta en marcha de las becas educativas, sobre todo para las familias más desfavorecidas, y, en especial, para aquellos hijos e hijas víctimas de violencia de género. Por supuesto, también, desbloquear el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, que fue aprobado en julio del año pasado pero que muchas de las modificaciones legislativas que estaban ahí planteadas no se habían puesto en marcha. Tampoco los recursos económicos. En este último Consejo de Ministros desbloqueamos 100 millones de euros para que sean los Ayuntamientos y también las Comunidades Autónomas las que presten ese servicio necesario de atención a las mujeres víctimas de la violencia de género, también a los niños y a las niñas.

Y, en esa reconstrucción del Estado del bienestar, lógicamente está el aumento de las pensiones de viudedad que se aprobó hace dos semanas en el Consejo de Ministros. O también algo muy importante para casi el 30% de los niños y niñas de este país, que saben, sufren pobreza infantil, y que, como consecuencia del cierre de los colegios, no ve garantizada ni la comida, ni por supuesto, tampoco, el ocio.

El Gobierno de España, una de sus primeras medidas fue precisamente el poner en marcha el 'programa Veca' para garantizar el ocio y la alimentación a los niños y niñas que estén en familias que, lógicamente, están sufriendo pobreza o están en riesgo de pobreza. Este es el primero de los ejes que he hablado con Su Majestad el Rey. El segundo tiene que ver con la política migratoria.

Saben ustedes, y lo dije, además, el otro día en la rueda de prensa del Consejo de Ministros, que la migración no llegó con este Gobierno. Lo que llegó con este Gobierno ha sido la política migratoria y lo que hemos hecho desde el primer minuto ha sido: Uno, coordinar todos nuestros esfuerzos con el resto de países europeos. Dos, hemos reforzado esa cooperación y ese diálogo con los países de origen y con los países de tránsito y, seguramente, con el Reino de Marruecos. Y, durante estas últimas semanas, en distintos Consejos de Ministros hemos aprobado, en primer lugar, un plan de choque de 30 millones de euros para la acogida de los migrantes que llegan a nuestras costas, y finalmente, también, hemos aprobado la creación de un mando único operativo que coordine todos los esfuerzos para luchar contra las mafias, contra el tráfico de migrantes que, desgraciadamente, hacen estas mafias. Y por supuesto, evitar esa migración irregular. Esos son los planteamientos de los que le he informado a Su Majestad el Rey en el despacho.

El tercero de los asuntos que hemos tratado es la cooperación con las distintas Comunidades Autónomas y también con los Ayuntamientos.

Hoy, precisamente, se está reuniendo la Conferencia Sectorial sobre Migración, que hacía bastante tiempo que no se reunía a instancias del Gobierno de España. Pero, fíjense, en estos dos meses de vida del Gobierno de España ha habido ya celebradas 18 conferencias sectoriales, en ámbitos muy especiales, muy importantes para el día a día de los ciudadanos: desde educación, sanidad, transportes, migración, el Consejo de Política Fiscal y Financiera, para hablar también de la financiación autonómica y cómo mejorar la de las distintas Comunidades Autónomas.

En definitiva, creo que dentro de este ámbito de cooperación institucional es importante el esfuerzo que está haciendo el Gobierno de España en estos dos meses de vida que lleva al frente.

Desde luego, hemos hablado, también, de la comisión bilateral que desde hace siete años no se reunía entre el Gobierno de España y la Comunidad Autónoma de Cataluña. En septiembre van a empezar todos los trabajos que tienen que ver con transferencias de competencias, con recursos de inconstitucionalidad, con políticas de transportes, de inversión de transportes, que son fundamentales, también, para la Generalitat de Cataluña y para todos los catalanes y catalanas. Y, también, lógicamente, el impulso a la inversión del Corredor del Mediterráneo.

En definitiva, lo que quiero decir es que, también he informado al Jefe del Estado de la importancia que le está dando el Gobierno de España a esa cooperación interinstitucional y, sobre todo, con las Comunidades Autónomas.

En cuarto lugar, hemos hablado de política internacional, de política exterior. Le he informado de la visita del presidente de la República de Ecuador a España. También, de las distintas visitas de responsables de la Comisión Europea a España, la última, por ejemplo, la del Comisario de Asuntos Migratorios para hablar, precisamente, del desafío migratorio que afecta a toda Europa y, también, lógicamente, a España. Y le he informado también al Rey que como presidente del Gobierno, a finales del mes de agosto, haré un viaje oficial a distintos países de Iberoamérica. Y ustedes conocerán, a lo largo de los próximos días, la agenda de ese viaje, que estamos aun cerrando.

No quiero dejar de terminar esta introducción, que se está haciendo un poco más larga de lo que esperaba al principio, de trasladar lo siguiente: Es mi primera visita oficial como presidente del Gobierno a las Islas Baleares. Saben ustedes que voy a reunirme con la presidenta Francina Armengol posteriormente, donde podremos hablar de algunos asuntos más vinculados con la agenda de Baleares. Pero sí quiero trasladarles que este Gobierno, primero, empatiza y comprende el hecho insular. Y eso creo que se ha trasladado no solamente en el discurso, sino también en hechos del Gobierno: se aprobó ya de manera indefinida la subvención del 75% de los vuelos de las Islas Baleares a la Península. Se ha amentado el número de frecuencias de vuelos de Menorca a Madrid, que creo que también es algo muy importante para muchos de los vecinos y vecinas de las Islas Baleares. Y, por supuesto, está encima de la mesa el régimen económico de Baleares, que saben ustedes que, desde el punto de vista tanto del Gobierno de las Islas Baleares, como del Gobierno de España, es un asunto importante.

Quiero decirles que, desde luego, nosotros vamos a hacer todo lo que esté en nuestra mano para que más pronto que tarde se pueda aprobar ese régimen económico para las Islas Baleares, que es fundamental, para el bienestar de todos y todas los vecinos y vecinas de estas Islas.

Y, finalmente, volver al principio: nuevo Gobierno, nueva etapa. Este es un Gobierno que está trabajando con muchísima ilusión, con muchísima esperanza, que tiene clara cuál es su hoja de ruta; que no pierde ni un minuto. Tenemos muchos ámbitos en los que hacer política en la cooperación institucional con las Comunidades Autónomas para garantizar esa cohesión territorial. Reconstruir el Estado del bienestar para fortalecer esa cohesión social que, desgraciadamente, durante estos años se ha visto menguada. España es uno de los países que mayor desigualdad está sufriendo y le pueden poner todos los adjetivos que consideren: desigualdad intergeneracional, desigualdad de género, desigualdad territorial. Y por supuesto, este es un Gobierno que tiene claro que su principal compromiso es con la ejemplaridad y con la consolidación de crecimiento económico y creación de empleo digno.

Por tanto, nuevo Gobierno, nueva etapa y una hoja ruta clara de crecimiento, creación de empleo y cohesión social. Y hasta aquí es lo que puedo decirles sobre este despacho y quedo a su disposición.

P.- Buenas tardes. Soy Lucía Yeste, de Radio Nacional. Quería preguntarle, en primer lugar, no lo ha comentado, pero supongo que habrán ultimado los detalles de la visita que van a realizar el próximo día 17 a Cataluña. Y como presidente del Gobierno me gustaría que valorara las declaraciones que han hecho las autoridades autonómicas catalanas hostiles a la visita del Jefe del Estado a Cataluña.

Y ya que ha hablado de ejemplaridad, si me permite, me gustaría una opinión sobre la decisión de la jueza de elevar al Supremo el 'caso máster' de Pablo Casado, y si eso puede influir en el futuro del nuevo presidente del PP. Gracias.

Presidente.- Bueno, yo sobre este último asunto creo que lo que me corresponde como presidente del Gobierno es no calificar ninguno de los procesos judiciales que estén abiertos. Lo que tienen que hacer en este caso los actores políticos incumbidos es hacer una valoración, dar explicaciones a los ciudadanos y ahí me quedo. Nosotros lo que queremos es respetar todos esos procesos judiciales y garantizar que esos procesos judiciales se hacen con las máximas garantías y con las máxima normalidad posible.

Respecto a la primera de sus preguntas, lo que tengo que decirles es que, efectivamente, hemos hablado de la presencia de Su Majestad el Rey en los actos conmemorativos del primer aniversario de los atentados de Barcelona y de Cambrils. Lo que les puedo decir es que irá tanto el Rey como la Reina a ese aniversario. Y, desde el punto de vista más político, creo que lo importante es no olvidar el por qué nos congregamos todos en Barcelona y en Cambrils el 17 y el 18 de agosto. Contra el terrorismo y por la solidaridad con las víctimas y sus familiares, no hay fisura posible. Ahí vamos a estar todos, desde el primero al último de los españoles. Y creo que esto es lo importante. Estamos hablando de una expresión de solidaridad, de respeto, de reconocimiento a personas que perdieron la vida, a sus familiares y a unas ciudades que vieron atacadas su convivencia por parte de personas que no creen  precisamente en esa convivencia y en esos derechos y en esas libertades que defendemos todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas en todo el territorio español. Por tanto, ahí estará el Jefe del Estado, el Rey y la Reina y, por supuesto, también el Gobierno respetando y reconociendo y mostrando esa solidaridad del conjunto de la sociedad española con las víctimas, con sus familiares y con dos ciudades que se vieron atacadas y, en consecuencia, se vio atacada el conjunto de la sociedad española. Creo que esto es lo más importante.

P.- Presidente, buenas tardes, soy Almudena Martínez-Forner, del diario ABC. Yo quería preguntarle en concreto qué es lo que va a hacer el Gobierno para apoyar al Rey frente a la campaña de acoso que está sufriendo por parte de las autoridades separatistas en Cataluña.

Presidente.- Lo que estamos haciendo es, precisamente, dar normalidad a hechos tan importantes como el 17 y el 18 de agosto. El Jefe del Estado va en representación de todo el conjunto de la sociedad española para mostrar el respeto, el cariño, la empatía a los familiares de las víctimas, y a las víctimas de esos atentados. Y creo que en ese mensaje se convoca la absoluta mayoría de la sociedad catalana y la absoluta mayoría de la sociedad española.

P.- ¿Qué tal, presidente? Soy Nekane Domblás, del periódico de Última Hora, de aquí, de Mallorca. Se ha referido al Rey, y aprovecho para preguntarle por  el otro tema de gran interés para las Islas, que es la financiación. En estos momentos usted empezó la legislatura diciendo que no habría financiación en esta legislatura autonómica pero hemos oído versiones contradictorias de los presidentes con los que se ha ido reuniendo durante todos estos días. Me gustaría que me dijera ¿qué va a pasar con la financiación? ¿Habrá financiación, en esta legislatura, autonómica? ¿Habrá financiación en esta legislatura suya, digamos? ¿Qué va a pasar con la financiación? A ver si nos lo aclara.

Presidente.- Financiación autonómica va a ver, porque cuando estamos hablando de la financiación autonómica estamos hablando de la financiación del Estado del bienestar. Probablemente, lo que usted me pregunta es que si va a haber un nuevo sistema de financiación autonómica.

Mire, nosotros lo que hemos hecho en el Consejo de Política Fiscal y Financiera trasladar a las Comunidades Autónomas dos cosas. La primera es que hasta que no haya un nuevo sistema de financiación autonómica este Gobierno no se va a quedar parado, y que, por tanto, vamos a mejorar la financiación, las condiciones de financiación de todas y de cada una de las Comunidades Autónomas, y me permitirá que entre paréntesis diga que la senda de estabilidad económica que propuso el Gobierno de España en el Congreso de los Diputados mejoraba y mucho y daba oxígeno además a las Comunidades Autónomas en más de 2.400 millones de euros para financiar la sanidad, la educación, los servicios sociales, la dependencia, de cada uno de los territorios. Espero que en septiembre, cuando volvamos con este debate,  algunos de esos grupos parlamentarios, que representan o que gobiernan algunos territorios o en algunos ayuntamientos tengan en cuenta y antepongan el interés de los ciudadanos y ciudadanas de cada uno de sus territorios a lo que son los intereses partidarios.

Y, en segundo lugar, decir que en ese Consejo de Política Fiscal y Financiera, además de trasladar a las Comunidades Autónomas que no nos vamos a quedar parados y que, en  consecuencia, vamos a mejorar su financiación autonómica en términos de deuda, de recursos, como le he dicho antes, en la senda de la estabilidad, hemos planteado la constitución de un grupo de trabajo para hablar, evaluar y ver las posibilidades de llegar a un acuerdo de renovación total del sistema de financiación autonómico antes de las elecciones de mayo de 2019. Si pudiera ser, este Gobierno no va a decir que no. Pero también es cierto que hay que ser realistas.

Por tanto, yo prefiero centrar el debate sobre las mejoras que podemos hacer a partir de este sistema de financiación autonómica existente, pero si las Comunidades Autónomas están dispuesta a llegar a un acuerdo, pues el Gobierno no será quien diga que no a ese acuerdo.

P.- Margalida Solivellas, de TV3.- El president del Parlament de aquí salió con la impresión en una audiencia en la Almudaina de que el Rey quería negociar con partidos independentistas y que podía variar un poco su posición respecto a Cataluña. ¿Usted tiene esta misma impresión, opinión?

Presidente.- Yo creo, vamos a ver. Yo no soy portavoz de nadie. Creo que la Casa Real y el Jefe del Estado se expresan en sus intervenciones, y, por tanto, hay que interpretar sus intervenciones públicas. Creo que son bastante claras. Creo que tenemos un Jefe del Estado que entiende la España plural, que entiende la diversidad de nuestro país y que siempre ha tendido puentes para con Cataluña. Creo que esto es lo más importante, lo transcendental. Que tenemos un Jefe del Estado que reconoce y se reconoce en esa pluralidad y en esa diversidad. A partir de ahí, el Gobierno de España, que es a quien le corresponde en el ámbito ejecutivo, llevar y liderar las relaciones institucionales con el resto de Gobiernos, municipales y autonómicos, en lo que está es en dar respuesta a los problemas de los ciudadanos de Cataluña. Y por eso creo que es importante, aunque, digamos, que hayan pasado tantas cosas que haya pasado algo desapercibido en la opinión pública, creo que es importante que se haya puesto en marcha esa comisión bilateral después de siete años para hablar de lo que le importa a los catalanes, la sanidad, la educación, los servicios sociales, cómo se financian, qué va a pasar con los cercanías de Cataluña, qué va a pasar con las autovías, qué va a pasar con el eje del Corredor Mediterráneo.

En definitiva, creo que es importante volver a debatir sobre estos asuntos que son los que en realidad afectan al día a día de los catalanes y a los cuales tendríamos que prestar cien por cien de atención tanto el Gobierno de España como el Gobierno de Cataluña.

Gracias.

(Transcripción editada por la Secretaría de Estado de Comunicación)